Home » Temas de la semana » Currently Reading:

Crecimiento económico cubano en 2017: ¿Qué pasó? ¿Qué vendrá?

enero 1, 2018 Temas de la semana No Comments
Pedro Monreal| La economía cubana creció 1,6 por ciento en 2017. Es una buena noticia, pero ¿se trata de una recuperación sustantiva? ¿Qué seguirá después? Son preguntas que deberían tratar de responderse mediante un análisis económico, pero para ello se necesitan datos. Sin embargo, varios indicadores cruciales no están disponibles públicamente.No me refiero solamente a los datos de 2017. Todavía no han sido divulgados los principales indicadores macroeconómicos de 2016. Tal demora en la divulgación de las Cuentas Nacionales del Anuario Estadístico de Cuba no había ocurrido en años recientes.

Por tanto, no es posible hacer una evaluación rigurosa respecto a cómo lo ocurrido en 2016 pudiera haber condicionado los resultados de 2017. Tampoco puede saberse el peso que tuvieron las principales variables macroeconómicas en el crecimiento de 2017 y mucho menos es posible evaluar el posible efecto de los procesos macroeconómicos de 2017 en la evolución de la economía en 2018.

El inconveniente práctico de esa carencia informativa es que pudiera conducir a la sustitución del análisis por una mera conversación. Se pudieran afirmar cosas que no podrían ser verificadas con datos.

Analizar la dinámica de la economía cubana actual es como tratar de armar un rompecabezas al que le faltan piezas. Con la limitada estadística disponible pudieran construirse, sin embargo, dos gráficos que permiten colocar en perspectiva el tema del crecimiento.

Un decenio con bajo crecimiento

Durante los últimos diez años, la tasa de crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba no ha logrado alcanzar, en momento alguno, ni siquiera un nivel del 5 por ciento, el “piso” del rango de entre 5 y 7 por ciento que se considera que sería compatible con una trayectoria de desarrollo nacional. La última vez que en Cuba el crecimiento del PIB superó el 5 por ciento fue en 2007.

Fuente: ONEI. Anuario Estadístico de Cuba 2016.

Desde 2009, el crecimiento del PIB ha tenido resultados mediocres que solamente han superado el 3 por ciento una sola vez, en 2015 (con 4,4 por ciento), justamente antes de entrar en crisis, en 2016. El decrecimiento anual de -0,9 por ciento en 2016 y el registro mínimo de 1,6 por ciento de 2017, arrojan una insignificante tasa promedio de 0,34 por ciento para el bienio 2016-2017. (1)

Las perspectivas de un vaticinado crecimiento de 2 por ciento para 2018 no modificarían significativamente la desmejorada tendencia de crecimiento observada en el último decenio. De materializarse una tasa de 2 por ciento en 2018 -algo que no es seguro-, el crecimiento promedio anual de Cuba, después del “pico” de 2007, habría sido apenas de un 2,24 por ciento promedio anual.

Una visión desde las variables macroeconómicas

En los informes oficiales, análisis de expertos y reportes de prensa, se ha convertido en un lugar común relacionar el crecimiento del PIB con las tasas registradas por los sectores más dinámicos de la economía en el plazo que se analiza. Así, por ejemplo, se ha afirmado que el crecimiento de 1,6% de 2017 “está propiciado por la dinámica de las actividades del turismo (4,4 %); transporte y comunicaciones (3,0 %); agricultura (3,0 %) y la construcción (2,8 %), fundamentalmente”. (2) (3)

El enfoque de desglose sectorial antes mencionado es válido, pero insuficiente. Es el tipo de referencia que permite entender la desigual distribución de un resultado (el crecimiento anual) entre distintas ramas y sectores, pero que no posibilita entender la manera en la que las distintas variables macroeconómicas (consumo, inversión y exportaciones netas) habrían tenido algún tipo de relación causal con el crecimiento.

Este último enfoque de “variables macro” -si bien no proporciona una explicación causal precisa- al menos facilita un entendimiento básico acerca de cómo las variables macroeconómicas “explican” la reproducción ampliada de la economía (el crecimiento).

Con los datos de las Cuentas Nacionales (solamente disponibles públicamente hasta 2015) es posible identificar el “aporte” que ha tenido cada variable macroeconómica, como se muestra en el siguiente gráfico.

Fuente: ONEI. Anuario Estadístico de Cuba 2016. Cálculos del autor (4)

De manera sucinta se anotan algunos aspectos que son visibles en el gráfico:

  • En ninguno de los años de la muestra, la totalidad de los factores hizo simultáneamente una contribución “positiva” al crecimiento del PIB en un año dado. Siempre existió, al menos, una variable que hizo una contribución “negativa” en cada año.
  • La única variable que persistentemente hizo una contribución “positiva” fue el “consumo de hogares”, la cual es, además, la variable macroeconómica mas “grande” ya que representó como promedio el 53,7 por ciento del PIB, en ese período. Esa amplia escala relativa, unida a un crecimiento promedio anual de 4,33 porciento de la variable, permite comprender el papel crucial que ha desempeñado el “consumo de hogares” en la “explicación” el crecimiento del PIB de Cuba entre 2010 y 2015. (5)
  • La contribución positiva del “consumo de hogares” fue especialmente destacada en los años donde “fallaron” otras variables importantes, como fue el caso de 2010 y 2015, cuando “fallaron” las exportaciones netas, y de 2014 cuando “fallaron” las otras tres variables al unísono.
  • El “consumo del gobierno”, la segunda variable en cuanto a su escala relativa en el PIB (25,2 por ciento), no ha “explicado” de manera importante el crecimiento económico. Se mantuvo sin variaciones notables durante el período y funcionó como un elemento de estabilidad, pero no de dinamismo. (6)
  • La “inversión”, la tercera variable en cuanto a su escala relativa (13,35 por ciento del PIB), es la que registró un mayor crecimiento promedio anual durante la etapa (6,36 por ciento), pero ha sido más inestable que las dos variables de consumo (gobierno y hogares). La contribución “negativa” más notable de la inversión tuvo lugar en 2014, mientras que la reversión de esa tendencia al año siguiente es una parte importante de la “explicación” del crecimiento del PIB mas elevado del período, ocurrido en 2015. (7)
  • Las “exportaciones netas” han funcionado como la variable de menor escala relativa (como por ciento del PIB) y la de mayor inestabilidad. En los tres años finales del período (2013 a 2015) hizo una contribución “negativa” al crecimiento. Es decir, se han registrado exportaciones netas de signo positivo (exportaciones mayores que las importaciones), pero la progresiva reducción de ese saldo hacia la fase final de la etapa representa que las “exportaciones netas” halaron “hacia abajo” el crecimiento del PIB. (8)

Las estadísticas disponibles permiten una relativa precisión cuantitativa solamente hasta 2015.  La hipótesis más importante que pudiera establecerse sería que de haber tenido el crecimiento de la inversión -la variable más dinámica- una escala relativa mayor (por ejemplo, entre el 20 y el 27 por ciento del PIB, valorada a precios de 1997), el crecimiento económico del país probablemente hubiera sido superior al 5 por ciento promedio anual durante el período.

Inferencias para 2016 y 2017 a partir de datos dispersos

Como se ha apuntado antes, no se dispone de estadísticas de Cuentas Nacionales para 2016 y 2017, ni la narrativa de los informes oficiales ha sido lo suficientemente precisa como para poder suplir la falta de series estadísticas actualizadas.

¿Cómo se comportaron las inversiones, el consumo y las exportaciones netas en esos dos años? ¿Cuánto pueden “explicar” esas variables del decrecimiento de 2016 y de la recuperación del crecimiento en 2017?

No puede conocerse con precisión, pero pudieran intentarse algunas deducciones que se resumen en la siguiente tabla.

 

Posible contribución al crecimiento económico Comentarios
2016 2017
Inversión Negativa Positiva El incremento de inversiones inicialmente previsto en 2016 fue ajustado a la baja, con una reducción del 17%. El plan de inversiones de 2017 fue superior al de 2016, aunque no se cumplió en su totalidad.
Consumo del gobierno Positiva Positiva Moderado incremento de gastos presupuestarios en 2016 e incremento inicialmente previsto de gastos del 11% en 2017.
Consumo de hogares Positiva Positiva Incremento de la circulación mercantil minorista en 2016 y 2017.
Exportaciones netas Negativa Negativa Decrecimiento de ingresos por exportaciones en 2016 y 2017. El crecimiento del turismo habría tenido un efecto positivo, pero probablemente insuficiente para compensar las reducciones de exportaciones de otros rubros.

 

Con la limitada información disponible para los años 2016 y 2017 no es posible asignar valores cuantitativos a la “explicación” que pudieran ofrecer las principales variables macroeconómicas a la contracción del PIB en 2016 y a su recuperación en 2017.  En todo caso, aun si hubiesen existido las estadísticas para esos dos años, es importante tener en cuenta que las dinámicas de las variables (consumo, inversión y exportaciones netas) a su vez expresan el efecto de causas que necesitarían ser explicadas.

En relación con 2017, la información oficial divulgada -desde principios del segundo semestre- ha indicado una serie de factores que se asume que incidieron en la menguada recuperación del crecimiento.

Entre los factores que pudieron haber tenido un efecto positivo se han mencionado oficialmente los siguientes: asignación prioritaria de recursos a las “actividades principales”; relativo alto cumplimiento del plan de inversiones; priorización de los financiamientos y pagos a los proveedores que garantizan las principales producciones; credibilidad financiera del país gracias al cumplimiento de las obligaciones relativas a los acuerdos para el reordenamiento de la deuda del gobierno; captación de mayores niveles de inversión extranjera; sostenibilidad de los servicios básicos a la población; y eficaz implementación de las medidas para la recuperación de desastres.

Los factores que pudieron haber tenido un efecto negativo han sido oficialmente identificados como los incumplimientos en las exportaciones de bienes y servicios; las dificultades con la disponibilidad de combustibles; la inejecución de algunos programas inversionistas; las afectaciones derivadas de la aguda sequía y del huracán Irma; y el recrudecimiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba.

La manera en que se han mencionado los factores positivos y negativos apunta hacia la influencia de estos en las variables macroeconómicas. Por citar un caso muy evidente: la expansión del turismo se relaciona de manera visible con el incremento de la inversión y con una contribución positiva a las exportaciones netas, a partir del aprovechamiento de una demanda externa que crece rápidamente y que no se encuentra sujeta a las restricciones internas de crecimiento de la demanda nacional.

Sin embargo, las narrativas oficiales que se han presentado sobre las explicaciones causales del crecimiento económico en 2017 son insuficientes para entender lo ocurrido.

Son explicaciones que parecen limitarse a supuestos causales directos que no permiten dar cuenta de otros factores que pudieran haber actuado como causas. Tampoco dan cuenta de las contradicciones de algunos de los factores causales citados. Por ejemplo, ¿cuál ha sido el impacto del proceso de desindustrialización en la capacidad de las exportaciones netas para influir en el crecimiento? ¿de qué manera opera el balance final entre el efecto de restablecer la credibilidad ante los deudores y la reducción de la disponibilidad de recursos financieros que se deriva de cumplir con las obligaciones de pagos por concepto de restructuración de viejas deudas? ¿cuál es el balance final entre la destrucción provocada por el huracán Irma (las producciones que dejaron de contribuir al PIB) y el incremento del PIB que pudiera haberse derivado de las inversiones y demás gastos del gobierno asociados al plan de recuperación de los efectos del ciclón?

Establecer una relación de causalidad equivale a poder explicar cómo un fenómeno (la causa) provoca otro fenómeno (el efecto). El problema con las explicaciones causales de sistemas sociales complejos -como es el caso del crecimiento económico- es que no basta con identificar factores que pudieran actuar como causas visibles inmediatas, sino que también hay que considerar otras posibles causas que pudieran estar ubicadas “corriente arriba” en posibles cadenas de causalidades.

Conclusiones

Esta breve nota no intenta abordar en detalle el tipo de análisis que hasta ahora no se ha ofrecido oficialmente. El propósito ha sido llamar la atención respecto a la necesidad de mejorar la presentación pública del análisis oficial.

No se trata de que haya que ofrecer una explicación completa y detallada de la recuperación del PIB de Cuba en 2017 pues ése es el tipo de explicación que no es posible hacer respecto a sistemas complejos. De lo que se trata es de destacar la necesidad de que el análisis oficial pueda proveer supuestos causales “suficientemente buenos” que pudieran sustentar las políticas económicas necesarias para hacer transitar a Cuba desde su actual condición de país subdesarrollado hacia el estatus de nación desarrollada.

Cada vez que decide adoptarse una acción de política económica, se están haciendo supuestos acerca de los efectos causales de esa posible acción. Suponer que Cuba puede conformarse con una política económica que no es capaz de generar crecimiento económico por encima del 5 por ciento pudiera expresar un supuesto equivocado acerca de cómo funciona el proceso de desarrollo.

La principal conclusión de un rápido análisis de las tendencias de crecimiento económico reciente de Cuba es que el reto parece claro: o se adoptan políticas económicas que permitan colocar el promedio anual de crecimiento en la zona del 5 al 7 por ciento anual, o se corre el riesgo de convertir en “normal” un crecimiento anémico que no conducirá al desarrollo.

El corolario principal -en términos de política económica- es que la atención a la variable “inversión” parece ser crucial: necesita tener escala y dinamismo (9). Ambas cosas deberían alcanzar niveles superiores a los que se planifican actualmente.

NOTAS

1 ONEI. Anuario Estadístico de Cuba 2012 Anuario Estadístico de Cuba 2016.

2 Oscar Figueredo Reinaldo, José Raúl Concepción, Dianet Doimeadios Guerrero, Irene Pérez, “Economía cubana crece 1,6 por ciento durante el 2017”, Cubadebate, 21 de diciembre de 2017, http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/12/21/economia-cubana-crece-16-por-ciento-durante-el-2017/#.Wj7FcTdG0l0

3 Conviene anotar que el “turismo” no aparece identificado como un sector en las estadísticas oficiales de Cuentas Nacionales de Cuba, de manera que probablemente debería explicarse cómo se habría calculado su crecimiento de 4,4%. Sin dudas, el incremento de turistas indica que la actividad ha crecido, pero lo que no queda claro es cómo puede ofrecerse un dato del sector “turismo” en términos de Cuentas Nacionales (aporte al PIB) cuando esas cuentas no incluyen al turismo como un sector específico.

4 Se ha seleccionado el período de seis años desde 2010 hasta 2015 y se han calculado las diferencias anuales de PIB total y las correspondientes diferencias de las cuatro macro- variables (inversión, consumo del gobierno, consumo de hogares y exportaciones netas) respecto al año anterior. Se han obtenido los coeficientes de las diferencias de cada variable en relación con las diferencias del PIB total, donde la suma de los cuatro coeficientes es igual a la unidad (la cifra 1,0) para cada año.

5 Consumo de los hogares: Abarca el gasto de los hogares residentes y aquella parte de los servicios gubernamentales que se prestan gratuitamente a la población, es decir, servicios comunales, educación, salud pública, cultura, deportes, entre otras.

6 Consumo del gobierno: Abarca el valor de los servicios de consumo colectivo prestados por el gobierno a la comunidad o a grandes secciones de la misma y comprende principalmente los de seguridad y defensa, mantenimiento de la ley y el orden, investigación y desarrollo, entre otros.

7 Formación bruta de capital: Se obtiene mediante la suma de la formación bruta de capital  fijo  más  la  variación de existencias. La formación bruta de  capital  fijo representa  el  valor  de  los  activos  fijos  adquiridos  menos  los   vendidos por  las  unidades  de  producción  residentes  para  ser  utilizados  repetidamente  en  procesos  de  producción.  También  comprende  aquellas  mejoras  que  aumentan  el  rendimiento  y  productividad  o  la  vida  útil  de  los  activos.

8 Las exportaciones netas o demanda exterior de un país es la demanda neta de los extranjeros (no residentes) por bienes y servicios que se producen en el país. El valor de las exportaciones netas viene determinado por la diferencia entre las exportaciones (X) y las importaciones (M).

9 El plan para 2018 prevé un valor total de inversiones de 10 mil 800 millones de pesos. No queda claro si es una cifra expresada en términos de valores de Cuentas Nacionales a precios corrientes, o a precios constantes de 1997, aunque parece aproximarse más a los valores que cabría esperar a precios corrientes. Sería entonces una cifra ligeramente superior a los valores de inversión de 2015, lo cual significaría mantener aproximadamente la inversión a un nivel alrededor del 10 por ciento del PIB, si se midiese aprecios corrientes.

*Editor del blog El Estado como tal. Doctor en Ciencias Económicas. Actualmente es Especialista de Programa en la UNESCO.

Fuente:https://elestadocomotal.com/2017/12//crecimiento-economico-cubano-en-2017-que-paso-que-vendra/

 

Comment on this Article:







*

Latinoamérica

Consideran “gravísimo” que se vote TLC Chile-Uruguay sin estudios previos ni consulta indígena

Observatorio Ciudadano| El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Uruguay, que …

Foro Social Mundial: los movimientos dicen ‘no’ al TLC entre UE y Mercosur

El Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur destruirá empleos y el medio ambiente, advirtió …

TLC Mercosur–UE: La irresponsabilidad de negociar contra reloj

Jorge Marchini|Entre el 21 de febrero y el 2 de marzo pasado se …

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

Plantídoto

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Robots: ¿qué significan para el empleo y los sueldos?

Michael Roberts| La reciente apertura de una nueva tienda de Amazon en el …

Rusia 2018: soberanía científica y desarrollo tecno-económico

   Ernesto Mattos| ¿Qué se sabe de la Federación de Rusia? Que se …

Orden mundial gélido: Rusia y China juntas en la Ruta de la Seda Polar

Alfredo Jalife-Rahme-La Jornada| The Financial Times, portavoz del caduco neoliberalismo global, con tal …

Despedidos por los robots

Roberto Savio|Amazon ha lanzado Amazon Go hace algunos días. La idea es simple: …

Ecología

Universidad transgénica: Los sponsors de la Facultad de la Agronomía de la UBA

Darío Aranda-lavaca.org| Después de develar los convenios con empresas transgénicas, Darío Aranda revela …

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

Motores económicos de la destrucción ambiental

Alejandro Nadal| La semana pasada el Panel intergubernamental sobre biodiversidad y servicios de …

Energía

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

OPEP y Rusia consideran una alianza petrolera de 10 a 20 años

Richard Mably , Yara Bayoumy-Reuters| Arabia Saudita y Rusia están trabajando en un …

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Documentos

Un agónico final de la globalización: ¿cambio civilizatorio?

Wim Dierckxsens, Walter Formento|Ante el pensamiento único y fundamentalista es un reto reconstruir una …

¿Nos dirigimos hacia una nueva crisis de la economía mundial?

Orlando Caputo y Graciela Galarce| Recientemente los organismos internacionales confirman un crecimiento de …

Otro informe (el de la OIT)… la misma realidad neoliberal

  Eduardo Camin | Si existiese la posibilidad de reducir a exactitud los …

FAO: Otro informe … la misma realidad neoliberal

Eduardo Camin|Si existiese la posibilidad de reducir a exactitud los datos sobre cuestiones …

Biblioteca

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

Teitelbaum: El colapso del progresismo y el desvarío de las izquierdas

El problema que aborda el autor en este libro es el del colapso del progresismo. Pero no limitado a América Latina. En su argumentación Teitelbaum cambia el orden habitual: después del fin de las ilusiones progresistas que terminaron en un colapso, –y cuando debería haber una respuesta de la izquierda–, ésta está totalmente …

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

La Internacional del Capital Financiero

Ecuador: ¿Y la corrupción contra el fisco?

Juan J. Paz y Miño Cepeda| El capitalismo es una especie de telón …

Éric Toussaint: «América Latina en el ciclo infernal de la deuda desde hace 200 años»

Marie Charrel-Le Monde| Éric Toussaint es doctor en ciencias políticas y portavoz del …

Colombia: Deuda, modelo de desarrollo y sociedad

William Gaviria Ocampo| En cualquier análisis , no se puede obviar, el proceso …

La ecología política del Petro: alta intensidad energética y financiarización de la naturaleza

Emiliano Teran Mantovani| El pasado 20 de febrero, el Presidente Nicolás Maduro activó …

El BAII golpea el tablero financiero mundial

Ulises Noyola Rodríguez| Ante el asombro del mundo, el Banco Asiático de Inversiones …

Fin de la era del dólar: Recambios en el sistema monetario internacional

Wim Dierckxsens y Walter Formento| El imperio del dólar está llegando a su …

CAPITALISMO: Adam Smith, ¿origen del libre mercado?

CAPITALISMO: La Riqueza de las Naciones, ¿el nuevo evangelio?

CAPITALISMO: Ricardo y Malthus, ¿han dicho libertad?

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Entre las tasas de crecimiento y el deterioro de la calidad de vida

Eduardo Camín| Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dado a conocer …

Desafíos estratégicos que impone la cuarta revolución industrial

Mario Ramón Duarte| Cuando queremos detenernos a pensar solo por un momento las …

Teoría macroeconómica: la bisagra y la hegemonía neoclásica

Alejandro Nadal| En los años anteriores a la crisis financiera de 2008 parecía …

¿Hacia una economía sin dinero? No tan rápido

Alejandro Nadal| Mucho se habla de la desaparición del dinero en efectivo en …

Venezuela

Venezuela: ¿Cuánto dinero cuesta un desalojo campesino?

 Marco Teruggi| ¿Cuánto dinero hace falta para mover los hilos necesarios a un …

Venezuela: Dolarizadores

Luis Brito García| Si en algo son fecundas las crisis es en la …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (de la parte 11 a la 16)

José Gregorio Piña T.| Estos escritos son desde la undécima a la decimocuarta …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (décima parte)

José Gregorio Piña T.| Este escrito retoma la serie, ya de diez entregas, …

Opinión

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas …

El crimen histórico de la usurpación

Aldemaro Barrios R| Como si se tratara de una película de ficción, los …

La izquierda debería dejar de equiparar trabajo a empleo

Guy Standing| Si al empleo que no es trabajo se le diera la …

Una guerra comercial transatlántica de represalias mutuas causaría perdedores en todos lados

Joschka Fischer|El desprecio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por el sistema …

Entrevistas

Rubens Sawaya: Los grupos en el poder en Brasil no tienen ningún interés en América Latina

​Jorge Marchini| Rubens R. Sawaya, Profesor de Posgrado en Política de la Universidad  …

Christophe Ventura: Adiós al FSM, mantener viva la esperanza, articular nuevas formas de organización

Clarisse Meireles-Carta Maior|“Guardemos el pesimismo para tiempos mejores”, una máxima de autor desconocido, …

Camila Montecinos: Solo puedes pensar que el TPP es bueno si tienes un interés ahí o eres muy ignorante

Ignacio Pascal| Camila Montecinos, agrónoma, integrante de la organización Grain , la Asociación …

José Rocca: También en Uruguay las venas continúan abiertas

  Eduardo Camin| En el mundo existe una comunidad de intereses básicos de …

Temas

El desafío del robot: ¿futuro sin trabajo o trabajo del futuro?

Eduardo Camin| En un atardecer soleado a las orillas del lago Leman, surge …

Máquinas, inteligencia artificial y el futuro del capitalismo

  Alejandro Nadal|La automatización preocupa a los economistas desde los albores de esa …

TLC Ecuador y la UE: ¿Qué sucederá con los sectores campesinos e indígenas productores?

OCARU| A propósito del Acuerdo Comercial de Ecuador con la Unión Europea, el …

Reclaman suspender las negociaciones del TLC Mercosur-Unión Europea

Gremios empresariales y de trabajadores, así como movimientos sociales e instituciones académicas, exigieron …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Theotonio dos Santos y la moda en los intelectuales

Enrique Dussel| Se nos ha ido un gran …

El adiós a Theotonio dos Santos

En la mañana del martes 7 de febrero …

Pensamiento crítico

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas económicas seguidas por los gobiernos  populistas-progresistas latinoamericanos. Comprender las causas de su fracaso es una condición sine qua non  tanto para combatir las políticas económicas y sociales de los gobiernos actuales como para no repetir los errores …

Controversias sobre la superexplotación

Claudio Katz| La superexplotación se ha extendido a los desposeídos del planeta, pero no abarca a toda la clase obrera de ningún país. Tampoco define distinciones entre el centro y la periferia, ni es análoga a las restricciones del consumo. No tiene vínculos específicos con la plusvalía absoluta.