Home » Temas de la semana »Venezuela » Currently Reading:

¿Libertad o impunidad económica? Un ejercicio teórico-especulativo

octubre 30, 2014 Temas de la semana, Venezuela No Comments

Luis Salas Rodríguez|Supongamos que en medio de una situación de escasez de medicamentos en un país -digamos un país X, para no contaminar nuestro ejercicio reflexivo con ningún caso particular- un fulano cualquiera angustiado por no conseguir el que él o alguien cercano necesita o no poder pagarlo al precio inflado que -dada la escasez- se lo vende quien lo tiene, decide entonces robárselo.
Seguramente a nuestro hipotético ladrón no le servirá de mucho en caso de que lo sorprendan excusarse en los “desequilibrios macroeconómicos”. El encargado de la farmacia, el policía y el juez puede que lo comprendan desde el punto de vista humano. Pero en el fondo actuaran conforme al protocolo pertinente ante un delito y lo harán pagar por ello.

Así las cosas, a nuestro ladrón hipotético poco le servirán de atenuantes la situación del dólar o el diferencial de precios entre los países, los retrasos en las aduanas o cualquier otra explicación de naturaleza semejante. La prensa –en el caso de que trascienda- puede que saque alguna historia florida. Pero en el fondo el periodista y el editor saben bien que es una práctica que no se puede tolerar y así lo tratarán. Lo mismo pensarán las cámaras de farmacias, de laboratorios y en general las de comercio.

Como se trata de un ejercicio teórico abstracto, esta imagen no se corresponde con ningún decomiso realizado por el gobierno venezolano de una hectárea de medicamentos varios -incluyendo el buscado y “escaso” Acetaminofen- escondidos en unos galpones en Tejerías, Estado Aragua.

Como se trata de un ejercicio teórico abstracto, esta imagen no se corresponde con ningún decomiso realizado por el gobierno venezolano de una hectárea de medicamentos varios -incluyendo el buscado y “escaso” Acetaminofen- escondidos en unos galpones en Tejerías, Estado Aragua.

Por todas las vías, exigirán que bajo ningún concepto humanista o social tal acto quede impune, pues se mandaría un mensaje muy negativo al resto de la sociedad convalidándose el robo y el hurto: “debe aplicarse al ladrón todo el peso de la ley pues la ley es lo que sostiene el orden y hace que se mantenga la paz”, diría cualquier gremialista citando –aunque seguramente sin saberlo- a John Locke o cualquier otro clásico del derecho moderno.

Pero supongamos  ahora que, en la misma situación del mismo país X, no un fulano cualquiera, si no el dueño o encargado del laboratorio que produce el medicamento o la farmacia que lo vende decide acaparar galpones enteros o contrabandearlo. Muy probablemente, sí le servirá de mucho apelar a los “desequilibrios macroeconómicos”. Es más, no siquiera tendrá necesidad de decirlo, pues será la propia cámara del gremio al cual pertenece que saldrá en su defensa. Los diarios, sin necesidad de que los llamé o pague, buscarán a los mejores expertos económicos para que expliquen a la sociedad y autoridades por qué no cometió delito o por qué, en caso de cometerlo, no solo es entendible sino excusable.

Dirán que no se trata de un delito sino del comportamiento legítimo de un agente económico que actúa siguiendo sus expectativas racionales, o en todo caso, dando cumplimiento al mandato según el cual los actores económicos tienden “por ley natural” a dirigir sus acciones a aquellas actividades que le generen mejores beneficios. Así las cosas, si el caso es que retiene la mercancía esperando mejores precios, no debemos interpretar que está acaparando y especulando sino siendo previsivo. O si el caso es que los desvía a otro país, no tenemos que pensar que se trata de un contrabandista. La explicación es otra: se trata de un simple agente económico que, dado el retraso cambiario o el diferencial de precios, toma una decisión legítima y respetable de mercado “para defenderse”.

En cuanto al posible mensaje que tal práctica manda a la sociedad, no debemos hacernos tampoco ni un problema. Después de todo, está siguiendo al pie de la letra una ley natural y hasta divina –la de oferta y demanda- que como toda ley de ese estilo se haya por encima de cualquier ley hecha por los hombres. Lo mismo pasa con los daños sociales que su acto puede generar. Si hay gente que se queda sin la medicina, muere o se agrava, no es su responsabilidad: es el efecto no deseado o daño colateral de toda ley natural. Así como uno no puede culpar a nadie de las víctimas que causa un terremoto o la caída de un meteorito, no podemos culpar a nadie de ser víctima de los mercados. En el peor de los casos, y por odioso que suene, debemos entenderlo como parte de la selección natural.

Silo-bolsas que tampoco corresponden a la realidad de las miles que como éstas dice el gobierno argentino utilizan los empresarios agrícolas para “retener” los granos.

Silo-bolsas que tampoco corresponden a la realidad de las miles que como éstas dice el gobierno argentino utilizan los empresarios agrícolas para “retener” los granos.

Supongamos ahora el caso de otro hipotético país Y donde ocurre una situación de naturaleza análoga. En este caso, se trata de uno donde la exportación agrícola representa la principal fuente de ingreso de divisas y es puntal de la actividad económica. Un buen día, luego de caer en cuenta del poder que el control de la actividad les otorga, los empresarios del sector deciden retener la exportación esperando conseguir tres cosas, todas beneficiosas para ellos.

Por un lado, que suban aún más los precios de sus productos –pongamos que se trata de soja y trigo- en los mercados internacionales dada la situación de inestabilidad que vive el mundo. Dos, que se produzca una devaluación de su moneda local contra la principal divisa de cambio mundial, cosa que no tienen exactamente que esperar que pase si no que pueden provocar, pues al ser sus exportaciones -como ya dijimos- la principal fuente de ingreso de divisas, con retener la exportaciones así como la liquidación de las divisas ya obtenidas crean la situación de escasez que conducirá a la devaluación.

Y tres, que caiga el gobierno con el cual están enemistado, dado, entre otras cosas, que éste no solo los “obliga” a destinar una parte de las cosechas al mercado interno para que la gente del país pueda comer y no toda para la exportación como quisieran, si no que de paso les cobra un impuesto que sirve para financiar los planes sociales del Estado (educación, salud, alimentación, etc.). El proceso inflacionario causado por la devaluación deseada por ellos y el déficit fiscal que afectará a los más pobres, generará el malestar social necesario para que la salida del gobierno odiado por ellos finalmente se produzca.

El mecanismo ideado por los empresario agrícolas para retener la producción es bastante ingenioso, casi de ciencia ficción. Apelan a unas bolsas gigantescas que llama silo-bolsas donde por años pueden guardar miles de toneladas de grano a esperar el momento de vender. Pero entonces empieza a ocurrir que, de la noche a la mañana, en varios lugares del país donde existen miles de tales silo-bolsas algunas amanecen rotas. ¿Y qué dicen los empresario agrícolas, los medios de comunicación privados y los expertos económicos? Pues que se trata de terrorismo, de un complot orquestado o en todo caso promovido por el gobierno que estigmatiza a los empresarios agrícolas. Como el gobierno no entiende de la oferta y la demanda, está lleno de dirigentes con mentalidad populista y como todo populista son unos resentido, entonces atacan la propiedad privada.

Uno de los dirigentes de los empresarios agrícolas plateó el asunto de modo bastante elocuente: “No quiero tener un pensamiento conspirativo, pero después de estas cosas me quedo con la sensación de que puede pasar cualquier cosa con la propiedad privada; cuando el Gobierno nos acusa de especulación está cebando a las fieras“.

De más está decir que ni la prensa, ni los empresarios ni ninguno de los expertos presenta ni una prueba que avale su teoría del ataque terrorista contra la propiedad privada, cosa importante tomando en cuenta que los silo-bolsas suelen están en predios bastante bien resguardados. Simplemente les alcanza con decir que como el gobierno los estigmatiza tachándolos de “especuladores” crea una matriz de opinión que favorece el “terrorismo”.

Pero como después de todo los silo-bolsas son una realidad que no pueden seguir ocultando, de alguna manera hay que explicarle a la gente por qué tienen tanto grano retenido, grano que de venderse podría generar las divisas necesarias al país para estabilizar su balanza comercial, detener la corrida cambiaria y estabilizar los precios. Es entonces aquí donde de nuevo donde aparece la teoría económica convencional: “no están acaparados, están retenidos pues estamos nerviosos ante la posibilidad de una nueva devaluación”.

Valga tomar en cuenta que, en estricto rigor, este “nerviosismo” no se debe a la posibilidad de perder si no a la expectativa de ganar más. De tal suerte, más que “nerviosismo” pareciera tratarse de cierto tipo de ansiedad, de esa especie de inquietud que toda ambición genera y que muy bien conocen los fanáticos de juegos de azar. La diferencia, sin embargo, es que contrario a quien se sienta en una mesa de póker no es su patrimonio el que están arriesgando ni su bolsillo hipotecando sino el de toda la sociedad, incluyendo el de aquellos que por diversas razones se ponen automáticamente de su lado y justifican. Como en el caso anterior, se trata de aprovecharse del poder de mercado para socializar las pérdidas de modo que les permita privatizar mejores ganancias.

El vendedor de medicinas se las niega a quien las necesita para obligarlo a comprar a precios más altos, lo cual puede producirse por la simple suba producto de la “escasez” o bien porque, si en el ínterin ocurre una devaluación, entonces remarca los productos y los “ajusta” a los nuevos precios. O bien puede prescindir incluso de vendérselas dejando que pase la fecha de vencimiento, pues en realidad en lo que le interesa son las divisas que obtuvo de su operación las cuales destina al mercado ilegal haciendo subir el precio de cambio no oficial y forzando la devaluación “temida”. O bien, una vez vencidas, puede re-empaquetarlas y desviarlas al comercio informal o el contrabando, donde obtiene también pingues ganancias a costilla no solo del bolsillo, sino de la salud de la sociedad.

Claro que desde el punto de vista de los expertos económicos, los medios, los empresarios y las cámaras que los agrupan, la única especulación acá es que uno suponga que ellos son capaces de hacer tales cosas. Por eso este ejercicio reflexivo es absolutamente teórico y abstracto y no tiene que ver nada con la realidad de ninguna Venezuela ni ninguna Argentina, solo por poner dos nombres aleatorios. Y si después de todo termine siendo verdad  que lo haya quien lo hace, entonces hay que excusar a quienes lo hagan y no se les puede acusar de nada pues están siguiendo las sagradas leyes del mercado y actuando en defensa propia, como dice la teoría económica.

Es simple: así como existen la inmunidad diplomática existe la impunidad de mercado, que es precisamente el “derecho” que le asiste a todo comerciante de hacerle todo el daño social que necesite para imponer sus intereses. Y a quien no le guste pues que se lo cale, o se vaya convenciendo y encuentre a otros a quien hacerles lo mismo y no quede como pendejo. La “ley” de los mercados es como la de la selva: gana el más fuerte y lo demás es sensiblería, populismo o ignorancia izquierdista.

Comment on this Article:







*

Plantídoto

Latinoamérica

Política fiscal y deuda pública en América Latina y el Caribe: Unas políticas ortodoxas asfixiantes.

John Freddy Gómez , Camila Andrea Galindo| La más reciente publicación de la …

Muchas muertes y poca tierra ha dejado la ley de restitución en Colombia

Bibiana Ramírez-Prensa Rural| Uno de los mayores problemas en Colombia sigue siendo la …

Análisis de la estrategia del Uruguay para su inserción comercial a nivel internacional

   Roberto Chiazzaro|  La crisis del petróleo acaecida a mediados de los años …

Argentina: Hoy que el tiempo ya pasó

Horacio Rovelli|Alfredo Zitarrosa canta “La canción y el poema” cuyas dos primeras estrofas …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

El “socialismo de mercado” chino

  Alejandro Teitelbaum| En China actual coexisten individuos supermillonarios y centros urbanos y …

Eudald Carbonell: La revolución tecnológica se cobrará 1.000 millones de vidas en 20 años/ Revolución verde

Irene Hernández Velazco| Este reputado paleontólogo codirige desde 1991 el yacimiento de Atapuerca. …

Las clases sociales en Europa

Henri Wilno| La cuestión de las clases sociales no esta muy de moda …

El panóptico digital

Nieves y Miro Fuenzalida| Facebook es la vitrina al narcisismo humano con sus …

Ecología

Eudald Carbonell: La revolución tecnológica se cobrará 1.000 millones de vidas en 20 años/ Revolución verde

Irene Hernández Velazco| Este reputado paleontólogo codirige desde 1991 el yacimiento de Atapuerca. …

Comunicación, cultura y…. peak oil.

Rafael Romero-The Oil Crash| A menudo, y sobre todo desde ámbitos políticos, se …

Del cambio al desmadre climático

Andrés Barrio–Público.es| Este año hemos sufrido, o disfrutado, de un invierno y comienzo …

Universidad transgénica: Los sponsors de la Facultad de la Agronomía de la UBA

Darío Aranda-lavaca.org| Después de develar los convenios con empresas transgénicas, Darío Aranda revela …

Energía

Eppur peak oil

Antonio Turiel| Entre los conocedores de la problemática del agotamiento de los recursos …

Comunicación, cultura y…. peak oil.

Rafael Romero-The Oil Crash| A menudo, y sobre todo desde ámbitos políticos, se …

Energías renovables en Argentina: ¿negocio financiero o política industrial?

Diego Hurtado| Luego del colapso financiero de 2008, la reconversión de la matriz …

Argentina: Industria eólica, una oportunidad perdida

Daniel Green y Juan Fal| El reciente anuncio de la instalación en el …

Documentos

Cepal: La inefciencia de la desigualdad

Cepal| El reciente trabajo de investigación que la Cepal ha presentado en la …

Democracia obrera

Antonio Gramsci y Palmiro Togliatti| Hoy se impone un problema acuciante a todo …

Geopolítica del Poder: UNASUR en un mundo de bloque(o)s

Kintto Lucas |Los gobiernos neoliberales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú …

Un agónico final de la globalización: ¿cambio civilizatorio?

Wim Dierckxsens, Walter Formento|Ante el pensamiento único y fundamentalista es un reto reconstruir una …

Biblioteca

Teoría de la Dependencia| Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI

El presente ensayo de Adrián Sotelo Valencia -sociólogo, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la FCPyS de la UNAM, México- tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro …

Teitelbaum: El colapso del progresismo y el desvarío de las izquierdas

El problema que aborda el autor en este libro es el del colapso del progresismo. Pero no limitado a América Latina. En su argumentación Teitelbaum cambia el orden habitual: después del fin de las ilusiones progresistas que terminaron en un colapso, –y cuando debería haber una respuesta de la izquierda–, ésta está totalmente …

Beinstein: “Macri, orígenes e instalación de una dictadura mafiosa”

Jorge Beinstein, profesor emérito de la Universidad Nacional de La Plata, actualmente es titular del seminario de doctorado “Crisis sistémica global” de la Universidad de Buenos Aires. Especializado en prospectiva económica y geopolítica ha sido titular de cátedras en universidades europeas y latinoamericanas, Beinstein es el autor del libro “Macri, orígenes e instalación de una …

Cuba y América Latina: Desafíos del legado revolucionario

cuba y amlat legado revolucionario

La Internacional del Capital Financiero

Argentina: Volver al pasado

Pedro Biscay| A principio de año, el Ministro de Finanzas Luis Caputo logró …

Piratas siglo XXI Los destinos favoritos de los evasores y delincuentes

Rodolfo Bejarano Bernal| Los destinos favoritos de los evasores y delincuentes son Bahamas, …

Consecuencias del fallo de Griesa en el endeudamiento latinoamericano

Guillermo Oglietti| Un vicio fundacional de nuestras repúblicas latinoamericanas ha sido la predisposición …

Ecuador: ¿Y la corrupción contra el fisco?

Juan J. Paz y Miño Cepeda| El capitalismo es una especie de telón …

Éric Toussaint: «América Latina en el ciclo infernal de la deuda desde hace 200 años»

Marie Charrel-Le Monde| Éric Toussaint es doctor en ciencias políticas y portavoz del …

Colombia: Deuda, modelo de desarrollo y sociedad

William Gaviria Ocampo| En cualquier análisis , no se puede obviar, el proceso …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

MARX HA VUELTO: Burgueses y proletarios

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

El negocio del endeudamiento, riquezas para unos pocos y pobreza para el pueblo argentino

Horacio Rovelli| La deuda siempre fue el mecanismo preferido de dominación.  En nuestro …

Entre las tasas de crecimiento y el deterioro de la calidad de vida

Eduardo Camín| Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dado a conocer …

Desafíos estratégicos que impone la cuarta revolución industrial

Mario Ramón Duarte| Cuando queremos detenernos a pensar solo por un momento las …

Teoría macroeconómica: la bisagra y la hegemonía neoclásica

Alejandro Nadal| En los años anteriores a la crisis financiera de 2008 parecía …

Venezuela

Venezuela: Salarios y precios en dólares: ¿igual a ganar más?

Luis Salas-15yultimo| La única propuesta económica del candidato oposicionista Henry Falcón, obró un …

Venezuela: ¿Cuánto dinero cuesta un desalojo campesino?

 Marco Teruggi| ¿Cuánto dinero hace falta para mover los hilos necesarios a un …

Venezuela: Dolarizadores

Luis Brito García| Si en algo son fecundas las crisis es en la …

Petro y criptomonedas: mitos y realidades (de la parte 11 a la 19)

José Gregorio Piña T.| Estos escritos son desde la undécima a la decimonovena …

Opinión

El Fondo no cambia, cambió la Argentina

Pedro Brieger|El martes 8 de mayo el ministro de Finanzas Nicolás Dujovne planteó …

Agroecología: nuevo paradigma agroalimentario

Crispim Moreira| El actual sistema agroalimentario es insostenible. Nunca lograremos el reto de …

Quo vadis Brasil (y America latina): ¿cómo salir de la tormenta ?

Pierre Salama| Se necesita hoy  más que nunca un balance  de las políticas …

El crimen histórico de la usurpación

Aldemaro Barrios R| Como si se tratara de una película de ficción, los …

Entrevistas

Rosa Marques: “En Brasil recrudeció la represión y vulneración a los derechos”

Jorge Marchini| Rosa Maria Marques, es profesora titular del Departamento de Economía y …

Carlos Mendoza Potellá: En el Zulia está el milagro de Pdvsa”

Thiany Rodríguez-Panorama| Desde su oficina  en el Banco Central de Venezuela (BCV), el …

Diputado argentino denuncia las negociaciones secretas en el TLC Mercosur-UE

 Ráúl Dellátorre| Si el diagnóstico de la economía era complicado para pymes y …

“Pino” Solanas, senador y cineasta: “El monocultivo trajo concentración de la tierra, latifundio y un enorme éxodo rural”

Daniel Cholakian, NODAL| Fernando “Pino” Solanas ha hecho de la militancia política su …

Temas

¿Se avecina una crisis global de deuda?

Michael Roberts| Argentina ha solicitado un rescate del Fondo Monetario Internacional después de …

Bienvenidos al mundo en que las empresas disfrutan de la vigilancia permanente de sus trabajadores

Emine Saner-eldiario.es|Desde implantes con microchips hasta pulseras con rastreadores y sensores que detectan …

El negocio del endeudamiento, riquezas para unos pocos y pobreza para el pueblo argentino

Horacio Rovelli| La deuda siempre fue el mecanismo preferido de dominación.  En nuestro …

Los fondos buitre salvaron a Macri

Rodolfo Koé Gutiérrez| El gobierno argentino logró renovar la totalidad de las letras …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Theotonio dos Santos y la moda en los intelectuales

Enrique Dussel| Se nos ha ido un gran …

El adiós a Theotonio dos Santos

En la mañana del martes 7 de febrero …

Pensamiento crítico

Beatriz Stolowicz: Desenmascarar las estrategias del capital

  Gabriel Delacoste-Brecha| De visita en Montevideo, presentó los resultados de sus últimas investigaciones plasmadas en su último libro, “El misterio del posneoliberalismo”. El segundo tomo, “La estrategia para América Latina”, recientemente publicado en Colombia, narra el accionar del capital y de los sectores dominantes en esta región, haciendo una …

¿Capital digital? Marx y el futuro digital del capitalismo

Michael R. Krätke |¿Qué tiene aun que decirnos Marx sobre el capitalismo actual? La pregunta es pertinente, porque la principal obra económica de Marx, El capital, esto es, el volumen primero de este ladrillo, apareció hace 150 años, en septiembre de 1867. El primer volumen y, en parte, también importantes borradores …