Home » Opinión » Currently Reading:

Varoufakis: “No se engañen, la crisis sigue ahí: el euro corre peligro”

enero 2, 2018 Opinión No Comments
Claudi Pérez-El País|Polémico. Atractivo. Brillante. Controvertido. Los seis meses de Yanis Varoufakis (Atenas, 1961) al frente del Ministerio de Finanzas de Grecia lo convirtieron en una celebridad global, en una suerte de estrella del rock de la política económica. Sus detractores lo caricaturizan como un extremista medio chiflado de izquierdas —según su propia definición—, enamorado de las motos potentes, de los restaurantes chic, de las chaquetas de cuero y del glamour de las islas griegas. La troika afirma que su gestión le costó a Grecia 100.000 millones de euros.

Lo más suave que dicen sus críticos es que se trata de un intelectual cuya inmersipon en la política, más allá de la fama, puede calificarse como mediocre. Varoufakis acaba de responder a sus censores con un ejercicio de funambulismo literario: Comportarse como adultos, que en España acaba de publicar Deusto, ofrece una mirada única a las entretelas de Bruselas y es, sin duda, uno de los libros del año. A lo largo de 700 suculentas páginas se explica, asume algunos errores y, sobre todo, salda cuentas pendientes con una prosa de gran altura que incluye sonoros disparos a diestro y siniestro. El exministro conserva una lengua venenosa y es dueño de un análisis demoledor para Europa. “No se engañen, la crisis sigue ahí; el euro corre peligro”, embiste en una entrevista realizada con este periódico.Varoufakis

Europa crece a un ritmo superior al 2%. El paro ha bajado de la cota del 9%. Los déficits mejoran. Los populismos acechan, pero de momento siguen quedándose a las puertas de llegar al Gobierno en los grandes países. Las instituciones europeas presumen, en fin, de recuperación. Sin embargo, Varoufakis desdeña todo eso —“Una reactivación cíclica”, lo llama— y brinda un mal dato por cada dato bueno. Y, sobre todo, esboza un relato mucho menos complaciente que el de las élites de la UE.

“En la fase más aguda de la crisis del euro, hubo serios riesgos de fragmentación. El BCE supo contenerlos, pero las amenazas aún existen, aunque adopten otras formas: el Brexit, una Alemania que no logra formar Gobierno, la extrema derecha en Austria, Cataluña, el hundimiento del bipartidismo en Francia y los reflejos autoritarios en Europa del Este son claros síntomas de un malestar profundo. Las grandes crisis son momentos de revelación de las fallas del sistema: en Europa le hemos visto las costuras al euro y si nada cambia la amenaza es el hundimiento gradual de lo que solíamos llamar democracia liberal”.

Una situación como la de 2001

¿Lo peor ha pasado? No. Varoufakis, que ha fundado un nuevo partido (DiEM 25) para luchar contra ese malestar, se ríe cuando se le recuerda que el apocalipsis casi siempre defrauda a sus profetas: “Los análisis más pesimistas, entre ellos los míos, no han fallado en los últimos años; lo siento, pero es así”. ¿Lo peor ha pasado, al menos? “La situación actual me recuerda a la de 2001: veníamos de veinte años de encadenar burbujas, estalló la de las puntocom, y aun así nos las arreglamos para seguir igual y provocamos una crisis aún más grave con una burbuja aún mayor que estalló en 2008. Corremos el riesgo de volver a las andadas.

En España, la deuda total va al alza. En Italia hay fuga de capitales, una crisis bancaria en ciernes, una situación política explosiva. Lo que tenemos en Grecia no puede llamarse recuperación, y la deuda es impagable. Los ejemplos son inagotables. En toda la periferia hemos cambiado empleos a tiempo completo por trabajos precarios, y con ello se ponen en peligro las pensiones futuras y las bases de la economía europea. Los desequilibrios financieros y macroeconómicos no solo no se han reducido, sino que son incluso mayores: me temo que no estamos para celebraciones. El euro, tal como está hoy, es insostenible”.

“Lo más preocupante”, acaba el griego, “es el bajo nivel de inversión y las divergencias crecientes en la zona euro. Sin inversión y sin convergencia es imposible hablar de fin de la crisis. Europa sigue metida en una: 10 años después de [la caída de] Lehman Brothers, somos incapaces de reforzar la arquitectura del euro y la moneda, contra lo que decían sus impulsores, es una fuente de incertidumbre. Europa es muy rica y puede mantener ese euro con pies de barro durante un tiempo, pero a la larga, créame, las costuras saltarán”.

Errores y maldiciones. Varoufakis se retrata a sí mismo como una suerte de héroe trágico en su libro. Alude a algunos de los errores que cometió como miembro del Gobierno de Alexis Tsipras, aunque su capacidad de autocrítica no está a la altura de su talento literario. Y aun así merece la pena prestar atención a su análisis. “Grecia no podía aceptar ningún acuerdo sin reestructurar su deuda, que era y es insostenible. Pero a los acreedores no les interesaba que pagáramos: simplemente querían dar una lección a Grecia como aviso a otros países. Al final, desgraciadamente, Tsipras capituló. En el póquer, si tienes malas cartas, solo tienes una posibilidad de ganar si tu farol es creíble y lo mantienes hasta el final, pero si crees que el oponente no va a retirarse no deberías jugar. Estoy orgulloso del auténtico susto, aunque breve, que se llevó la troika. Pero no supimos resistir”. “Nuestra derrota tuvo unos costes enormes”, admite en el libro. “Maldigo a mi Gobierno por no haber resistido”, añade durante la conversación.

Guindos: “Es uno de ellos”. Varoufakis critica con suma dureza a la Comisión Europea —“El Eurogrupo y hasta el grupo de trabajo del Eurogrupo mandan mucho más”—. Atiza sin miramientos a Tsipras, a Jean-Claude Juncker, a Pierre Moscovici, a Jeroen Dijsselbloem, a muchos otros. A lo largo de Comportarse como adultos apenas salva al ministro alemán Wolfgang Schäuble, que llegó a proponer la salida de Grecia del euro. Su análisis sobre Luis de Guindos está plagado de claroscuros: “Hablamos el mismo idioma porque Guindos, a diferencia de la gran mayoría del Eurogrupo, sabe de economía. Tuvimos interesantes discusiones, y a puerta cerrada estábamos más o menos de acuerdo. Pero en las reuniones Luis mantuvo posiciones indignantes: su primer objetivo era castigar a Grecia para penalizar a Podemos. Y siempre era el primero en darle la razón a Schäuble. Con él me pasó lo que con tantos otros: podía llegar a posiciones comunes en privado, pero a la hora de la verdad no servían de nada: eso es democráticamente deshonesto”. ¿Le ve con opciones al BCE? “Viene de la banca de inversión, como Mario Draghi. Tiene buenos fundamentos económicos. Y lo más importante: es uno de ellos”, remacha el exministro.

Egos revueltos. Varoufakis explica de forma pormenorizada en su nuevo libro qué significa ser uno de ellos a través de una conversación con el influyente Larry Summers, exasesor de Barack Obama y exsecretario del Tesoro con Bill Clinton. “Hay dos clases de políticos: los que ven las cosas desde dentro y los que prefieren quedarse fuera, los que prefieren ser libres para contar su versión de la verdad. El precio que pagan por su libertad es que los que están dentro, los que toman las decisiones importantes, no les prestan la menor atención. Los que viven las cosas desde dentro deben acatar una ley sacrosanta: no ponerse en contra de los que están dentro, no contar lo que sucede. ¿Cuál de los dos eres tú?”, le pregunta Summers. Varoufakis lo deja claro a lo largo de más de 700 páginas. Graba y transcribe reuniones, cuenta pormenores de decenas de entrevistas con líderes mundiales, pone sobre la mesa hasta el último y sonrojante detalle.

Yanis Varoufakis consigue reírse de sí mismo, aunque se las arregla para quedar bien casi siempre. Y mantiene el pulso literario de un volumen largo que tiene hechuras de novela negra y de drama shakespeariano. Pero sobre todo de tragedia griega. Porque a pesar de sus torrenciales explicaciones, el lector no alcanza a explicarse cómo Tsipras, Varoufakis y los suyos no consiguieron ni acercarse a lo único que importa: el mejor acuerdo posible para Grecia.

Mario Draghi, el déspota trágico

Varoufakis nunca quiso salir del euro: su posición fue reclamar una reestructuración de la deuda pública griega (en torno al 180% del PIB: un nivel “insostenible”, según el FMI) y objetivos fiscales asumibles. Su estrategia era amenazar con un impago, y tener listo un sistema de liquidez alternativo si (como sucedió) los acreedores provocaban un cierre de los bancos.

En el momento clave, junio de 2015, el primer ministro, Alexis Tsipras, se echó atrás, y el BCE precipitó el final del drama. Varoufakis carga con suma dureza contra el Eurobanco (“el banco central más politizado del mundo”) en su libro. Califica a Draghi como “déspota trágico”. Le acusa de forzar la mano con “vergonzosas amenazas”. “Los abusones culpan a sus víctimas. Los abusones listos consiguen que la culpabilidad de sus víctimas parezca evidente. […] El BCE demostró una habilidad especial en esta última técnica”, dispara el exministro. Draghi, según esa versión, le obligó a cerrar la banca y le forzó a aceptar más austeridad, en un país que ha recortado las pensiones varias veces, prohibido la negociación colectiva y donde solo el 8% de parados recibe algún subsidio.

*Publicado en El País de España

 

Comment on this Article:







*

Latinoamérica

Consideran “gravísimo” que se vote TLC Chile-Uruguay sin estudios previos ni consulta indígena

Observatorio Ciudadano| El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Uruguay, que …

Foro Social Mundial: los movimientos dicen ‘no’ al TLC entre UE y Mercosur

El Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur destruirá empleos y el medio ambiente, advirtió …

TLC Mercosur–UE: La irresponsabilidad de negociar contra reloj

Jorge Marchini|Entre el 21 de febrero y el 2 de marzo pasado se …

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

Plantídoto

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Robots: ¿qué significan para el empleo y los sueldos?

Michael Roberts| La reciente apertura de una nueva tienda de Amazon en el …

Rusia 2018: soberanía científica y desarrollo tecno-económico

   Ernesto Mattos| ¿Qué se sabe de la Federación de Rusia? Que se …

Orden mundial gélido: Rusia y China juntas en la Ruta de la Seda Polar

Alfredo Jalife-Rahme-La Jornada| The Financial Times, portavoz del caduco neoliberalismo global, con tal …

Despedidos por los robots

Roberto Savio|Amazon ha lanzado Amazon Go hace algunos días. La idea es simple: …

Ecología

Universidad transgénica: Los sponsors de la Facultad de la Agronomía de la UBA

Darío Aranda-lavaca.org| Después de develar los convenios con empresas transgénicas, Darío Aranda revela …

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

Motores económicos de la destrucción ambiental

Alejandro Nadal| La semana pasada el Panel intergubernamental sobre biodiversidad y servicios de …

Energía

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

OPEP y Rusia consideran una alianza petrolera de 10 a 20 años

Richard Mably , Yara Bayoumy-Reuters| Arabia Saudita y Rusia están trabajando en un …

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Documentos

Un agónico final de la globalización: ¿cambio civilizatorio?

Wim Dierckxsens, Walter Formento|Ante el pensamiento único y fundamentalista es un reto reconstruir una …

¿Nos dirigimos hacia una nueva crisis de la economía mundial?

Orlando Caputo y Graciela Galarce| Recientemente los organismos internacionales confirman un crecimiento de …

Otro informe (el de la OIT)… la misma realidad neoliberal

  Eduardo Camin | Si existiese la posibilidad de reducir a exactitud los …

FAO: Otro informe … la misma realidad neoliberal

Eduardo Camin|Si existiese la posibilidad de reducir a exactitud los datos sobre cuestiones …

Biblioteca

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

Teitelbaum: El colapso del progresismo y el desvarío de las izquierdas

El problema que aborda el autor en este libro es el del colapso del progresismo. Pero no limitado a América Latina. En su argumentación Teitelbaum cambia el orden habitual: después del fin de las ilusiones progresistas que terminaron en un colapso, –y cuando debería haber una respuesta de la izquierda–, ésta está totalmente …

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

La Internacional del Capital Financiero

Ecuador: ¿Y la corrupción contra el fisco?

Juan J. Paz y Miño Cepeda| El capitalismo es una especie de telón …

Éric Toussaint: «América Latina en el ciclo infernal de la deuda desde hace 200 años»

Marie Charrel-Le Monde| Éric Toussaint es doctor en ciencias políticas y portavoz del …

Colombia: Deuda, modelo de desarrollo y sociedad

William Gaviria Ocampo| En cualquier análisis , no se puede obviar, el proceso …

La ecología política del Petro: alta intensidad energética y financiarización de la naturaleza

Emiliano Teran Mantovani| El pasado 20 de febrero, el Presidente Nicolás Maduro activó …

El BAII golpea el tablero financiero mundial

Ulises Noyola Rodríguez| Ante el asombro del mundo, el Banco Asiático de Inversiones …

Fin de la era del dólar: Recambios en el sistema monetario internacional

Wim Dierckxsens y Walter Formento| El imperio del dólar está llegando a su …

CAPITALISMO: Adam Smith, ¿origen del libre mercado?

CAPITALISMO: La Riqueza de las Naciones, ¿el nuevo evangelio?

CAPITALISMO: Ricardo y Malthus, ¿han dicho libertad?

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Entre las tasas de crecimiento y el deterioro de la calidad de vida

Eduardo Camín| Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dado a conocer …

Desafíos estratégicos que impone la cuarta revolución industrial

Mario Ramón Duarte| Cuando queremos detenernos a pensar solo por un momento las …

Teoría macroeconómica: la bisagra y la hegemonía neoclásica

Alejandro Nadal| En los años anteriores a la crisis financiera de 2008 parecía …

¿Hacia una economía sin dinero? No tan rápido

Alejandro Nadal| Mucho se habla de la desaparición del dinero en efectivo en …

Venezuela

Venezuela: ¿Cuánto dinero cuesta un desalojo campesino?

 Marco Teruggi| ¿Cuánto dinero hace falta para mover los hilos necesarios a un …

Venezuela: Dolarizadores

Luis Brito García| Si en algo son fecundas las crisis es en la …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (de la parte 11 a la 16)

José Gregorio Piña T.| Estos escritos son desde la undécima a la decimocuarta …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (décima parte)

José Gregorio Piña T.| Este escrito retoma la serie, ya de diez entregas, …

Opinión

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas …

El crimen histórico de la usurpación

Aldemaro Barrios R| Como si se tratara de una película de ficción, los …

La izquierda debería dejar de equiparar trabajo a empleo

Guy Standing| Si al empleo que no es trabajo se le diera la …

Una guerra comercial transatlántica de represalias mutuas causaría perdedores en todos lados

Joschka Fischer|El desprecio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por el sistema …

Entrevistas

Rubens Sawaya: Los grupos en el poder en Brasil no tienen ningún interés en América Latina

​Jorge Marchini| Rubens R. Sawaya, Profesor de Posgrado en Política de la Universidad  …

Christophe Ventura: Adiós al FSM, mantener viva la esperanza, articular nuevas formas de organización

Clarisse Meireles-Carta Maior|“Guardemos el pesimismo para tiempos mejores”, una máxima de autor desconocido, …

Camila Montecinos: Solo puedes pensar que el TPP es bueno si tienes un interés ahí o eres muy ignorante

Ignacio Pascal| Camila Montecinos, agrónoma, integrante de la organización Grain , la Asociación …

José Rocca: También en Uruguay las venas continúan abiertas

  Eduardo Camin| En el mundo existe una comunidad de intereses básicos de …

Temas

El desafío del robot: ¿futuro sin trabajo o trabajo del futuro?

Eduardo Camin| En un atardecer soleado a las orillas del lago Leman, surge …

Máquinas, inteligencia artificial y el futuro del capitalismo

  Alejandro Nadal|La automatización preocupa a los economistas desde los albores de esa …

TLC Ecuador y la UE: ¿Qué sucederá con los sectores campesinos e indígenas productores?

OCARU| A propósito del Acuerdo Comercial de Ecuador con la Unión Europea, el …

Reclaman suspender las negociaciones del TLC Mercosur-Unión Europea

Gremios empresariales y de trabajadores, así como movimientos sociales e instituciones académicas, exigieron …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Theotonio dos Santos y la moda en los intelectuales

Enrique Dussel| Se nos ha ido un gran …

El adiós a Theotonio dos Santos

En la mañana del martes 7 de febrero …

Pensamiento crítico

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas económicas seguidas por los gobiernos  populistas-progresistas latinoamericanos. Comprender las causas de su fracaso es una condición sine qua non  tanto para combatir las políticas económicas y sociales de los gobiernos actuales como para no repetir los errores …

Controversias sobre la superexplotación

Claudio Katz| La superexplotación se ha extendido a los desposeídos del planeta, pero no abarca a toda la clase obrera de ningún país. Tampoco define distinciones entre el centro y la periferia, ni es análoga a las restricciones del consumo. No tiene vínculos específicos con la plusvalía absoluta.