Home » Opinión » Currently Reading:

Feudalismo bancario

enero 31, 2018 Opinión No Comments

Alejandro Nadal| Durante los siglos VIII y XV predominó en Europa un sistema político y económico que ha recibido el nombre de feudalismo. Era un sistema organizado alrededor de la propiedad de la tierra, a cambio de esquemas de vasallaje, protección, trabajo y distribución de la producción agrícola. En la clásica descripción de Marc Bloch, el esquema jerárquico giraba alrededor de los tres estamentos de la sociedad: nobleza, clero y productores del campo. Típicamente los señores feudales, firmemente aposentados en sus castillos, prestaban protección a los productores agrícolas a cambio de trabajo directo o de un tributo que era pagado en especie.

Entre los habitantes del campo y los poblados las relaciones económicas se llevaban a cabo por medio de mercados, ferias y otros esquemas para los intercambios. La moneda en circulación era emitida, a veces, por autoridades eclesiásticas y, en ocasiones, por reyes o los mismos señores feudales. El trueque sólo predominó cuando había derrumbes institucionales, como al colapsarse el imperio romano o cuando desapareció el imperio de Carlomagno.

En el feudalismo existía el crédito y algunas dinastías se encargaron de proporcionar préstamos a quienes los necesitaran. Pero esos empréstitos normalmente estuvieron reservados a los poderosos y no eran para el grueso de la población. Una buena parte de los créditos se destinaba a pagar mercenarios y financiar guerras. En esos casos los intereses eran altísimos y podían alcanzar 60 por ciento (como hoy en las tarjetas de crédito). También había préstamos para los grandes comerciantes, quienes ofrecían suficientes garantías. El resto de la población tenía que recurrir a los prestamistas locales para solventar sus necesidades en caso de enfermedad o de alguna otra emergencia.

Las grandes dinastías de prestamistas operaban con sus corresponsales en diferentes partes de Europa y del Mediterráneo. Así podían ofrecer un valioso servicio a los comerciantes a través del reconocimiento de letras de cambio y otros títulos. Esos grandes prestamistas operaban como banqueros, pero su principal actividad no dependía de la captación de ahorros. Los préstamos que ofrecían eran con recursos propios o que provenían de sus complejas operaciones contables. Eran, por así decirlo, banqueros sin bancos, en el sentido moderno de la palabra.

Con el advenimiento del capitalismo la actividad crediticia se hizo cada vez más importante y la revolución industrial aceleró el proceso por las escalas de producción. Los bancos se reorganizaron, comenzaron a desarrollar sus funciones de captación de ahorro y sus operaciones expandieron los confines de la acumulación capitalista financiando el consumo. Así, no sólo se expande el tamaño del mercado final para la producción capitalista de mercancías, sino se acortó el tiempo de recuperación del capital. El proceso culmina en el siglo XIX, cuando el grueso de la población pasa a ser considerada sujeto de crédito. La gente común y corriente pasa entonces a ser cliente de los bancos.

Hoy, el nivel de endeudamiento de la población depende de muchos factores, entre los que destaca el ingreso salarial. Bajo el neoliberalismo, el estancamiento de los salarios reales condujo a una extraordinaria expansión del crédito como apoyo para mantener niveles de vida. El resultado ha sido un creciente endeudamiento para la población en general mediante hipotecas y préstamos para adquirir bienes de consumo duradero y pagar servicios educativos o de salud. Los indicadores sobre endeudamiento de las familias en Estados Unidos como proporción del PIB muestran un vertiginoso crecimiento de 40 a 97.8 por ciento entre 1960 y 2014. El patrón se repite para muchos países europeos.

El resultado es que hoy una parte significativa de la población vive y trabaja para pagar intereses a los bancos, a tal grado que es posible pensar que vivimos en una especie de feudalismo bancario. En este sistema, los bancos son los señores del dinero que crean moneda de la nada y, al igual que en el feudalismo stricto sensu, su actividad tampoco depende de la captación de ahorro. El lugar de los nobles lo ocupan los gobiernos, que también son sujetos de crédito y deben obedecer los dictados de los mercados de capitales. Sus bancos centrales, con toda y su mítica independencia, deben proporcionar reservas a los señores del dinero cuando las circunstancias así lo exigen. Los campesinos somos todos los demás, que debemos recurrir al crédito de manera sistemática. En ciertos casos hasta fracciones del capital industrial ocupan una posición similar a la de los campesinos.

El nuevo feudalismo bancario permite que la gente se mueva de una parcela a otra, por ejemplo cuando busca un empleo. Pero esas personas siempre llevan a cuestas una carga propia de los vasallos: deben pagar el servicio de su deuda, ya sea por una hipoteca u otros préstamos. Quizás la diferencia más importante es que, en contraste con las obligaciones que tenían los señores feudales con sus súbditos, los bancos no ofrecen protección alguna frente a la violencia o los accidentes de la vida.

Comment on this Article:







*

Latinoamérica

Geopolítica del Poder: UNASUR en un mundo de bloque(o)s

Kintto Lucas |Los gobiernos neoliberales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú …

Consideran “gravísimo” que se vote TLC Chile-Uruguay sin estudios previos ni consulta indígena

Observatorio Ciudadano| El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Uruguay, que …

Foro Social Mundial: los movimientos dicen ‘no’ al TLC entre UE y Mercosur

El Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur destruirá empleos y el medio ambiente, advirtió …

TLC Mercosur–UE: La irresponsabilidad de negociar contra reloj

Jorge Marchini|Entre el 21 de febrero y el 2 de marzo pasado se …

Plantídoto

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Robots: ¿qué significan para el empleo y los sueldos?

Michael Roberts| La reciente apertura de una nueva tienda de Amazon en el …

Rusia 2018: soberanía científica y desarrollo tecno-económico

   Ernesto Mattos| ¿Qué se sabe de la Federación de Rusia? Que se …

Orden mundial gélido: Rusia y China juntas en la Ruta de la Seda Polar

Alfredo Jalife-Rahme-La Jornada| The Financial Times, portavoz del caduco neoliberalismo global, con tal …

Despedidos por los robots

Roberto Savio|Amazon ha lanzado Amazon Go hace algunos días. La idea es simple: …

Ecología

Universidad transgénica: Los sponsors de la Facultad de la Agronomía de la UBA

Darío Aranda-lavaca.org| Después de develar los convenios con empresas transgénicas, Darío Aranda revela …

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

Motores económicos de la destrucción ambiental

Alejandro Nadal| La semana pasada el Panel intergubernamental sobre biodiversidad y servicios de …

Energía

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

OPEP y Rusia consideran una alianza petrolera de 10 a 20 años

Richard Mably , Yara Bayoumy-Reuters| Arabia Saudita y Rusia están trabajando en un …

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Documentos

Geopolítica del Poder: UNASUR en un mundo de bloque(o)s

Kintto Lucas |Los gobiernos neoliberales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú …

Un agónico final de la globalización: ¿cambio civilizatorio?

Wim Dierckxsens, Walter Formento|Ante el pensamiento único y fundamentalista es un reto reconstruir una …

¿Nos dirigimos hacia una nueva crisis de la economía mundial?

Orlando Caputo y Graciela Galarce| Recientemente los organismos internacionales confirman un crecimiento de …

Otro informe (el de la OIT)… la misma realidad neoliberal

  Eduardo Camin | Si existiese la posibilidad de reducir a exactitud los …

Biblioteca

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

Teitelbaum: El colapso del progresismo y el desvarío de las izquierdas

El problema que aborda el autor en este libro es el del colapso del progresismo. Pero no limitado a América Latina. En su argumentación Teitelbaum cambia el orden habitual: después del fin de las ilusiones progresistas que terminaron en un colapso, –y cuando debería haber una respuesta de la izquierda–, ésta está totalmente …

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

La Internacional del Capital Financiero

Ecuador: ¿Y la corrupción contra el fisco?

Juan J. Paz y Miño Cepeda| El capitalismo es una especie de telón …

Éric Toussaint: «América Latina en el ciclo infernal de la deuda desde hace 200 años»

Marie Charrel-Le Monde| Éric Toussaint es doctor en ciencias políticas y portavoz del …

Colombia: Deuda, modelo de desarrollo y sociedad

William Gaviria Ocampo| En cualquier análisis , no se puede obviar, el proceso …

La ecología política del Petro: alta intensidad energética y financiarización de la naturaleza

Emiliano Teran Mantovani| El pasado 20 de febrero, el Presidente Nicolás Maduro activó …

El BAII golpea el tablero financiero mundial

Ulises Noyola Rodríguez| Ante el asombro del mundo, el Banco Asiático de Inversiones …

Fin de la era del dólar: Recambios en el sistema monetario internacional

Wim Dierckxsens y Walter Formento| El imperio del dólar está llegando a su …

CAPITALISMO: Adam Smith, ¿origen del libre mercado?

CAPITALISMO: La Riqueza de las Naciones, ¿el nuevo evangelio?

CAPITALISMO: Ricardo y Malthus, ¿han dicho libertad?

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Entre las tasas de crecimiento y el deterioro de la calidad de vida

Eduardo Camín| Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dado a conocer …

Desafíos estratégicos que impone la cuarta revolución industrial

Mario Ramón Duarte| Cuando queremos detenernos a pensar solo por un momento las …

Teoría macroeconómica: la bisagra y la hegemonía neoclásica

Alejandro Nadal| En los años anteriores a la crisis financiera de 2008 parecía …

¿Hacia una economía sin dinero? No tan rápido

Alejandro Nadal| Mucho se habla de la desaparición del dinero en efectivo en …

Venezuela

Venezuela: ¿Cuánto dinero cuesta un desalojo campesino?

 Marco Teruggi| ¿Cuánto dinero hace falta para mover los hilos necesarios a un …

Venezuela: Dolarizadores

Luis Brito García| Si en algo son fecundas las crisis es en la …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (de la parte 11 a la 16)

José Gregorio Piña T.| Estos escritos son desde la undécima a la decimocuarta …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (décima parte)

José Gregorio Piña T.| Este escrito retoma la serie, ya de diez entregas, …

Opinión

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas …

El crimen histórico de la usurpación

Aldemaro Barrios R| Como si se tratara de una película de ficción, los …

La izquierda debería dejar de equiparar trabajo a empleo

Guy Standing| Si al empleo que no es trabajo se le diera la …

Una guerra comercial transatlántica de represalias mutuas causaría perdedores en todos lados

Joschka Fischer|El desprecio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por el sistema …

Entrevistas

Gilberto Maringoni: Brasil vive en regresión social y con 14 millones de desempleados

Jorge Marchini|Gilberto Maringoni, profesor en Relaciones Internacionales, docente de Posgrado en Ciencias Humanas …

Rubens Sawaya: Los grupos en el poder en Brasil no tienen ningún interés en América Latina

​Jorge Marchini| Rubens R. Sawaya, Profesor de Posgrado en Política de la Universidad  …

Christophe Ventura: Adiós al FSM, mantener viva la esperanza, articular nuevas formas de organización

Clarisse Meireles-Carta Maior|“Guardemos el pesimismo para tiempos mejores”, una máxima de autor desconocido, …

Camila Montecinos: Solo puedes pensar que el TPP es bueno si tienes un interés ahí o eres muy ignorante

Ignacio Pascal| Camila Montecinos, agrónoma, integrante de la organización Grain , la Asociación …

Temas

La Argentina y las guaridas fiscales

Jorge Gaggero y Juan Valerdi |Los protagonistas cruciales del mundo offshore son cinco …

El desafío del robot: ¿futuro sin trabajo o trabajo del futuro?

Eduardo Camin| En un atardecer soleado a las orillas del lago Leman, surge …

Máquinas, inteligencia artificial y el futuro del capitalismo

  Alejandro Nadal|La automatización preocupa a los economistas desde los albores de esa …

TLC Ecuador y la UE: ¿Qué sucederá con los sectores campesinos e indígenas productores?

OCARU| A propósito del Acuerdo Comercial de Ecuador con la Unión Europea, el …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Theotonio dos Santos y la moda en los intelectuales

Enrique Dussel| Se nos ha ido un gran …

El adiós a Theotonio dos Santos

En la mañana del martes 7 de febrero …

Pensamiento crítico

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas económicas seguidas por los gobiernos  populistas-progresistas latinoamericanos. Comprender las causas de su fracaso es una condición sine qua non  tanto para combatir las políticas económicas y sociales de los gobiernos actuales como para no repetir los errores …

Controversias sobre la superexplotación

Claudio Katz| La superexplotación se ha extendido a los desposeídos del planeta, pero no abarca a toda la clase obrera de ningún país. Tampoco define distinciones entre el centro y la periferia, ni es análoga a las restricciones del consumo. No tiene vínculos específicos con la plusvalía absoluta.