El ingreso de Argentina al BRICS

175

Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda

 

Desde el año 2006, Brasil, Rusia, India y China vienen trabajando en conjunto para fortalecer su posicióncomo economías emergentes y aumentar su protagonismo en el plano internacional. En el año 2010, se aprobó la incorporación de Sudáfrica al grupo, expandiendo el bloque y consolidando el paradigma de cooperación sur-sur. La novedad más reciente fue la incorporación de seis países a partir del primero de enero de 2024. Estos países son Argentina, Egipto, Irán, Emiratos ÁrabesUnidos, Arabia Saudita y Etiopía.

Con la incorporación de estos nuevos países, el bloque pasa a representar el 25,5% del PBI mundial. Encuanto a los datos demográficos, la población de los BRICS representa el 45% de la población mundial.Diario La Calle

Con la incorporación de los países (Argentina, Egipto,Irán, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Etiopía), la participación de los BRICS en el PBI mundial creció un 2,8%. En términos de superficie, el bloque ahora representa el 32,2% de la superficie continental mundial.

Hasta el año 2020, preponderaba la participación delG7 en el PBI mundial calculado en base a la paridad del poder adquisitivo (PPA) por sobre los BRICS. En el año 2020 se equiparan con los BRICS en torno al 31/32%.

En cuatro al comercio argentino en relación a losBRICS, el 30,1% proviene de lospaíses de este grupo mientras que de las importa ciones le compró el 44,3% a países miembros de los BRICS el año pasado. Del total del comercio para el 2022, casi el 37% fue con los BRICS.

Observando las exportaciones de Argentina hacia los países miembro del BRICS con una perspectiva de 10años para atrás, podemos notar la relevancia que tomó principalmente China, pasando de los 5,4 mil millones de dólares de participación a 8 mil millones desde 2012 hasta 2022.

A su vez, la suma de las exportaciones haciamiembros del BRICS aumentó desde los 24,7 milmillones en 2012 a 26,6 mil millones, lo que es igual a un aumento del 7,6%.

Al ver las importaciones de Argentina provenientes delos países miembro del BRICS, con una perspectiva de10 años para atrás, se nota la relevancia que tomó China, pasando de los 9,9 mil millones de dólares de participación a 17,5 mil millones desde 2012 hasta 2022.

La suma de las importaciones provenientes del BRICSaumentó desde los 28,5 mil millones en 2012 a 36,1mil millones, lo que es igual a un aumento del 26,9%.

Para finalizar, desde el 2012 hasta el 2022 aumentó elcomercio argentino con miembros del BRICS desde los53,2 mil millones de dólares a los 62, 7 mil millones, totalizando un aumento del 17,9% para dicho período.

Tras conocer los resultados de las PASO, el debate sobre la dolarización que propone el candidato más votado, Javier Milei, sucedió semanas después del pago de la Argentina al FMI con dinero del swap con China. Lo que esto implica es que el FMI deja de ser prestador de última instancia (luego de la integración de China al FMI en 2020), abonando al fenómeno de desdolarización de las economías del mundo.

La semana siguiente de las elecciones de primer término, el FMI llegó a un acuerdo con Argentina por la necesaria revisión de las metas macroeconómicas luego del impacto de la sequía más grande de la historia de nuestro país, al mismo tiempo que los BRICS anunciaban la inclusión de la Argentina y otros países.

Los BRICS recientemente cuentan con un Banco de Desarrollo que puede llegar a orientar créditos hacia el sistema productivo de los países y no hacia la especulación financiera. Concretamente se trata de un avance hacia la desdolarización del intercambio comercial entre los países miembro a partir de la utilización tanto para inversiones como para comercio entre sus socios. Además, este organismo puede contribuir a la cooperación financiera, comercial y tecnológica.

Ante la incorporación de la Argentina a los BRICS fue inmediata la negativa por parte de la oposición política al gobierno, con el argumento de que el país debe reafirmarse en su occidentalismo y su relación con Estados Unidos, algo que en principio aparece como una falsa dicotomía. Frente a esto, recordamos en primer lugar que las economías de Argentina y Estados Unidos son competitivas entre sí, es decir, la estructura de ambas economías y su lugar en el mundo hace que ambos países sean competidores naturales.

Esta situación no se da con tanta claridad en la relación Argentina-China, donde existen mayores posibilidades de complementariedad. Por otro lado, mientras que el swap de monedas con China no exige condiciones a la política económica local, se ofrece como prestamista de última instancia a una tasa más baja que la del FMI. Asimismo, desde el año 2000 que China ha otorgado créditos a países con dificultades financieras por un monto de 220.000 millones de dólares, incentivando incluso a la expansión de los fondos prestables por el FMI. Es decir, que Argentina puede sacar provecho de tener mayores relaciones con China, al menos reduciendo su dependencia del FMI y los Estados Unidos.

En el mismo sentido, hoy en día Brasil e India son dos socios comerciales de gran relevancia para el país, mientras que el resto de los países miembros del BRICS aparecen como una gran oportunidad para que los productos argentinos se expandan hacia nuevos mercados. Un dato no menor que interesa destacar es que a partir de la pertenencia a este bloque de países (donde encontramos a los principales deudores del FMI), en caso de coordinar sus posición contaría con poder de veto en el directorio del organismo, lo que hasta este momento era una potestad exclusivamente de Estados Unidos. En la siguiente infografía se analiza con mayor profundidad la importancia del BRICS en el mundo y la relación comercial de la Argentina con los países miembros.

 Importancia del BRICS

Los BRIC nacen como la cooperación y puesta en común de determinadas posiciones de las principales economías emergentes desde inicios del siglo XXI. La iniciativa del bloque fue impulsada por sus cuatro países fundadores: Brasil, Rusia, India y China.

Desde el año 2006, estos países vienen trabajando en conjunto para fortalecer su posición como economías emergentes y aumentar su protagonismo en el plano internacional. En el año 2010, se aprobó la incorporación de Sudáfrica al grupo, expandiendo el bloque y consolidando el paradigma de cooperación sur-sur.

En sí mismo, los miembros del BRICS comparten una serie de características que les otorga un papel protagónico en el escenario internacional actual, y con una importante proyección para los próximos años. Los miembros del bloque se caracterizan por ser países muy poblados, con economías ascendentes, una clase media en proceso de expansión, un crecimiento superior a la media global y potenciales herederos del poderío económico limitado a los miembros del llamado “G-7”, (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá).

La novedad más reciente fue la incorporación de 6 países a partir del primero de enero de 2024. Estos países son Argentina, Egipto, Irán, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Etiopía. Esta nueva expansión es una apuesta de los miembros fundadores del bloque, y lo potencia aún más aumentando su peso en el actual tablero mundial.

En cuanto a la participación de los BRICS en el Comercio Internacional para el año 2022, las exportaciones mundiales representaban el 16,1% mientras que de las importaciones
mundiales representaban el 14,9%, generando un saldo favorable por 1,2 p.p.

Si tomamos como base el año 1990, podemos comparar la participación en el PBI mundial tanto de los BRICS con la del G7 (‘Grupo de las Siete Potencias Industriales’ creado en 1975 como parte del fortalecimiento de Europa occidental). Podemos observar que hasta el año 2020, preponderaba la participación del G7 en el PBI mundial calculado en base a la paridad del poder adquisitivo (PPA) por sobre los BRICS.

En el año 2020 se equiparan con los BRICS en torno al 31/32% y mientras el G7 sigue una tendencia decreciente, los BRICS se encuentran en un sendero de crecimiento en el porcentaje del PIB en la economía mundial a paridad de poder adquisitivo.

Comercio argentino con los BRICS
En cuatro al comercio argentino en relación a los BRICS y al resto del mundo se observa una participación relevante de los primeros en el año 2022. De las exportaciones, el 30,1% proviene de los BRICS mientras que de las importaciones le compramos el 44,3% a países miembros de los BRICS. Del
total del comercio para el 2022, casi el 37% fue con los BRICS (se espera que con la incorporación de la Argentina a los BRICS, este porcentaje aumente a futuro).


En 2022 el 30,1% de las exportaciones argentinas fue a países del BRICS, un 44,3% de las importaciones provino de estos países, y totalizó un 36,9% del comercio exterior.

Observando las exportaciones de Argentina hacia los países miembro del BRICS con una perspectiva de 10 años para atrás, podemos notar la relevancia que tomó principalmente China, pasando de los 5,4 mil millones de dólares de participación a 8 mil millones desde 2012 hasta 2022. India también gana peso en las exportaciones argentinas pasando de 1,2 mil millones de dólares a 4,5 mil millones. Por su parte,
notamos que Brasil pierde participación desde los 16,5 mil millones hasta los 12,6 mil millones.

A su vez, la suma de las exportaciones hacia miembros del BRICS aumentó desde los 24,7 mil millones en 2012 a 26,6 mil millones, lo que es igual a un aumento del 7,6%.

Al ver las importaciones de Argentina provenientes de los países miembro del BRICS, también con una perspectiva de 10 años para atrás, nuevamente notamos la relevancia que tomó China, pasando de los 9,9 mil millones de dólares de participación a 17,5 mil millones desde 2012 hasta 2022.

Por su parte, mientras que India también gana peso en las importaciones argentinas pasando del 0,7 mil millones de dólares a 1,8 mil millones, notamos que Brasil pierde participación desde los 17,8 mil millones hasta los 16 mil millones. Finalmente, la suma de las importaciones provenientes del BRICS aumentó desde los 28,5 mil millones en 2012 a 36,1 mil millones, lo que es igual a un aumento del 26,9%.

En suma, desde el 2012 hasta el 2022 aumentó el comercio argentino con miembros del BRICS desde los 53,2 mil millones de dólares a los 62, 7 mil millones, totalizando un aumento del 17,9% para dicho período.

Al observar la composición de ese aumento, vemos que se explica principalmente por el aumento del comercio con China, India, y en menor medida Rusia y Egipto, que más que compensan la caída del comercio con Brasil