El 1,2 % de los adultos posee el 47,8 % de la riqueza mundial y el 53,2 % tiene solo el 1,1 %

181

Michael Roberts

Cada año, traigo a la atención de mis lectores los resultados del último informe de riqueza de Credit Suisse. Está producido por los economistas Anthony Shorrocks (con quien me gradué en la universidad), James Davies y Rodrigo Lluberas. Es el estudio más completo sobre la riqueza personal global y la desigualdad entre adultos de todo el mundo.

La riqueza personal se define como la propiedad de bienes raíces y activos financieros (acciones, bonos y efectivo) menos la deuda de todos los adultos del mundo. Según el informe de 2022, a finales de 2021, la riqueza mundial alcanzó los 463,6 billones de dólares, lo que representa un aumento del 9,8 % en comparación con 2020, muy por encima del promedio anual del +6,6 % registrado desde comienzo del siglo. Dejando de lado los movimientos del tipo de cambio, la riqueza global agregada creció un 12,7 %, lo que la convierte en la tasa anual de crecimiento más rápida jamás registrada. La riqueza media por adulto aumentó a 87.489 dólares a finales de 2021. País por país, los Estados Unidos contribuyeron la mayor cantidad de riqueza de los hogares en 2021, seguidos de China, Canadá, India y Australia.

Este aumento de la riqueza (inmuebles y activos financieros) no se compartió por igual. Por el contrario, la participación en la riqueza del 1% superior mundial aumentó durante por segundo año consecutivo hasta alcanzar el 45,6 % en 2021, frente al 43,9 % en 2019. Esto está representado en el informe por una pirámide.

La pirámide de riqueza muestra que 62 millones de personas de un total de 4.400 millones de adultos en el mundo, o solo el 1,2 %, tenían el 47,8 % de la riqueza del mundo, mientras que 2.800 millones de adultos (o el 53,2 %) tenían solo el 1,1 %, un nivel asombroso de desigualdad. Mientras que el 1,2% superior tenía una riqueza, restando deudas, promedio de más de 1 millón de dólares cada uno, el 53% inferior estaba muy por debajo de los 10.000 dólares cada uno, al menos 100 veces menos.

Y dentro del grupo más rico, la desigualdad es igualmente dura, con otra pirámide. Hay 264.200 personas con un patrimonio neto extremo (UHNW) con un patrimonio neto superior a 50 millones de dólares a finales de 2021. Esto es 46.000 más que los 218.200 registrados a finales de 2020, que a su vez fueron 43.400 más que en 2019. Estos aumentos son más del doble de los que se registraron en cualquier otro año de este siglo. En conjunto, significa que el número de adultos con una riqueza superior a los 50 millones de dólares se amplió en más del 50 % en los dos años 2020 y 2021. Este reciente aumento de la desigualdad se debe al aumento del valor de los activos financieros durante y después de la pandemia de COVID-19, y son los ricos los que poseen la mayoría de los activos financieros.

El aumento general de la riqueza mundial refleja principalmente el aumento de la riqueza en China y en la expansión de la «clase media» en el llamado mundo en vías de desarrollo. Aun así, la riqueza promedio de este grupo es de 33.724 dólares, o solo alrededor del 40 % del nivel de riqueza promedio en todo el mundo. La mayoría de las personas ricas y muy ricas todavía viven en el llamado «Norte Global». Pero tenga en cuenta que el 7 % de las personas más pobres del mundo viven en América del Norte.

La desigualdad global aumenta o disminuye en respuesta a los cambios en la desigualdad de la riqueza dentro de los países: el llamado componente «dentro del país». Pero también se ve afectado por los cambios en los niveles medios de riqueza en los países en relación con el promedio global: el componente «entre países». Este siglo, el aumento de la riqueza de los hogares en los mercados emergentes, sobre todo en China y la India, ha reducido las diferencias de riqueza entre los países, por lo que el componente entre países ha disminuido con bastante rapidez. Este ha sido el factor dominante que rige la tendencia general de desigualdad a la baja.

En el siglo XXI, la riqueza media por persona ha aumentado de 613 $ en 2000 a 8.296 $ en 2021, un aumento anual del 8,1 %. Es el resultado del fuerte aumento de la riqueza media en China de 3.133 dólares por persona a 26.752 dólares en 2021 (12% al año), o del 7 % de la riqueza media de América del Norte en 2000 al 28 % en 2021. La mediana de la riqueza de China por persona en 2000 fue aproximadamente el doble del promedio mundial; ahora es más de tres veces superior.

La India también vio un aumento en la riqueza media por adulto de 1.005 dólares en 2000 a 3.295 dólares en 2021, un crecimiento del 7% anual, pero en 2000, la riqueza de la India por adulto era solo el 2% de la de América del Norte; ahora es solo el 3%; y los adultos de la India se mantienen muy por debajo del promedio mundial. De hecho, esa proporción cayó del 62 % en 2000 al 40 % ahora. La India está retrocediendo relativamente, mientras que China está avanzando relativamente.

Y aquí hay un punto clave que vale la pena considerar. Si es dueño de una propiedad para vivir y, después de restar cualquier deuda hipotecaria, todavía tiene más de 100.000 dólares en capital y cualquier tipo de ahorro, está entre el 10% más rico de todos los adultos del mundo. Puede que resulte difícil de creer, pero es cierto porque la mayoría de los adultos en el mundo no tienen ningún tipo riqueza en absoluto.

En cuanto a la desigualdad entre hombres y mujeres, el informe encuentra que de los 26 países que representan el 59 % de la población adulta mundial, 15 países (incluidos China, Alemania e India, por ejemplo) muestran una disminución de la riqueza de las mujeres en los últimos dos años.

En cuanto a los súper ricos en todo el mundo, había 62,5 millones de millonarios a finales de 2021, un aumento de 5,2 millones con respecto al año anterior. Los Estados Unidos añadieron 2,5 millones de nuevos millonarios, casi la mitad del total mundial. Este es el mayor aumento en el número de millonarios registrado para cualquier país en cualquier año de este siglo y refuerza el rápido aumento del número de millonarios en los Estados Unidos desde 2016. Estados Unidos ahora tiene el 39 % de todos los millonarios con una población de 350 millones, mientras que China tiene un 10 % con una población de 1.400 millones de habitantes.

En cuanto a la desigualdad de la riqueza dentro de los países, a finales de 2021, el coeficiente Gini (la medida habitual de la desigualdad) para la riqueza era de un enorme 85,0 en los Estados Unidos (recuerdese que 100 significaría que un adulto sería dueño de toda la riqueza). De hecho, en los Estados Unidos, todos los índices de desigualdad han tendido al alza desde principios de la década de 2000. Por ejemplo, la participación en la riqueza del 1 % superior de los adultos aumentó del 32,9 % en 2000 al 35,1 % en 2021 en los Estados Unidos.

¿Qué pasa con China? Bueno, el coeficiente de riqueza Gini aumentó de 59,5 en 2000 a su punto máximo de 71,7 en 2016. Luego descendió a 70,1 en 2021, cerca de donde estaba en 2010 y un 20 % más bajo que en los EEUU. La desigualdad de riqueza en la India fue mucho mayor en 2000 y ha aumentado desde entonces. El coeficiente Gini aumentó de 74,6 en 2000 a 82,3 a finales de 2021. La cuota de riqueza del 1 % superior subió del 33,2 % en 2000 al 40,6 % en 2021. Al igual que los EEUU, la India es para los muy ricos.

En algunas economías capitalistas avanzadas, la desigualdad de la riqueza disminuyó en la primera década del siglo XXI, pero luego aumentó tras la crisis financiera mundial y la caída de la pandemia. Para 2021, lel coeficiente Gini había aumentado ligeramente por encima de su nivel de 2000, situándose en 70,2 en Francia y 70,6 en Gran Bretaña, aproximadamente lo mismo que en China.

El informe proporciona una perspectiva general sobre la disparidad de riqueza entre países y regiones en su mapa de riqueza mundial. Eso muestra que las naciones con una alta riqueza por adulto (por encima de 100.000 USD) se concentran en América del Norte y Europa Occidental, y entre las partes más ricas de Asia Oriental, el Pacífico y Oriente Medio, con una serie de enclaves en el Caribe.

China y Rusia son miembros principales del grupo de países de «riqueza intermedia» con una riqueza media en el rango de 25.000 -100.000 USD. Este grupo también incluye miembros más recientes de la Unión Europea e importantes economías de mercados emergentes en América Latina y Oriente Medio.

Un nivel más abajo, el rango de «riqueza fronteriza» de 5.000 a 25.000 USD por adulto es un grupo heterogéneo que cubre países densamente poblados como la India, Indonesia y Filipinas, además de la mayor parte de América del Sur y las principales naciones subsaharianas como Sudáfrica. Los países asiáticos en rápido desarrollo como Camboya, Laos y Vietnam también entran en esta categoría.

Los países con una riqueza media inferior a 5.000 USD comprenden el grupo final, que está dominado por los países de África central.

El bloque imperialista es América del Norte, Europa y Japón con añadidos de Australia. El bloque imperialista, que domina el comercio, el PIB, las finanzas y la tecnología, también concentra casi toda la riqueza personal.

 

ADDENDUM: El 1 % de todos los adultos del mundo posee el 44,5 % de toda la riqueza personal, mientras que más del 52 % tiene solo el 1,2 %

Mi anterior nota sobre el informe Global Wealth producido cada año por Credit Suisse y una serie de economistas demuestra que en 2021, el 1,2 % de los adultos tenía el 47,8 % de la riqueza mundial, mientras que el 53,2 % tenía solo el 1,1 %.

Sin embargo, tras publicar esa nota, se distribuyó el informe de riqueza global de 2023, ahora con la firma de UBS, que se ha hecho cargo de Credit Suisse tras su quiebra (esa es otra historia). Ahora, los datos muestran que en 2022, la desigualdad de riqueza global se redujo, de manera que el 1 % de los adultos (59 m) poseen el 44,5 % de toda la riqueza personal, todavía ligeramente más que antes de la pandemia en 2019. En el otro extremo de la pirámide de la riqueza, el 52,5 % inferior de la población mundial (2.800 millones de personas) tenía una riqueza neta de solo el 1,2 %, ligeramente mejor que en 2021.

2022 registró la primera caída en la riqueza neta de los hogares globales desde la crisis financiera mundial de 2008. Una razón fue una apreciación del dólar estadounidense frente a otras monedas, lo que redujo la riqueza en dólares de los países que no están dólarizados. De hecho, si los tipos de cambio se mantienen constantes a los tipos de 2021, la riqueza total aumentó en un 3,4 % y la riqueza por adulto en un 2,2 % durante 2022.

La otra razón fue la relativa disminución de la riqueza financiera durante 2022, a medida que cayeron los precios de los mercados de acciones y bonos. Así que el número de millonarios en dólares estadounidenses en todo el mundo se redujo en 3,5 millones durante 2022 hasta un total de 59,4 millones a finales de año. El grupo de patrimonio neto extremo (UHNW) con una riqueza superior a 50 millones de dólares tenía 22.490 miembros menos que en 2021, y América del Norte representó el 81 % de esta disminución.

Pero las tendencias a largo plazo descritas en la publicación del informe de 2022 se mantienen. La gran mayoría de las personas ricas y muy ricas todavía viven en el llamado «Norte Global». Este siglo, el aumento de la riqueza de los hogares en los mercados emergentes, sobre todo en las grandes poblaciones de China y la India, ha reducido las diferencias de riqueza entre los países. Y este ha sido el factor dominante que ha gobernado la tendencia general de la desigualdad global ligeramente a la baja.

La riqueza media de China por persona en 2000 era aproximadamente el doble de la media mundial; ahora es más de tres veces. Además, ¡ahora es más alto que el promedio de toda Europa (es decir, Europa Occidental y Oriental)!

Y la cuestión sigue siendo: si es dueño de una propiedad para vivir y, después de restar cualquier deuda hipotecaria, todavía tiene más de 100.000 dólares en capital y ahorros, esta entre el 10% más rico de todos los adultos del mundo. Puede que resulte difícil de creer, pero es cierto porque la mayoría de los adultos del mundo no tienen ningun tipo de patrimonio.

Y aparte del fenomenal ascenso de China, la riqueza y el poder personales permanecen en el bloque imperialista de América del Norte, Europa y Japón con añadidos de Australia. El bloque imperialista, que domina el comercio, el PIB, las finanzas y la tecnología, también concentra casi toda la riqueza personal.

 

*Ccolaborador habitual de Sin Permiso, es un economista marxista británico que ha trabajado 30 años en la City londinense como analista económico y publica el blog The Next Recession.