MST lanza 12 toneladas de semillas de árboles en peligro de extinción en Paraná

13

Kaique Santos-Brasil de Fato

El campamento Fernando de Lara, en Quedas do Iguaçu, fue una de las comunidades de Paraná que se benefició de la liberación aérea de semillas de palma juçara en el primer día de la Jornada por la Naturaleza, el lunes (3). Raquel Viana de Araújo vive en el campamento y se mostró emocionada de poder contribuir a la siembra desde el interior del helicóptero de la Policía Federal de Caminos.

“Fue un día extraordinario para mí en el sentido de sembrar la palmera en la reserva. Es una emoción estar allí, ser parte de este momento histórico con tantos desastres ambientales sucediendo, ser parte del proceso para contribuir al mejoramiento”. del medio ambiente”, celebra Raquel.

Vea cómo fue el lanzamiento aéreo de semillas en el reportaje en vídeo:

Sólo en las áreas de reserva legal del Asentamiento Celso Furdados y comunidades cercanas, como Raquel, fueron sembrados 4 mil kilos de semillas de juçara , considerada el açaí de la Mata Atlántica. La especie, en peligro de extinción, fue uno de los motivos del movimiento para crear el Viaje de la Naturaleza el año pasado , en Paraná.

“Yo, como me adjudicaron un lote donde todavía tenemos cierta cantidad legal, me sentí obligado a hacer algo a favor de esta especie. Entonces, desde el primer año comenzamos a cosechar el fruto de la palmera juçara. Para extraer el pulpa, ya comenzamos a difundir las semillas entre vecinos, amigos, quienes comenzaron a tomarlas y sembrarlas”, dice Josué Evaristo Gomes, del preasentamiento Dom Tomás Balduíno.

“Identificamos que al pasar por este proceso de pulpa, hay un proceso de ruptura de la latencia. Después de dos semanas, todas las semillas están germinando. Esto hace que sea más fácil para las personas tomarlas y sembrarlas porque se puede ver el resultado de inmediato”.

Entrada al preasentamiento Dom Tomás Balduíno / Foto: Kaique Santos

Plan Nacional MST

El viaje también se expandió a otras localidades de Brasil, pero el estado de Paraná celebró esta semana la segunda edición de Meio Ambiente con el lema “Sembrando vida para enfrentar la crisis ambiental” . Bruna Zimpel, de la dirección nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), destaca la importancia del evento.

“Entendemos que lo que está sucediendo en nuestro país, tanto en periodos de poca lluvia como de mucha lluvia, incluso con las inundaciones que se han producido, son resultado de la crisis ambiental provocada por el sistema capitalista , que explota y destruye la naturaleza. Y eso está generando esta crisis climática que estamos viviendo, entonces entendemos que este tipo de acciones deben darse, no sólo esta semana, sino durante todo el año”, señala Zimpel.

La iniciativa forma parte del Plan Nacional Plantar Árboles, Producir Alimentos Saludables . El proyecto fue lanzado por el MST en 2020 con el objetivo de plantar 100 millones de árboles hasta 2030. En esta edición de la jornada, se visitó el área de 67 hectáreas cubiertas por la siembra aérea de juçara realizada en 2023.

Las plántulas miden, en promedio, 14 centímetros de altura, según investigadores de la Universidad Federal de Fronteira Sul que analizaron los primeros resultados de la siembra. “Donde vimos que cayó la semilla, germinó, nació, es en una gran densidad”, dice Julián Pérez-Cassarino, profesor de la institución.

“Si conservamos el 10% de estos plantones que hoy están presentes en el bosque, tendríamos en promedio 5 toneladas de celulosa por hectárea. Eso a un precio de R$ 20, el precio en el que estamos trabajando, serían R$ 100 mil por hectárea, enriqueciendo el bosque, atrayendo fauna, permitiendo la regeneración de otras especies forestales y cosechando sólo el fruto”, dice sonriendo Pérez-Cassarino.

“La gente conocía la juçara por el palmito. Para extraer, cada palmito viene de un árbol. Cuando extraemos el fruto, no cortamos el árbol y de ese fruto, usamos la semilla y sembramos más” , compara el profesor.

Aún en una parte del área donde se sembraron semillas hace un año, la palmera juçara crece compartiendo espacio con los pinos , como lo muestra el agricultor del MST Itacir Gonçalves Helminski. Llama la atención sobre la preservación de la biodiversidad, que a menudo se ve afectada por la práctica del monocultivo.

La palma de juçara crece entre pinos

“Hay un contraste muy importante para nosotros. Saber que es una nueva era, una nueva etapa que tenemos, del monocultivo a la biodiversidad. En cada cinta roja como esta, solo en este 1m², tenemos tres, cuatro, cinco plantas o más de palma de juçara”, exalta el agricultor.

“Pronto, esta paja de pino se acabará y dejará espacio para esta rica planta, la palma de juçara, que sirve de alimento a más de 100 especies de aves y animales aquí en nuestra Mata Atlántica. Y también a nosotros los seres humanos. “

Pinhão y Juçara en Tierra Indígena

Al igual que en Quedas do Iguaçu (PR), el helicóptero del PRF fue utilizado para sembrar semillas de palma de piñón y juçara en Nova Laranjeiras (PR). Las semillas fueron sembradas en la Tierra Indígena Rio das Cobras.

En total, durante la Jornada da Natureza, PRF contribuyó al lanzamiento de 12 toneladas de semillas. Los costos de combustible para los vuelos fueron cubiertos gracias al patrocinio de Caixa Econômica Federal.

“Me siento muy honrado, orgulloso de estar aquí en una actividad diferente a la nuestra, el día a día. Esta aeronave fue adquirida con recursos que van destinados a eso, del Fondo de Derechos Difusos del Ministerio de Justicia. Y así podremos Aplicar en esta actividad nos deja satisfechos y felices”, dice el comandante del PRF, Juliano Kunen, quien tiene una familia de agricultores.

ndígenas aterrizan con comandante frente al helicóptero de la Policía Federal de Caminos / Foto: Kaique Santos
I

Interactuó con niños de Tierras Indígenas después de que otro agente de la corporación le explicara cómo funcionaba la aeronave. Aún en TI, dirigentes aprovecharon la presencia de ministros como Sônia Guajajara , que participaron de la siembra aérea y plantación de plántulas, para entregar una carta con demandas al gobierno federal.

“Tenemos varias dificultades al final. En educación, en salud, en agricultura, en varios sentidos. Entonces, se puso en papel para que el ministro lo tome y estudie para ver qué se puede hacer por Paraná. Entonces, así fue”. No lo hace sólo la Tierra Indígena Río das Cobras, sino con caciques de todo Paraná, con muchas demandas para ello”, dice el cacique Ângelo Rufino.

Últimos días del viaje

En Guarapuava (PR), más de 3 mil kilos de semillas de araucaria fueron arrojados  en el Asentamiento Nova Geração, el pasado miércoles (5), Día Mundial del Medio Ambiente. Una marcha de campesinos del MST precedió el inicio de la acción y también se realizaron actividades en la ciudad de Pinhão, Paraná. Este viernes (7) el Viaje concluyó en Antonina, en la Costa Norte. En total, la iniciativa preveía la plantación de 17 mil plantones de árboles durante los 4 días de programación.

Bandera del MST extendida durante marcha previa a la siembra en la ciudad de Guarapuava (PR) / Foto: Kaique Santos

Además del PRF, participaron representantes de distintos organismos como el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra), la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), la Empresa Nacional de Abastecimiento (Conab) y el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales. (Ibama) participó de las jornadas del Viaje por la Naturaleza en Paraná.

“Creo que el lema de este viaje tiene mucho que ver: sembrar vida para enfrentar la crisis ambiental. Estamos sembrando millones de semillas, decenas de toneladas y creo que este es el camino”, analiza Ralph Albuquerque, superintendente del Ibama en el estado .

“Los movimientos nos muestran, una vez más con sus banderas, un camino de posibilidades para estas crisis, que no es sólo una crisis climática, es una crisis de civilización, es una crisis más del capital”, concluye Albuquerque.