Home » Blogs »Debate » Currently Reading:

El papel del Estado en la economía: variaciones actuales sobre un viejo tema

marzo 28, 2016 Blogs, Debate No Comments

Luis Salas Rodríguez| Lo ocurrido en Argentina en los primeros 100 del gobierno de Macri pone en evidencia muchas cosas. Para concentrarnos en solo dos: que las recetas neoliberales de lucha “contra” la inflación funcionan como una extrapolación al mundo de la economía del viejo método clínico del desangrado.

Y segundo: que todo lo que dicen los neoliberales sobre la no intervención del Estado, más que falso, es profundamente cínico e interesado.

Con respecto a lo primero, recuérdese que el método del desangrado tan popular hasta la invención de la medicina moderna, consistía en hacer cortes a los pacientes para que sangraran y en consecuencia “curaran” del mal que los aquejaba, partiendo del principio de eliminar los excesos o déficits de sangre, flema, bilis amarilla o bilis negra, los célebres Cuatro Humores de la medicina desde Galeno e Hipócrates. El razonamiento de fondo era que el equilibrio de los cuatro indicaba el estado de salud de la persona, por lo que en el desequilibrio de alguno se podía encontrar el origen de cualquier enfermedad. Restaurar dicho equilibrio era por tanto el fin de la medicina. Alimentar al paciente era una forma de hacerlo, bañarlo con agua fría o colocarle compresas calientes. Sin embargo, en la Europa medieval y hasta bien entrado el XIX el desangrado fue ganando espacio, convencidos de que era la mejor manera de combatir fiebres, infecciones o cualquier otro mal incluyendo tumores y espíritus malignos.

En teoría. Porque en la práctica lo que terminaba ocurriendo era que el paciente a menudo empeoraba y casi siempre moría. O quedaba en tal estado de debilidad que cualquier infección menor lo terminaba matando. Extremando las cosas, podría decirse que la efectividad del desangrado se basaba en que acababa con la enfermedad, pero acabando con el paciente.

En política económica, el equivalente al desangrado en cuanto “santo remedio” antiinflacionario es llevar el nivel de precios tan alto, que la gran mayoría no pueda adquirir los bienes y servicios que necesita y por tanto estos se estabilicen. Es el exceso tratado por la vía del exceso. La receta es bastante conocida: primero se devalúa la moneda y eliminan las regulaciones cambiarias, despiden gente, liberan precios, eliminan subsidios y cualquier otra cosa que haga falta. Todo esto trae como consecuencia que un sector mayoritario de la sociedad vea caer su capacidad de compra, tanto más en cuanto que más abajo en la escalera social se encuentre. Así las cosas, el “éxito” del tratamiento consiste en empobrecer a la gente hasta el punto que no compre o lo haga lo menos posible, lo que para las cuentas del gran capital (no el pequeño ni el mediano) se compensa por la vía del consumo suntuario y los altos márgenes de utilidad por unidad que los sectores minoritarios más pudientes no tienen problemas de costear.

Es por este motivo que, tal y como ocurrió cuando los Chicago boys de Pinochet aplicaron su trístemente célebre Ladrillazo, los precios en Argentina lejos de disminuir aumentan tras el Ladrillazo de los Chicago boys and girls de Macri. En el último año de Allende, la inflación especulativa llegó al 500%, lo que fue esgrimido como señal del “fracaso de su modelo”. Pero de hecho, en el primer año de la dictadura llegó al 746,2%. Y durante toda la misma, siempre sería superior a los dos digitos siendo el promedio anual de 87,7% y 21% al cierre. Ciertamente, cualquiera diría que pasar de 746% en el primer año a 21% en el último es una reducción exitosa. Pero dejando a un lado que para los cánones neoliberales un 20% de inflación sigue siendo señal de un “modelo fracasado”, lo cierto es que tal reducción se alcanzó luego de la brutal precarización del poder adquisitivo de la población. El subconsumo de la mayoría en condiciones de dictadura con muertos y desaparecidos fue la clave del “milagro” chileno.capitalismo no funciona...

Este último efecto de subconsumo, sin embargo, obligó a la larga a los neoliberales y a los grupos económicos a replantearse las cosas, preocupados más que nada por la rentabilidad de las empresas. Pero la vía escogida fue la de devolver el poder adquisitivo de la población no mejorando su salario o abaratando los precios, sino promoviendo el endeudamiento familiar e individual. Era de nuevo el desangrado, pero a un nivel superlativo. De tal suerte, al final de la dictadura chilena, pero especialmente durante los años de La Concertación, se conformó la trampa crediticia de la que se encuentra prisionera la población chilena hasta la actualidad: precios relativamente bajos y estables con respecto a su pares regionales, pero inaccesibles para la gran mayoría dada la precariedad salarial y laboral, que solo puede acceder a los bienes y servicios (incluyendo la salud y la educación) endeudándose. La crisis de la sociedad chilena al menos desde 2008, cuando estalló la burbuja crediticia mundial, es que dicho modelo es cada vez más insostenible, dado que la acumulación de deuda por parte de las familias supera con creces su ingreso mensual. Ingreso buena parte del cual lo utiliza para pagar las deudas adquiridas, lo que las lleva a adquirir nuevas deudas para costearse el diario y así sucesivamente. Muy probablemente sea esa “la salida” que se impulse en Argentina de mano de los buitres para bajar la conflictividad que ya se vive, sin dejar nunca de lado -claro está- la vía represiva que tampoco ha demorado en mostrarse.

Lo que nos lleva al tema del Estado. Y es que ¿se puede seguir sostiendo, luego de lo visto en los primeros 100 días de gobierno de Macri, que los neoliberales toman en serio lo de la no intervención del Estado? Está visto que no. No solo no se lo toman, sino que se toman muy en serio lo contrario.

Al respecto, no sería exagerado decir que el gobierno neoliberal de Macri es tan o más interventor en lo económico (y en todas las demás areas) que lo que fueron los gobiernos progresistas de Néstor, Cristina, el del Comadante Chávez o lo que actualmente son los de Maduro, Evo o Correa. Pero lo es al mismo estilo como lo son los gobiernos chilenos o como es el colombiano: no a favor de las grandes mayorías nacionales, en el ánimo de limitar los abusos de los grandes sobre los chicos, superar las desigualdades, distribuir mejor la riqueza o democratizar el aparato productivo. Es exactamente al revés: intervienen para garantizar que nada de lo anterior ocurra. Actúan en perjuicio de las mayorías nacionales y a favor de las minorías pudientes, intervienen para garantizar que los más grandes abusen mejor de los más chicos, para ahondar las desigualdades y procurar una mayor concentración de la riqueza. Es como un chavismo o un “régimen K” pero en un mundo bizarro: la política de precios no es que se abandona, se le cambia el sentido protegiendo al especulador. Tampoco es que se vuelven neutrales las políticas monetarias y fiscales: se reorientan para favorecer a la banca y los capitales buitres. El “cepo” cambiario nunca se levantó, solo se cambió el régimen: aunque formalmente hablando ahora cualquiera puede comprar los dólares que desee, el ajuste cambiario sumado a la depreciación salarial hace que, en lo real, cada vez más sea una minoría privilegiada la que puede hacerlo.

CAPITALISMO pecesAsí las cosas, sirva la ocasión para recordar que no existe un contexto, ni un país ni un tiempo histórico, en que el Estado no intervenga en la economía. El Estado siempre interviene en la economía, tanto por comisión como por omisión. En tal razón, si el Estado se sustrae de intervenir sobre una injusticia o desigualdad, de hecho, no lo está haciendo: simplemente está dejando que la injusticia se cometa y que la asimetría se reproduzca. Es una acción por omisión. El mejor ejemplo de ello es lo que pasa actualmente en Europa o los Estados Unidos. En ambos lugares, la pobreza y el desempleo son mucho mayores que hace cinco años. En Estados Unidos, hasta la revista News Week se refiere a clase media norteamericana como “especie en extinción”. Ahora, toda esa gente que es más pobre ¿lo es porque perdió el espíritu emprendedor? ¿O lo que ocurre es que el Estado al no mediar entre la gente común y la banca, la gente común y las corporaciones, simplemente permite que las segundas abusen de las primeras?

Un  trabajo del último Premio Nobel de economía –Angus Deaton, economista escocés nacionalizado norteamericano y profesor de la Universidad de Princeton- publicado a finales del año pasado bajo el título de Rising morbidity and mortality in midlife among white non-Hispanic Americans in the 21st century, ayuda a aclarar dudas al respecto[1]. Lo que el trabajo refleja es que la desigualdad entre el 1% más rico, los cada vez menos cuantitativamente hablando todavía integrados y el 99 % restante de la población excluida o en vías de serlo, no ahonda en lo salarial o en el nivel de ingreso, sino que se manifiesta con especial fuerza en las expectativas de vida. O dicho en términos sombríamente simples: lo que Deaton detecta es una tendencia entre la población blanca adulta a ir muriendo más rápido en la medida en que sus ingresos van disminuyendo, su empleo se precariza  y aumenta la incertidumbre económica. Debe tomarse en cuenta que estamos hablando no de negros o latinos, sino del arquetipo etario de la población históricamente incluida: el hombre blanco de mediana edad, profesional anglosajón, ahora ahogado por las deudas para mantener el consumo, las escuelas de sus hijos, la salud, vivienda, etc., que debe optar entre empleos cada vez más escasos y peor pagados o el desempleo puro y simple. Para Deaton, ello ha supuesto una incidencia cada vez mayor a las separaciones familiares, al no establecimiento de lazos conyugales, así como una elevación en los índices de drogadicción, alcoholismo y suicidios. Es decir, no es que están viviendo menos: es que se están matando más.

Cualquiera diría que tratándose de un economista del mainstream, prototipo de lo que la gran prensa considera un “experto”, Deaton acusara a la inexistencia de mercados eficientes dada la perversa intervención del Estado. Sin embargo, es justo lo contrario: todo esto viene ocurriendo, afirma, por la falta de capacidad –y más aún de voluntad- del Estado para intervenir, regular y ofrecer los servicios necesarios que requiere la sociedad.

Lo que nos plantea un tema crucial en esta coyuntura regional que estamos viviendo: y es que si bien ciertamente el esfuerzo personal es una clave necesaria para el desarrollo económico y social, no es suficiente si no se acompaña de políticas de carácter colectivo que creen condiciones favorables, o peor aún, si se enfrenta a otras que crean escenarios hostiles, lo que degenera en el fracaso o en una lucha despiadada y egoísta. Es un hecho empíricamente comprobado, manifestado por la alta movilidad social ascendente operada durante los gobiernos de corte progresista, pero que sin embargo debe vérselas en momentos de vacas flacas con la oposición de los propios sectores medios movilizados (y no solo trabajadores, sino comerciantes, pequeños y medianos empresarios), convencidos ex post de la ideología del self made man y que el papel del Estado es cuidar el orden público pues todo lo demás fomenta la flojera y la sirvengüenzura.

De tal suerte, y en virtud de lo dicho, el Estado interventor neoliberal del cual Macri es exponente (en 100 días no solo ha intervenido activamente en lo económico, sino que ya tiene presos políticos, ha cerrado medios de comunicación, reprimido protestas, etc.), no solo debe considerarse señal de lo que amenaza por reinstaurarse del peor modo, sino que en perspectiva debería servirnos desde la acera contraria para considerar un tema mucho más urgente. Y es que desde el punto de vista histórico, así como no existe un contexto en que no se intervenga desde el Estado en tal o cual dirección, lo que la experiencia demuestra es que en épocas de vacas flacas y coyunturas críticas es cuando más lo hacen. En este sentido, la situación compleja que vive el gobierno de Dilma ¿no es en buena medida resultado directo de la aplicación por voluntad propia del mismo programa restrictivo que la derecha demandaba, pero con el adicional de implicar el desgaste tremendo de un gobierno de clara raigambre popular? Dos años de ajuste ortodoxo y señales positivas a “los mercados” no han traído recuperación económica de ningún tipo (más bien todo lo contrario). Ni hecho retroceder las ambiciones golpistas de la derecha (más bien todo lo contrario). Lo único que han provocado es un reflujo popular que solo la torpeza de la derecha al arrestar ilegalmente a Lula parece haber detenido (al menos por ahora). La enseñanza histórica de los gobiernos de Chávez, Kirchner y el propio Lula a comienzos de esta década, es que no se debe dejar en manos del “mercado” lo que son obligaciones de los Estados y los gobiernos.ar macri manoinvisible

Sobre todo porque “el mercado” no es un ser etéreo ni anónimo, ni el espacio de encuentro de los millones de agentes pequeños en situación de competencia perfecta que nos dicen los libros. El mercado capitalista realmente existente son las grandes multinacionales oligopólicas, los fondos buitres, los especuladores, paraísos fiscales y pare usted de contar, a las cuales los trabajadores, los consumidores pero tampoco los pequeños y medianos empresarios, tienen capacidad de enfrentar solos. Guste o no, es la activa intervención del Estado acompañada de una aún más activa movilización ciudadana y popular en defensa de sus derechos, la receta que se ha demostrado exitosa como forma de garantizar una mayor democratización social y económica. O es esta receta o es la otra receta. Desde luego, siempre se podrá decir que este tipo de intervención que genera arbitrariedades, corregibles por lo demás en el marco de las democracias  ¿Pero no es la arbitrariedad de los poderes privados –como la que vemos en Venezuela en materia de precios o Ecuador como reacción a las reformas impositivas- mucho peor y excesiva? ¿No lo es la toma de los poderes públicos por el poder privado, como la que opera en Argentina, amenaza en Brasil y reina en Chile mucho más dañina social y económicamente hablando y difícil de reparar, si es que puede repararse? La posibilidad de un futuro para todos y todas, en buena medida depende de la resolución colectiva de este dilema.

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

El G20 y la gobernanza global: ¿cambiará algo después de Buenos Aires?

  L’Ombelico del Mondo|  José Antonio Sanahuja, Director de la Fundación Carolina y …

¿Brasil encima de todo, (Norte) América primero o la fiesta de los banqueros?

   José Menézes Gomez| Durante el proceso electoral se impuso en Brasil un …

No solo es el petróleo: austeridad y Presupuesto 2019 en Ecuador

Jonathan Báez| La proforma del Presupuesto General del Estado (PGE) del año 2019 …

Bolsonaro, una amenaza para el Amazonas

Ulises Noyola Rodríguez| La región del Amazonas está amenazada por las actividades de …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Huawei: La guerra comercial 2.0

Oscar Ugarteche| El volumen de bienes afectados por aranceles de ambos lados del …

Nuevos desafíos al multilateralismo: Cumplir la agenda 2030

Fernando Ayala|«La Agenda 2030 es un plan de acción en favor de las …

OMC: La batalla final ¿por la deconstrucción del modelo de globalización?

  Eduardo Camín-CLAE|El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) Roberto …

La Alianza Transatlántica sobrevivirá a Trump

Mark Weisbrot| Cada semana y, con frecuencia, más de una vez por semana, …

Ecología

Informe Planeta Vivo 2018: ¿Antropoceno con crecimiento sostenible?

Damián Morassi| Cada dos años podemos ver el avance de la degradación ambiental …

Caos climático, capitalismo y geoingeniería

Silvia Ribeiro| Se acaba de hacer público un nuevo informe del Panel Intergubernamental …

La encrucijada climática

   Julio César Centeno|La especie humana se ha convertido en una amenaza para …

Se prohibirá el uso del fracking en México, anunció López Obrador

Vicente Juárez-La Jornada| Andrés Manuel López Obrador afirmó en San Luis Potosí que …

Energía

PDVSA, en los vértices de la OPEP

Einstein Millán Arcia|Oculto en medio de la necesidad de algunos, subyace al acecho …

¿Trabaja usted en el sector del automóvil? Pues sepa que le están engañando

Antonio Turiel| Premisa: Parece que el coche está en el centro del huracán, …

El pico del diésel: edición de 2018

  Antonio Turiel-The Oil Crash| Hace seis años comentábamos que, de todos los …

Dependencia mexicana de EEUU: Sube 63% importación de gasolinas; baja 50% la producción

Juan Carlos Miranda-La Jornada| La producción de gasolinas en México disminuyó 50 por …

Documentos

El impacto de la frontera colombo-venezolana en la crisis económica de Venezuela

  Jorge Forero| En el presente documento se exponen de manera concisa, a …

Los tratados regionales, subregionales y bilaterales de libre comercio y el CIADI

Alejandro Teirblaum|I. Existe una densa trama de convenios y tratados económicos y financieros …

Democracias capturadas: el gobierno de unos pocos

Rosa Cañete-Oxfam| El informe Democracias capturadas: el gobierno de unos pocos presenta 13 …

Consideraciones acerca del neoliberalismo en América latina y sus alternativas

Jales Dantas da Costa-Wolney Roberto Carvalho| Este artículo pretende contribuir a la evaluación …

Biblioteca

La cuestión agraria y los gobiernos de izquierda en América Latina

Kay and Vergara-Camus La_cuestion_agraria y los gobiernos de izquierda en AL

Reformas fiscales en América Latina y el Caribe

Últimamente varios países de la región han iniciado proyectos de reformas fiscales de carácter regresivo, que han recibido el rechazo mayoritario de la población. En esta edición, se plantea que las reformas deben apuntar a un mayor desarrollo social y económico de carácter inclusivo, vinculado con la progresividad de los …

Hacia una agenda estratégica entre México y China

Enrique Dussel Peters (París, 1965), director del Centro de Estudios China-México (Cechimenx), ha publicado, en coordinación con Simón Levy-Dabbah, el libro Hacia una agenda estratégica México-China (AgendaAsia, COMEXI y Cechimex, México, 2018). La nueva obra incluye notables aportes de Liljana Arsovska, sinóloga, y Luis Rubio, economista; así como de los …

Evolución de la inversión en América Latina y el Caribe: hechos estilizados, determinantes y desafíos de política

En su edición correspondiente a 2018, el Estudio Económico de América Latina y el Caribe presenta una síntesis del desempeño de la economía regional durante 2017 un análisis de la evolución durante los primeros meses de 2018, así como las perspectivas para el año en su conjunto. Se examinan los …

La Internacional del Capital Financiero

Un nuevo TLC UE-Mercosur ¿para facilitar el flujo financiero ilícito?

  Claudio della Croce| El presidente argentino Mauricio Macri aseguró que el mandatario …

Detectan 600 mil empresas “fantasma” en México

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) de México identificó a 600 mil empresas …

El nerviosismo de las bolsas

  Francisco Louça| ¿Qué ha pasado este 10 de octubre? Las bolsas se …

¿Corrección bursátil?

 Michael Roberts|El mercado de valores de Estados Unidos se volvió volátil esta semana …

Las mafias y el FMI (video)

—   ¿Qué tienen en común Christine Lagarde, Rodrigo Rato y Dominique Strauss-Khan? …

Dinero endógeno: escondido a plena vista

Alejandro Nadal| Ya es lugar común criticar a los economistas convencionales por su …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Pinker y su optimismo ilustrado frente a Harari y su Sapiens

  Manuel de la Iglesia-Caruncho| Dos formidables obras sobre la civilización creada por …

Esperando el golpe (la nueva recesión)

Antonio Turiel-TheOilCrash| Si siguen  la prensa económica convencional, habrán notado que en las …

Deuda y guerra comercial: Hacia un nuevo capítulo de la crisis económica mundial

Carlos Carcione|La crisis financiera argentina, que continúa a pesar del auxilio del FMI, …

El negocio del endeudamiento, riquezas para unos pocos y pobreza para el pueblo argentino

Horacio Rovelli| La deuda siempre fue el mecanismo preferido de dominación.  En nuestro …

Venezuela

Venezuela: ¿Adiós al anclaje del bolívar a El petro?

15yUltimo| Según la formula del anclaje del bolívar al El Petro presentada en …

Venezuela-China: potencial y poder en desarrollo

  Ernesto Wong Maestre| La avalancha de acuerdos bilaterales firmados por el Gobierno …

Anclaje del salario al valor del Petro: ¿Puede funcionar?/ Algunas alertas/ La posición de Fedecámaras

José Gregorio Piña T.-15yultimo| Como siempre, hemos esperado percibir las reacciones de parte …

Los anuncios económicos de Maduro, versión 17 de agosto

El presidente de la República, Nicolás Maduro, ofreció la noche del viernes 17 …

Opinión

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

El internacionalismo proletario del gran empresariado y la izquierda chilena

Maximiliano Rodríguez||Casi como si estuvieran enarbolando las mejores tradiciones del socialismo, el gran …

Argentina: Otro camino para enfrentar la crisis

  Claudio Katz|La reciente devaluación empuja al país a una dramática espiral de …

Economía Mundial: 50 años de crisis crónica y una década de depresión

Carlos Carcione| Los primeros episodios de la “guerra comercial” desatada por Donald Trump …

Entrevistas

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

El G20 y la gobernanza global: ¿cambiará algo después de Buenos Aires?

  L’Ombelico del Mondo|  José Antonio Sanahuja, Director de la Fundación Carolina y …

Mario Valencia:“Colombia tiene una vena rota por fuga de capitales”

  SES| El tan mentado milagro económico colombiano tiene, según dice Mario Valencia …

El T-MEC, ¿primer acuerdo internacional contra China?

  Genaro Rodríguez Navarrete| Enrique Dussel Peters (París, 1965), director del Centro de …

Temas

Ecuador: Empresariado vs sector social, ¿nueva proforma 2019?

  Jonathan Báez|  La proforma del Presupesto General del Estado eacuatoriano 2019 fue …

Un nuevo TLC UE-Mercosur ¿para facilitar el flujo financiero ilícito?

  Claudio della Croce| El presidente argentino Mauricio Macri aseguró que el mandatario …

El fin del trabajo. Robots y economía digital

Periferias| }Los robots son las principales estrellas del firmamento, pero el cambio viene …

Argentina, un país dependiente y sin futuro

Horacio Rovelli| Los españoles en plena época de la conquista llamaban a estas …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

América Latina desde la teoría de la dependencia

Claudio Katz|Desde hace cuatro décadas vivimos bajo la …

Dialéctica de la dependencia: lectura obligatoria para la izquierda latinoamericana

José Galindo| Al parecer, las formas de explotación …

Pensamiento crítico

Peculiaridades de Argentina

Claudio Katz| Argentina es un gran enigma para los intérpretes del desarrollo. Un país favorecido por extraordinarias riquezas naturales y con una población relativamente calificada afronta agudas crisis periódicas. Esas convulsiones conviven con enormes movimientos de protesta en escenarios políticos convulsivos. ¿Cuáles son las causas del declive económico-social? ¿Cómo operan …

La idea socialista ante la cuarta revolución industrial

  Luis Bonilla Molina|.El capitalismo está obligado a revisar de manera permanente sus dinámicas para mantener su hegemonía y para ello no tienen prejuicios ni reparos en romper sus premisas y explorar nuevos caminos. Cada vez que desde el campo popular y revolucionario se le asesta un golpe a la …