Home » Documentos »Pensamiento Crítico » Currently Reading:

Las formas de lucha

septiembre 25, 2017 Documentos, Pensamiento Crítico No Comments

Boaventura de Sousa Santos|Hay temas que, a pesar de tener una presencia constante en la vida de la gran mayoría de las personas, aparecen y desaparecen del radar de aquellos a quienes corresponde reflexionar sobre ellos, sea en el plano científico, cultural o filosófico. Algunos de los temas hoy desaparecidos son, por ejemplo, la lucha social (más aún, la lucha de clases), la resistencia, la desobediencia civil, la rebeldía, la revolución y, subyacente a ellos, la violencia revolucionaria.

A lo largo de los últimos ciento cincuenta años, estos temas tuvieron un papel central en la filosofía y la sociología políticas porque sin ellos era virtualmente imposible hablar de transformación social y de justicia. Hoy en día, la violencia está omnipresente en los noticieros y las columnas de opinión, pero raramente se refiere a los temas anteriores.

La violencia de que se habla es la violencia despolitizada, o concebida como tal: la violencia doméstica, la criminalidad, el crimen organizado. Por otro lado, siempre se habla de violencia física, raramente de violencia psicológica, cultural o simbólica y, nunca, de violencia estructural. Los únicos contextos en que a veces la violencia adquiere condición política es la violencia en los países “menos desarrollados” o “Estados fallidos” y la violencia terrorista, considerada (y bien) como un modo inaceptable de lucha política.

En términos de debate filosófico y político, nuestro tiempo es un tiempo simultáneamente infantil y senil. Gatea, por un lado, entre ideas que lo atraen por la novedad y le confieren el orgullo de ser protagonista de algo inaugural (autonomía, competencia, empoderamiento, creatividad, redes sociales). Y, por otro, se deja perturbar por una ausencia, una falta que no puede nombrar exactamente (solidaridad, cohesión social, justicia, cooperación, dignidad, reconocimiento de la diferencia), una falta obsoleta pero lo suficientemente impertinente como para hacerle tropezar en su propia ruina.

Como la lucha, la resistencia, la rebeldía, la desobediencia, la revolución siguen constituyendo la experiencia cotidiana de la gran mayoría de la población mundial, que, además, paga un precio muy alto por eso, la disyunción entre el modo en que se vive y lo que se dice públicamente sobre él hace que nuestro tiempo sea un tiempo dividido entre dos grupos muy asimétricos: los que no pueden olvidar y los que no quieren recordar. Los primeros solo en apariencia son seniles y los segundos solo en apariencia son infantiles. Son todos contemporáneos unos de otros, pero se remiten a contemporaneidades diferentes.

Revisemos, pues, los conceptos senilizados. Lucha es toda disputa o conflicto sobre un recurso escaso que confiere poder a quien lo detenta. Las luchas sociales siempre existieron y siempre tuvieron objetivos y protagonistas muy diversificados. A finales del siglo XIX, Marx otorgó un papel especial a un cierto tipo de lucha: la lucha de clases. Su especificidad residía en su radicalidad (la parte perdedora perdería todo), en su naturaleza (entre grupos sociales organizados en función de su posición frente a la explotación del trabajo asalariado) y en sus objetivos incompatibles (capitalismo o socialismo).

Las luchas sociales nunca se redujeron a la lucha de clases. A mediados del siglo pasado surgió el término “nuevos movimientos sociales” para dar cuenta de actores políticos organizados en otras luchas según criterios de agregación distintos de la clase y con objetivos muy diversificados. Esta ampliación no solo ensanchaba el concepto de lucha social, sino que daba más complejidad a la idea de resistencia, un concepto que pasó a designar los grupos inconformes con el estatuto de víctima. Es resistente todo aquel que se niega a ser víctima. Esta ampliación recuperaba algunos debates de finales del siglo XIX entre anarquistas y marxistas, en particular el debate sobre la revolución y la rebeldía.

La revolución implicaba la sustitución de un orden político por otro, mientras que la rebeldía significaba el rechazo de un determinado (o de cualquier) orden político. La rebeldía se distinguía de la desobediencia civil, porque esta, al contrario de la primera, cuestionaba una determinación específica (por ejemplo, servicio militar obligatorio) pero no el orden político en su conjunto. El concepto de revolución se fue alimentando con la Revolución rusa, la Revolución china, la Revolución cubana, la Revolución argelina, la Revolución egipcia, la Revolución vietnamita o la Revolución portuguesa del 25 de abril de 1974 (aunque muchos, como yo, dudásemos de su carácter revolucionario).

La caída del Muro de Berlín restó actualidad al concepto de revolución, aunque el mismo resucitase algunos años después en América Latina con la Revolución bolivariana (Venezuela), la Revolución comunitaria (Bolivia) y la Revolución ciudadana (EcResultado de imagen para caida muro de berlinuador) incluso si en estos casos hubiesen muchas dudas sobre el carácter revolucionario de tales procesos. Con el levantamiento neozapatista de 1994, el Foro Social Mundial de 2001 y años siguientes, y los movimientos indígenas y afrodescendientes, los conceptos de rebeldía y de dignidad volvieron a ser predominantes. Hasta hoy.

Subyacente a las vicisitudes de estos diferentes modos de nombrar las luchas sociales contra el statu quo, estuvieron presentes siempre dos cuestiones: la dialéctica entre institucionalidad y extrainstitucionalidad; y la dialéctica entre lucha violenta o armada y lucha pacífica. Las dos cuestiones son autónomas, aunque están relacionadas: la lucha institucional puede o no ser violenta y la lucha armada, si es duradera, crea su propia institucionalidad. Ambas cuestiones comenzaron a ser discutidas a lo largo del siglo XIX y explosionaron en momentos diferentes al final del siglo XIX e inicio del siglo XX. ¿Por qué las menciono aquí? Porque a pesar, en los últimos treinta años, de haber sido consideradas obsoletas o residuales, ganaron últimamente una nueva vida.

Institucional versus extrainstitucional. Esta cuestión se agudizó con las divisiones en el seno del partido socialdemócrata alemán en vísperas de la Primera Guerra Mundial. ¿Luchar dentro de las instituciones? ¿O presionarlas y hasta transformarlas desde fuera por vías consideradas ilegales? La cuestión siguió su curso durante cincuenta años y pareció haberse agotado con el fin de la revuelta estudiantil de Mayo de 1968.

Obviamente que en diferentes partes del mundo continuaron habiendo insurrecciones, guerrillas, protestas, huelgas generales, luchas de liberación; pero de algún modo se fue consolidando la idea de que representaban el pasado y no el futuro, toda vez que la democracia liberal, ahora apadrinada por el neoliberalismo global, el FMI, el Banco Mundial, la ONU, acabaría por imponerse como el único modo legítimo de dirimir conflictos políticos. Todo cambió en 2011 con la ola de movimientos de protesta en diferentes países: las distintas primaveras de revuelta, el movimiento Occupy Wall Street, los movimientos de los indignados, etcétera. ¿Por qué este cambio? Sospecho que la crisis de la democracia liberal se ha venido profundizando de tal modo que movimientos y protestas por fuera de las instituciones pueden pasar a ser parte de la nueva normalidad política.

Lucha armada versus lucha pacífica. La cuestión de la violencia es el tema que el pensamiento político dominante (tan viciado en el estudio de los sistemas electorales) evitó a toda costa a lo largo del siglo pasado. Sin embargo, los protagonistas de las luchas se enfrentaron continuamente con la cuestión en el terreno. Obviamente que no toda violencia es revolucionaria. Durante el siglo XX quienes más recurrieron a ella fueron los contrarrevolucionarios, los nazis, los fascistas, los colonialistas, los fundamentalistas de todas las confesiones y los propios estalinistas después de la perversión de la revolución que emprendieron.

Pero en el campo revolucionario las divisiones fueron encendidas: entre los marxistas y maoístas de la India y Gandhi, entre Martin Luther King Jr. y Malcom X, entre diferentes movimientos de liberación del colonialismo europeo y Frantz Fanon, entre movimientos independentistas en Europa (País Vasco, Irlanda del Norte) y movimientos revolucionarios de América Latina. También aquí –a pesar de la continuidad de la lucha armada en el Delta del Níger y en las zonas rurales de la India dominadas por los naxalitas (maoístas)– la idea de violencia revolucionaria y de lucha armada ha perdido legitimidad, de lo cual las negociaciones de paz en curso en Colombia son una demostración elocuente.

Empero, hay dos elementos perturbadores de los que quiero dar cuenta. En muchos países donde la violencia política terminó con negociaciones de paz, la violencia volvió (muchas veces contra líderes políticos y de movimientos sociales) bajo la forma de violencia despolitizada o criminalidad común. El Salvador y Honduras son casos paradigmáticos y Colombia podría serlo. Por otro lado, la lucha armada fue deslegitimada porque falló muchas veces en sus objetivos y porque se creyó que estos serían más eficazmente alcanzados por la vía pacífica y democrática.

Resultado de imagen para camilo torres¿Y si se profundizara la crisis de la democracia? Uno de los revolucionarios que más admiro y que pagó con la vida su dedicación a la revolución socialista, el padre Camilo Torres, de Colombia, doctorado en sociología por la Universidad de Lovaina, respondió así en 1965 a la pregunta de un periodista sobre la legitimidad de la lucha armada: “El fin no justifica los medios. Sin embargo, en la acción concreta, muchos medios comienzan a ser impracticables. De acuerdo con la moral tradicional de la Iglesia la lucha armada es permitida a una sociedad en las siguientes condiciones:

*Haber agotado los medios pacíficos.

*Tener una probabilidad bastante cierta de éxito.

*Que los males resultantes de esta lucha no sean peores que la situación que se quiere remediar.

*Que haya el concepto de algunas personas de criterio ilustrado y correcto sobre el cumplimiento de las condiciones anteriores” [1].

A un pacifista como yo, que siempre luchó por la radicalización de la democracia como vía no violenta para construir una sociedad más justa, provoca estremecimientos pensar si en muchos países los patrones de convivencia pacífica y democrática no se estarán degradando a tal punto que las cuatro condiciones del padre Camilo Torres puedan tener respuesta positiva.

Notas

[1] Torres Restrepo, C. (2016), Textos inéditos y poco conocidos, vol. 1, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, p. 272.

 

*Académico portugués. Doctor en sociología, catedrático de la Facultad de Economía y Director del Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coímbra (Portugal).

Comment on this Article:







*

Latinoamérica

Escandaloso y preocupante: Para Macri, en la OMC no debe haber lugar para el disenso

Rodolfo Koé Gutiérrez-CLAE| La decisión del gobierno de Mauricio Macri de excluir a …

La Unión Europea y el fin del Mercosur

Samuel Pinheiro Guimaraes|La conveniencia de la participación de Brasil en los esquemas de …

Bolivia: Un modelo “agotado” que goza de buena salud

Sullkata M. Quilla-CLAE| La oposición al gobierno de Evo Morales quiere instalar, a …

¿La economía solidaria representa un modelo viable a escala global?

Fernando de la Cuadra|Hace ya algunas décadas atrás el economista húngaro Karl Polanyi …

Plantídoto

Global

Arabia Saudita, la implosión inevitable

Alejandro Nadal| Medio Oriente se encuentra en una transición geopolítica de gran inestabilidad. …

China y el final de la economía global

Germán Gorraiz López| La economía global está amenazada por la posible aparición de …

APEC 2017: China el tren del desarrollo y la muralla de Trump ¿Libre comercio?

Ernesto Mattos| Pareciera que las principales potencias del mundo discuten sobre cómo será …

El acaparamiento global de tierras en 2016: sigue creciendo y sigue siendo malo

GRAIN| En octubre de 2008, GRAIN publicó un informe llamado “¡Se adueñan de …

Ecología

La Unión Europea renueva el glifosato por otros cinco años

Graciela Vizcay Gomez| Los países de la UE, reunidos en el Comité de …

El negocio del cambio climático y la geoingeniería

Silvia Ribeiro| Acaba de concluir otra ronda de negociaciones internacionales sobre el cambio …

Cambio climático y CO2: ¿Cuánto carbón se explota en América Latina?

Ernesto J. Navarro-RT| Aunque la mayoría de los países del mundo suscribieron voluntariamente …

Chomsky: El cambio climático podría causar la sexta extinción de la vida en el planeta

 Blanche Petrich-La Jornada|Noam Chomsky, uno de los mayores referentes en la vida intelectual …

Energía

Arabia Saudita, la implosión inevitable

Alejandro Nadal| Medio Oriente se encuentra en una transición geopolítica de gran inestabilidad. …

Cambio climático y CO2: ¿Cuánto carbón se explota en América Latina?

Ernesto J. Navarro-RT| Aunque la mayoría de los países del mundo suscribieron voluntariamente …

Vienen por nuestro litio, con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Rubén Armendáriz-CLAE|Los satélites, las naves espaciales, las baterías recargables de los teléfonos móviles, …

Financial Times confirma el fin de la revolución del fracking

Sputniknews | El ‘boom’ del fracking comenzó cuando las empresas descubrieron cómo aumentar …

Documentos

Argentina: Fuerte rechazo al TLC Mercosur-UE y al secretismo en las negociaciones de acuerdos comerciales

Centenares de diputados, senadores, dirigentes sindicales, industriales y de organizaciones sociales, economistas y …

Historia de una entrega: las negociaciones para un tratado de libre comercio entre el Mercosur y la UE

“El Mercosur ha avanzado en otorgar múltiples concesiones ante una Unión Europea que …

Académicos estiman fracaso de la OMC y alertan sobre peligros de un acuerdo Mercosur-UE

  Clacso| Las experiencias de acuerdos de libre comercio (TLCs) de países de …

El dinero que no ves, paraísos fiscales y desigualdad: el informe de Oxfam

En nuestro mundo la riqueza no escasea. A lo largo de los últimos …

Susan George: consecuencias directas del TTIP

Biblioteca

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

Movimientos sociales en América Latina: perspectivas, tendencias y casos

En América Latina, en los últimos 25 años, se ha presenciado un renovado auge de la movilización popular. El fin de los gobiernos militares, y de los conflictos violentos de la década del 80, dio paso a nuevas luchas y a un clima relativamente más democrático. Desde el norte de …

Latindadd: Economías alternativas frente al actual modelo

La Red Latianomericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos (Latindadd) acaba de editar el texto “Utopías Reales: síntesis del debate sobre economías alternativas para transformar el mundo”, una tarea llevada a cabo por el Grupo de Trabajo de Economías Alternativas de la red. Este nuevo libro es un avance hacia la …

La Internacional del Capital Financiero

El petro, nueva moneda virtual venezolana ¿compromete las reservas petrolera y minera?/ Peligros

Claudio della Croce| El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este domingo la creación …

El sistema bancario en América Latina: spread y nivel de actividad

Pablo Wahren y Lucía Converti- Celag| La intermediación de fondos es una de …

Análisis de la Inversión Extranjera Directa en América Latina (1990-2016)

Francisco Navarro y Guillermo Oglietti-Celag| En los países en desarrollo latinoamericanos nada genera …

Contradicciones centro-periferia en la Unión Europea y la crisis del euro

Eric Toussaint|La crisis desencadenada en Estados Unidos en los años 2007-2008 alcanzó con …

Filtraciones de las offshore, beneficio para Estados Unidos

 Tomás Lukin| Offshoreleaks, Swissleaks, Luxleaks, Bahamas Leaks, Panama Papers y, desde el 4 …

Empresarios argentinos, líderes mundiales en fuga de capitales

Durante las últimas décadas, la cúpula empresaria argentina se especializó en fugar del …

CAPITALISMO: Adam Smith, ¿origen del libre mercado?

CAPITALISMO: La Riqueza de las Naciones, ¿el nuevo evangelio?

CAPITALISMO: Ricardo y Malthus, ¿han dicho libertad?

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

La coherencia del FMI

Tomás Lukin| Con el estallido de la crisis internacional en 2008 el Fondo …

TLC UE-Mercosur, la agenda de la Argentina macrista para “volver al mundo”

CEAF| Entre el 20 y el 24 marzo, en Buenos Aires, se realizó …

Tribunal de los Pueblos sobre violaciones con impunidad de los derechos humanos de migrantes y refugiadas

Alejandro Teitelbaum| Las tragedias que se suceden en el Mediterráneo con la muerte …

México: ¿Por qué disminuye la cobertura y calidad de los servicios públicos?

Alejandro Villamar, Alberto Arroyo y Adán Rivera P|Cada año disminuyen la cantidad y …

Venezuela

Venezuela: Entre el combate a la corrupción y reelección presidencial

Aram Aharonian|El caballito de batalla contra la corrupción ha servido para los poderes …

Nuevos ministros: Un militar a cargo del petróleo venezolano

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el domingo 26 de octubre una …

Deuda venezolana: bienvenidos a tiempos interesantes

15yultimo-Editorial|En octubre de 2013, en un momento de su discurso de solicitud de poder …

Venezuela ¿invadida o cercada?

 Ana Esther Ceceña y David Barrios |La geopolítica mundial se ha complejizado enormemente …

Opinión

Uruguay: Interrogantes sobre el TLC Mercosur-Unión Europea

Alberto Couriel| En estos días, surgen noticias en los medios de comunicación de …

OMC, TLCs, ONGs: ¿Cuál es nuestra prioridad? ¿Quién marca nuestra agenda?

 Aram Aharonian|Es difícil desprenderse de vicios que vienen de muchos años. A veces …

Demoledor combo de capitulación del Mercosur ante la UE

Claudio Katz|Brasil y Argentina avanzan en una negociación secreta de acuerdo con la …

Concentración económica, poder político y desigualdad

Alejandro Nadal| Desde hace años se sabe que la tendencia hacia una mayor …

Entrevistas

Susan George, referente altermundista: “La socialdemocracia se ha entregado por completo al neoliberalismo”

José Bautista-La Marea| Susan George es un referente del pensamiento crítico y altermundialista. …

Eurodiputados coinciden: en el acuerdo UE-Mercosur prima el colonialismo económico

Nodal| Dos eurodiputados españoles, Estefanía Torres y Xabier Benito,  coincidieron en que un …

Eduardo Dvorkin, científico: Un acuerdo con la UE limitará nuestro desarrollo autónomo y aumentará la pobreza

Nodal|Eduardo Dvorkin, doctor en ingeniería, especialista en mecánica computacional, quien estuvo en la …

UE-Mercosur: Un acuerdo apurado para ahondar asimetrías

CLAE| El economista Guillermo Wierzba, ex Director del Centro de Economía y Finanzas …

Temas

Sin convergencias, comenzó en Buenos Aires la polémica reunión de la OMC

  Rubén Armendáriz| La Organización Mundial de Comercio (OMC) comenzó este domingo, en …

Argentina deporta a dos periodistas por opinar distinto, la OMC calla

El gobierno argentino, anfitrión de la conferencia ministerial de la Organización Mundial de …

Greenpeace filtra documentos comerciales UE-Mercosur: un impulso a la deforestación

Greenpeace Países Bajos ha publicado 171 páginas de documentos previamente no revelados de …

La OMC, el multilateralismo, el comercio de servicios y el yuan

Oscar Ugarteche| La conferencia de Buenos Aires de la Organización Mundial de Comercio (OMC) es …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

La subordinación de la izquierda brasileña al neoliberalismo y el abandono de la Teoría de la Dependencia

Instituto Humanitas Unisinos| La siguiente es una entrevista …

Subimperialismo: revisión de un concepto/ Aplicación actual

Claudio Katz |Las características del subimperialismo fueron estudiadas …

Pensamiento crítico

La vigencia de Rosa Luxemburgo

Jorge Molinero  |En estos días se recuerda el centenario de la revolución rusa. En esta oportunidad recordaremos a una pensadora y militante socialista, quizá la más importante de los años previos a la revolución, como fue Rosa Luxemburgo.  Si bien es más recordada por su martirio ya que fue asesinada …

De regreso a Oktubre: la revolución rusa, motivo de debate en las izquierdas

Hemisferio Izquierdo| La Revolución Rusa, sus hazañas y sus miserias, sus fermentales polémicas y sus juicios de Moscú, su carrera espacial y su colectivización forzada, atravesaron todo el siglo XX y siguen siendo motivo de álgidos debate entre las izquierdas. Rememorar, repensar, analizar y reflexionar en torno a tamaño hito …