Chevron registra un beneficio récord gracias al caos energético global

236

Chevron anunció que obtuvo unos beneficios récord de 35.500 millones de dólares en 2022, una suma que, según los activistas, pone de manifiesto hasta qué punto la empresa se benefició del caos del mercado energético mundial espoleado por la guerra de Rusia contra Ucrania. “Lo que las grandes petroleras han hecho en el último año es la definición de especulación bélica”, afirmó Jamie Henn, portavoz de la campaña Stop The Oil Profiteering (STOP).

“Después de trabajar con Rusia durante décadas, empresas como Chevron han utilizado la guerra en Ucrania como tapadera para subir los precios y chupar miles de millones directamente del bolsillo de las familias estadounidenses.” “Big Oil está rodando en efectivo mientras las familias están luchando para calentar sus hogares o llenar sus tanques de gas”, agregó Henn. “El Congreso podría proporcionar a la gente un alivio inmediato devolviendo parte del dinero que Big Oil + [las grandes petroleras ha sacado de nuestros bolsillos durante el último año. Si Chevron tiene 75.000 millones de dólares para prodigar a sus acaudalados accionistas y a su director general, entonces sin duda puede permitirse un impuesto sobre los beneficios extraordinarios para proporcionar un alivio muy necesario a los trabajadores estadounidenses”.Chevron registra un beneficio récord gracias al caos energético global

Henn se refería al programa masivo de recompra de acciones que Chevron anunció a principios de esta semana, dejando claro el plan de la compañía para recompensar a los accionistas con su ganancia inesperada de 2022, que el CEO de Chevron, Mike Wirth, ha defendido como un “modesto retorno”. Chevron, que reportó 6.400 millones de dólares en beneficios para el cuarto trimestre de 2022, también elevó su dividendo trimestral en torno al 6%. “Que Chevron se sienta libre para gastar 75.000 millones de dólares de sus beneficios inesperados en recompra de acciones señala su creencia de que es inmune a la rendición de cuentas”, dijo Robert Weissman, presidente del grupo de defensa del consumidor Public Citizen, en un comunicado el viernes. “Ha estafado a los consumidores a la vista de todos y va a salirse con la suya”.

“Una vez que los precios del petróleo se dispararon después de la invasión rusa de Ucrania, un gobierno no comprometido y capturado por las grandes petroleras habría hecho lo más sensato, gravar los beneficios inesperados de las grandes petroleras y devolver lo recaudado a los consumidores”, dijo Weissman. “El fracaso a la hora de imponer un impuesto sobre los beneficios inesperados refleja el poder político de las grandes petroleras, no una disputa política de principios”.

La representante Pramila Jayapal (D-Wash.), presidenta del Caucus Progresista del Congreso, calificó el programa de recompra de Chevron de “avaricia corporativa en su peor momento”. “Chevron se ha pasado el último año haciendo caja a costa de los consumidores”, escribió Jayapal en Twitter. “Y ahora anuncian 75.000 millones de dólares en recompra de acciones mientras las familias pobres y trabajadoras siguen luchando”.

Los legisladores demócratas de la Cámara de Representantes y el Senado presentaron el año pasado una ley sobre el impuesto a los beneficios extraordinarios y el presidente Joe Biden manifestó tardíamente su apoyo a la idea, pero la propuesta nunca se aprobó en ninguna de las dos cámaras, que en aquel momento estaban controladas por los demócratas por un estrecho margen.

Chevron logra un beneficio récord de 32.570 millones | EnergíaEn la actualidad, las perspectivas de que el Congreso apruebe un impuesto sobre los beneficios extraordinarios son nulas, ya que la Cámara está controlada por los republicanos, que no han perdido el tiempo y han colocado a aliados de la industria del petróleo y el gas en comités clave.

El grupo de vigilancia progresista Accountable.US señaló el viernes que la jefa de gabinete del representante Bruce Westerman (republicano de Arkansas), nuevo presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara, “es una lobista del petróleo desde hace mucho tiempo”. “Se unirá a otros ocho antiguos lobistas de la industria petrolera en puestos de personal de alto rango en el Comité de Recursos Naturales y en el liderazgo de la conferencia”, dijo el grupo en un nuevo informe.

La representante Cathy McMorris Rodgers (republicana de Washington), presidenta del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, recibió más dinero de los Comités de Acción Política (PAC) del petróleo y el gas en el ciclo electoral más reciente que cualquier otro republicano de la Cámara, informó Sludgereport el mes pasado.

* Redactor en Common Dreams