La burguesía argentina, que creó su propia ruina, teme un final anunciado

167

Horacio Rovelli |

“El cambio” de Mauricio Macri fue un fracaso, el “volvemos para ser mejores” del Frente de Todos fue peor y el fenómeno Milei es por descarte. Las gestiones de los últimos dos gobiernos son el marco en el que “libertaria” La Libertad Avanza aparece como algo nuevo ante una gran parte de la población que percibe que 40 años de democracia fueron una ficción. Pero Milei no arrastra multitudes, se basa en gestos y en su lucha contra la “casta” política, en un discurso para el que los empleados públicos o los que tienen acceso a la salud o a la educación pública son privilegiados.

El capital financiero se relame con Milei.

Su “liberalismo salvaje” o anárquico se basa en desvalorizar “lo público” y con ello es funcional al poder real, que sabe que el único actor institucional que puede poner coto a la depredación económica y ambiental que promueven es un Estado que defienda la soberanía nacional y popular. Esa es también la razón por la que desprecian la solidaridad y el altruismo. Consagran al egoísmo como un valor positivo y al sometimiento de los más débiles y humildes como la consecuencia de un orden natural darwiniano ineludible.

Se muestran embrutecidos por medios que esconden que el principal problema argentino fue que la dictadura impuso un modelo económico extractivista, agropecuario-financiero-exportador, que salvo en el primer año de Alfonsín –con Grinspun como ministro de economía– y en la década ganada del kirchnerismo, que defendieron el mercado interno y el trabajo nacional, impuso como lógica económica y de acumulación la apropiación de la renta[1] minera, agraria y financiera, cada vez en menos manos.

Solo que ahora tallan en la Argentina los enormes fondos de cobertura y los grandes operadores en minería y energéticas, a los que se suman los grandes acopiadores y comercializadores de granos, en una batalla desigual donde siempre el pez más chico es el que termina siendo devorado por el mayor.

Y si bien es cierto que Atlas Network[2] apoyó en un principio al defensor del anarco-liberalismo, ahora Milei no los necesita. Lo mismo hizo generosamente el grupo Eurnekian (Milei fue empleado de ese grupo varios años), pero ahora apoya, como los grupos locales, a Bullrich, y no descarta a Massa como probable Presidente.

Lo mismo podemos decir del Grupo Clarín y La Nación, que apoyaron a Milei en un principio pero ahora lo atacan y cuestionan porque saben que va a jugar a favor del gran capital internacional que está en la Argentina, por ejemplo el mexicano Carlos Slim, que quiere participar en la licitación del 5G contra Telecom SA, donde participa el grupo Clarín.

Milei pasa a representar y defender la institucionalidad mundial del capital financiero, razón por la cual, independientemente de que en caso de ser Presidente se sostenga en el gobierno seis meses o un año, los que van a usufructuar su gestión –por más que después no lo dejen tomar el helicóptero y lo “cuelguen en la plaza pública”– van a ser los grandes capitales internacionales, que se reunieron con quienes supuestamente eran enviados de Milei y trabajan para el capital financiero, como Darío Epstein y Juan Ignacio Nápoli.

Epstein es un economista que se dedicó a las finanzas. En ese carácter fue nombrado en 1992 director de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y participó en las privatizaciones de YPF, Entel y Gas del Estado.Hoy es el hombre de BlackRock en el directorio de Pampa Energía SA, como director titular[3]. Epstein se dio el gusto de decirle a la Unión Industrial Argentina[4] que tienen solamente dos años para reconvertirse y que van a ejecutar una apertura comercial y financiera generalizada. Es más, les dijo que la única industria que si no se reconvierten puede sobrevivir es la de manufacturas de origen agropecuario.

Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores[5] y candidato a senador de la Libertad Avanza por la Provincia de Buenos Aires, es el otro nexo con el sector financiero y los fondos de inversión.

Epstein y Nápoli estuvieron el 8 de septiembre 2023 en Greenwich, un distrito de mansiones millonarias ubicado en Connecticut, cercano a Nueva York. El encuentro con inversionistas y banqueros fue en la casa de Gerardo Mato, ex ejecutivo de HSB, y allí se hicieron presentes los ceos de BlackRock, Vanguard Group, Fidelity, PIMCO, Franklin Templeton, Allianz SE, FMR, Capital Group, UBS, Credit Agricole Group, NN Group, Intesa Sanpaolo, Global Evolution, Ashmore Group, TCW Group, entre otros, tomando examen a los representantes del que apuestan que sea el nuevo gobierno argentino.

Por supuesto que Milei, que frecuentaba cuanto canal de televisión lo invitara (y fue asiduo concurrente a los mismos), hoy no los necesita, solo habla ante el Consejo de las Américas, o el Club del Petróleo, o con el rabino Axel Wahnish.

En el primero (Council of Americas) propuso una reforma estatal bajo el principio menemista de Roberto Dromi: nada que puede ser ejecutado por el sector privado permanecerá en el Estado. Lo acompañó con su delirio de “dolarización” de nuestra moneda, para lo cual requiere tomar nueva deuda por no menos de 40.000 millones de dólares y/o vender activos públicos con ese fin. Y allí está el verdadero y único objetivo: devaluar el peso para que sea igual al dólar contado con liquidación (CCL) o dólar cable (el medio que usan los usuarios para girar dólares al exterior) y que el Banco Central mediante operaciones de mercado abierto compre –con dólares de las reservas– títulos públicos nominados en moneda extranjera, revendiéndolos en pesos.

Tratando de aclarar la nueva etapa de privatizaciones, deuda y fuga, su jefe de asesores en economía, Carlos Rodríguez, afirmó que la dolarización “es sólo un instrumento para que una vez hecho el ajuste fiscal y regulatorio se pueda dar un upside (recalificación) en los activos de deuda argentinos que permitan la operación. Eso llevará tiempo”.

Eduardo Rodríguez Chirillo en el Club del Petróleo

En el Consejo de las Américas, Milei obviamente volvió a la carga con la reforma laboral que denominó “modernización” y que toma como ejemplo la creación de puestos de trabajo de la UOCRA de Gerardo Martínez, que crea un fondo fiduciario administrado por el gremio con los aportes de los trabajadores y las empresas que los contratan, en una especie de monotributo y de fondo de despido. Su funcionamiento en una actividad donde las obras se terminan en pocos meses, no es proyectable a tareas más estables.

En el Club del Petróleo volvió a la carga con la parafernalia del párrafo anterior y le cedió la palabra a quien dijo que es su hombre en Energía: Eduardo Rodríguez Chirillo. Abogado de la UCA, Rodríguez Chirillo trabajó en Energía siempre bajo las órdenes de Carlos Bastos, incluso cuando Bastos fue nombrado ministro de Infraestructura y Vivienda de Fernando De la Rúa y, antes, cuando participaron en las privatizaciones de SEGBA y Gas del Estado. Actualmente Rodríguez Chirillo es asesor de la Secretaría de Energía, a cargo de Flavia Royon, contratado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En su largo discurso, el actual asesor público sostuvo que:

  1. “Habrá un período de transición porque es imposible liberar los precios de un día para otro, necesitamos amortiguar el impacto en el consumidor final”.
  2. El Plan Gas se va a respetar hasta que finalice. Recordemos que en noviembre 2022 se adjudicó una nueva etapa del Plan Gas, rondas 4 y 5, para garantizar el abastecimiento para los próximos cuatro años. Pampa Energía SA se quedó con el 44% de la capacidad de transporte del futuro gasoducto Néstor Kirchner, luego se ubicó Tecpetrol del Grupo Techint y el tercer puesto fue para PAE, fundada por la familia Bulgheroni, cuyo principal socio es la petrolera inglesa British Petroleum, que explota nuestro petróleo y gas en las Islas Malvinas y en el Mar Argentino con autorización británica.
  3. Sobre petróleo y combustibles líquidos dijo: “Vamos a alinear en forma rápida y progresiva el precio local de los combustibles en surtidor hacia un equilibrio de paridad de exportación que permita dar señales de precio”. Para ello “vamos a establecer un régimen transitorio a fin de alinear el barril criollo con los precios internacionales” (cuando los costos internos, que incluso se negó a cuantificar el ministro de Energía de Macri, Juan José Aranguren, son muy inferiores, garantizando un margen de ganancia superior al existente).
  4. “Es importante en el corto plazo abstenerse de utilizar a YPF como herramienta de intervención en la política de formación de precios”. “Hay que reorganizar YPF antes de diseñar su forma de privatización”. “Es indistinto que YPF esté en manos privadas o públicas”.
  5. También dijo que se tomaran idénticas medidas con EnarsaEn síntesisAsí como el mago no puede parar de sacar conejos de la galera y es víctima de su arte de magia, el empresariado local ha abonado una teoría privatista durante años, ha intoxicado a la sociedad con que todo lo estatal es malo, ha rapiñado todo lo que puede y ha fugado capitales sistemáticamente, pero no tiene fuerza ni red de contención para enfrentar a los grandes capitales internacionales.Muchos de esos empresarios han perdido parte de sus paquetes accionarios mediante las operaciones de CCL (Contado con Liquidación) que usaron en sus acciones (caso ARCOR, Techint, Aluar, Molinos Río de la Plata, Banco Galicia, Banco Macro, etc.) para ser vendidas al exterior por menos de la mitad de su valor en dólares. Y las mismas fueron compradas por los fondos de cobertura que apoyan a Milei.Laurence D. Fink - Wikipedia, la enciclopedia libreEl mismo Larry Fink se jacta de tener participación en todas esas empresas y, sin moverse de sus oficinas en Nueva York, esperó pacientemente que los sectores financieros malvendan las mismas en el Mercado de Valores de esa Ciudad. Hoy propicia una devaluación para quedarse por la mitad con lo que vale el doble.

    Y la burguesía local ve y teme un final anunciado. Ha creado su propia ruina y, desgraciadamente, también la de nuestro país y nuestro pueblo.

     Notas

    [1] En economía se entiende por renta a la apropiación de una ganancia extraordinaria, que estará determinada por la diferencia entre el precio de producción en la Argentina y el precio de producción general de la rama (costos más beneficio) en el mundo.

    [2] Fundada en 1981 en Estados Unidos, comunica en su portal que posee 447 socios a nivel internacional, en 95 países. Dentro de Latinoamérica dicen contar con 99 socios (12 en la Argentina). El financiamiento de “Atlas” proviene de grandes empresas interesadas en maximizar sus ganancias mediante la reducción impositiva. Entre sus más importantes aportantes figuran los multimillonarios ultraconservadores Charles y David Koch, y Sheldon Adelson (el máximo financista de la campaña electoral de Donald Trump en 2016).

    [3] Tras las PASO de agosto 2023 se hizo una reunión por zoom entre Javier Milei y su equipo de economistas, constituido por Darío Epstein, Roque Fernández y Carlos Rodríguez, con el FMI. El que llevó la propuesta de reducir el gasto de la Administración Nacional en 5 puntos del PIB (actualmente el gasto supera levemente el 20% del PIB) y levantar el cepo cambiario (esto es devaluar nuestra moneda) fue Epstein.

    [4] La UIA comparte socios con la Fundación Mediterránea: Luis Pagani (Arcor), Sebastián Bagó (Laboratorio Bagó), Carlos Miguens (Grupo Miguens), Federico Braun (La Anónima) y Alberto Urquía (Aceitera General Deheza).

    [5] El Banco de Valores recibe en depósitos los títulos y acciones que se compran y venden en las Bolsas de Comercio de todo el país (BYMA: Bolsas y Mercados Argentinos), hoy rebautizados como ALyC (Agentes de liquidación y Compensación) o brókers. Los principales son Allaria, de Ernesto Allaria, vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires; el banco ICBC (de la República Popular China) y Balanz Capital.

    [6] Energía Argentina SA es una empresa estatal de propiedad mixta del sector petrolero y energético, creada el 29 de diciembre de 2004 y dedicada a la comercialización de energía eléctrica proveniente de proyectos binacionales e interconexiones internacionales. La empresa también es responsable de operar la central térmica Río Turbio, las centrales hidroeléctricas Condor Cliff (Presidente Néstor Kirchner) y La Barrancosa (Gobernador Jorge Cepernic). La firma también opera en el sector gasista, incluyendo el Gasoducto Regional Centro II-Esperanza/Rafaela/Sunchales, el Gasoducto Sistema Cordillerano/Patagón, el Gasoducto Cordillerano y el Gasoducto Costanera.

    * Licenciado en Economía, profesor de Política Económica y de Instituciones Monetarias e Integración Financiera Regional en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA). Fue Director Nacional de Programación Macroeconómica. Analista senior asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE).