El comercio de mercancías registra un crecimiento del 1% en el primer trimestre

72

Eduardo Camín

Según las últimas estadísticas comerciales publicadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), el volumen del comercio mundial de mercancías se recuperó en el primer trimestre de 2024, después de mantenerse estable en 2023. El comercio de mercancías, medido como promedio de las exportaciones e importaciones, aumentó un 1,0% en el primer trimestre en comparación con el trimestre anterior y un 1,4% en comparación con el mismo período de 2023.

La mayoría de las regiones contribuyeron positivamente al repunte del volumen comercial, a pesar de que Europa siguió siendo una notable excepción, ya que sus exportaciones e importaciones siguieron disminuyendo. Se trata de las primeras estadísticas trimestrales sobre el volumen del comercio publicadas por la OMC desde que su pronóstico comercial más reciente se publicara el 10 de abril en el informe Perspectivas y estadísticas del comercio mundial de la organización.La OMC estima que para 2024 y 2025 se recuperará el comercio mundial de  mercancías

En ese informe los economistas de la OMC predijeron que el volumen del comercio mundial de mercancías crecería un 2,6 por ciento en 2024 y un 3,3 por ciento en 2025. No obstante, los expertos sostienen que el aumento del 1,0% en el primer trimestre es en general coherente con estas proyecciones. Si el ritmo actual de expansión continúa hasta finales de este año, el volumen de comercio para todo 2024 será un 2,7% superior al de 2023.

Mientras tanto, el valor en dólares estadounidenses del comercio mundial de mercancías disminuyó un 2% interanual en el primer trimestre de 2024. El hecho de que los valores del comercio estuvieran disminuyendo mientras que los volúmenes del comercio aumentaban, indica que los precios de exportación e importación estaban disminuyendo durante este período.

El comercio mundial se ha estancado

Actualmente se discuten variadas interpretaciones de la realidad, que como tales tienen diferentes consecuencias. Pero a pesar de que se nos quiera arrullar, o adormecernos con algún villancico del neoliberalismo, la actual ralentización del comercio mundial – que desde hace años venimos padeciendo– refuerza las perspectivas económicas negativas, ya que el comercio es un importante medio de absorción de impactos.

En sus previsiones de octubre de 2022, la Organización Mundial del Comercio (OMC) vaticinaba una contracción significativa, con un crecimiento de solo el 1% en 2023, frente al 3,5% estimado en 2022. En comparación, el comercio internacional creció una media de alrededor del 8% a principios de la década de 2000, hasta la crisis financiera mundial.

Prevén estancamiento del comercio mundial en primer semestre de 2023 -  NotiespartanoIncluso antes de la pandemia de Covid-19, había indicios de que las cadenas de suministro diferenciadas, que ahora representan aproximadamente la mitad del comercio total, ya no funcionaban de manera fluida. Las principales razones fueron una serie de crisis externas: con la crisis financiera mundial y la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, la convicción en EE UU y otros países era la de que estaba perdiendo fuerza la idea de que un sistema de comercio abierto beneficiaría a todos.

Como resultado, EEUU creó numerosas barreras arancelarias y comerciales en el contexto de la rivalidad geoeconómica emergente con China, algo que también tuvo un impacto negativo en otros socios comerciales como la Unión Europea. En 2020, la pandemia de Covid-19 causó nuevas perturbaciones en el comercio mundial. Aunque las cadenas de suministro se mantuvieron comparativamente sólidas, la pandemia aumentó la demanda de determinados bienes al tiempo que restringía su producción y transporte.

El mito del libre comercio

El núcleo central del problema es analizar el espejismo del capitalismo depredador subsumido en una profunda crisis, acrecentado además por los desequilibrios y el nefasto rol del líder de la principal potencia mundial, que en su guerra comercial ha llevado al planeta al escenario de un conflicto bélico en suelo europeo. Es muy claro que el comercio mundial está cada vez más determinado a los desvaríos más asombrosos determinados por los comportamientos monopólicos que dominan el mercado mundial.

Nos bastaría con decir que la mayor parte del comercio Internacional desde hace muchos años se realiza al interior de las corporaciones o empresas multinacionales, trasnacionales o globales. Por ello el libre comercio es en realidad un mito, una falacia, y lo que en realidad predomina desde hace decenios es la noción de un desigual comercio. O, dicho de otra manera, el libre comercio se consolida en el comercio desigual.La Organización Mundial del Comercio

Los estados nacionales más poderosos, que ahora están confrontados en sus batallas comerciales asumen la tarea de organizar y administrar el comercio mundial no en la perspectiva real de un libre mercado sino para asegurar la hegemonía de sus empresas sobre los mercados nacionales y locales de las naciones emergentes claramente menos poderosas.

En realidad, se trata de impedir que estas naciones dispongan mecanismos de defensa de sus mercados. El dominio de los mercados nacionales o locales también dependen en gran medida del control de los medios de información y comunicación que logran a través de la publicidad y el resto de los mecanismos más sofisticados de gran influencia cultural, que determinan conductas y comportamientos que se traducen en un consumismo solvente, cuyo núcleo central es el mercado.

La Organización Mundial del Comercio no es un instrumento de la libertad de éste, sino del ordenamiento del comercio mundial a favor de un núcleo central de países bajo la égida de un capitalismo puro y duro, en una guerra permanente por su prevalencia en tanto que sistema.

Incluso, podemos analizar la realidad política y económica de los países en vías de desarrollo, que se guían por los preceptos de la libre movilidad de capitales , la apertura comercial irrestricta, las privatizaciones de servicios públicos estratégicos y la desregulación a través de reformas de flexibilidad del mercado laboral. Todo ésto bajo un contexto de un mayor control del excedente por el capital financiero, a través de los fondos de inversión , los fondos provisionales y la propia inversión directa .Por todo ello es que tanto el neoliberalismo como el progresismo abrazaron los modelos de crecimiento económico, cuyo énfasis está en los equilibrios macroeconómicos.

5 diferencias entre una empresa internacional y multinacional | ESICEl imperialismo – es así como debemos llamarlo sin ninguna ambigüedad- sigue considerando a los países de Asia. África y América Latina como depósitos de materia prima, como esferas de inversión de capitales y mercados de venta, como fuentes de rentabilidad extremas, donde obtienen miles de millones de dólares todos los años. ¿Acaso no es en manos de las grandes empresas donde se encuentra la parte del león del petróleo, de minerales como el hierro, el cromo, el plomo, níquel, cobre, litio y de muchos otros minerales útiles que se extraen de países mal desarrollados.

Durante las últimas décadas se aceleró un proceso de grandes transformaciones mundiales que cambiaron radicalmente las bases sobre las cuales se asentaban las relaciones internacionales y que han tenido una profunda repercusión en la vida interna de todas las naciones.

Esta es simplemente la esencia de la metamorfosis histórica del capitalismo. Es, en definitiva, la caducidad de un sistema que se ha reestructurado a través de la estrategia neoliberal, expandiendo y profundizando sus relaciones en todo el planeta. Y por más que la vistan de seda, en OMC se queda.

 

*Periodista uruguayo residente en Ginebra,  ex miembro de la Asociación de Corresponsales de Prensa de Naciones Unidas en Ginebra) Analista Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)