Home » Capital Financiero »Latinoamerica » Currently Reading:

Del Rodrigazo a Macri: Cómo se implantó y para qué la valorización financiera del capital

mayo 12, 2019 Capital Financiero, Latinoamerica No Comments

Horacio Rovelli| La historia no nos plantea sólo los problemas sino también las soluciones, pero eso no significa que sean las que necesita el pueblo, sino las que interesan adoptar a los sectores dominantes, hasta que los sectores populares alguna vez lo sean.

A fines de la década de los ’60 y principios de los ’70 en la Argentina los sectores dominantes enfrentaban la resistencia fabril y,  si bien es cierto que había poderosos capitales industriales y que se había conformado un tejido social en torno a una cadena de producción semi integrada y una masa crítica importante, ello no estaba exento de peligro para su concepción elitista y minoritaria.

En 1969, año del Cordobazo, llegó al país por primera vez el sociólogo norteamericano James Petras. Él mismo cuenta que se sorprendió cuando vio la capacidad tecnológica y operacional de nuestra industria, que éramos capaces de producir locomotoras y automóviles, que la división electrónica de FATE hacía la máquina de calcular “Cifra”, que el Profesor Manuel Sadosk

José Gelbard, el ministro del Pacto Social de Perón.

y, Vice Decano de la Facultad de Ciencias Exactsa de la UBA, había traído equipos de computación y creado el Instituto de Cálculo de esa Facultad, etc.   Petras le preguntó al Presidente de la Unión Industrial (UIA), Elbio Coelho,  por qué, si el país tenía una clase trabajadora numerosa, disciplinada, y con perspectivas de mayor capacitación, no existía una firme decisión de construir un país altamente industrializado. La respuesta de Coelho fue muy sincera: una clase obrera numerosa, capacitada y consciente podría disputarles el poder.

El temor a nuestros trabajadores era azuzado y funcional a los intereses de los Estados Unidos y demás países desarrollados, que terminada la época de trasplantar fábricas y ante los avances del transporte de carga, querían vendernos productos industriales  a cambio de nuestra carne, trigo y petróleo.

Pero la pregunta era, cómo desmantelar el tejido industrial, cómo levantar fábricas de 5.000, 7.000, 10.000 trabajadores sin producir una guerra civil, por un lado y, qué iba a ser de la población sin trabajo, por otra parte.

El gobierno nacional y popular de Perón fue sometido a un permanente desgaste, cuando la burguesía local a través de la Confederación General Económica (CGE) mantenía el rumbo. La muerte de Perón y las pintadas de judío marxista contra el ministro José Ber Gelbard logran que este renuncie.

Primero fue el desembarco  al frente del ministerio de economía de la Nación del  Presidente del BCRA, Alfredo Gómez Morales, quién devaluó nuestra moneda y levantó los controles de precios generalizando una inflación incipiente, disminuyendo el salario real. Pero la jugada de los monopolios estaba orquestada por Ricardo Mansueto Zinn, hombre del Grupo FIAT (y miembro del grupo Azcuénaga que fueron los que elaboraron el plan de Martínez de Hoz, y años más tarde directivo de SEVEL – MACRI), que fue vice ministro y cerebro de un ingeniero mecánico, nombrado ministro de economía en junio de 1975, Celestino Rodrigo .

El 4 de junio de 1975 el nuevo equipo devaluó el tipo de cambio en un 160%, el dólar pasó a valer de $ 10 a $ 26; duplicó en promedio el precio de las tarifas de servicios públicos y el transporte; aumentó el precio de los combustibles en un 180%; y a cambio concedió un aumento salarial del orden del 45%.

Los anuncios de Celestino Rodrigo desatan la hiperinflación.

Todo esto desató la remarcación de precios que arruinó a miles de industriales y, ante la presión de los trabajadores movilizados, aceptaron aumentos salariales muy superiores a lo acordado, pero que no pudo compensar la suba persistente de los precios.

El Rodrigazo fue la antesala del camino de valorización financiera del capital que se refleja en la dolarización de la cultura argentina. Desde entonces, la huída hacia esa divisa destruye la capacidad de ahorro en moneda local, lo que fue abonado porque ese 4 de junio de 1975, se liberó la tasa de interés para los depósitos[1] y los créditos de la banca privada y se ajustó la tasa de los bancos oficiales (BNA; BANADE; Hipotecario; CNAyS; y Banco de Tierra de Fuego), creando incluso títulos públicos alternativos al dólar como los VANA (Valores Nacionales Ajustables) que se ajustaban por inflación y llegaron a pagar tasas del 100% anual.

La inflación que se venía acelerando con Gómez Morales de un 32,6% acumulada de diciembre de 1974 a mayo de 1975, pasa  a ser del 63% en solo dos meses (junio y julio 1975). Por supuesto los índices de precios siguieron registrando aumentos del 10 al 11% mensual durante más de un año y paralelamente los salarios crecieron muy por debajo, en un marco en que se devaluaba crecientemente nuestra moneda.

La corrida hacía el dólar transformó el mercado de cambio local, hasta llevar  a la  divisa , en marzo de 1976, al precio más alto del que se hubiera tenido registro hasta ese entonces. La sub facturación de exportaciones y la sobre facturación de importaciones posibilitó la fuga de capitales a gran escala, reduciendo la inversión y generando déficit comercial.

Los recursos monetarios  (dinero creado por el BCRA, nuestra Base Monetaria, los pesos) tendían a reducirse por la inflación y a pasos agigantados se deterioraban los ingresos del sector público por el Efecto Olivera – Tanzi,  que implica que la recaudación que es en nuestra moneda, se erosionaba por la inflación que a su vez se retroalimentaba con la corrida al dólar y que, puede estimarse en seis meses una merma del 40% de la recaudación tributaria nacional y provincial en términos reales.

En un Estado sin poder de fuego, la burocracia sindical encabezada por Lorenzo Miguel se suma a la ola de resistencia popular y logra echar al mucamo presidencial, que renuncia el 11 de julio de 1975 y va como Embajador Plenipotenciario a España.

La movilización sindical acaba con López Rega y Rodrigo, pero las relaciones de fuerza ya son otras

.

 

Pero ya no lo necesitaban, era claro que los sectores dominantes en acuerdo con la Embajada (hay cientos de cables entre el embajador Robert Hill y el Canciller Henry Kissinger que lo demuestran y corroboran) habían logrado quebrar la columna vertebral del peronismo y con ello subordinar al Estado, que era un espectador más de la valorización del capital y su fuga sistemática, sin atinar a hacer nada.

Los nueve meses posteriores al Rodrigazo configuraron una nueva relación de fuerza en la sociedad, la inflación erosionó el poder político y sindical e hizo depender al país del capital financiero internacional, encabezado por el FMI.

Casi sin resistencia,  con medidas de boicot, pero sin conducción ni coordinación que resista, se produce el golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976.  No bien asumieron, el FMI le da un crédito de 100 millones de dólares para hacer frente a los pagos del primer semestre del año 1976, con lo que al 31 de marzo de ese año,  las Reservas Internacionales del BCRA pasan de 23 millones a 150 millones de dólares. En agosto de 1976 el FMI amplía el crédito en 250 millones de dólares y ese aval permite la política de endeudamiento que va a realizar la dictadura a posteriori.

El esquema se tradujo en un retraso de los niveles de ingresos de la población, en la liberación de los precios, y en el fomento a la competencia externa. También en tasas de interés tan altas como confiscatorias que para los tomadores de créditos superaba siempre la inflación,  aumento generalizado de los precios que en promedio entre 1976 y 1981 fue de 193 por ciento anual. Todo ello derrumbó el mercado interno con cierres de establecimientos, desocupación y bajos salarios y el Producto Interno Bruto.  La dictadura terminó en catástrofe y dejó como legado la destrucción de un sinnúmero de eslabones de la cadena productiva, una fuerte concentración, una profunda extranjerización, una impagable deuda externa y sobre todo, con un nuevo modo de acumulación y distribución de valorización financiera del capital.

La gran burguesía local, impulsora y partícipe de la dictadura, ante las altas tasas de interés internas (respecto de las tasas internacionales), tomó créditos en el exterior, no para realizar inversiones productivas, sino para obtener renta mediante colocaciones financieras. El endeudamiento externo del sector público le proveía los dólares que luego serían fugados al exterior. Los recursos que se fugaron tenían (como tienen ahora) su origen en el fuerte descenso del ingreso de los sectores del trabajo y la producción.

El Rodrigazo abortó el modelo sustitutivo de importaciones y transformó el comportamiento económico y social del país, como prolegómeno necesario al golpe de Estado de 1976. Este escenario de predominio de la especulación sobre la producción  potenció la concentración del capital, y trajo un alto nivel de exclusión social. La continuidad de este modelo en democracia, exigió una articulación entre sistema político y valorización financiera. La situación del sindicalismo y el rol que jugó su principal Confederación, muestran las formas de disciplinamiento o cooptación que sufrió el movimiento obrero argentino y las estrategias elegidas por sus dirigentes

 El rol que nos reserva la división internacional del trabajo

Resultado de imagen para division internacional del trabajo argentinaLos Estados Unidos y los países centrales tenían reservado utilizar la creciente y barata mano de obra del este asiático para producir allí los bienes de mano de obra intensiva, pero la planificación no dio los resultados esperados cuando esencialmente la República Popular China ingresó a la OMC  (Organización Mundial de Comercio),  lo que provocó el desmantelamiento de gran parte de la industria de Occidente y el progresivo empeoramiento de las condiciones productivas. Ante las menores barreras comerciales, los demás países responden con la flexibilización laboral y la pérdida de derechos de sus trabajadores.

Hasta la crisis internacional iniciada en 2008, el mayor desarrollo tecnológico y el dominio financiero de los países centrales, promotores de la actual organización de la producción, preservaba a sus economías de las crónicas crisis que afectaban a la periferia. Sin embargo, la evolución productiva, sobre todo de China e India, agudizó la destrucción de puestos de trabajo de esas economías que exhiben la incapacidad de sus mercados para crear empleos como mecanismo de distribución del ingreso. Así, el excesivo endeudamiento generó una explosión inesperada, que exhibió la vulnerabilidad del sistema financiero y su necesidad de  desregular sus mercados laborales.

 

La Argentina de Cambiemos

El gobierno encabezado por Mauricio Macri vino a reimplantar el mismo modelo de valorización financiera, con los mismos beneficiarios y los mismos perjudicados. Pero esta vez duró mucho menos, por incompetencia del gobierno y  porque los principales colocadores de títulos de deuda argentina en el periodo de alto endeudamiento, son los fondos que se fueron desde el 25 de abril de 2018. Si aún les quedan algunos títulos públicos o privados argentinos, tratan de sacárselos como pueden de encima, confiados en que mañana van a costar menos de lo que los mal vendan hoy.  El único soporte del gobierno es el FMI,  pero ya no sirve como aval ante los capitales financieros del mundo, y ni siquiera puede garantizar que el valor de  nuestra moneda no derrape antes de las elecciones de octubre de este año.

Derrapar va a derrapar, el martes 7 de mayo de 2019 basta como muestra. Al vencimiento del pago de los rendimientos del BONAR 2024  por unos 1.600 millones de dólares, sus tenedores los cobraron y se los llevaron, como lo demuestra la reducción de las reservas internacionales del BCRA , en 1.926 millones de dólares  ese día.  También el martes 7 de mayo de 2019 el Tesoro de la Nación coloco LETES por 988 millones de dólares pero a 70 días, y a una tasa del 4% anual en dólares. Y también  antes de las elecciones nacionales, el gobierno coloco LECAP en pesos por 31.127 millones de nuestra moneda, pero con vencimiento en 49 días y a una tasa del 59,43% anual,  mayor que la que se puede obtener por un plazo fijo en el sistema financiero local que abona tasas del 50 al 56% anual  para imposiciones a 30 días.

Hasta octubre falta una eternidad de vencimientos de deuda, para un gobierno que cumple lo que el FMI le dice, pero que ni aún así deja de ser escarnio del sistema financiero mundial, que espera hacer fortunas comprando por la mitad, lo que hoy vale el doble.

El Rodrigazo, el plan de Martínez de Hoz, de Sourrouille, de Cavallo y ahora de Macri y el FMI, siempre estuvieron basados en la devaluación, el ajuste, la emisión de deuda, la apertura económica y la valorización financiera del capital .

El campo nacional y popular está igual que en 1975, sin un plan y sin conducción real. Ya lo vivimos y aun así las fuerzas populares no atinan a dar respuestas, tal como pasó en los diez meses del 4 de junio de 1975 al 24 de marzo de 1976. Sabemos cómo terminó esa parte de nuestra historia.

Notas

[1] Pese a Gómez Morales continuaba la centralización de los depósitos y el BCRA regulaba las condiciones de depósitos y créditos

(*) Licenciado en Economía, profesor de Política Económica y de Instituciones Monetarias e Integración Financiera Regional en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA Fue Director Nacional de Programación Macroeconómica en el Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación. Analista senior asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE).

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

Venezuela: entre la disolución y la reconstrucción 

  Carmelo da Silva- La persona más brillante y hermosa que he tenido el …

Venezuela: ¿despegue económico en 2020?

Carmelo da Silva| El Vicepresidente económico de Venezuela, Tarek El Aisami, tras su …

Argentina: En la recta final, tironean entre sí distintas fracciones del capital

 Horacio Rovelli| El gobierno de Cambiemos que endeudó irresponsablemente al país, que desindustrializó, …

Normas internacionales del trabajo: se ratifican pero no se rectifican

Eduardo Camin| Una campaña de la Organización Internacional del Trabajo para que los países …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

¿Se puede alimentar al mundo entero y garantizar que nadie pase hambre?

ONU| Actualmente las cadenas de producción alimentaria elaboran suficiente comida para nutrir a …

Agricultura 4.0: Digitalización y poder corporativo en la cadena industrial alimentaria

  Verónica Villa Arias| Las fusiones extremas entre las corporaciones de la cadena …

Internet de las vacas

Silvia Ribeiro| Puede ser que le suene a broma, pero es real. Es …

Alemania, la locomotora europea, pisa el freno

Eduardo Camin |La economía alemana pisa el freno. Ya empezó a caer en …

Ecología

¿Retos medioambientales? Trabajo decente, empleo verde, resiliencia, migración y desarrollo sostenible

Eduardo Camin| Antes de la celebración de la Cumbre de las Naciones Unidas …

Cambio climático: Empleos verdes y desarrollo sostenible, el capitalismo triunfante

Eduardo Camin | En el período previo a la Cumbre sobre la Acción …

Agricultura 4.0: Digitalización y poder corporativo en la cadena industrial alimentaria

  Verónica Villa Arias| Las fusiones extremas entre las corporaciones de la cadena …

Internet de las vacas

Silvia Ribeiro| Puede ser que le suene a broma, pero es real. Es …

Energía

Fatalidad

 Antonio Turiel-The Oil Crash| A medida que los signos de que se avecina …

¿Está firme la recuperación de Pemex?

Ulises Noyola Rodríguez| El gobierno de López Obrador se puso la meta de …

Energía en Latinoamérica. Momento histórico: el consumo alcanza a la producción

Demián Morassi|Como cada año, acercamos las estadísticas energéticas en Latinoamérica. Aprovechando los datos …

Citgo: cómo el clan Guaidó se apoderó de 13 mil 500 millones de dólares

  Einstein Millan Arcia| Ya habíamos advertido sobre la inminente debacle que se erigía …

Documentos

Ecuador y el derecho a la ciudad

Jorge Jurado | El presente trabajo pretende un cuestionamiento a la adopción simple, …

Desenvolvimento e Democracia: um olhar sobre a semiperiferia brasileira na era neoliberal

Wolney de Carvalho y Jales Dantas da Costa| O artigo analisa a evolução …

Argentina: Bases para un programa económico de reconstrucción nacional

Una propuesta de medidas de corto, mediano y largo plazo para el próximo …

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una …

Biblioteca

Cepal: La inversión extranjera directa en América latina y el Caribe

El presente informe La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe es la edición correspondiente a 2019 de la serie anual que publica la Unidad de Inversiones y Estrategias Empresariales de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe …

Cepal: Estudio económico de América Latina y el Caribe-El nuevo contexto financiero

En su edición número 71, que corresponde a 2019, el Estudio Económico de América Latina y el Caribe consta de tres partes. En la primera se resume el desempeño de la economía regional en 2018 y se analiza su evolución durante los primeros meses de 2019, así como las perspectivas para el …

Los gobiernos progresistas latinoamericanos del siglo XXI

El libro Los gobiernos progresistas latinoamericanos del siglo XXI. Ensayos de interpretación histórica, fue escrito por los investigadores y militantes Franck Gaudichaud, Massimo Modonesi y Jeffery R. Webber,y  publicado por UNAM.

Más allá de los monstruos

  Es tiempo de reflexión y análisis de la situación del continente nuestroamericano con una mirada larga. Porque vamos lejos, apostando por la construcción de un nuevo ciclo de luchas que, parados en las conquistas y en los niveles de organización alcanzados en la etapa anterior del ciclo progresista, nos …

La Internacional del Capital Financiero

La hegemonía del dólar no será eterna

Alejandro Nadal- El 31 de enero de este año varios países de la Unión …

Trump monetario: entre lacayos y charlatanes

Alejandro Nadal- El presidente estadounidense Donald Trump anunció en julio pasado que haría la …

¿Una economía de rentistas?

Michael Roberts| La “financiarización” ha sido presentada por algunos economistas heterodoxos como la …

Pánico en la Reserva Federal y retorno del Credit Crunch sobre un mar de deudas

  Eric Toussaint| Ante la catástrofe, el martes 17 de septiembre de 2019 …

Pesadilla en el banco central

Alejandro Nadal|Estas noches de verano los bancos centrales sufren una pesadilla recurrente. Sueñan …

La baja de tasas de la FED fortalece la certeza de la proximidad de una nueva crisis

  Carlos Carcione| El cambio de política del Sistema de la Reserva Federal …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Venezuela: entre la disolución y la reconstrucción 

  Carmelo da Silva- La persona más brillante y hermosa que he tenido el …

¿Una economía de rentistas?

Michael Roberts| La “financiarización” ha sido presentada por algunos economistas heterodoxos como la …

Economía mundial: un nuevo crack a la vista

Carlos Carcione| Los mercados financieros internacionales dieron una nueva muestra sensibilidad extrema el …

La pesadilla del capitalismo y la inversión de la curva de rendimientos

  Alejandro Nadal|La guerra comercial entre China y Estados Unidos ha desbordado el …

Venezuela

Venezuela: entre la disolución y la reconstrucción 

  Carmelo da Silva- La persona más brillante y hermosa que he tenido el …

Venezuela: ¿despegue económico en 2020?

Carmelo da Silva| El Vicepresidente económico de Venezuela, Tarek El Aisami, tras su …

Venezuela: Bloqueo al “dinero plástico”; alternativas

José Gregorio Piña T.| Lo primero que debemos precisar es que el Ejecutivo …

Venezuela: De Cristallex a Citgo y el Arco Minero

Otto Van Der Velde Q.| La historia venezolana de esta trasnacional canadiense del …

Opinión

Grecia: El largo camino por recorrer

Costas Lapavitsas| Los resultados de las elecciones griegas han sido, ante todo, una …

La oportunidad de Christine Lagarde para reformar la eurozona

Wolfgang Münchau | La nominación de Christine Lagarde como la próxima presidenta del …

Apuntes de sociología militante: Los peligros asociados a la debacle macrista

  Jorge Elbaum| La política es un sistema de juego en el que …

La teoría de la relatividad judicial

Miguel Rodríguez Villafañe| Albert Einstein uno de los mejores científicos del siglo XX, …

Entrevistas

Claudio Lara: El multilateralismo está en crisis

Natalia Aruguete-Página12| La crisis global desatada a partir del estallido financiero de 2008 …

El ascenso de China como potencia mundial. Entrevista a Au Loong-Yu

Ashley Smith entrevista a Au Loong-Yu| El rápido ascenso de China como un …

Francisco Louca: La única lección es que hay que huir lo más pronto del FMI y su política de austeridad

Pedro Brieger-Nodal|El gobierno argentino está aplicando las recetas dictadas por el Fondo Monetario …

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

Temas

Venezuela: Bloqueo al “dinero plástico”; alternativas

José Gregorio Piña T.| Lo primero que debemos precisar es que el Ejecutivo …

YA SUMAMOS SURYSURTV.net

  La Patria Grande está pariendo un nuevo canal,  para la creación y …

América Latina: Detrás de los tratados, la integración desintegradora

Eduardo Camín| Nuestra América navega en las agitadas aguas del siglo XXI. Los …

La industria textil y la cuarta revolución industrial

Eduardo Camin| Si la Cuarta Revolución Industrial ha de ser un motor de …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Actualización o veneración de la teoría de la dependencia

Claudio Katz| Nuestra reformulación de la teoría de …

O sistema-mundo capitalista e os novos alinhamentos geopolíticos no século XXI: uma visão prospectiva

Carlos Eduardo Martins| Neste artigo, apontamos as principais características …

Pensamiento crítico

El colapso inducido de Argentina como meta geopolítica del Nuevo Orden Mundial

Claudio Fabián Guevara| La debacle no es consecuencia de una política errada, sino de un diseño para poner al país de rodillas. Los objetivos del colapso sobrepasan los imaginarios de la izquierda tradicional. Una de las debilidades estructurales de la resistencia autóctona frente a los procesos de expansión imperialista es una …

Para Thomas Piketty la desigualdad es ideológica y política

Eduardo Febbro| En «Capital e ideología», el economista francés derriba las narrativas del liberalismo. Las desigualdades jamás son “naturales” sino edificadas por una ideología que crea las categorías divisorias: mercado, salarios, capital, deuda, entre otras, sostiene el economista francés