Home » Opinión » Currently Reading:

Cuestión de semántica

febrero 10, 2018 Opinión No Comments

Luis Casado-Politika|Un pánico bursátil hermano gemelo de los precedentes, que coincide con el proceso de un conocido estafador que operaba en los mercados financieros (construcción pleonásmica), relanza la cuestión del lenguaje. La perversión del idioma se acelera en estos casos, alcanzando niveles olímpicos. La brutal caída de Wall Street, –caída que dicho sea de paso no previó ninguno de los pitonisos que vienen a la TV a explicar lo que no saben: la economía–, agudiza el mal de la disimulación y el engaño.

Cuando las Bolsas planetarias baten record tras record en una fuga asintótica hacia el infinito, nadie habla de especulación desenfrenada, ni de burdel, ni de estafa. Copiando simiescamente el triste ejemplo del inimitable Alan Greenspan, los expertos hablan de “exuberancia de los mercados” con la misma entonación con la que alguna vez la prensa amarilla comentó la exuberancia de las tetas de Jane Mansfield. Ambas “exuberancias” –es el mensaje implícito– constituyen un imparable estímulo a la erección priápica de traders cuyo alto nivel de testosterona es condición sine qua non para ejercer el oficio (no lo invento yo, lo dicen los que saben…).

Nadie se pregunta qué sinrazones provocan la divina ascensión del precio de las acciones y otros productos financieros: lo importante es que los traficantes –sin producir un cuesco– se llenen los bolsillos de oro.

Luego, cuando se termina la fiestuza, aparecen en la tele los huevones analgésicos –si oso escribir–, pagados para calmar la ansiedad y el dolor de las no tan ingenuas víctimas: pequeños inversionistas, cotizantes de AFP, ciudadanos de a pie que pierden el laburo sin saber a qué santo encomendarse, estudiantes que ven desaparecer su chanta universidad sin que el Mineduc haga otra cosa que gesticular.

El huevón analgésico es el economista-jefe (el gurú) de tal o cual banco o compañía de seguros, que hace gala de una inigualada maestría en el manejo de tópicos, perogrulladas, necedades y lugares comunes, y se expresa –satisfecho y seguro de sí mismo– en un volapuk, un guirigay, un galimatías, una jerga de iniciado, salpicada aquí y allí de barbarismos, preferentemente anglicismos mal digeridos, con el propósito convicto y confeso de servir de calmante opiáceo u opioide y la secreta ambición de igualar los efectos de los barbitúricos.

Para referirse a la diarrea generalizada que tiene a las Bolsas apernadas en el retrete, el huevón analgésico habla de “una corrección de los mercados”. Dependiendo de su nivel de descaro agrega: “eso es bueno”, “saludable”, porque “los fundamentales están bien, me atrevería a decir muy bien”.

Se trata pues de un breve episodio de “volatilidad”, de una ligera “turbulencia” que pasará en menos tiempo del que el huevón analgésico tarda en contarlo.

Si, en un arranque de osadía tan improbable como inesperado el periodista osa, no diré cuestionar esta forma de sermón del desierto sino simplemente solicitar una aclaración, el huevón analgésico echa mano al recurso del método: “los mercados” –que el huevón analgésico presenta tan o más omniscientes que el Pulento– “ya habían integrado en sus previsiones la posible corrección, y no hacen sino emprender una fuga hacia la calidad”. Al vesré, justo para facilitarte la comprensiva: una gafu hacia la dalicá.

Si toda esta cháchara se revela insuficiente, el huevón analgésico dispone todavía de un Donjon, esa torre rodeada de zanjas llenas de agua y de cocodrilos, último reducto del castillo para impedir el ingreso de los sitiadores: el cuento de la “toma de beneficios”.

Poseedor de paquetes de acciones cuyo valor bursátil acaba de subir, el dinámico agente financiero se precipita a venderlos para concretizar el tan ansiado lucro. La contrapartida, evidentemente, es un aumento de la oferta de acciones y por vía de consecuencia la baja de su precio. La ley de la oferta y la demanda explica el consumo de kawa en las tribus del Sahel, las oclusiones intestinales y hasta los cólicos renales. Solo tienes que hacer como Blaise Pascal, quien aseguraba que para creer basta con hacerle empeño.

Dirigiéndose a los cotizantes de las AFP –ganado ovino extremadamente productivo pero sensible, como las vacas, a la proximidad del matadero– el huevón analgésico se cree obligado a precisar que tus miserables fondos de pensión no pierden nada mientras no se haga efectiva la venta de los activos en los que están invertidos, duerme tranquilo, la AFP vela por tus pinches intereses. Acto seguido, sin siquiera ofrecerte la ocasión de una transición de despiste, el analgesic asshole hace un vibrante llamado a la confianza.

Todo lo que describo, en 30 segundos cronometrados: la televisión exige brevedad y concisión, el minuto de pausa comercial vale lo que vale, para explicar el segundo principio de la Termodinámica y la entropía creciente del universo tienes 20 segundos tic-tac tic-tac, incluida la mención del patrocinador que en Chile llaman “esponsor”. Con “e”.

No es que servidor tenga preguntas para todas las respuestas, ni media docena de interrogantes para cada explicación, pero sería útil que te contasen que hace décadas que los bancos centrales que importan, la FED y el BCE, desparraman liquidez que es un primor, y que sus tasas de interés se mantuvieron –o se mantienen– en cero %. Dicho de otro modo papita p’al loro.

Billones de dólares y euros –a coste cero– fueron puestos a disposición de la comunidad financiera con el benevolente objetivo de alimentar la inversión productiva. ¿Cómo? Ese dinero debía servirle a los bancos para distribuir créditos en plan regalo de Navidad. El relajo monetario que llamaron Quantitative Easing (QE para los amigos) ¿te dice algo?

Ese billete, en vez de ser utilizado en la economía real, fue capturado por los especuladores de siempre. Si la plata no te cuesta o, mejor aún, si viene con un subsidio (pides 100 y devuelves 98), es muy rentable endeudarse en créditos que te servirán para comprar acciones. La compra de dichas acciones trae consigo el incremento de su demanda, y por vía de consecuencia el aumento de su cotación en Bolsa. De ese modo ganas dos veces: la primera porque hiciste aumentar artificialmente el precio de las acciones que luego revenderás con un pingüe beneficio, y la segunda porque, si cada acción renta un modesto 3%, visto que la plata no te cuesta nada, ganaste 3% sin poner ni uno.

Así, los sucesivos QE alimentaron la especulación financiera y generaron poderosas burbujas, sin olvidar el lucrativo carry trade, una maroma que consiste en pedir plata en los EEUU o la UE a tasas de cero %, y colocarla, digamos en Brasil o en Chile, en donde las tasas de interés estuvieron y están mucho más altas. De ese modo, al cabo de un tiempo Chile o Brasil te pagan, digamos, un 5% de intereses, devuelves el crédito y te quedas con la diferencia sin dar golpe. ¿No es bella la vida?

Por ahí, –eso te lo conté en otra parte–, después de nueve años sin subir las tasas de interés, Yanet Yellen, en ese entonces presidente de la FED, tuvo la genial idea de aumentarlas. Poco a poco, de cero % la FED pasó al 1,5% actualmente, con perspectivas de seguir subiendo el costo del dinero.

El fin del dinero fácil y barato hizo que los grandes operadores financieros comenzaran a recoger cañuela, o sea a vender la masa de acciones que acumularon durante el jolgorio. Al mismo tiempo, la FED, y también el BCE, comenzaron a reducir su intervención que consistió en la compra de acciones para facilitarle el lucro a bancos y empresas (en este momento la FED aun guarda unos 4 billones de dólares de activos en su balance).

Ahora bien, la ley de la oferta y la demanda en materia de activos financieros funciona al vesré: cuando sube la oferta, baja la demanda. Una acción que pierde valor es caca: no la quiere nadie. La cosa se pone negra, y el pánico desata una carrera de venta de activos en plan maricón el último. Como dicen los traders en Wall Street, más vale perder los dedos vendiendo apresuradamente, que perder hasta el hombro por esperar.

Insaciables, los grandes operadores financieros aprovecharon el movimiento de balancín: cuando baja el precio de las acciones, aumentan las tasas de interés de las obligaciones, entre ellas los bonos del Tesoro de los EEUU. Las obligaciones pagan una tasa relativamente modesta, pero fija. Ahí estás tranquilo: pase lo que pase, te pagan lo que te pagan.

Vender acciones libera liquidez que estos linces colocaron rápidamente en obligaciones. Al S&P500, al Dow Jones y a los cotizantes de las AFP les pueden dar morcilla. Who cares?

En lenguaje de huevón analgésico, los administradores de activos “reestructuraron su portafolio”. Si el pánico, si la crisis financiera –tú me entiendes: la “corrección”– se transforma en una nueva crisis económica, y esta en una crisis social que desemboca en crisis política, che se la vedano loro… i cretini, gl’imbecili…

Esos que escuchan al huevón analgésico en la tele, sin reparar en que todo es cuestión de semántica.

Comment on this Article:







*

Plantídoto

Latinoamérica

México frente a la Cuarta Revolución Industrial

Napoleón Gómez Urrutia| La industria de la transformación está experimentando una revolución de …

Las violaciones de la transnacional Glencore, y el diálogo social sugerido por la OIT

Eduardo Camín| La globalización poco a poco conduce a que la economía mundial …

Ser potencia agrícola deteriora la alimentación en Brasil

  Mario Osava-IPS| Brasil está entre los mayores productores y exportadores agrícolas del …

Política fiscal y deuda pública en América Latina y el Caribe: Unas políticas ortodoxas asfixiantes.

John Freddy Gómez , Camila Andrea Galindo| La más reciente publicación de la …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Futuro del trabajo basado en producción y empleo sostenibles: ¿las cooperativas?

Eduardo Camin|Cada año, el primer sábado de julio, la comunidad internacional celebra el …

Trabajo y empleo en el sector de la prestación de cuidados para el futuro del trabajo

Eduardo Camín| Sin que se advierta demasiado, se está deslizando en la realidad …

Fin del G7, fin de la OTAN, ¿Fin del unipolarismo occidental?

Wim Dierckxsens, Walter Formento| Desde el fin de la guerra fría, con la …

Abolir una injusticia flagrante: el trabajo infantil

Eduardo Camin| Es común que en el tratamiento de temas que tengan que …

Ecología

No solo de agua vive el agro uruguayo: impactos de la aplicación de la nueva Ley de Riego sobre el suelo

Anahit Aharonian, Carlos Céspedes, Claudia Piccini| El pasado mes de octubre de 2017 y …

Cibiogem y el negocio de los mosquitos transgénicos

Silvia Ribeiro| Les urgía. Ante la inminencia del cambio de autoridades, la Comisión …

La farsa del “arroz dorado” transgénico

Silvia Ribeiro| La FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) de Estados Unidos, acaba …

Empresas asesinas en la Amazonia: la impunidad de los ricos

Eduardo Camin| Es negro el cielo, y las camisas tendidas en el alambre …

Energía

Energía en Latinoamérica: cada vez menos para más personas

Demián Morassi, Erasmo Calzadilla y Aníbal Hernández| Por cuarto año presentamos nuestra revisión …

Crónica de una muerte anunciada: La desactivación del Plan Nuclear argentino

  Instituto de Energía Scalabrini Ortiz|En el día de la Energía Atómica y …

Empresas asesinas en la Amazonia: la impunidad de los ricos

Eduardo Camin| Es negro el cielo, y las camisas tendidas en el alambre …

La UE acuerda que el 32% de energía sea renovable en 2030 y prohíbe el ‘impuesto al sol’

Lucía Villa-Público.es| El Parlamento Europeo, la Comisión y los 28 Estados miembros llegaron …

Documentos

El sueño hemisférico

Ana Esther Ceceña, David Barrios| Los meses turbulentos que precedieron las elecciones venezolanas …

De las “ciencias económicas” a la posteconomía: Reflexiones sobre el sin-rumbo de la economía

Alberto Acosta-John Cajas Guijarro| En el presente artículo reflexionamos sobre varios problemas de …

Argentina: El modelo económico insustentable sigue tocando Fondo

EPPA| La fuerte revalorización del dólar en nuestra economía es parte de una …

La salida del capitalismo al fallar el intento de salir de la crisis capitalista

  Wim Dierckxsens, Walter Formento, Andrés Piqueras| La actual crisis mundial del capital …

Biblioteca

De las “ciencias económicas” a la posteconomía: Reflexiones sobre el sin-rumbo de la economía

Alberto Acosta-John Cajas Guijarro| En el presente artículo reflexionamos sobre varios problemas de las -mal llamadas- “ciencias económicas”. Partimos de las múltiples dimensiones concretas de la crisis civilizatoria del capital, frente a la cual las “ciencias económicas” -en tanto cómplices del sistema- no han dado respuestas pues están atrapadas en …

CLACSO: El vuelo del Fénix. El Capital, lecturas críticas a 150 años de su publicación

¿A 150 años de cuál obra?, se pregunta Roger Landa, el compliador de “EL VUELO DEL FÉNIX/ El Capital: Lecturas críticas a 150 años de su publicación (1867-2017), en la introducción -Das Kapital en sus 150 años (1867-2017)- de esta publicación del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) En el …

BNDES, Grupos Económicos, Sector Público y Sociedad Civil

El libro recién lanzado sobre el Banco Nacional de Desarrollo del Brasil, BNDES, Grupos Econômicos, Setor Público e Sociedade Civil tiene su foco en el período 2003-2014. Se trata de una investigación de varios años que hicieron economistas, geógrafos y sociólogos que trabajan en diferentes universidades de Brasil. BNDES_grupos_economicos_sociedade_civil    

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

La Internacional del Capital Financiero

Trump lanza guerra autodestructiva contra Beijing

Ulises Noyola Rodríguez| La guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha …

Hegemonía monetaria: el costo de la transición

Alejandro Nadal| Antes de aclarar una mañana de julio 1974, en la base …

Argentina: Volver al pasado

Pedro Biscay| A principio de año, el Ministro de Finanzas Luis Caputo logró …

Piratas siglo XXI Los destinos favoritos de los evasores y delincuentes

Rodolfo Bejarano Bernal| Los destinos favoritos de los evasores y delincuentes son Bahamas, …

Consecuencias del fallo de Griesa en el endeudamiento latinoamericano

Guillermo Oglietti| Un vicio fundacional de nuestras repúblicas latinoamericanas ha sido la predisposición …

Ecuador: ¿Y la corrupción contra el fisco?

Juan J. Paz y Miño Cepeda| El capitalismo es una especie de telón …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

MARX HA VUELTO: Burgueses y proletarios

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Deuda y guerra comercial: Hacia un nuevo capítulo de la crisis económica mundial

Carlos Carcione|La crisis financiera argentina, que continúa a pesar del auxilio del FMI, …

El negocio del endeudamiento, riquezas para unos pocos y pobreza para el pueblo argentino

Horacio Rovelli| La deuda siempre fue el mecanismo preferido de dominación.  En nuestro …

Entre las tasas de crecimiento y el deterioro de la calidad de vida

Eduardo Camín| Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dado a conocer …

Desafíos estratégicos que impone la cuarta revolución industrial

Mario Ramón Duarte| Cuando queremos detenernos a pensar solo por un momento las …

Venezuela

Recomendaciones para atender la coyuntura económica y marcar un nuevo rumbo de la economía

Movimiento de trabajadoras y trabajadores del Banco Central de Venezuela| El presidente Nicolás …

Venezuela: Política petrolera a la manera de los músicos del ¨Titanic¨

 Carlos Mendoza Potellá|“Mitos y realidades de la industria petrolera venezolana” fue el título …

Venezuela: Salarios y precios en dólares: ¿igual a ganar más?

Luis Salas-15yultimo| La única propuesta económica del candidato oposicionista Henry Falcón, obró un …

Venezuela: ¿Cuánto dinero cuesta un desalojo campesino?

 Marco Teruggi| ¿Cuánto dinero hace falta para mover los hilos necesarios a un …

Opinión

Confesiones secretas del dólar (un cuento moral)

Mario Rapoport| Me consideran el tipo más universal del planeta, aunque en verdad …

Trump, ¿guerra económica mundial?

John Saxe-Fernández- La Jornada|El torrente imperialista de la unilateralidad bélica post 11/S y …

El Fondo no cambia, cambió la Argentina

Pedro Brieger|El martes 8 de mayo el ministro de Finanzas Nicolás Dujovne planteó …

Agroecología: nuevo paradigma agroalimentario

Crispim Moreira| El actual sistema agroalimentario es insostenible. Nunca lograremos el reto de …

Entrevistas

Eric Toussaint: “Macri necesita de ese crédito del FMI para seguir pagando la deuda”

 Sergio Ferrari| Luego de más de una década de “distanciamiento” oficial, el gobierno …

David Graeber: La sociedad de los empleos de mierda

Eric Allen sido, el Vice | En 1930, el economista británico John Maynard …

Eleonora Forenza :El TLC Mercosur-UE atenta contra la equidad de género, en favor de las grandes corporaciones

Jorge Marchini| Eleonora Forenza, eurodiputada italiana del Grupo GUE/NGL, la izquierda en el …

Rosa Marques: “En Brasil recrudeció la represión y vulneración a los derechos”

Jorge Marchini| Rosa Maria Marques, es profesora titular del Departamento de Economía y …

Temas

Ahora,la suspensión del monotributo social agropecuario en Argentina

Alberto Gandulfo| Mientras avanza la crítica situación económica en la Argentina ,en estos …

La empresa estatal en Cuba: ¿Nace una estrella constitucional?

  Pedro Monreal| El anteproyecto de una reformada Constitución cubana incorpora la empresa …

Molesto por aranceles de represalia, EEUU demandó a China, la UE y México ante la OMC

Estados Unidos presentó demandas separadas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra …

Cuando se pelean los elefantes: consecuencias en Latinoamérica de la guerra comercial

Jorge Elbaum|La guerra comercial planteada por Estados Unidos contra China, la Unión Europea, …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Renovación de la teoría marxista de la dependencia o esbozo de una nueva teoría?

¿ Jaime Osorio| Nadie se opone a priori …

El ciclo dependiente cuarenta años después

Claudio Katz| La teoría de la dependencia afronta …

Pensamiento crítico

Renovación de la teoría marxista de la dependencia o esbozo de una nueva teoría?

¿ Jaime Osorio| Nadie se opone a priori a una renovación del marxismo y en particular de la teoría marxista de la dependencia (TMD). Una postura en tal sentido es propia del dogmatismo y de las creencias religiosas. Pero convocar a la idea de renovación de una teoría para tergiversar …

Walter Benjamin, marxista-libertario

Michel Löwy| Walter Benjamin ocupa un lugar único en la historia del pensamiento marxista moderno: es el primer partidario del materialismo histórico en romper radicalmente con la ideología del progreso. Su marxismo posee por ello una cualidad particular, que lo distingue de las formas dominantes y oficiales y le confiere …