México nacionaliza el litio para que no lo exploten Rusia, China ni EEUU

▲ Rogelio Ramírez de la O, Alfonso Durazo, Rocío Nahle, Raquel Buenrostro y Cresencio Sandoval acompañaron al Presidente a presentar decreto sobre el litio.
223

Gerardo Villagrán del Corral

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el decreto mediante el cual se declara zona de reserva minera de litio 234 mil 855 hectáreas tras su decisión de nacionalizarlo para que en lo exploten naciones extranjeras como Estados Unidos, China o Rusia.

La zona de reserva abarca los municipios de Arivechi, Divisadero, Granados, Huásabas, Nacori Chico y Sahuaripa. La secretaria de Economía, Raquel Buenrostro, subrayó que esta tierra cuenta con el mayor potencial para la explotación del litio en todo el estado. Al continuar su gira de trabajo, centrada en el sector energético,

El presidente López Obrador evocó a Lázaro Cárdenas para recalar en su decisión: guardadas las proporciones y en otro tiempo, es nacionalizar el litio para que no lo puedan explotar extranjeros. “Ni de Rusia, ni de China, ni de Estados Unidos. El petróleo y el litio son de la nación, de ustedes, de todos los que viven en esta región de todos los mexicanos”, recalcó.

Si la nacionalización petrolera fue un parteaguas, la nacionalización del litio será recordada como el giro de tuerca que dio paso a la nueva política industrial.

Recordó que el Congreso ya aprobó una reforma legal contra la cual, dijo, los conservadores han comenzado a interponer recursos legales, “porque quisieran que México fuera colonia. Nada más que no van a poder con sus amparos ni con sus controversias en el Poder Judicial. Ya se tomó la decisión, la ley está aprobada en el Poder Legislativo y el litio es de la nación”, remarcó.

Desde abril de 2022, el Gobierno mexicano oficializó la utilidad pública del litio tras una serie de reformas aprobadas por las cámaras del Congreso y mediante las que se establece que no se otorgarán concesiones, licencias, contratos, permisos o autorizaciones en la materia. Además, se constituyó en agosto último la empresa estatal, Litio para México (LitioMx), operada por la Secretaría de Energía.

Sonora cuenta con reservas probadas y probables de 243,8 millones de toneladas y se estima una capacidad de producción de hasta 17.500 toneladas anuales de litio.

El mandatario advirtió que de inmediato llega el desafío tecnológico, porque a diferencia de los yacimientos de litio en Bolivia, Chile o Argentina, donde este mineral se encuentra en las rocas, en el caso de Sonora está mezclado en la arcilla, por lo que los técnicos mexicanos ya trabajan en determinar la técnica para lograr la separación de ambos elementos.

López Obrador enfatizó la relevancia del litio para la inminente transición energética en la tecnología automotriz. Recordó que Estados Unidos, Canadá y México tienen el compromiso de alentar esta conversión hacia el uso de energías limpias. “Bajo esta lógica, no podríamos avanzar en este objetivo si no se cuenta con el litio, si no se cuentan con las baterías, y la material prima para hacerlas es el litio”, indicó.

López Obrador explicó que esta determinación forma parte de los compromisos de México para transitar hacia energías limpias que incluyen, además, la planta de energía solar de Puerto Peñasco, cuya primera etapa fue inaugurada este viernes y que al término de su construcción (serán tres etapas) tendrá capacidad para abastecer a 300 mil hogares en Sonora y Baja California.

El mandatario señaló, asimismo, un aprovechamiento conjunto de Estados Unidos y México: el acuerdo del presidente Joe Biden que ordena establecer en Arizona la producción de chips para terminar con la dependencia de la importación de estos instrumentos desde Asia que, a raíz de la pandemia se convirtió en un problema que detenía la producción, no sólo de automotoress, sino hasta de aparatos electrodomésticos.

La de Biden es una decisión que impactará a México, porque su vecindad con Sonora complementa el desarrollo industrial en esta entidad, señaló. El presidente estadounidense emitió un acuerdo que establece que para 2030 al menos 50 por ciento de los carros que se vendan en Estados Unidos deberán ser eléctricos, lo que potenciará la explotación del litio.

Además, los automóviles eléctricos también involucran el uso de cobre y gráfito en su elaboración. Precisamente, el estado de Sonora es, además, el principal productor de grafito en el país y el segundo productor de cobre en el mundo y el primero en México.

El diputado del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Raymundo Atanacio, señaló que en la actualidad, la participación de firmas extranjeras en explotación minera en México es superior a dos terceras partes del total, siendo las empresas de Canadá las que lideran con el 74 % del total, seguidas de las de Estados Unidos (15 %), China (3 %), Australia (2 %) y Japón (2 %). Sin embargo, aseguró que “el litio es de las y los mexicanos, y lo vamos a defender”.

“Bienvenida la inversión extranjera, pero para que desarrollen tecnologías, para que inviertan, que no nos paguen con migajas, porque con estas inversiones de propiedades tan importantes, como es el litio, podemos pagar la deuda externa y que no se lleven el litio como si fuera arena de río”, concluyó. 

*Antropólogo y economista mexicano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)