Home » Opinión » Currently Reading:

Cuestión de semántica

febrero 10, 2018 Opinión No Comments

Luis Casado-Politika|Un pánico bursátil hermano gemelo de los precedentes, que coincide con el proceso de un conocido estafador que operaba en los mercados financieros (construcción pleonásmica), relanza la cuestión del lenguaje. La perversión del idioma se acelera en estos casos, alcanzando niveles olímpicos. La brutal caída de Wall Street, –caída que dicho sea de paso no previó ninguno de los pitonisos que vienen a la TV a explicar lo que no saben: la economía–, agudiza el mal de la disimulación y el engaño.

Cuando las Bolsas planetarias baten record tras record en una fuga asintótica hacia el infinito, nadie habla de especulación desenfrenada, ni de burdel, ni de estafa. Copiando simiescamente el triste ejemplo del inimitable Alan Greenspan, los expertos hablan de “exuberancia de los mercados” con la misma entonación con la que alguna vez la prensa amarilla comentó la exuberancia de las tetas de Jane Mansfield. Ambas “exuberancias” –es el mensaje implícito– constituyen un imparable estímulo a la erección priápica de traders cuyo alto nivel de testosterona es condición sine qua non para ejercer el oficio (no lo invento yo, lo dicen los que saben…).

Nadie se pregunta qué sinrazones provocan la divina ascensión del precio de las acciones y otros productos financieros: lo importante es que los traficantes –sin producir un cuesco– se llenen los bolsillos de oro.

Luego, cuando se termina la fiestuza, aparecen en la tele los huevones analgésicos –si oso escribir–, pagados para calmar la ansiedad y el dolor de las no tan ingenuas víctimas: pequeños inversionistas, cotizantes de AFP, ciudadanos de a pie que pierden el laburo sin saber a qué santo encomendarse, estudiantes que ven desaparecer su chanta universidad sin que el Mineduc haga otra cosa que gesticular.

El huevón analgésico es el economista-jefe (el gurú) de tal o cual banco o compañía de seguros, que hace gala de una inigualada maestría en el manejo de tópicos, perogrulladas, necedades y lugares comunes, y se expresa –satisfecho y seguro de sí mismo– en un volapuk, un guirigay, un galimatías, una jerga de iniciado, salpicada aquí y allí de barbarismos, preferentemente anglicismos mal digeridos, con el propósito convicto y confeso de servir de calmante opiáceo u opioide y la secreta ambición de igualar los efectos de los barbitúricos.

Para referirse a la diarrea generalizada que tiene a las Bolsas apernadas en el retrete, el huevón analgésico habla de “una corrección de los mercados”. Dependiendo de su nivel de descaro agrega: “eso es bueno”, “saludable”, porque “los fundamentales están bien, me atrevería a decir muy bien”.

Se trata pues de un breve episodio de “volatilidad”, de una ligera “turbulencia” que pasará en menos tiempo del que el huevón analgésico tarda en contarlo.

Si, en un arranque de osadía tan improbable como inesperado el periodista osa, no diré cuestionar esta forma de sermón del desierto sino simplemente solicitar una aclaración, el huevón analgésico echa mano al recurso del método: “los mercados” –que el huevón analgésico presenta tan o más omniscientes que el Pulento– “ya habían integrado en sus previsiones la posible corrección, y no hacen sino emprender una fuga hacia la calidad”. Al vesré, justo para facilitarte la comprensiva: una gafu hacia la dalicá.

Si toda esta cháchara se revela insuficiente, el huevón analgésico dispone todavía de un Donjon, esa torre rodeada de zanjas llenas de agua y de cocodrilos, último reducto del castillo para impedir el ingreso de los sitiadores: el cuento de la “toma de beneficios”.

Poseedor de paquetes de acciones cuyo valor bursátil acaba de subir, el dinámico agente financiero se precipita a venderlos para concretizar el tan ansiado lucro. La contrapartida, evidentemente, es un aumento de la oferta de acciones y por vía de consecuencia la baja de su precio. La ley de la oferta y la demanda explica el consumo de kawa en las tribus del Sahel, las oclusiones intestinales y hasta los cólicos renales. Solo tienes que hacer como Blaise Pascal, quien aseguraba que para creer basta con hacerle empeño.

Dirigiéndose a los cotizantes de las AFP –ganado ovino extremadamente productivo pero sensible, como las vacas, a la proximidad del matadero– el huevón analgésico se cree obligado a precisar que tus miserables fondos de pensión no pierden nada mientras no se haga efectiva la venta de los activos en los que están invertidos, duerme tranquilo, la AFP vela por tus pinches intereses. Acto seguido, sin siquiera ofrecerte la ocasión de una transición de despiste, el analgesic asshole hace un vibrante llamado a la confianza.

Todo lo que describo, en 30 segundos cronometrados: la televisión exige brevedad y concisión, el minuto de pausa comercial vale lo que vale, para explicar el segundo principio de la Termodinámica y la entropía creciente del universo tienes 20 segundos tic-tac tic-tac, incluida la mención del patrocinador que en Chile llaman “esponsor”. Con “e”.

No es que servidor tenga preguntas para todas las respuestas, ni media docena de interrogantes para cada explicación, pero sería útil que te contasen que hace décadas que los bancos centrales que importan, la FED y el BCE, desparraman liquidez que es un primor, y que sus tasas de interés se mantuvieron –o se mantienen– en cero %. Dicho de otro modo papita p’al loro.

Billones de dólares y euros –a coste cero– fueron puestos a disposición de la comunidad financiera con el benevolente objetivo de alimentar la inversión productiva. ¿Cómo? Ese dinero debía servirle a los bancos para distribuir créditos en plan regalo de Navidad. El relajo monetario que llamaron Quantitative Easing (QE para los amigos) ¿te dice algo?

Ese billete, en vez de ser utilizado en la economía real, fue capturado por los especuladores de siempre. Si la plata no te cuesta o, mejor aún, si viene con un subsidio (pides 100 y devuelves 98), es muy rentable endeudarse en créditos que te servirán para comprar acciones. La compra de dichas acciones trae consigo el incremento de su demanda, y por vía de consecuencia el aumento de su cotación en Bolsa. De ese modo ganas dos veces: la primera porque hiciste aumentar artificialmente el precio de las acciones que luego revenderás con un pingüe beneficio, y la segunda porque, si cada acción renta un modesto 3%, visto que la plata no te cuesta nada, ganaste 3% sin poner ni uno.

Así, los sucesivos QE alimentaron la especulación financiera y generaron poderosas burbujas, sin olvidar el lucrativo carry trade, una maroma que consiste en pedir plata en los EEUU o la UE a tasas de cero %, y colocarla, digamos en Brasil o en Chile, en donde las tasas de interés estuvieron y están mucho más altas. De ese modo, al cabo de un tiempo Chile o Brasil te pagan, digamos, un 5% de intereses, devuelves el crédito y te quedas con la diferencia sin dar golpe. ¿No es bella la vida?

Por ahí, –eso te lo conté en otra parte–, después de nueve años sin subir las tasas de interés, Yanet Yellen, en ese entonces presidente de la FED, tuvo la genial idea de aumentarlas. Poco a poco, de cero % la FED pasó al 1,5% actualmente, con perspectivas de seguir subiendo el costo del dinero.

El fin del dinero fácil y barato hizo que los grandes operadores financieros comenzaran a recoger cañuela, o sea a vender la masa de acciones que acumularon durante el jolgorio. Al mismo tiempo, la FED, y también el BCE, comenzaron a reducir su intervención que consistió en la compra de acciones para facilitarle el lucro a bancos y empresas (en este momento la FED aun guarda unos 4 billones de dólares de activos en su balance).

Ahora bien, la ley de la oferta y la demanda en materia de activos financieros funciona al vesré: cuando sube la oferta, baja la demanda. Una acción que pierde valor es caca: no la quiere nadie. La cosa se pone negra, y el pánico desata una carrera de venta de activos en plan maricón el último. Como dicen los traders en Wall Street, más vale perder los dedos vendiendo apresuradamente, que perder hasta el hombro por esperar.

Insaciables, los grandes operadores financieros aprovecharon el movimiento de balancín: cuando baja el precio de las acciones, aumentan las tasas de interés de las obligaciones, entre ellas los bonos del Tesoro de los EEUU. Las obligaciones pagan una tasa relativamente modesta, pero fija. Ahí estás tranquilo: pase lo que pase, te pagan lo que te pagan.

Vender acciones libera liquidez que estos linces colocaron rápidamente en obligaciones. Al S&P500, al Dow Jones y a los cotizantes de las AFP les pueden dar morcilla. Who cares?

En lenguaje de huevón analgésico, los administradores de activos “reestructuraron su portafolio”. Si el pánico, si la crisis financiera –tú me entiendes: la “corrección”– se transforma en una nueva crisis económica, y esta en una crisis social que desemboca en crisis política, che se la vedano loro… i cretini, gl’imbecili…

Esos que escuchan al huevón analgésico en la tele, sin reparar en que todo es cuestión de semántica.

Comment on this Article:







*

Latinoamérica

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

La integración: ¿Atrapada entre la soberbia imperialista y el pragmatismo neodesarrollista?

Javier Tolcachier| La reciente gira del secretario de Estado de los Estados Unidos …

El debate de la reforma económica en Cuba: ¿Incluyente, preciso y articulador?

  Pedro Monreal González| Las crisis modifican los discursos políticos que coexisten en …

TLC, una muerte anunciada al agro ecuatoriano

  Martín Pastor| Una manera rápida de aniquilar el sector agropecuario en Latinoamérica …

Plantídoto

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

EEUU contra la OMC y el orden multilateral

Oscar Ugarteche, Armando Negrete| Las reglas comerciales internacionales y las bases institucionales del …

Europa ante su tumba financiera

José Fernández Vega | El famoso autor de El capital en el siglo …

Los pulpos del comercio electrónico

Deborah James| Así como en los ‘90 las corporaciones industriales, de servicios y …

Aumenta la desigualdad: 1% de la población tiene más recursos que todo el resto de la humanidad

La desigualdad en el ingreso siguió en aumento el año pasado. Sólo ocho …

Ecología

Nuevas trampas transgénicas

Silvia Ribeiro| A las empresas de transgénicos no les alcanza con tener el …

Los siete pecados de la carne (producida en la ganadería industrial)

Antonio Cerrillo-Vanguardia| “A este paso, en 10 años todos seremos vegetarianos, aunque no …

Se busca humano para inhalar gases a 11 euros la hora: Volkswagen confirma que la ética no es sus prioridad

Berna González Harbour–El País| No. No estamos en Auschwitz en 1944. Pero en …

Los que fríen el planeta y la geoingeniería

  Silvia Ribeiro|  La semana pasada, se filtró a la prensa un informe …

Energía

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Impacto del Cambio Climático y el declive del petróleo en el transporte

Antonio García-Olivares-The Oil Crash| Tanto el cambio climático como la declinación del petróleo …

Industria petrolera: Los balances de las multinacionales se derrumban

 Manuel Peinado Lorca, Viento Sur| Las multinacionales petroleras más grandes del mundo están …

Petroleras invierten miles de millones en la contaminante industria mundial del plástico

Victoria Korn|Ecologistas de todo el mundo advierten que las corporaciones de combustibles fósiles, …

Documentos

Menezes: Crisis, imperialismo y Estado

José Menezes Gomes| El presente texto destaca cómo las contradixxiones manifestadas en la …

Es el sistema, no la corrupción: Las corporaciones al mando en Argentina

Carlos A. Villalba| Para Tony Soprano, el tema más importante de cada uno …

Deuda externa: La “Doctrina Espeche”, vigencia y actualidad

Ramiro Chimuris| Es interesante resaltar, desde el punto de vista de la ciencia …

33 tesis para una reforma de la disciplina de la economía

  Rethinking Economics| Estas 33 Tesis, elaboradas por estudiantes, economistas y académicos reunidos …

Biblioteca

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

Teitelbaum: El colapso del progresismo y el desvarío de las izquierdas

El problema que aborda el autor en este libro es el del colapso del progresismo. Pero no limitado a América Latina. En su argumentación Teitelbaum cambia el orden habitual: después del fin de las ilusiones progresistas que terminaron en un colapso, –y cuando debería haber una respuesta de la izquierda–, ésta está totalmente …

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

La Internacional del Capital Financiero

Érase una vez un Banco Mundial

Jorge Gaggero| La reciente visita del Papa Francisco a los países de Chile …

El relato de la crisis griega por Yanis Varoufakis, que se rodeó de asesores-guardianes del orden dominante

Eric Toussaint|Si no han leído todavía Comportarse como adultos de Yanis Varoufakis, pídanlo …

El bitcoin en la geopolítica

Wim Dierckxsens y Walter Formento |La cripto-moneda es una innovación que tiene el …

Deuda externa: La “Doctrina Espeche”, vigencia y actualidad

Ramiro Chimuris| Es interesante resaltar, desde el punto de vista de la ciencia …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (parte IV)

  José Gregorio Piña T.| Este es un complemento de las consideraciones que …

Da moratória de 1918 à moratória do 1998 e o retorno da dominação financeira sobre a Rússia

José Menezes Gomes| O presente trabalho trata de dois momentos distintos  relacionados a …

CAPITALISMO: Adam Smith, ¿origen del libre mercado?

CAPITALISMO: La Riqueza de las Naciones, ¿el nuevo evangelio?

CAPITALISMO: Ricardo y Malthus, ¿han dicho libertad?

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Teoría macroeconómica: la bisagra y la hegemonía neoclásica

Alejandro Nadal| En los años anteriores a la crisis financiera de 2008 parecía …

¿Hacia una economía sin dinero? No tan rápido

Alejandro Nadal| Mucho se habla de la desaparición del dinero en efectivo en …

La coherencia del FMI

Tomás Lukin| Con el estallido de la crisis internacional en 2008 el Fondo …

TLC UE-Mercosur, la agenda de la Argentina macrista para “volver al mundo”

CEAF| Entre el 20 y el 24 marzo, en Buenos Aires, se realizó …

Venezuela

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (partes 5, 6 y 7)

  José Gregorio Piña T.|Estos escritos son un complemento de las consideraciones que …

El Papel Blanco del Petro: la propuesta financiera del gobierno venezolano

El Petro (PTR) tiene su origen en la idea del Presidente Hugo Chávez …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (parte IV)

  José Gregorio Piña T.| Este es un complemento de las consideraciones que …

Opinión

ONGs, el ataque a la credibilidad de Oxfam y las casuales casualidades

Aram  Aharonian| La Organización No Gubernamental Oxfam, la misma que en las últimas …

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

Cuestión de semántica

Luis Casado-Politika|Un pánico bursátil hermano gemelo de los precedentes, que coincide con el …

Feudalismo bancario

Alejandro Nadal| Durante los siglos VIII y XV predominó en Europa un sistema …

Entrevistas

Pedro Páez: “América latina está sufriendo una trampa”

Natalia Aruguete| Referente del pensamiento económico heterodoxo latinoamericano y actual superintendente de Control …

David Harvey: “Estamos viviendo en el mundo de la esclavitud de la deuda”

Jeremy Scahill| El geógrafo David Harvey analiza en la primera entrega de esta …

Gaviria Ocampo: “Cerca del 40% del presupuesto de Colombia se destina a guerra y deuda”

Jérôme Duval|El economista colombiano, William Gaviria Ocampo, hace una alarmante descripción de la …

José Gabriel Palma: ¿Neoliberalismo o neoparasitismo?, radiografía al ciclo político económico

Cristina Ruiz del Ferrier y Horacio Rovelli |“Así como ya se auto-regalaron los …

Temas

Las razones subyacentes de la Larga Depresión

Michael Roberts| Hay dos nuevos papeles sustanciales que ofrecer un análisis interesante sobre …

Ecuador: El retorno de los Tratados Bilaterales de “Invasión” (TBI)

Martín Pastor| La maquinaria neocolonial y neoliberal avanza en Ecuador bajo el discurso …

Poder de mercado y enigmas macroeconómicos

  Alejandro Nadal|La concentración de poder económico es algo que salta a la …

Favorecer la ganancia y afectar los salarios en el eje de la política económica del gobierno Macri

  Julio C. Gambina| El gobierno tomó deuda pública esta semana, ofreciendo bonos …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Imperialismo y dependencia: semejanzas y diferencias con la época de Marini

 Cludio Katz| En los últimos trabajos de su …

Crítica a la crítica de Katz a Marini sobre la Teoría de la Dependencia

Adrián Sotelo Valencia| ¿Una de la Teoría de …

Pensamiento crítico

Imperialismo y dependencia: semejanzas y diferencias con la época de Marini

 Cludio Katz| En los últimos trabajos de su intensa trayectoria, Ruy Mauro Marini – el principal teórico de la dependencia – indagó la dinámica de la mundialización. Observó el inicio de un nuevo periodo asentado en el funcionamiento internacionalizado del capitalismo (Marini, 1996: 231-252). Algunos intérpretes estiman que esa investigación …

El modelo económico neoliberal, el cambio y la variable ideológica

José C. Valenzuela Feijóo| Empecemos recordando una hipótesis clásica: “la ideología de la clase dominante, como regla funciona como ideología dominante a escala de la sociedad global.” Es decir, la ideología de “los de arriba” no sólo guía a la clase capitalista. También, ha penetrado a la clase trabajadora y …