Home » Trabajo » Currently Reading:

Trabajo decente, condiciones indecentes

marzo 14, 2019 Trabajo No Comments

Eduardo Camin |La evolución en la reducción del desempleo a nivel mundial no va acompañada de mejoras de la calidad del trabajo, lo que se destaca y repite en un sinnúmero de informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que dejan en claro que el principal problema de los mercados de trabajo en el mundo es el empleo de mala calidad.

Millones de personas se ven obligadas a aceptar condiciones de trabajo deficientes. En 2018, la mayoría de los 3.300 millones de personas empleadas en el mundo no gozaba de un nivel suficiente de seguridad económica, bienestar material e igualdad de oportunidades. Es más, el avance de la reducción del desempleo a nivel mundial no se ve reflejado en una mejora de la calidad del trabajo.

Los informes se suceden y se repiten, pero todos ellos aluden a la persistencia de diversos déficits de trabajo decente, y advierten de que, al ritmo actual, la consecución del objetivo de trabajo decente para todos establecido entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible es inalcanzable para muchos países, a pesar de las promesas.

Tener empleo no siempre garantiza condiciones de vida dignas”, señaló Damián Grimshaw, director del Departamento de Investigaciones de la OIT, y agregó que “un total de 700 millones de personas viven en situación de pobreza extrema o moderada pese a tener empleo.”

Frente a estas constataciones, son los responsables de formular las políticas quienes deben afrontar el problema, pues de lo contrario se corre el riesgo de que algunos de los nuevos modelos empresariales, en particular los propiciados por nuevas tecnologías, socaven aún más el mercado laboral.

Sin que se advierta demasiado, se está deslizando en las sociedades contemporáneas un cambio de perspectiva. Es cierto que cada época tiene su sistema de preferencias: algunas veces aparecen en primer plano unos temas, mientras que se relegan otros al límite del horizonte. La historia consiste sobre todo en eso, en la manera de cómo se reparten los acentos de la realidad que nos rodea.
Deslizar un cambio de perspectiva no quiere decir que debemos aceptar que esta variación sea real

El trabajo siempre es decente, la indecencia es producida por las condiciones en las cuales se desarrolla, ignorando las normas de trabajo, la formalidad laboral, la seguridad, la protección social.

La sociedad civil: el nuevo paradigma sin clases sociales.

 

Resultado de imagen para trabajaDoRES protestanHemos llegado a una época en que las técnicas sociales son tan complejas y eficaces que se puede conseguir la manipulación de las vigencias. Hoy es un lugar común apelar a la “sociedad civil”, de forma abstracta, olvidándose del horizonte que nos enseña que la sociedad se divide en clases sociales.

Y el Estado es, en última instancia, una especie de Consejo de administración que rige los intereses colectivos de la burguesía, subordinados muchas veces a un núcleo de instituciones supranacionales, como por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio, entre otras.

Esa estructura de redes de poder que se ha puesto en funcionamiento y a las que se han sometido todas las fuerzas políticas que aceptan la sociedad tal y como es, genera ese statu quo que garantiza el dominio de los intereses de una minoría sobre la mayoría, de una clase social burguesa de millonarios privilegiados, sobre las demás clases sociales, esencialmente sobre el pueblo trabajador.

Y para ello necesitan un ejército de burócratas, militares, policías, jueces, obispos, catedráticos, cuya función es defender los privilegios de la clase dominante. No se trata de que la gente sea mejor o peor, o que los políticos sean más o menos honestos, de lo que se trata es de defender un sistema social que se preserva por la fuerza, la coacción y la represión en beneficio de una ínfima minoría.

El capitalismo ha convertido el “capital” en algo aceptado, que no se puede discutir en su bondad.  ¿Acaso no nos enseñan que las empresas privadas, o los fondos de inversión son “la fuente de la riqueza” que generan trabajo? Pero la realidad es que la fuente de la riqueza primera es la naturaleza, y la segunda, el trabajo humano, que transforma las materias primas de la naturaleza en bienes útiles para atender necesidades humanas.

Y el trabajo humano, en última instancia, sólo se puede cuantificar en tiempo de trabajo. Eso es lo que permite que surja el fenómeno histórico del intercambio, lo que hace que productos de naturaleza muy distintas puedan intercambiarse: lo que Marx llamo su valor de cambio.

La explotación capitalista exige, por un lado, la propiedad privada de los medios de producción, y por el otro la existencia de una amplia masa de personas que no tengan otra cosa que vender que su fuerza de trabajo. Por eso el capitalismo se opone (o chantajea) con todas sus fuerzas la existencia de un sector público fuerte que limite sus apetencias o les haga competencia o de sistemas de desempleo o pensiones demasiado “generosos” que “desincentiven” la búsqueda de empleo.

Marx comprendió que lo que compra el empresario con el salario no es el trabajo, sino la capacidad de trabajar: la fuerza de trabajo. Al transformar con el trabajo humano la materia prima en mercancía se crea un valor nuevo dividido en dos partes diferenciadas: por un lado, la que será atribuida al trabajador y que expresará como el salario (el trabajo necesario), por otro lado, aquella de la que se apropiará el propietario de los medios de producción expresada en la plusvalía (el trabajo excedente). Pues la plusvalía es el trabajo no pagado.

Es cierto que todo esto puede ser muy teórico, hasta complejo, para tratarlo en un artículo referente a la condición del empleo, pero nos parece esencial resaltarlo porque ésta es la clave, la herramienta dialéctica fundamental que se pretende “ignorar” en los organismos internacionales.

Éste es el tema ausente de los informes, no sólo para entender la fuente del beneficio, sino la existencia de la desigualdad social y de las malas condiciones de empleo, incluido el aumento alarmante de la precariedad que va unida a la pérdida de derechos laborales, o la informalidad laboral, porque hay una tendencia inmanente al capitalismo a tratar de lograr cada vez más trabajo a cambio de menos o, en otras palabras, a explotar con más intensidad.

Pero el empeño en explotar más intensamente no es simplemente el producto de la codicia ni de una estafa, ni de una obsesión ideológica neoliberal, sino de la dinámica inherente al propio sistema. A Carlos Marx le debemos la compresión de ese fenómeno.
Claro está, que los cambios acontecidos a partir de la implantación de las nuevas tecnologías, con los cambios en las formas de organización del trabajo y la democratización de algunos sectores del consumo (educación, vivienda, sanidad, transporte) han añadido nuevos elementos que han hecho más complejas las antiguas divisiones de los grupos sociales.

Hoy en día el consumo proporciona, para algunos autores, los fundamentos para la aparición de nuevas divisiones sociales, lo que lleva a algunos a renegar simplemente de la lucha de clases, y establecer nuevos paradigmas de la sociedad civil. Asistimos al creciente énfasis sobre el significado cultural del consumo en la construcción de las identidades colectivas o de clase, así como en el mantenimiento de las posiciones de ventaja y desventaja tanto material como simbólica.


En realidad, se pretende valorar el consumo como la democratización de las clases sociales, y por ende la negación de su lucha, es decir se establece un criterio de igualdad amparado en el disfrute consumista. Por lo tanto, se crea la necesidad de analizar los diferentes comportamientos de los grupos sociales frente a estos nuevos fenómenos y de revalidar el efecto explicativo de los análisis más tradicionales de clase.

Porque la realidad determina que el desempleo continúa, que las condiciones de trabajo navegan en la precariedad y que la explotación se hace cada vez más visible. El horizonte de la justicia social se perpetua bajo los signos de los nuevos tiempos de la robotización y la inteligencia artificial.

 

*Periodista uruguayo, corresponsal de prensa de la ONU. en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

La guerra comercial entre EU y China oculta otro control estratégico: el Canal de Panamá

Diego Herranza-Público.es|Más allá de la batalla tarifaria que se ha desatado entre EEUU …

Del Rodrigazo a Macri: Cómo se implantó y para qué la valorización financiera del capital

Horacio Rovelli| La historia no nos plantea sólo los problemas sino también las …

53 empresas, en el peor año económico argentino, aumentaron sus utilidades netas en casi 400%

Raúl Dellatorre|La convocatoria del gobierno de Mauricio Macri a un acuerdo programático tuvo …

Macri en el infierno de fin de ciclo (Numeritos Argentinos II)

  Carlos A. Villalba| En la Argentina de Mauricio Macri todo es mucho …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

La economía china, coyuntura y prospectiva 2019

Oscar Ugarteche- Alfredo Ocampo|Los últimos datos del crecimiento de la economía china señalan …

La OMC debilitada, entre los dimes y diretes del capitalismo globalizado

  Eduardo Camín- CLAE| Corren malos tiempos para el multilateralismo, la prolongada agonía …

Huawei: la precuela de un escándalo de política y negocios

Gustavo Girado| Para cumplir con los requisitos de adhesión a la Organización Mundial …

Una cleptocracia colosal del siglo XXI

Kenneth Surin| Las modernas mega-cleptocracias no son ciertamente como el «unicornio asiático» (Pseudoryx …

Ecología

Espionaje de Monsanto y nueva sentencia millonaria

Silvia Ribeiro| Dos mil millones de dólares por daños. Es la cifra que …

Volkswagen, el escándalo de las emisiones

Alejandro Nadal| En 2011 Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen (VW), dio a …

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

Producción de alimentos: disonancia terrible entre lo que es y lo que se pretende

 Beamspot y Rafael Romero| En esta serie de El Discurso del Sistema. Antítesis …

Energía

Volkswagen, el escándalo de las emisiones

Alejandro Nadal| En 2011 Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen (VW), dio a …

DOSSIER| Hidroeléctrica de Itaipú, la negociación y el debate para 2023

Nodal-Jerovía| La hidroeléctrica de Itaipú, creada por el tratado de 1973 entre Paraguay …

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

El petróleo, Rusia y Venezuela

Hernando Kleimans| Un productor de petróleo como Rusia, involucrado en sostener el precio …

Documentos

Ecuador y el derecho a la ciudad

Jorge Jurado | El presente trabajo pretende un cuestionamiento a la adopción simple, …

Desenvolvimento e Democracia: um olhar sobre a semiperiferia brasileira na era neoliberal

Wolney de Carvalho y Jales Dantas da Costa| O artigo analisa a evolução …

Argentina: Bases para un programa económico de reconstrucción nacional

Una propuesta de medidas de corto, mediano y largo plazo para el próximo …

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una …

Biblioteca

Descolonizar la subjetividad: Hacia una nueva razón utópica indo-afro-latinoamericana

Descolonizar la subjetividad. Hacia una nueva razón utópica indo-afrolatinoamericana (Isabel Rauber en diálogo con Lidia Fagale) resume -en formato libro- una extensa, profunda y coloquial conversación con la filósofa e investigadora Isabel Rauber. En este tiempo es necesario hacer un recorrido por gran parte de su ideario, rescatando los esfuerzos …

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

Genaro Rodríguez Navarrete|Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que la deuda pública bruta de los gobiernos centrales de 18 países de América Latina aumentó, en promedio, del 39,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 al 42,3% en 2018. Esta diferencia de 2,9 puntos …

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío es el título del libro editado por FLACSO (sede argentina) compilado por Daniel García Delagado, Cristina Ruiz del Ferrier, y Beatriz de  Anchorena,. (2018).

Amazonía brasileña: La pobreza de un pueblo como resultado de la riqueza de la tierra

Como la zona tropical más extensa del mundo, la más rica en minerales y la mayor reserva biogenetica del planeta, la Amazonia es uno de los territorios más buscados por el capital global. A medida que la derecha avanza sobre Brasil, Jair Bolsonaro abrió al avance del capital sobre la …

La Internacional del Capital Financiero

Las consecuencias del acuerdo argentino con el FMI: El que sigue que pague la cuenta

  Noemi Brenta-Cash| El FMI nunca fue un gran acreedor de la deuda …

Todo el crecimiento de la deuda pública en la UE desde 1995 corresponde a intereses

Juan Torres López|La oficina estadística europea, Eurostat, publicó el mes pasado los últimos …

Del Rodrigazo a Macri: Cómo se implantó y para qué la valorización financiera del capital

Horacio Rovelli| La historia no nos plantea sólo los problemas sino también las …

Argentina, a los saltos hacia el abismo: La soberbia de la ignorancia impide mantener una política

  Horacio Rovelli| Mauricio Macri confió áreas sensibles del Estado a CEOs y …

La montaña de deudas privadas de las empresas estará en el corazón de la próxima crisis financiera

 Eric Toussaint| Ya se unieron todos los ingredientes de una nueva e importante …

Las Calificadoras, convertidas por el sistema en un instrumento de dominación

   Jorge Notaro| Las agencias calificadoras de riesgo, con sus recomendaciones y propuestas, …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Tucídides, Trump y la guerra con China

  Alejandro Nadal|Entre flotas con portaviones y aranceles de castigo, la administración Trump …

Finanzas y precios internacionales de las materias primas: un riesgo regional

Pablo Wahren| En recientes artículos publicados por CELAG analizamos cómo la política monetaria …

James Nayler (1656) y Lula (2018): El banco de los reos y la lucha de clases

  Felipe Martins Oliveira Santana| El día 7 de abril de 1918, el …

Inteligencia artificial: ¿una oportunidad o una amenaza?

Eduardo Camín| La hoja de ruta continua, los dados ya están echados. La …

Venezuela

Claves y perspectivas de la “liberación” cambiaria venezolana

15 y ultimo|El lunes 13 de mayo arrancó el nuevo esquema cambiario aprobado …

Venezuela: ¡Llegó la libertad!…cambiaria

Sociedad de Economía Política Radical (SER)| En forma reiterada, analistas e inversores internacionales,  han …

Piratas del Siglo XXI: Avalada por el derecho internacional Venezuela enfrenta el bloqueo

 José Félix Rivas Alvarado| Venezuela está incapacitada para hacer sus pagos internacionales (entre …

Impacto de la guerra económica contra el pueblo de Venezuela

Pasqualina Curcio| “Estados Unidos prepara nuevas y significativas sanciones contra Venezuela” [2]. Este …

Opinión

Apuntes de sociología militante: Los peligros asociados a la debacle macrista

  Jorge Elbaum| La política es un sistema de juego en el que …

La teoría de la relatividad judicial

Miguel Rodríguez Villafañe| Albert Einstein uno de los mejores científicos del siglo XX, …

La crisis del sindicalismo contmporáneo y los impactos del derecho sindical y el del trabajo (español y portugués)

 Sávio Delano Vasconcelos Pereira| Este artículo se propone lanzar reflexiones críticas sobre las …

Adam Smith y los chalecos amarillos

Eric Toussaint|En realidad, a Adam Smith (1723-1790) se lo sigue conociendo muy mal. …

Entrevistas

El ascenso de China como potencia mundial. Entrevista a Au Loong-Yu

Ashley Smith entrevista a Au Loong-Yu| El rápido ascenso de China como un …

Francisco Louca: La única lección es que hay que huir lo más pronto del FMI y su política de austeridad

Pedro Brieger-Nodal|El gobierno argentino está aplicando las recetas dictadas por el Fondo Monetario …

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

El G20 y la gobernanza global: ¿cambiará algo después de Buenos Aires?

  L’Ombelico del Mondo|  José Antonio Sanahuja, Director de la Fundación Carolina y …

Temas

La OMC debilitada, entre los dimes y diretes del capitalismo globalizado

  Eduardo Camín- CLAE| Corren malos tiempos para el multilateralismo, la prolongada agonía …

Boeing, las alas de la codicia

Alejandro Nadal|El vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló pocos minutos después de …

Argentina, más grave que Grecia y lejos de Portugal

Claudio Katz| La economía argentina afronta dos posibilidades: una gran crisis antes o …

Perguntas e respostas sobre a dívida pública brasileira que você precisa saber

  João Fragoso| Vamos supor que o governo tenha um programa de investimentos …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Actualización o veneración de la teoría de la dependencia

Claudio Katz| Nuestra reformulación de la teoría de …

O sistema-mundo capitalista e os novos alinhamentos geopolíticos no século XXI: uma visão prospectiva

Carlos Eduardo Martins| Neste artigo, apontamos as principais características …

Pensamiento crítico

¿A los salvavidas? Dólar, causas y consecuencias de la variable que más psicosis colectiva produce

Martín Birman Kerzemblat| Ser de izquierda y hablar del dólar ¿Una contradicción? Escribir una nota fruto del brusco salto del dólar parece ser una contradicción si uno es de izquierda. Más aún son los sectores de centro y derecha los que están al acecho en estas situaciones a fin chicanear …

Las perspectivas demográficas del capitalismo

Michael Roberts|Hay una característica sobresaliente de la estadística del capitalismo del siglo XXI. El capitalismo es cada vez más incapaz de desarrollar lo que Marx llamó las “fuerzas productivas” (es decir, la tecnología y la fuerza de trabajo necesarias para expandir la producción de cosas y servicios que necesita o …