Home » Capital Financiero » Currently Reading:

Atrapados sin salida: mecánica de la bicicleta financiera argentina

julio 11, 2017 Capital Financiero No Comments

 

Horacio Rovelli| La bicicleta financiera castiga a las inversiones. El frágil equilibrio financiero depende de la voluntad de los bancos. Los mismos actores ingresan y fugan divisas. El círculo vicioso, las ganancias rápidas y una soga que (por ahora) aprieta, pero no ahorca.

Mauricio Macri llegó a la presidencia con globitos de colores y un discurso vacío de contenido. Lo hizo cabalgando sobre el atraso ideológico de una gran parte de la población. Tuvo y tiene como objetivo manifiesto integrar el país al mercado mundial. La integración, sin embargo, está restringida a unos pocos sectores. El hidrocarburífero, la minería, el agro y algunas industrias vinculadas al campo. No mucho más. Mientras tanto procura retener a los grupos industriales representativos del capital concentrado. Un puñado de firmas como Techint, Arcor y Aluar, por mencionar las más conocidas. Al mismo tiempo, y aquí reside el rasgo más perverso de su política, instrumenta las condiciones para restaurar el modelo de valorización financiera del capital. Un mecanismo que permite obtener ganancias rápidas y muy superiores al promedio mundial, además de fugar capitales.

La propuesta inicial de Cambiemos consistía en un tipo de cambio elevado. Esa es la razón que explica la fuerte devaluación que Macri concretó a poco de asumir. Entre el 9 y el 16 de diciembre de 2015, el dólar pasó de $9,70 a $13,60. A la devaluación del orden del 40% se sumó la eliminación de todas las retenciones a los cultivos, con excepción de la soja que disminuyó un 5%. Esto provocó una brutal transferencia de ingresos a favor de los sectores más concentrados del campo. El Gobierno, que sostenía que el tipo de cambio se había sincerado y que los precios ya lo habían descontado, quedó desmentido. El salto cambiario alimentó la inflación. El proceso afectó a los asalariados y a los sectores con ingresos fijos. El resultado: el deterioro del mercado interno.

Hasta ese momento, las promesas de campaña hechas por Macri habían alentado la retención en silo bolsas de un volumen importante de la producción agrícola. Luego de las elecciones, la devaluación y la quita/reducción de las retenciones incentivaron a los productores para que liquidaran la cosecha gruesa. El ingreso de un importante flujo de divisas por las exportaciones agropecuarias frenó un mayor avance del dólar. El Banco Central, en un intento por detener la inflación con altas tasas de interés, completó la condición para la aparición del trillado y funesto camino del carry trade: el dólar creciendo por debajo de las tasas de interés. Sólo una vuelta de pedal hizo falta para que la famosa bicicleta financiera se echara a andar. Ciclistas no faltaron. Algunos veteranos, otros principiantes.

Lo sucedido por esos días contrastaba con las irresponsables declaraciones del entonces ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay, quien no dudó en pronosticar que estaba por llegar una “lluvia de inversiones”. Le puso número y plazo a la precipitación. “Entre 15 mil y 20 mil millones de dólares en las próximas cuatro semanas”, afirmó Prat-Gay el mismo día en que anunciaba la desregulación del mercado cambiario. En una larga conferencia de prensa, Prat-Gay aduló los oídos de una importante porción de la sociedad: “A partir de mañana no hay límite para adquirir divisas para importar, cualquier persona que quiera comprar moneda extranjera podrá hacerlo a través de su cuenta bancaria o en las casas de cambio en efectivo”.

Ese día, el Gobierno fijó un límite de 2 millones de dólares mensuales por persona. En mayo de 2016 lo elevó a 5 millones. En agosto eliminó el tope. A partir de ese momento cualquier empresa o persona pudo adquirir los millones que deseara. Sólo en mayo pasado se compraron en el mercado de cambio local 2.358 millones de dólares. Una suma similar a la que se viene registrando desde hace meses. ¿De dónde provienen esas divisas? Una parte corresponde al endeudamiento en el exterior. Otra parte son fondos que ingresan para aprovechar las altísimas tasas de interés que propone el Banco Central (BCRA).

En forma paralela y de manera persistente egresan dólares del sistema. No se fugan por la ventana. Lo hacen por la puerta principal. Es legal. Parte de la demanda la explica el llamado “chiquitaje”. La parte del león se la llevan los sectores más ricos que no piensan y nunca pensaron en invertir en el país. Son los que se benefician del trato preferencial de los grandes bancos y pueden depositar sus divisas en cuentas radicadas en el exterior.

La valorización financiera que premia Cambiemos castiga las inversiones reales, la que incrementan la capacidad productiva, las que pasan por “hundir los fierros”. Dichas inversiones dependen de un crecimiento que no se verifica y están condicionadas por una tasa de interés muy elevada. No se crece porque cae el consumo interno. Mientras tanto, las grandes empresas se enriquecen fijando precios. Las que no pueden hacerlo se ven impedidas de financiar su capital de trabajo por las elevadas tasas de interés, la base del carry trade.

En ese marco, Cambiemos concretó un importante “blanqueo” de capitales. El objetivo: llevar tranquilidad a los grandes evasores. “No tenemos que escondernos más”, sentenció Macri. No quedan dudas. Sinceramiento fiscal mediante, los evasores quedaron fuera del alcance de la Justicia y de la Afip. No hay acción civil, comercial, penal tributaria, penal cambiaria, aduanera o administrativas que los pueda afectar. Una liberación equivalente a la extinción de la acción penal. Tranquilidad para los evasores, pero también alivio temporal para el fisco por el ingreso de divisas concretado por las personas físicas y jurídicas que se acogieron al generoso beneficio.

Sobre la base de estos artilugios, endeudando al país y concediendo el “perdón” fiscal a los  evasores, Cambiemos enfrentó hasta el momento una realidad inocultable: la incapacidad del país bajo el actual esquema de hacer frente al repago de la deuda. La devaluación combinada con la quita y/o reducción de las retenciones no implicó mayores exportaciones, pero sí una ampliación de los márgenes de ganancias que obtienen unas pocas empresas. Esas ganancias extraordinarias se orientan a la especulación financiera, o se traducen en una creciente fuga de capitales. Nadie invierte en un país que se achica y genera desempleo.

El horizonte es oscuro. Sin una política que promueva la sustitución de importaciones y que aumente el volumen de las exportaciones en procura de un saldo comercial superavitario, los crecientes pagos de los servicios de la deuda provocarán un aumento del déficit en la cuenta corriente y mermas en la cuenta de capital. La situación sólo puede ser atenuada, en un circuito perverso y de costo alcance, por el mayor endeudamiento.

Con la soga el cuello

En el informe monetario de junio del Banco Central se observa que los pases pasivos (1) se triplicaron en el último año y ascienden a unos 107 mil millones de pesos, mientras que el stock de deuda por Lebac en pesos alcanza los 893 mil millones. Entre los dos pasivos, la entidad asume una deuda de 1.000.652 millones de pesos –unos 59 mil millones de dólares al tipo de cambio del 30 de junio-. Las reservas internacionales a esa fecha sumaban 48.568 millones de dólares.

El equilibrio depende de la voluntad los bancos que le prestan al Estado nacional, de los pases y Lebac (2) que renuevan en las licitaciones del BCRA y de las Letras del Tesoro (Letes) (3) que adquieren en las licitaciones de la administración nacional. Son los mismos actores los que ingresan y sacan los dólares del país. De esta forma, gran parte del “ahorro” disponible se emplea para financiar al Estado nacional a tasas altísimas.

La situación se les fue de las manos. Las Lebac –instrumentos con vencimientos en su mayor parte en torno a los 28 y 35 días- representan ya el 120% de la base monetaria; es decir: superan la cantidad de billetes y monedas emitidos y puestos en circulación por el BCRA. El riesgo presente y creciente es que los pesos liberados por la no renovación de las Lebac terminen presionando sobre el dólar.

El Gobierno puede seguir con la ficción de sostener, e incluso incrementar, las confiscatorias tasas de interés que pagan el Estado, las pymes y los consumidores, estos dos últimos mediante las compras en cuotas con tarjetas de crédito o cuando asumen préstamos personales. Sin embargo, la pésima relación entre los pasivos financieros y las reservas internacionales, sumado a los déficits fiscal y cuasi-fiscal (del BCRA), y a un tipo de cambio de “libre flotación”, le ponen una soga al cuello al equilibrismo oficial. El estrangulamiento del crédito es una posibilidad. Las corridas bancarias y cambiarias del ’82 tras la Guerra de Malvinas, en el ’89 con Raúl Alfonsín y en 2001 con De la Rúa y el fin de la convertibilidad son experiencias a tener en cuenta.

La frágil situación financiera puede romperse con cualquier acontecimiento interno o externo que les demuestre a los grandes jugadores que el carry trade debe terminar. De ocurrir, la fuga masiva de divisas y la estampida cambiaria serán administradas por los grandes bancos, como el JP Morgan, el HSBC, el Santander Río y el Galicia, entre otros. Y lo harán desde ambos lados de la ventanilla. Sus ex empleados son hoy los principales funcionarios que deciden las políticas monetaria y financiera del Estado nacional.

Un país atendido por sus dueños y que, además, tiene el raro privilegio de contar con un centenar de familias que atesoran en el exterior activos líquidos por más de 100 millones de dólares cada una en promedio, y otras 45 mil con depósitos por más de 1 millón de dólares. Esto sin contar las propiedades. La suma de activos externos equivale hoy al Producto Interno Bruto. Dicho de otra forma: es similar al total de bienes y servicios producidos por la economía nacional en un año. Mientras tanto, un tercio de la población se encuentra bajo la línea de la pobreza.

 Notas

(1). Operaciones de pases. Son aquellas en las que intervienen el Banco Central y las entidades financieras. Una de las partes vende títulos, bonos o certificados de depósito en bancos del exterior para recomprar una cantidad determinada de días más tarde a un precio convenido originalmente. En los pases pasivos, el Banco Central vende y luego recompra los instrumentos. En los pases activos, el Banco Central compra al contado y luego revende a las entidades financieras. El total simultáneo de este tipo de pases no puede representar más de un tercio de las reservas de libre disponibilidad del Banco Central. Algunas jurisdicciones eximieron a las entidades financieras del pago de Ingresos Brutos por estas operaciones.

(2). La licitación de Letras del Banco Central (Lebac) se concretan semanalmente. La autoridad monetaria emite deuda que es comprada por los inversores. El fin de la entidad es absorber pesos del mercado financiero. A cambio ofrece una tasa que hoy se coloca en torno al 26% anual a 35 días. Las Lebac están alcanzadas por los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales, tanto para personas físicas como sucesiones indivisas.

(3). Las Letras del Tesoro (Letes) son títulos de deuda emitidos por el Gobierno nacional en dólares estadounidenses. Se puede comprar tanto en dólares como en pesos al tipo de mayorista correspondiente al día previo a la licitación. Están exentas de impuestos.

 

Comment on this Article:







*

Latinoamérica

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

La integración: ¿Atrapada entre la soberbia imperialista y el pragmatismo neodesarrollista?

Javier Tolcachier| La reciente gira del secretario de Estado de los Estados Unidos …

El debate de la reforma económica en Cuba: ¿Incluyente, preciso y articulador?

  Pedro Monreal González| Las crisis modifican los discursos políticos que coexisten en …

TLC, una muerte anunciada al agro ecuatoriano

  Martín Pastor| Una manera rápida de aniquilar el sector agropecuario en Latinoamérica …

Plantídoto

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

EEUU contra la OMC y el orden multilateral

Oscar Ugarteche, Armando Negrete| Las reglas comerciales internacionales y las bases institucionales del …

Europa ante su tumba financiera

José Fernández Vega | El famoso autor de El capital en el siglo …

Los pulpos del comercio electrónico

Deborah James| Así como en los ‘90 las corporaciones industriales, de servicios y …

Aumenta la desigualdad: 1% de la población tiene más recursos que todo el resto de la humanidad

La desigualdad en el ingreso siguió en aumento el año pasado. Sólo ocho …

Ecología

Nuevas trampas transgénicas

Silvia Ribeiro| A las empresas de transgénicos no les alcanza con tener el …

Los siete pecados de la carne (producida en la ganadería industrial)

Antonio Cerrillo-Vanguardia| “A este paso, en 10 años todos seremos vegetarianos, aunque no …

Se busca humano para inhalar gases a 11 euros la hora: Volkswagen confirma que la ética no es sus prioridad

Berna González Harbour–El País| No. No estamos en Auschwitz en 1944. Pero en …

Los que fríen el planeta y la geoingeniería

  Silvia Ribeiro|  La semana pasada, se filtró a la prensa un informe …

Energía

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Impacto del Cambio Climático y el declive del petróleo en el transporte

Antonio García-Olivares-The Oil Crash| Tanto el cambio climático como la declinación del petróleo …

Industria petrolera: Los balances de las multinacionales se derrumban

 Manuel Peinado Lorca, Viento Sur| Las multinacionales petroleras más grandes del mundo están …

Petroleras invierten miles de millones en la contaminante industria mundial del plástico

Victoria Korn|Ecologistas de todo el mundo advierten que las corporaciones de combustibles fósiles, …

Documentos

Menezes: Crisis, imperialismo y Estado

José Menezes Gomes| El presente texto destaca cómo las contradixxiones manifestadas en la …

Es el sistema, no la corrupción: Las corporaciones al mando en Argentina

Carlos A. Villalba| Para Tony Soprano, el tema más importante de cada uno …

Deuda externa: La “Doctrina Espeche”, vigencia y actualidad

Ramiro Chimuris| Es interesante resaltar, desde el punto de vista de la ciencia …

33 tesis para una reforma de la disciplina de la economía

  Rethinking Economics| Estas 33 Tesis, elaboradas por estudiantes, economistas y académicos reunidos …

Biblioteca

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

Teitelbaum: El colapso del progresismo y el desvarío de las izquierdas

El problema que aborda el autor en este libro es el del colapso del progresismo. Pero no limitado a América Latina. En su argumentación Teitelbaum cambia el orden habitual: después del fin de las ilusiones progresistas que terminaron en un colapso, –y cuando debería haber una respuesta de la izquierda–, ésta está totalmente …

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

La Internacional del Capital Financiero

Érase una vez un Banco Mundial

Jorge Gaggero| La reciente visita del Papa Francisco a los países de Chile …

El relato de la crisis griega por Yanis Varoufakis, que se rodeó de asesores-guardianes del orden dominante

Eric Toussaint|Si no han leído todavía Comportarse como adultos de Yanis Varoufakis, pídanlo …

El bitcoin en la geopolítica

Wim Dierckxsens y Walter Formento |La cripto-moneda es una innovación que tiene el …

Deuda externa: La “Doctrina Espeche”, vigencia y actualidad

Ramiro Chimuris| Es interesante resaltar, desde el punto de vista de la ciencia …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (parte IV)

  José Gregorio Piña T.| Este es un complemento de las consideraciones que …

Da moratória de 1918 à moratória do 1998 e o retorno da dominação financeira sobre a Rússia

José Menezes Gomes| O presente trabalho trata de dois momentos distintos  relacionados a …

CAPITALISMO: Adam Smith, ¿origen del libre mercado?

CAPITALISMO: La Riqueza de las Naciones, ¿el nuevo evangelio?

CAPITALISMO: Ricardo y Malthus, ¿han dicho libertad?

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Teoría macroeconómica: la bisagra y la hegemonía neoclásica

Alejandro Nadal| En los años anteriores a la crisis financiera de 2008 parecía …

¿Hacia una economía sin dinero? No tan rápido

Alejandro Nadal| Mucho se habla de la desaparición del dinero en efectivo en …

La coherencia del FMI

Tomás Lukin| Con el estallido de la crisis internacional en 2008 el Fondo …

TLC UE-Mercosur, la agenda de la Argentina macrista para “volver al mundo”

CEAF| Entre el 20 y el 24 marzo, en Buenos Aires, se realizó …

Venezuela

PDVSA: Escenarios de Produccion 2018/Perfil de Ingresos vs. recorte OPEP

Einstein Millán Arcia | Han pasado casi 3 meses desde aquel sábado 25 …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (partes 5, 6 y 7)

  José Gregorio Piña T.|Estos escritos son un complemento de las consideraciones que …

El Papel Blanco del Petro: la propuesta financiera del gobierno venezolano

El Petro (PTR) tiene su origen en la idea del Presidente Hugo Chávez …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (parte IV)

  José Gregorio Piña T.| Este es un complemento de las consideraciones que …

Opinión

ONGs, el ataque a la credibilidad de Oxfam y las casuales casualidades

Aram  Aharonian| La Organización No Gubernamental Oxfam, la misma que en las últimas …

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

Cuestión de semántica

Luis Casado-Politika|Un pánico bursátil hermano gemelo de los precedentes, que coincide con el …

Feudalismo bancario

Alejandro Nadal| Durante los siglos VIII y XV predominó en Europa un sistema …

Entrevistas

David Harvey: “Estamos viviendo en el mundo de la esclavitud de la deuda”

Jeremy Scahill| El geógrafo David Harvey analiza en la primera entrega de esta …

Gaviria Ocampo: “Cerca del 40% del presupuesto de Colombia se destina a guerra y deuda”

Jérôme Duval|El economista colombiano, William Gaviria Ocampo, hace una alarmante descripción de la …

José Gabriel Palma: ¿Neoliberalismo o neoparasitismo?, radiografía al ciclo político económico

Cristina Ruiz del Ferrier y Horacio Rovelli |“Así como ya se auto-regalaron los …

Arjun Appadurai y la financiarización de la economía: El pensamiento neoliberal hoy es dominante

Natalia Aruguete| El antropólogo indio Arjun Appadurai analiza el capitalismo financiero destacando que …

Temas

Ecuador: El retorno de los Tratados Bilaterales de “Invasión” (TBI)

Martín Pastor| La maquinaria neocolonial y neoliberal avanza en Ecuador bajo el discurso …

Poder de mercado y enigmas macroeconómicos

  Alejandro Nadal|La concentración de poder económico es algo que salta a la …

Favorecer la ganancia y afectar los salarios en el eje de la política económica del gobierno Macri

  Julio C. Gambina| El gobierno tomó deuda pública esta semana, ofreciendo bonos …

EEUU, el petróleo venezolano y la piedra en el zapato de Tillerson

Aram Aharonian| A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Imperialismo y dependencia: semejanzas y diferencias con la época de Marini

 Cludio Katz| En los últimos trabajos de su …

Crítica a la crítica de Katz a Marini sobre la Teoría de la Dependencia

Adrián Sotelo Valencia| ¿Una de la Teoría de …

Pensamiento crítico

Imperialismo y dependencia: semejanzas y diferencias con la época de Marini

 Cludio Katz| En los últimos trabajos de su intensa trayectoria, Ruy Mauro Marini – el principal teórico de la dependencia – indagó la dinámica de la mundialización. Observó el inicio de un nuevo periodo asentado en el funcionamiento internacionalizado del capitalismo (Marini, 1996: 231-252). Algunos intérpretes estiman que esa investigación …

El modelo económico neoliberal, el cambio y la variable ideológica

José C. Valenzuela Feijóo| Empecemos recordando una hipótesis clásica: “la ideología de la clase dominante, como regla funciona como ideología dominante a escala de la sociedad global.” Es decir, la ideología de “los de arriba” no sólo guía a la clase capitalista. También, ha penetrado a la clase trabajadora y …