Apuestas deportivas: así matan al fútbol

104

Juan Guahán

La información quizá sorprendió a algunos: “La FIFA suspendió por un año a un jugador de la selección argentina Sub 23 por estar involucrado en apuestas deportivas (…) En la causa, investigada por la Confederación Brasileña de Fútbol, se acusó al lateral de Tigre y otros diez jugadores por realizar apuestas deportivas”.

Está universalmente aceptado que el Fútbol es el deporte de mayor convocatoria mundial. La incorporación, en los últimos años, de las mujeres a la práctica profesional le ha permitido ampliar y profundizar esa característica. Sin embargo, en tiempos prácticamente recientes, se está desplegando un fenómeno que, si no se le ponen límites, acabará destruyendo lo que le queda de deporte a lo que todavía es un convocante entretenimiento.La FIFA suspendió por un año a un jugador de la selección sub 23 por su  participación en apuestas deportivas - LA NACION

No es la hora de cuestionar controvertidos aspectos reglamentarios, ni tampoco agotarse en la desvergüenza de muchos jueces a cargo del VAR que con intervenciones –reiteradamente- más que discutibles disminuyen la emotividad del juego. No se trata de esas cuestiones, aunque pueden llegar a rozarla, porque las pasiones en juego absorben muchos de esos errores como la vida cotidiana disuelve a la mayoría de las broncas y macanas de la vida personal de cada humano.

Tampoco se suma esta voz a la idea que “en el fútbol todo es negocio”. Si bien es cierto que resulta difícil de asimilar que por la transferencia de un jugador se hable de centenares de millones de dólares.

Sí es cierto que hay cuestiones que van camino a un envenenamiento del fútbol que –con el paso del tiempo- pueden llegar a producir algo semejante a lo que ocurre políticamente con el ¡Que se vayan todos! y este espectáculo comience a vaciarse o transformarse en otra cosa. Es probable que el mismo fenómeno que alimenta al candidato ultraderechista Javier Milei, saque de la galera y coloque sobre el escenario lo nuevo, que ya se está instalando y amenaza al futuro: las apuestas deportivas.

Apuestas deportivas en el fútbol argentino: quiénes ganan y cuánto se paga  por el negocio del juego online - Mundo AmateurEs sabido que la competencia deportiva, desde tiempos desconocidos, abre el paso a diversas formas de apuestas. Desde el partido de bochas por la cerveza hasta la realidad actual, es largo el camino recorrido. La masificación y profesionalización del fútbol se fue instalando en ese espacio. Hoy es una práctica corriente, mueve cifras astronómicas y la modalidad que va adoptando recorre un camino de peligroso destino final.

Las apuestas deportivas, que tienen al fútbol como protagonista, están creciendo exponencialmente. Es de temer el modo que se crean las condiciones para que su influencia crezca dentro del campo de juego. Hay un dato, de este 2023,  que se hace visible cada vez que -River Plate o Boca Juniors salen a la cancha y no es una cuestión menor. Ambas instituciones, las más grandes y poderosas del fútbol argentino, tienen impresas en sus respectivas camisetas el nombre de una empresa trasnacional dedicada a las apuestas deportivas.

Es más, la Asociación del Fútbol Argentino y la empresa Bplay, casa de apuestas deportivas on line, celebraron un acuerdo de patrocinio para la Liga de Fútbol Profesional de AFA, como sponsor oficial.

Tales apuestas van dejando de ser una cuestión marginal y comienzan a ocupar el centro del escenario. El contenido de las apuestas es infinito ¿cuántos tiros de esquina habrá?, a ¿los cuántos minutos se producirá la primera amonestación?, ¿cuántos jugadores verán la tarjeta roja?.

Obviamente, también son materia de apuestas las cuestiones vinculadas al resultado. Muchas de estas modalidades permiten involucrar a jugadores en cuestiones que dependen de su actitud individual y ya sabemos qué puede pasar, cuando eso ocurre.

En el caso que nos ocupa un jugador argentino, integrante del seleccionado Sub 23, asumió el compromiso de hacerse amonestar en el primer tiempo de un partido de la Liga brasileña. Todo eso está probado por capturas de pantalla de su teléfono celular. La oferta se hizo, el joven cumplió y recibió el dinero (en cantidades menores a las acordadas)Foto: Juan Mabromata / AFP

Sancionar a los jugadores, no resuelve el problema. Peor aún siembra dudas sobre cualquier actitud de los mismos. Sin embargo, los dueños del negocio sonríen desde las camisetas de los clubes más importantes y los auspicios propagandísticos en cada partido.

Muchos programas periodísticos tienen en esa publicidad su principal fuente de financiamiento.  Estamos transitando un mal camino …

*Analista político y dirigente social argentino, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)