Home » Pensamiento Crítico »Trabajo » Currently Reading:

El trabajo, en términos marxistas, es constitutivo de la vida humana (Trabajo y mercancía)

junio 3, 2019 Pensamiento Crítico, Trabajo No Comments
Rodrigo Alonso| Dice el autor:”Como creador de valores de uso, como trabajo útil, pues, el trabajo es, independientemente de todas las formaciones sociales, condición de la existencia humana, necesidad natural y eterna de mediar el metabolismo que se da entre el hombre y la naturaleza, y, por consiguiente, de mediar la vida humana” (Marx, 2001)

Ilustración: Ramiro Alonso (elmanipulador.blogspot.com)

Siendo un grupo social un conjunto de individuos, el problema de origen ante la cual el grupo se enfrenta es cómo asignar los trabajos individuales (es decir, la acción transformadora de cada individuo sobre el medio) que darán forma al trabajo social necesario para la reproducción de ese grupo. Es decir, cómo nos organizamos para producir lo que nos permite reproducirnos como especie, o, lo que es lo mismo, qué relaciones sociales vamos tejiendo para tal fin. Con esto es que se relaciona la idea de materialidad en Marx. Lo material no remite a lo económico ni a las cosas materiales, sino a la trama relacional que se cristaliza, o está detrás, de las cosas.

Durante gran parte de la historia, la humanidad “resolvió” este problema a partir de la sujeción personal. El modo de producción esclavista y el feudal tienen en sí diferentes modalidades para comandar trabajos individuales por medio de los vínculos de dependencia directa: el amo ordena al esclavo; el señor feudal disciplina al siervo investido de una autoridad que le da poder directo sobre éste. La unidad familiar por ejemplo, históricamente ha regulado el trabajo de cada uno de sus miembros por medio del ejercicio de la autoridad del patriarca.

Con el proceso de generalización de los vínculos mercantiles, la asignación de los trabajos individuales ya no se hará bajo el imperio de los vínculos de dependencia personal. Liberados de toda relación de dependencia directa, ahora los individuos aplicarán su trabajo de forma privada e independiente entre sí, cada unidad en lo suyo y sin la intromisión formal de ninguna autoridad externa. Ante la carencia de relaciones personales directas para la asignación de cada trabajo individual, es decir, por el hecho de que la sociedad se reproduce a partir de lo que se produce de manera privada e independiente, los productos del trabajo asumirán la forma de la mercancía dando lugar a lo que conocemos como Mercado. La intercambiabilidad de estas mercancías por otras va a estar determinada por la cantidad de trabajo necesario para la creación de la mismas, tal ley regulará los intercambios mercantiles, y cual “fuerza gravitatoria”, va a regular además de las magnitudes de lo producido, la división social del trabajo (quién se dedicará a hacer qué tipo de actividad productiva) y el creciente proceso de diferenciación social (qué sujetos dejarán de ocupar lugares de propiedad por falta de productividad y pasarán a ser meros vendedores de fuerza de trabajo).

En su proceso de generalización, la mercancía va a disolver los vínculos de dependencia personal directa y en este sentido será una gran productora de libertad. Es impensable la noción de libertad por fuera de la afirmación de la soberanía propia del productor privado e independiente, es decir, de figuras como la del artesano, el campesino, el dueño de la fábrica o el empresario moderno, en suma, del propietario.

Dice Marx: “Las relaciones de dependencia personal (en un comienzo, sobre una base totalmente natural) son las primeras formas sociales en las cuales la productividad humana se desarrolla sólo en un ámbito restringido y en puntos aislados. La independencia personal fundada en la dependencia con respecto a las cosas es la segunda forma importante en la que llega a constituirse un sistema de relaciones universales, de necesidades universales y de capacidades universales.”

Con “la segunda forma” se refiere al modo de producción actual, donde el intercambio mercantil se encuentra generalizado.

Puestas las cosas en estos términos, vemos que tanto las relaciones violentas y autoritarias propias de los modos de producción basados en la dependencia directa, el patriarcado o la mercancía, pueden ser pensadas como una suerte de “tecnologías sociales” para la organización del trabajo de la sociedad.

El Marx más potente no es tanto el que nos habla de la lucha de clases como el motor de la historia; sino el que descubre todo lo que encierra la mercancía como entramado de relaciones sociales.

El capitalismo es una forma desarrollada de la mercancía. La vuelta a un mundo de pequeños artesanos y campesinos es volver al germen del capital, no avanzar hacia su superación. Es una tarea política clave re-visitar el capítulo 1 de “El Capital”, donde Marx presenta la mercancía y da con su contenido. En algún sentido, el libro en su totalidad, es un recorrido por el despliegue de la mercancía como forma social y sus consecuencias. Pensar el trabajo sin su subordinación a la mercancía, es pensarlo como algo abstracto, sin anclaje real, por fuera de la trama social que lo tiene capturado y lo ordena.

* * *

La clase obrera emerge en la historia como un sujeto que ha sido doblemente liberado: de su medio de producción  y de sus vínculos de sujeción personal. Somos hijos de campesinos sin tierra, esclavos libertos y artesanos quebrados. La liberación resepcto a los vínculos de dependencia personal nos ha puesto al servicio de la mercancía. El vendedor de fuerza de trabajo no tiene otra opción que valorizar sistemáticamente la única mercancía que posee y en los términos en los que el proceso de acumulación lo requiere.

La fuerza de trabajo que el capital requiere no es homogénea a la interna de un país. Contemporáneamente, para simplificar, podemos ver dos tipos de fuerzas de trabajo, una calificada, que requiere mayor preparación como tal, y una simple, que no precisa mayor trabajo social para producirla, sabiendo leer y con mínimas normas de convivencia aprendidas, ya se puede desempeñar. De esta manera, quienes integran la fuerza de trabajo de una sociedad, están determinados por el tipo de fuerza de trabajo que esa sociedad requiere para su reproducción.

Dicho de otra manera, el tipo de individuo que se precisa para que personifique una profesión de alta calificación es diferente a aquel que va a personificar una función simplificada. Y en su proceso de reproducción, la sociedad produce las subjetividades y los cuerpos que realmente precisa y con los atributos que los precisa para la personificación de las mercancías fuerza de trabajo.  ¿De qué forma los produce? Fundametnalmente por medio del salario, es decir, las cosas que el obrero va a consumir para reproducirse a si mismo como potencia para trabajar. El salario es la materia orgánica donde pasta la criatura y por medio de la cual se da forma a si misma. La diferenciación salarial produce sujetos diferenciados, lo cual es lógico, porque como vimos, el capital precisa diferentes tipos de mercancía fuerza de trabajo. Esta fractura sociológica de la clase obrera, por sus implicancias, es un problema político crucial a la hora de pensar la unidad de lo que llamamos pueblo.

Es clave que como trabajadores reconozcamos que nuestro punto de partida como sujetos, es ser meros portadores de la mercancía fuerza de trabajo. De ahí que los avatares de este sujeto estén asociados con lo que pasa con esa mercancía en el devenir histórico del capital. Por esto, es necesario llegar a al debate del desempleo y los salarios desde el reconocimiento de las determinaciones que nos pesan por vivir en una sociedad mercantil. En este sentido, el desempleo lo que encubre es una situación donde parte de la población no propietaria o trabajadora no puede vender la única mercancía que porta, y el salario no es otra cosa que el precio de venta de esta mercancía determinado por la naturaleza de esa mercancía (si es simple o compleja) así como por la oferta y la demanda de fuerza de trabajo en una coyuntura determinada.

La humanidad de un individuo en el mundo mercantil importa en tanto soporte viviente de la mercancía. Esto es constatable empíricamente con una breve caminata por 18 de Julio, no hace falta ir más lejos. Aquellos que ya no pueden participar del mundo de las mercancías vendiendo la suya, simplemente se deterioran física y psíquicamente sin que la sociedad oriente los recursos suficientes para que eso no suceda. Es evidente que el derecho a la vida en nuestra sociedad es en última instancia una abstracción, así como el derecho al trabajo o la vivienda. Lo que el Estado efectivamente protege con compromiso y celeridad es el mal llamado derecho a la propiedad, ya que lo que garantiza no es el acceso a la misma, sino su manutención. Lo único garantizado aquí, por la fuerza de la ley y de las armas, es la propiedad de quien ya es propietario.

Con el advenimiento de la región a la fase de baja de su ciclo económico, las perspectivas para quienes viven de su trabajo no son auspiciosas. Cada vez serán más las uruguayas/os que no podrán vender la única mercancía que tienen y el precio de la mercancía fuerza de trabajo tenderá a descender, entre otras razones, porque caerá su demanda. Es poco útil en clave estratégica hacer de cuenta que estas determinaciones no pesan sobre nosotros y solicitarle al Estado que preserve salarios y empleo cuando la estructura socioeconómica sobre la que vivimos ya no puede sostenerlo y precisa avanzar sobre los derechos de la clase trabajadora para no entrar en un escenario de desquicio económico.

El viaje histórico de la clase trabajadora consiste en pasar de mero cuerpo colectivo que pone en marcha la mercancía fuerza de trabajo a sujeto que puede dar lugar a otras relaciones sociales de producción superando la mercancía como forma enajenada de organización del trabajo humano.

En ese largo viaje, la forma de acción política de mayor potencia sea probablemente la comprensión de las determinaciones que rigen el curso histórico.

En el Uruguay de hoy, una de las tareas políticas concretas del momento, quizá la más radical, esforzada y poco gloriosa, pero con mayor sentido estratégico, sea estudiar, debatir y entender El Capital como si nuestra vida dependiera de ello, porque así es.

Referencias

Marx, K. (2001). El Capital: Crítica a la Economía Política. Tomo I/Vol. 1. México: Siglo Veintiuno.

* Rodrigo Alonso es economista, integrante del consejo editorial de Hemisferio Izquierdo.

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

Crece la precarización, pobreza y desigualdad en Ecuador

Jonathan Báez| La situación del Ecuador es complicada, los niveles de precarización, pobreza …

Deuda argentina: Crónica de un colapso anunciado

Carlos Carcione| El anuncio del ministro Lacunza de no pagar en sus fechas …

Las mujeres soportan la “segregación ocupacional” en América Latina

OIT-IPS|  Por cada hora trabajada, las mujeres de América Latina y el Caribe …

Las mujeres soportan la “segregación ocupacional” en América Latina

OIT-IPS|  Por cada hora trabajada, las mujeres de América Latina y el Caribe …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Internet de las vacas

Silvia Ribeiro| Puede ser que le suene a broma, pero es real. Es …

Alemania, la locomotora europea, pisa el freno

Eduardo Camin |La economía alemana pisa el freno. Ya empezó a caer en …

¿Guerra económica?: China devalúa su moneda y suspende compras agrícolas a EEUU

Isabella Arria| China anunció este martes la suspensión de la compra de productos agrícolas de …

El eterno recomienzo de las agendas de desarrollo: 2000, 2015 y ahora 2030

Eduardo Camin| En septiembre de 2000, basada en un decenio de grandes conferencias …

Ecología

Internet de las vacas

Silvia Ribeiro| Puede ser que le suene a broma, pero es real. Es …

Cambio climático y mitigación

Michael Roberts| Hay un nuevo documento del FMI sobre el cambio climático y …

Fatalidad

 Antonio Turiel-The Oil Crash| A medida que los signos de que se avecina …

La extinción de los elefantes y la reunión en Ginebra

Alejandro Nadal|“La palabra ‘marfil’ timbraba en el aire, era susurrada, era parte de …

Energía

Fatalidad

 Antonio Turiel-The Oil Crash| A medida que los signos de que se avecina …

¿Está firme la recuperación de Pemex?

Ulises Noyola Rodríguez| El gobierno de López Obrador se puso la meta de …

Energía en Latinoamérica. Momento histórico: el consumo alcanza a la producción

Demián Morassi|Como cada año, acercamos las estadísticas energéticas en Latinoamérica. Aprovechando los datos …

Citgo: cómo el clan Guaidó se apoderó de 13 mil 500 millones de dólares

  Einstein Millan Arcia| Ya habíamos advertido sobre la inminente debacle que se erigía …

Documentos

Ecuador y el derecho a la ciudad

Jorge Jurado | El presente trabajo pretende un cuestionamiento a la adopción simple, …

Desenvolvimento e Democracia: um olhar sobre a semiperiferia brasileira na era neoliberal

Wolney de Carvalho y Jales Dantas da Costa| O artigo analisa a evolução …

Argentina: Bases para un programa económico de reconstrucción nacional

Una propuesta de medidas de corto, mediano y largo plazo para el próximo …

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una …

Biblioteca

Cepal: Informe de avance cuatrienal sobre el progreso y los desafíos regionales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

CEPAL| Casi cuatro años después de que la comunidad internacional aprobara la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Tercera Reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible es una ocasión propicia para hacer …

Más allá de los monstruos

La siguiente es la presentación del libro Más allá de los Monstruos, una obra colectiva, coordinada por Matías Caciabúe y Katu Aconada y con prólogo de Aram Aharonian, editada por la argentina Universidad Nacional de Río Cuarto,  cuya meta es ayudar  a construir una trinchera de ideas  para enfrentar a …

Introducción a la Economía Argentina: Una visión desde la periferia

El  texto de Gerardo Fabían de Santis, de la Editorial de la Universidad Nacional de La Plata (EDULP), tiene como objetivo brindar al estudiante que se inicia en las cuestiones económicas una serie de conocimientos básicos sobre la ciencia económica y el sistema económico de un país, considerando algunos de …

Bancos Centrales orientados al desarrollo

Las trabajadoras y los trabajadores bancarios tenemos el deber y el derecho de participar en la discusión pública en torno a las funciones y objetivos del sistema financiero, para la construcción de una banca pública y privada orientada a la producción, el desarrollo y el empleo, señala el prólogo de …

La Internacional del Capital Financiero

Pesadilla en el banco central

Alejandro Nadal|Estas noches de verano los bancos centrales sufren una pesadilla recurrente. Sueñan …

La baja de tasas de la FED fortalece la certeza de la proximidad de una nueva crisis

  Carlos Carcione| El cambio de política del Sistema de la Reserva Federal …

La búlgara Kristalina Georgieva será la nueva jefa del FMI en lugar de Christine Lagarde

  Los 28 países de la Unión Europea tuvieron que elegir su candidato …

“Obstáculos al crecimiento”: El programa del FMI en Ecuador

Mark Weisbrot y Andrés Arauz-CEPR| En marzo de 2019, el Directorio Ejecutivo del …

Renúncia fiscal e novo ciclo de endividamento: a receita para o desastre

José Menezes Gomes| A economia brasileira esta completando 25 de Plano Real e …

Las contradicciones de Christine Lagarde

Alejandro Nadal| El clima de la economía mundial es inquietante. Las tormentas siempre …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Economía mundial: un nuevo crack a la vista

Carlos Carcione| Los mercados financieros internacionales dieron una nueva muestra sensibilidad extrema el …

La pesadilla del capitalismo y la inversión de la curva de rendimientos

  Alejandro Nadal|La guerra comercial entre China y Estados Unidos ha desbordado el …

Marginar a la población o defender el trabajo y la producción nacional (México, un espejo que adelanta)

  Horacio Rovelli| En la obra de Lewis Carroll, mientras Alicia está meditando …

EEUU–China: La tregua no aleja un nuevo pico en la crisis de la economía mundial

Carlos Carcione| El foco del escenario económico mundial del último año fue colocado …

Venezuela

Venezuela: De Cristallex a Citgo y el Arco Minero

Otto Van Der Velde Q.| La historia venezolana de esta trasnacional canadiense del …

Venezuela, de la hiperinflación al hiperdesinfle de los bolsillos: ¿viene un aumento salarial?

Luis Salas Rodríguez|El 11 de abril pasado se publicó en 15 y Último …

Citgo: cómo el clan Guaidó se apoderó de 13 mil 500 millones de dólares

  Einstein Millan Arcia| Ya habíamos advertido sobre la inminente debacle que se erigía …

La renta del petróleo no es el futuro de Venezuela pero sin la renta del petróleo no tiene futuro

Luis Salas-15yUltimo| La intempestiva publicación de los indicadores económicos por el BCV, desató …

Opinión

Grecia: El largo camino por recorrer

Costas Lapavitsas| Los resultados de las elecciones griegas han sido, ante todo, una …

La oportunidad de Christine Lagarde para reformar la eurozona

Wolfgang Münchau | La nominación de Christine Lagarde como la próxima presidenta del …

Apuntes de sociología militante: Los peligros asociados a la debacle macrista

  Jorge Elbaum| La política es un sistema de juego en el que …

La teoría de la relatividad judicial

Miguel Rodríguez Villafañe| Albert Einstein uno de los mejores científicos del siglo XX, …

Entrevistas

Claudio Lara: El multilateralismo está en crisis

Natalia Aruguete-Página12| La crisis global desatada a partir del estallido financiero de 2008 …

El ascenso de China como potencia mundial. Entrevista a Au Loong-Yu

Ashley Smith entrevista a Au Loong-Yu| El rápido ascenso de China como un …

Francisco Louca: La única lección es que hay que huir lo más pronto del FMI y su política de austeridad

Pedro Brieger-Nodal|El gobierno argentino está aplicando las recetas dictadas por el Fondo Monetario …

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

Temas

YA SUMAMOS SURYSURTV.net

  La Patria Grande está pariendo un nuevo canal,  para la creación y …

América Latina: Detrás de los tratados, la integración desintegradora

Eduardo Camín| Nuestra América navega en las agitadas aguas del siglo XXI. Los …

La industria textil y la cuarta revolución industrial

Eduardo Camin| Si la Cuarta Revolución Industrial ha de ser un motor de …

Las tensiones comerciales y el empeño en salvar al capitalismo a costa de los más débiles

Eduardo Camin| El 21º informe de vigilancia de la Organización Mundial del Comercio …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Actualización o veneración de la teoría de la dependencia

Claudio Katz| Nuestra reformulación de la teoría de …

O sistema-mundo capitalista e os novos alinhamentos geopolíticos no século XXI: uma visão prospectiva

Carlos Eduardo Martins| Neste artigo, apontamos as principais características …

Pensamiento crítico

Para Thomas Piketty la desigualdad es ideológica y política

Eduardo Febbro| En «Capital e ideología», el economista francés derriba las narrativas del liberalismo. Las desigualdades jamás son “naturales” sino edificadas por una ideología que crea las categorías divisorias: mercado, salarios, capital, deuda, entre otras, sostiene el economista francés

Desenmascarando el actual ciclo conservador: El macrismo forma parte del pasado

Mario Rapoport| Mauricio Macri llegó a la presidencia conformando un nuevo espacio político con el nombre de “Cambiemos”. Aunque su objetivo no es un cambio hacia delante para poner al país en la senda del desarrollo económico sino más bien, uno en reversa procurando recuperar nuevamente privilegios perdidos, o sea volver …