Hidrovía: Paraguay no entregará energía a Argentina; piden la intervención de EEUU

159

Celso Guanipa Castro

El Gobierno de Paraguay decidió tomar el 100 por ciento de la energía de la central hidroeléctrica binacional Yacyretá, lo cual implica un recorte de la porción que habitualmente se le transfería a Argentina, alegando una supuesta deuda de 150 millones de dólares, mientras la cámara de empresas estadounidenses en Paraguay solicitó la intervención del gobierno de Joe Biden en el conflicto. 

Argentina y Paraguay parecían haber superado la tensión entre ambos países, tras una polémica que escaló en la región, en relación con el uso de la ruta de navegación Paraguay-Paraná, la llamada “hidrovía” que da acceso al Río de la Plata y al Océano Atlántico, y por donde salen los granos y otras exportaciones de varios de los países sudamericanos.

La polémica comenzó porque Argentina decidió cobrar peaje a los países que usan esta vía marítima.La secretaria argentina de Energía -Flavia Royón- viajó con una comitiva técnica a Paraguay para frenar la escalada del conflicto fronterizo luego que la Justicia argentina ordenara la interdicción de la barcaza paraguaya MGT 05 que se negó a pagar el peaje de la Hidrovía Paraná en el tramo Confluencia-Santa Fe, a la espera de que la empresa a cargo de su trayecto abone el peaje adeudado.

Luego de una semana en la que funcionarios del gobierno argentino impulsaron diversas reuniones con sus pares paraguayos para comenzar a negociar una resolución y desescalar la tensión bilateral sumó este fin de semana dos nuevos capítulos.

La Cámara de Comercio Estadounidense-Paraguaya también entró en la disputa paraguayo-argentina y pidió que el gobierno de Washington intervenga en la disputa alrededor del uso y las reglas de la Hidrovía Paraguay-Paraná y hasta propuso que analice “tomar las medidas necesarias para defender” sus intereses.

Pidió a la administración del presidente Joseph Biden que se involucre en la intermediación de una respuesta a la decisión de Argentina de cobrar peaje a las barcazas que navegan por la Hidrovía del Paraná, alegando que la medida ha afectado a empresas estadounidenses en Paraguay, ya que sus embarcaciones han debido pagar peaje o fueron incautadas por incumplimiento, lo que también ha mellado los lazos bilaterales entre los dos países sudamericanos.

La Cámara de Comercio Estadounidense en Paraguay solicita la intervención de EE.UU. en la disputa sobre el peaje en la hidrovía - Globalports“Lamentamos enfáticamente la decisión del Gobierno argentino y abogamos por el uso de mecanismos diplomáticos y legales para resolver esta disputa de manera fraterna y honesta. Al mismo tiempo, apoyamos las acciones emprendidas por el Gobierno de Paraguay”, señaló la Cámara en un comunicado.

El punto central del texto, sin duda, es el pedido de intervención al gobierno de Joe Biden con la excusa que la medida argentina de cobrar peaje en la Hidrovía afecta a empresas estadounidense. Fuerte en su vocabulario, la Cámara sostiene que existe un “daño al comercio en la región del Mercosur” y denuncia “las miserabilidades de estas barreras paraarancelarias, el egoismo y soberbia” que juegan en la disputa.

“Hacemos un llamamiento al Departamento de Estado y al Departamento de Comercio de los Estados Unidos a que cuantifique cómo afecta esta imposición (el peaje) a los productos que EEUU vende a Paraguay y viceversa, y los que exportan empresas norteamericanas establecidas en dicho país, y si corresponde que tome las medidas necesarias para defender esos intereses y ayudar a encontrar una solución”.

“Argentina construyó Yacyretá, Paraguay le debe muchos miles de millones de dólares por Yacyretá a la Argentina”, respondió el ministro de Economía, Sergio Massa, en un acto realizado en la Ciudad de Posadas, Misiones.

A Paraguay le corresponde el 50 por ciento de la energía que genera Yacyretá-Apipé, pero habitualmente consume entre 10 y 15 por ciento y le cede el resto a la Argentina. Pero ahora dejará de hacerlo, lo que no significa un problema en términos de abastecimiento. Ahora, una parte del adicional que absorba lo destinará al mercado interno y el resto se lo va a vender a Brasil.

La medida se hizo efectiva este lunes, confirmó el vicepresidente paraguayo –temporalmente a cargo de la presidencia- Pedro Alliana. Cuando al presidente Santiago Peña le preguntaron si la decisión de dejar de venderle energía a Argentina era en represalia por el cobro de peaje por parte de Argentina en la hidrovía Paraná Paraguay, dijo que “son dos temas diferentes”.

“ Efectivamente, nosotros estamos dejando de venderle nuestra energía a la Argentina, pero esto no tiene que ver con el cobro del peaje. Esto tiene que ver con las deudas que están atrasadas. La Argentina adeuda al Paraguay cerca de 150 millones de dólares”, respondió.

La atención se centra ahora en si el presidente paraguayo, Santiago Peña, tomará medidas adicionales que aumenten la tensión regional durante su participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, donde también se espera que se cruce con su colega argentino, Alberto Fernández.

*Periodista y politólogo paraguayo, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)