Home » Opinión » Currently Reading:

Cuestión de semántica

febrero 10, 2018 Opinión No Comments

Luis Casado-Politika|Un pánico bursátil hermano gemelo de los precedentes, que coincide con el proceso de un conocido estafador que operaba en los mercados financieros (construcción pleonásmica), relanza la cuestión del lenguaje. La perversión del idioma se acelera en estos casos, alcanzando niveles olímpicos. La brutal caída de Wall Street, –caída que dicho sea de paso no previó ninguno de los pitonisos que vienen a la TV a explicar lo que no saben: la economía–, agudiza el mal de la disimulación y el engaño.

Cuando las Bolsas planetarias baten record tras record en una fuga asintótica hacia el infinito, nadie habla de especulación desenfrenada, ni de burdel, ni de estafa. Copiando simiescamente el triste ejemplo del inimitable Alan Greenspan, los expertos hablan de “exuberancia de los mercados” con la misma entonación con la que alguna vez la prensa amarilla comentó la exuberancia de las tetas de Jane Mansfield. Ambas “exuberancias” –es el mensaje implícito– constituyen un imparable estímulo a la erección priápica de traders cuyo alto nivel de testosterona es condición sine qua non para ejercer el oficio (no lo invento yo, lo dicen los que saben…).

Nadie se pregunta qué sinrazones provocan la divina ascensión del precio de las acciones y otros productos financieros: lo importante es que los traficantes –sin producir un cuesco– se llenen los bolsillos de oro.

Luego, cuando se termina la fiestuza, aparecen en la tele los huevones analgésicos –si oso escribir–, pagados para calmar la ansiedad y el dolor de las no tan ingenuas víctimas: pequeños inversionistas, cotizantes de AFP, ciudadanos de a pie que pierden el laburo sin saber a qué santo encomendarse, estudiantes que ven desaparecer su chanta universidad sin que el Mineduc haga otra cosa que gesticular.

El huevón analgésico es el economista-jefe (el gurú) de tal o cual banco o compañía de seguros, que hace gala de una inigualada maestría en el manejo de tópicos, perogrulladas, necedades y lugares comunes, y se expresa –satisfecho y seguro de sí mismo– en un volapuk, un guirigay, un galimatías, una jerga de iniciado, salpicada aquí y allí de barbarismos, preferentemente anglicismos mal digeridos, con el propósito convicto y confeso de servir de calmante opiáceo u opioide y la secreta ambición de igualar los efectos de los barbitúricos.

Para referirse a la diarrea generalizada que tiene a las Bolsas apernadas en el retrete, el huevón analgésico habla de “una corrección de los mercados”. Dependiendo de su nivel de descaro agrega: “eso es bueno”, “saludable”, porque “los fundamentales están bien, me atrevería a decir muy bien”.

Se trata pues de un breve episodio de “volatilidad”, de una ligera “turbulencia” que pasará en menos tiempo del que el huevón analgésico tarda en contarlo.

Si, en un arranque de osadía tan improbable como inesperado el periodista osa, no diré cuestionar esta forma de sermón del desierto sino simplemente solicitar una aclaración, el huevón analgésico echa mano al recurso del método: “los mercados” –que el huevón analgésico presenta tan o más omniscientes que el Pulento– “ya habían integrado en sus previsiones la posible corrección, y no hacen sino emprender una fuga hacia la calidad”. Al vesré, justo para facilitarte la comprensiva: una gafu hacia la dalicá.

Si toda esta cháchara se revela insuficiente, el huevón analgésico dispone todavía de un Donjon, esa torre rodeada de zanjas llenas de agua y de cocodrilos, último reducto del castillo para impedir el ingreso de los sitiadores: el cuento de la “toma de beneficios”.

Poseedor de paquetes de acciones cuyo valor bursátil acaba de subir, el dinámico agente financiero se precipita a venderlos para concretizar el tan ansiado lucro. La contrapartida, evidentemente, es un aumento de la oferta de acciones y por vía de consecuencia la baja de su precio. La ley de la oferta y la demanda explica el consumo de kawa en las tribus del Sahel, las oclusiones intestinales y hasta los cólicos renales. Solo tienes que hacer como Blaise Pascal, quien aseguraba que para creer basta con hacerle empeño.

Dirigiéndose a los cotizantes de las AFP –ganado ovino extremadamente productivo pero sensible, como las vacas, a la proximidad del matadero– el huevón analgésico se cree obligado a precisar que tus miserables fondos de pensión no pierden nada mientras no se haga efectiva la venta de los activos en los que están invertidos, duerme tranquilo, la AFP vela por tus pinches intereses. Acto seguido, sin siquiera ofrecerte la ocasión de una transición de despiste, el analgesic asshole hace un vibrante llamado a la confianza.

Todo lo que describo, en 30 segundos cronometrados: la televisión exige brevedad y concisión, el minuto de pausa comercial vale lo que vale, para explicar el segundo principio de la Termodinámica y la entropía creciente del universo tienes 20 segundos tic-tac tic-tac, incluida la mención del patrocinador que en Chile llaman “esponsor”. Con “e”.

No es que servidor tenga preguntas para todas las respuestas, ni media docena de interrogantes para cada explicación, pero sería útil que te contasen que hace décadas que los bancos centrales que importan, la FED y el BCE, desparraman liquidez que es un primor, y que sus tasas de interés se mantuvieron –o se mantienen– en cero %. Dicho de otro modo papita p’al loro.

Billones de dólares y euros –a coste cero– fueron puestos a disposición de la comunidad financiera con el benevolente objetivo de alimentar la inversión productiva. ¿Cómo? Ese dinero debía servirle a los bancos para distribuir créditos en plan regalo de Navidad. El relajo monetario que llamaron Quantitative Easing (QE para los amigos) ¿te dice algo?

Ese billete, en vez de ser utilizado en la economía real, fue capturado por los especuladores de siempre. Si la plata no te cuesta o, mejor aún, si viene con un subsidio (pides 100 y devuelves 98), es muy rentable endeudarse en créditos que te servirán para comprar acciones. La compra de dichas acciones trae consigo el incremento de su demanda, y por vía de consecuencia el aumento de su cotación en Bolsa. De ese modo ganas dos veces: la primera porque hiciste aumentar artificialmente el precio de las acciones que luego revenderás con un pingüe beneficio, y la segunda porque, si cada acción renta un modesto 3%, visto que la plata no te cuesta nada, ganaste 3% sin poner ni uno.

Así, los sucesivos QE alimentaron la especulación financiera y generaron poderosas burbujas, sin olvidar el lucrativo carry trade, una maroma que consiste en pedir plata en los EEUU o la UE a tasas de cero %, y colocarla, digamos en Brasil o en Chile, en donde las tasas de interés estuvieron y están mucho más altas. De ese modo, al cabo de un tiempo Chile o Brasil te pagan, digamos, un 5% de intereses, devuelves el crédito y te quedas con la diferencia sin dar golpe. ¿No es bella la vida?

Por ahí, –eso te lo conté en otra parte–, después de nueve años sin subir las tasas de interés, Yanet Yellen, en ese entonces presidente de la FED, tuvo la genial idea de aumentarlas. Poco a poco, de cero % la FED pasó al 1,5% actualmente, con perspectivas de seguir subiendo el costo del dinero.

El fin del dinero fácil y barato hizo que los grandes operadores financieros comenzaran a recoger cañuela, o sea a vender la masa de acciones que acumularon durante el jolgorio. Al mismo tiempo, la FED, y también el BCE, comenzaron a reducir su intervención que consistió en la compra de acciones para facilitarle el lucro a bancos y empresas (en este momento la FED aun guarda unos 4 billones de dólares de activos en su balance).

Ahora bien, la ley de la oferta y la demanda en materia de activos financieros funciona al vesré: cuando sube la oferta, baja la demanda. Una acción que pierde valor es caca: no la quiere nadie. La cosa se pone negra, y el pánico desata una carrera de venta de activos en plan maricón el último. Como dicen los traders en Wall Street, más vale perder los dedos vendiendo apresuradamente, que perder hasta el hombro por esperar.

Insaciables, los grandes operadores financieros aprovecharon el movimiento de balancín: cuando baja el precio de las acciones, aumentan las tasas de interés de las obligaciones, entre ellas los bonos del Tesoro de los EEUU. Las obligaciones pagan una tasa relativamente modesta, pero fija. Ahí estás tranquilo: pase lo que pase, te pagan lo que te pagan.

Vender acciones libera liquidez que estos linces colocaron rápidamente en obligaciones. Al S&P500, al Dow Jones y a los cotizantes de las AFP les pueden dar morcilla. Who cares?

En lenguaje de huevón analgésico, los administradores de activos “reestructuraron su portafolio”. Si el pánico, si la crisis financiera –tú me entiendes: la “corrección”– se transforma en una nueva crisis económica, y esta en una crisis social que desemboca en crisis política, che se la vedano loro… i cretini, gl’imbecili…

Esos que escuchan al huevón analgésico en la tele, sin reparar en que todo es cuestión de semántica.

Comment on this Article:







*

Latinoamérica

Consideran “gravísimo” que se vote TLC Chile-Uruguay sin estudios previos ni consulta indígena

Observatorio Ciudadano| El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Uruguay, que …

Foro Social Mundial: los movimientos dicen ‘no’ al TLC entre UE y Mercosur

El Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur destruirá empleos y el medio ambiente, advirtió …

TLC Mercosur–UE: La irresponsabilidad de negociar contra reloj

Jorge Marchini|Entre el 21 de febrero y el 2 de marzo pasado se …

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

Plantídoto

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Robots: ¿qué significan para el empleo y los sueldos?

Michael Roberts| La reciente apertura de una nueva tienda de Amazon en el …

Rusia 2018: soberanía científica y desarrollo tecno-económico

   Ernesto Mattos| ¿Qué se sabe de la Federación de Rusia? Que se …

Orden mundial gélido: Rusia y China juntas en la Ruta de la Seda Polar

Alfredo Jalife-Rahme-La Jornada| The Financial Times, portavoz del caduco neoliberalismo global, con tal …

Despedidos por los robots

Roberto Savio|Amazon ha lanzado Amazon Go hace algunos días. La idea es simple: …

Ecología

Universidad transgénica: Los sponsors de la Facultad de la Agronomía de la UBA

Darío Aranda-lavaca.org| Después de develar los convenios con empresas transgénicas, Darío Aranda revela …

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

Motores económicos de la destrucción ambiental

Alejandro Nadal| La semana pasada el Panel intergubernamental sobre biodiversidad y servicios de …

Energía

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

OPEP y Rusia consideran una alianza petrolera de 10 a 20 años

Richard Mably , Yara Bayoumy-Reuters| Arabia Saudita y Rusia están trabajando en un …

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Documentos

Un agónico final de la globalización: ¿cambio civilizatorio?

Wim Dierckxsens, Walter Formento|Ante el pensamiento único y fundamentalista es un reto reconstruir una …

¿Nos dirigimos hacia una nueva crisis de la economía mundial?

Orlando Caputo y Graciela Galarce| Recientemente los organismos internacionales confirman un crecimiento de …

Otro informe (el de la OIT)… la misma realidad neoliberal

  Eduardo Camin | Si existiese la posibilidad de reducir a exactitud los …

FAO: Otro informe … la misma realidad neoliberal

Eduardo Camin|Si existiese la posibilidad de reducir a exactitud los datos sobre cuestiones …

Biblioteca

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

Teitelbaum: El colapso del progresismo y el desvarío de las izquierdas

El problema que aborda el autor en este libro es el del colapso del progresismo. Pero no limitado a América Latina. En su argumentación Teitelbaum cambia el orden habitual: después del fin de las ilusiones progresistas que terminaron en un colapso, –y cuando debería haber una respuesta de la izquierda–, ésta está totalmente …

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

La Internacional del Capital Financiero

Ecuador: ¿Y la corrupción contra el fisco?

Juan J. Paz y Miño Cepeda| El capitalismo es una especie de telón …

Éric Toussaint: «América Latina en el ciclo infernal de la deuda desde hace 200 años»

Marie Charrel-Le Monde| Éric Toussaint es doctor en ciencias políticas y portavoz del …

Colombia: Deuda, modelo de desarrollo y sociedad

William Gaviria Ocampo| En cualquier análisis , no se puede obviar, el proceso …

La ecología política del Petro: alta intensidad energética y financiarización de la naturaleza

Emiliano Teran Mantovani| El pasado 20 de febrero, el Presidente Nicolás Maduro activó …

El BAII golpea el tablero financiero mundial

Ulises Noyola Rodríguez| Ante el asombro del mundo, el Banco Asiático de Inversiones …

Fin de la era del dólar: Recambios en el sistema monetario internacional

Wim Dierckxsens y Walter Formento| El imperio del dólar está llegando a su …

CAPITALISMO: Adam Smith, ¿origen del libre mercado?

CAPITALISMO: La Riqueza de las Naciones, ¿el nuevo evangelio?

CAPITALISMO: Ricardo y Malthus, ¿han dicho libertad?

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Entre las tasas de crecimiento y el deterioro de la calidad de vida

Eduardo Camín| Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dado a conocer …

Desafíos estratégicos que impone la cuarta revolución industrial

Mario Ramón Duarte| Cuando queremos detenernos a pensar solo por un momento las …

Teoría macroeconómica: la bisagra y la hegemonía neoclásica

Alejandro Nadal| En los años anteriores a la crisis financiera de 2008 parecía …

¿Hacia una economía sin dinero? No tan rápido

Alejandro Nadal| Mucho se habla de la desaparición del dinero en efectivo en …

Venezuela

Venezuela: ¿Cuánto dinero cuesta un desalojo campesino?

 Marco Teruggi| ¿Cuánto dinero hace falta para mover los hilos necesarios a un …

Venezuela: Dolarizadores

Luis Brito García| Si en algo son fecundas las crisis es en la …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (de la parte 11 a la 16)

José Gregorio Piña T.| Estos escritos son desde la undécima a la decimocuarta …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (décima parte)

José Gregorio Piña T.| Este escrito retoma la serie, ya de diez entregas, …

Opinión

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas …

El crimen histórico de la usurpación

Aldemaro Barrios R| Como si se tratara de una película de ficción, los …

La izquierda debería dejar de equiparar trabajo a empleo

Guy Standing| Si al empleo que no es trabajo se le diera la …

Una guerra comercial transatlántica de represalias mutuas causaría perdedores en todos lados

Joschka Fischer|El desprecio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por el sistema …

Entrevistas

Rubens Sawaya: Los grupos en el poder en Brasil no tienen ningún interés en América Latina

​Jorge Marchini| Rubens R. Sawaya, Profesor de Posgrado en Política de la Universidad  …

Christophe Ventura: Adiós al FSM, mantener viva la esperanza, articular nuevas formas de organización

Clarisse Meireles-Carta Maior|“Guardemos el pesimismo para tiempos mejores”, una máxima de autor desconocido, …

Camila Montecinos: Solo puedes pensar que el TPP es bueno si tienes un interés ahí o eres muy ignorante

Ignacio Pascal| Camila Montecinos, agrónoma, integrante de la organización Grain , la Asociación …

José Rocca: También en Uruguay las venas continúan abiertas

  Eduardo Camin| En el mundo existe una comunidad de intereses básicos de …

Temas

El desafío del robot: ¿futuro sin trabajo o trabajo del futuro?

Eduardo Camin| En un atardecer soleado a las orillas del lago Leman, surge …

Máquinas, inteligencia artificial y el futuro del capitalismo

  Alejandro Nadal|La automatización preocupa a los economistas desde los albores de esa …

TLC Ecuador y la UE: ¿Qué sucederá con los sectores campesinos e indígenas productores?

OCARU| A propósito del Acuerdo Comercial de Ecuador con la Unión Europea, el …

Reclaman suspender las negociaciones del TLC Mercosur-Unión Europea

Gremios empresariales y de trabajadores, así como movimientos sociales e instituciones académicas, exigieron …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Theotonio dos Santos y la moda en los intelectuales

Enrique Dussel| Se nos ha ido un gran …

El adiós a Theotonio dos Santos

En la mañana del martes 7 de febrero …

Pensamiento crítico

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas económicas seguidas por los gobiernos  populistas-progresistas latinoamericanos. Comprender las causas de su fracaso es una condición sine qua non  tanto para combatir las políticas económicas y sociales de los gobiernos actuales como para no repetir los errores …

Controversias sobre la superexplotación

Claudio Katz| La superexplotación se ha extendido a los desposeídos del planeta, pero no abarca a toda la clase obrera de ningún país. Tampoco define distinciones entre el centro y la periferia, ni es análoga a las restricciones del consumo. No tiene vínculos específicos con la plusvalía absoluta.