La industria china de semiconductores se adapta a las sanciones de EEUU y se fortalece

164

El caso de Huawei

Desde que Estados Unidos inició su cruzada contra la industria china de semiconductores, no ha parado de aumentar las sanciones y los aranceles a las empresas chinas, incluso sancionando o forzando a empresas no chinas como la holandesa ASML a dejar de vender equipos litográficos a China.

Una de las empresas más afectadas ha sido Huawei. En 2020, se vio obligada a vender una de sus principales marcas de teléfonos inteligentes por falta de chips. Más de una docena de países desarrollados la excluyeron de los contratos de 5G, sus ingresos cayeron un 30% en 2021 y los beneficios netos se desplomaron un 70% en 2022. En mayo de este año, los reguladores estadounidenses revocaron un permiso que permitía que Intel y Qualcomm, dos grupos tecnológicos estadounidenses, vendan chips Huawei.

Sin embargo, según reportó The Economist, las sanciones occidentales crearon un efecto contrario al buscado. En este contexto tan adverso, Huawei comenzó a reemplazar la tecnología extranjera usada en sus productos por partes y programas de producción nacional. De esta forma incrementa su resiliencia a las sanciones occidentales, aumentando sus ventas y volviendo al mercado de los teléfonos celulares.

Unos 114.000 empleados de la empresa, más de la mitad del total, trabajan en investigación y desarrollo. La empresa ha reemplazado 13.000 piezas de fabricación extranjera por otras chinas. Si bien las sanciones estadounidenses impidieron que Huawei pueda invertir en otras áreas, al mismo tiempo estimularon un rápido desarrollo de la propia propiedad intelectual de Huawei y la han empujado a diversificarse en nuevas líneas de negocio.

Alrededor del 70% de los componentes (por valor) del Mate60 Pro+, un teléfono inteligente lanzado en septiembre, se fabrican en China. Ahora, Huawei pasó de tener el 9% de la cuota de mercado de los teléfonos inteligentes en los primeros tres meses de 2023 al 15,5% en el mismo periodo de 2024.

Huawei también fabrica relojes, televisores y sistemas de control de los autos eléctricos chinos. En el primer trimestre de este año, los beneficios netos aumentaron un 564% interanual llegando a los 19.700 millones de yuanes (US$ 2.700 millones ). Los ingresos de los dispositivos de consumo crecieron alrededor de un 17% en 2023, gracias principalmente a sus nuevos teléfonos inteligentes.

China logra dos importantes avances científicos

  • La exitosa misión regresa con muestras de la cara oculta de la Luna
    • El 1 de junio, la sonda Chang’e 6 aterrizó en la cara oculta de la Luna, convirtiéndose en el cuarto alunizaje con éxito de China. La misión robótica regresó a China el 25 de junio, transportando 2 kg de material lunar procedente de la cuenca del Polo Sur-Aitken, por primera vez en la historia. Las muestras de esa región, que datan de hace 4.260 millones de años, podrían aportar importantes datos sobre la historia temprana del sistema solar. La sonda también plantó en la Luna una bandera nacional china, fabricada con una piedra especial que podría durar hasta 10.000 años.
El módulo de aterrizaje Chang’e 6 en la cara oculta de la Luna, captada por el minirover de la misión [CNSA/CLEP].

  • El primer paciente del mundo curado de diabetes
    • Gracias a la terapia celular, un chino de 59 años se curó de diabetes de tipo 2 tras recibir un trasplante de células en 2021, seguido de una reducción gradual de las dosis de insulina. China se enfrenta a un grave problema de diabetes, que afecta a más de 140 millones de personas (el 17,7% del total mundial), de las cuales más de 40 millones reciben insulina de por vida. Este avance médico, publicado en Cell Discovery Journal, ha sido obra de un equipo de médicos e investigadores de Shanghái, entre ellos el Hospital Changzheng de Shanghái y el Centro de Excelencia en Ciencia Celular Molecular de la Academia China de Ciencias.

Brasil y China publicaron una hoja de ruta para la paz en Ucrania en un comunicado conjunto

A fines de mayo, Wang Yi, el máximo diplomático chino, se reunió con Celso Amorim, asesor especial del presidente de Brasil, en Beijing. Tras la reunión, China y Brasil emitieron un consenso de seis puntos para la solución política de la crisis de Ucrania. El comunicado pide a todas las partes relevantes que observen tres principios: ninguna expansión del campo de batalla, ninguna escalada de los combates y ninguna provocación, y afirma que “el diálogo y la negociación son la única forma viable de salir de la crisis”.

A mediados de junio, se celebró una conferencia de paz en Suiza, que no contó con la presencia de Rusia (ya que no fue invitada) ni con la presencia de China. Brasil asistió como observador, pero no firmó el documento final.
A pesar de los llamamientos a la paz y la conferencia que, como se esperaba, no dió muchos frutos, se espera que EE. UU. anuncie US$ 150 millones adicionales en ayuda militar para Ucrania.

La Unión Europea aumenta la presión sobre la industria de autos eléctricos china

La Comisión Europea anunció en junio que elevará los aranceles a la importación de vehículos eléctricos chinos hasta el 38,1%. El año pasado, la Unión Europea lanzó una investigación antidumping acusando a China de subvencionar su industria de autos eléctricos y fomentar una competencia desleal. Los fabricantes de vehículos eléctricos que cooperaron con la investigación, se enfrentarán a un impuesto promedio del 21%, mientras que aquellos que no lo hicieron se enfrentarán a uno del 38,1%. Las empresas no chinas que producen algunos vehículos eléctricos en el país, incluidos los que tienen su sede en la UE como BMW, también se verán afectadas. Alemania se ha opuesto a los aumentos arancelarios de la UE sobre los vehículos eléctricos chinos, ya que sus fabricantes de automóviles serían los más afectados. En mayo, Estados Unidos elevó las tarifas a los autos eléctricos chinos del 25 al 100%.

Según los analistas entrevistados por el Financial Times, incluso con los aranceles, los vehículos eléctricos chinos siguen siendo más competitivos que los europeos. BYD podría ver reducidos sus márgenes de beneficio (hasta el 8%), pero seguirá siendo más rentable que sus operaciones nacionales.

China, por su parte, abrió una investigación antidumping sobre la carne de cerdo importada y sus subproductos de la Unión Europea. En 2023, importó carne de cerdo por un valor de US$ 6.000 millones.

China y la Unión Europea están manteniendo conversaciones para aumentar las consultas sobre la investigación antisubvenciones de la UE e intentar frenar la escalada de las tensiones comerciales.

El comercio entre Australia y China alcanza nuevos récords tras la normalización de las relaciones

El primer ministro de China, Li Qiang, realizó una visita de cuatro días a Australia en junio, donde recorrió regiones mineras y vitícolas, y se reunió con su par australiano Anthony Albanese. En una conferencia de prensa, anunciaron que ahora los viajes recíprocos sin visado para chinos y australianos, entre otros anuncios.

El comercio bilateral alcanzó un total de US$ 145.000 millones en 2023, el nivel más alto de la historia, superando incluso al récord de 2019, el último año antes del estallido de la pandemia y la imposición de aranceles y sanciones. La recuperación ha sido impulsada en particular por el aumento de los precios del mineral de hierro, la exportación más importante de Australia, y un repunte de los viajes y el turismo.

Una investigación de Reuters denuncia una operación del Ejército de EE. UU. para desprestigiar las vacunas chinas ante el público filipino

En pleno apogeo de la pandemia de COVID-19, el Ejército estadounidense lanzó una campaña clandestina, enfocada principalmente en las redes sociales, para poner en duda la eficacia y generar miedo sobre las vacunas chinas. Esta campaña inició en 2020 y se extendió hasta mediados de 2021, llegando más allá del sudeste asiático y adaptándose a las audiencias locales de Asia Central y Oriente Medio.

En 2019, Trump autorizó a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a lanzar una campaña clandestina (continuada en el gobierno de Biden) en las redes sociales chinas con el objetivo de volver a la opinión pública en China en contra de su gobierno. Como parte de ese esfuerzo, un pequeño grupo de agentes utilizó identidades falsas en línea para difundir narrativas despectivas sobre el gobierno de Xi Jinping.

La investigación de Reuters se centra en los detalles de la campaña en Filipinas. En ese país, las noticias falsas sobre China encontraron caldo de cultivo en una población de por sí ya susceptible a las vacunas. De los 114 millones de filipinos solo 2,1 millones fueron vacunados completamente. Además, reforzaron el resentimiento de una parte de la población filipina hacia China por las disputas marítimas entre ambos países.

Hace solo unas semanas, la Guardia Costera de China interceptó buques filipinos que habían entrado ilegalmente en aguas cerca del Ren’ai Jiao de China (también conocido como el banco de arena Ayungin).

La industria nuclear china sigue avanzando y busca abrirse camino internacionalmente

En la última década, la capacidad de las plantas nucleares de China se ha más que duplicado, según datos de la Administración de Información Energética de los Estados Unidos y el Organismo Internacional de Energía Atómica.

Primer proyecto de suministro de vapor de energía nuclear de uso industrial de China, Heqi nº 1 en Lianyungang, provincia de Jiangsu [CNNC].
En abril de este año, China tenía 55 reactores con una capacidad instalada de 53 gigavatios, en comparación con menos de 20 GW en 2014. EE. UU. sigue siendo el líder mundial con 94 reactores y una capacidad instalada de 96 GW. Sin embargo, China está construyendo nuevos reactores a un ritmo más rápido que cualquier otro país. Tiene 26 reactores en construcción, con una capacidad instalada de unos 30 GW. Más allá de su objetivo original de aumentar la seguridad energética del país, la expansión de la energía nuclear tiene cada vez más importancia en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.El año pasado, la energía nuclear representó alrededor del 5% de la generación total de electricidad en China. Según la Asociación de Energía Nuclear de China, esta contribución debería aumentar a alrededor del 10% para 2035 y al 18% para 2060.

En junio, el primer proyecto de suministro de vapor de energía nuclear para uso industrial de China entró en funcionamiento. Llamado Heqi No.1, se encuentra ubicado en Lianyungang, provincia de Jiangsu, en el este de China. Su suministro anual de vapor limpio de carbono puede alcanzar hasta 4,8 millones de toneladas, lo que equivale a reducir la quema de carbón estándar en 400.000 toneladas al año.

El vapor producido por la energía nuclear se puede utilizar en la fabricación de productos químicos, lo que reduce en gran medida el uso de las emisiones estándar de carbón y carbono, al tiempo que ayuda a las empresas a reducir los costos y aumentar la eficiencia.

En 2023, los reactores de fabricación china entraron en funcionamiento en el Paradise Point de Karachi, Pakistán, representado las primeras exportaciones nucleares de China. Durante la próxima década, China tiene planes de construir y financiar reactores en Asia, Oriente Medio y África.