Home » Energía »Latinoamerica » Currently Reading:

Recesión o decrecimiento: ¿cómo llamar a nuestro desbarranque económico?

febrero 8, 2019 Energía, Latinoamerica No Comments

Demián Morassi|El crecimiento no puede ser infinito en un planeta finito. Desde los años 1970 con la publicación de “Los límites del crecimiento” se busca la manera de determinar cómo y cuándo llegaremos a ese cenit.

Argentina está viviendo un ciclo sin crecimiento económico. Este ciclo puede nombrarse de diferentes modos pero es posible que algunas maneras de definir, por la ambigüedad de las palabras, puedan confundir más que esclarecer. Empezaremos con el término que ha surgido con más fuerza en los últimos meses: recesión.

En la jerga económica el uso del término “recesión” está explícitamente pautado y hace referencia a tres trimestres consecutivos sin crecimiento económico, lo cual sucedió en nuestro país entre abril y diciembre de 2018. Recesión, en el sentido común, lo asociamos a “receso”. Un receso no deja de ser un corte dentro de la vida normal, el receso invernal son dos semanas donde cortamos el estudio o el trabajo que serían la normalidad de nuestra vida. Recesión económica es un receso dentro de un periodo más amplio de crecimiento económico que se considera lo normal.

El crecimiento ha sido la norma ¿Lo seguirá siendo?

Si consideramos la economía global, regional o nacional, el crecimiento ha sido la norma. Las crisis económicas fueron moldeando la melodía del crecimiento y junto a las recesiones ha dibujado un camino hacia una cima aún no conquistada con valles y mesetas.

Pero la cima la conoceremos más temprano que tarde, el crecimiento global no puede ser infinito en un planeta finito. Desde los setentas con la publicación de Los límites del crecimiento se busca la manera de determinar cómo, cuándo y por medio de qué variables llegaremos a ese cenit y comenzará el declive económico global.

Ese límite del crecimiento puede ser alcanzado antes por unas naciones que por otras, aunque cuanto más globalizada esté la economía es probable que para las élites se perciba que el límite es alcanzado por todas las economías al mismo tiempo cuando haya un gran crash bursátil y desde allí comience la debacle. Pero para los pueblos no.

Latinoamérica y Argentina

Definir el límite de crecimiento de una región tiene muchas complicaciones. La primera, tomando el PIB como base, es si lo definimos en términos de volumen o per cápita. En general van de la mano pero es evidente que es mucho más difícil ver variaciones demográficas importantes que cambios económicos drásticos, inclusive en poblaciones atravesadas por guerras.

PBI Latinoamérica. Fuente: CEPAL. Revisado el 2 de febrero de 2019.
PBI Latinoamérica. Fuente: CEPAL. Revisado el 2 de febrero de 2019.

 

Observamos que si se mantiene la actividad económica promedio de los últimos tres años tendríamos un decrecimiento en el PIB per cápita al mismo tiempo que un crecimiento del PIB total.

Otro problema es que si la economía del resto del mundo crece se amplían las posibilidades de inversiones en nuestra región, lo mismo si aumenta el valor de los commodities que la región produce, como sucedió al inicio de este milenio, así se torcería la caída económica por más que la región no cambie absolutamente nada de su infraestructura productiva. Lo mismo sucedería si los gobiernos locales junto al sector productivo deciden aprovechar toda la capacidad instalada y crear una estrategia menos dependiente de las empresas multinacionales y el sector financiero que fugan muchísimo capital de nuestra zona.

Sin embargo también tenemos que estudiar seriamente si estamos llegando al fin de un ciclo de doscientos años para nuestros países, que podríamos llamarlo “el fin del crecimiento”.

El decrecimiento ¿es posible?

Ante la gran pregunta de si hemos llegado o estamos por llegar a ese punto máximo y comienza la caída aparece otra interesante duda: ¿tiene sentido el término recesión si la caída empieza a ser la constante? Llegados a este punto voy a enfocarme en dos variables que juegan un rol destacable: la energía y la deuda.

El aumento continuo de producción y uso de energía de origen fósil es sin duda la primera variable para entender el crecimiento económico de los últimos dos siglos y medio. Luego hay que sumarle el desarrollo de la energía eléctrica de la cual aún no hemos terminado de aprovechar toda su potencialidad en cuanto a eficiencia. Basta ver cómo al aumentar un porcentaje en el uso de energía aumenta casi el mismo porcentaje de PIB un poco más tarde.

Crecimiento del PBI global versus el consumo de energía (promedio en tres años). Fuente: Our Finite World (23 de septiembre de 2018). The World's Fragile Economic Condition – Part 1. Recuperado el 2 de febrero de 2018.
Crecimiento del PBI global versus el consumo de energía (promedio en tres años). Fuente: Our Finite World (23 de septiembre de 2018). The World’s Fragile Economic Condition – Part 1. Recuperado el 2 de febrero de 2018.

 

Es muy simple, necesitamos comer para agarrar la pala, necesitamos gasolina para mover el barco. Pero esta relación sólo se da a nivel global. Europa llegó a su cenit de consumo energético en 2006 y su consumo cayó al nivel de hace veinticinco años mientras que su PIB, si bien cayó un 10 % desde el 2008, casi que duplica al que sus países tenían en la década de los 90. Evidentemente las empresas de capitales europeos tienen repartida la producción, dejando la energéticamente más pesada fuera de sus fronteras y el sector productivo más sofisticado o el de servicios, dentro.

No es el caso de Latinoamérica. Aquí se produce y consume energía principalmente para el mercado interno y parte de ese consumo reditúa fuera de sus fronteras (producción agrícola o minera principalmente) por lo que la caída energética impactará mucho más en su PBI que en Europa, Japón o Estados Unidos. Y esto ya está sucediendo.

Elaboración del autor a partir de datos del BP Statistical Review of World Energy 2018.
Elaboración del autor a partir de datos del BP Statistical Review of World Energy 2018.

 

El año 2014 parece ir quedando sellado como el pico de producción de energías fósiles en Latinoamérica (los datos de 2018 aún no son definitivos pero no parecen cambiar la trayectoria). El desarrollo económico y la estabilidad política de principios del milenio permitieron a la región apropiarse de la energía que producía, aumentando el consumo para su matriz productiva, y esa caída en exportación de productos energéticos se vería más que compensada con la exportación de productos agrícolas, mineros o pesqueros. Ahora ¿Cómo actuará el fin del crecimiento energético en la región? O más directamente ¿Cómo lo notaremos?

Consumo total de energía. Volver a línea automática Fuente: The Oil Crash, del 11 de julio de 2018. Energía en Latinoamérica: cada vez menos para más personas.
Consumo total de energía. Volver a línea automática Fuente: The Oil Crash, del 11 de julio de 2018. Energía en Latinoamérica: cada vez menos para más personas.
onsumo per cápita. Fuente: Fuente: The Oil Crash, del 11 de julio de 2018. Energía en Latinoamérica: cada vez menos para más personas.
Consumo per cápita. Fuente: Fuente: The Oil Crash, del 11 de julio de 2018. Energía en Latinoamérica: cada vez menos para más personas.

 

En este punto es cuando nos enfrentamos a la más inestable de las variables: la deuda. A diferencia de la energía, no se puede asegurar ni una entrada de dinero constante mediante préstamos, ni el buen uso de esos créditos, ni el pago a tiempo de las “obligaciones”.

Como veíamos, el PIB de la región sigue creciendo incluso con una caída en el consumo energético, pero para llegar a esos número de PIB la región tuvo que endeudarse y someterse a mayores imposiciones de los organismos multilaterales de crédito que priorizan la salud del capital financiero multinacional por sobre el bienestar de las naciones.

El resultado es que el PIB se ve bonito pero nuestro bolsillo parece tener agujeros. Para el caso de Argentina ni el gráfico se ve bonito y el futuro se ve aún peor.

PBI Argentina. Elaboración propia a partir de los datos del IMF DataMapper, revisado el 2 de febrero de 2019.
PBI Argentina. Elaboración propia a partir de los datos del IMF DataMapper, revisado el 2 de febrero de 2019.
Fuente: La Izquierda Diario, del 31 de diciembre 2018. La deuda pública ya llegó al 100 % del PBI en el tercer trimestre de 2018.
Fuente: La Izquierda Diario, del 31 de diciembre 2018. La deuda pública ya llegó al 100 % del PBI en el tercer trimestre de 2018.

Mientras que a nivel regional vemos muy improbable un aumento en la producción energética, en Argentina todavía está la posibilidad que el shale gas detenga la caída por un tiempo y tengamos una recesión energética en el sentido inverso, en medio de una caída en la producción.

Energía en Argentina. Elaboración propia a partir de los datos del BP Statistical Review of World Energy 2018.
Energía en Argentina. Elaboración propia a partir de los datos del BP Statistical Review of World Energy 2018.

 

Pero la producción de energía por medio del fracking no está claro que genere ganancias económicas si no está subsidiado, sea por los accionistas en EEUU o por el Estado en Argentina. El resultado puede ser que los números cierren para seguir produciendo energía pero con un Estado que se empobrece, lo cual también sucedería si hay que importar cada vez más energía. Por otro lado, las complicaciones ambientales del fracking o de las otras “salvaciones” extractivistas pueden empeorar las condiciones ambientales para un declive controlado.

¿Decrecimiento o declive?

El término “decrecimiento” se ha ido transformando en una cuestión ideológica al calor de “otro mundo es posible”. Pero el decrecimiento también ha sucedido en distintos lugares y ha sido bastante catastrófico, como el de 2001-2002 en Argentina, por ello es que algunos autores diferencian estos decrecimientos del “decrecimiento sostenible” que anhelamos, para que al mismo tiempo que disminuyamos la huella ecológica aumente la mejoría en la vida de la mayoría de las personas.

Esta cuestión ideológica complica utilizar el término para una caída no planificada y permanente de la economía de una región, por eso nos preguntamos si convendrá hablar de declive o caída. La complicación radica en que hay que acompañarlas de la palabra “económica” mientras que decrecimiento lo lleva implícito.

Quizás es hora de encontrar un término para esas largas décadas que seguirán al cenit económico vivido a comienzos del siglo XXI, mientras seguimos investigando si estamos ya bajo ese concepto o aún nos podemos engrosar el sagrado PIB unos añitos más.

 

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

El problema actual argentino sigue siendo quién conduce y para qué

  Horacio Rovelli| Napoleón Bonaparte preparó la Batalla de Austerlitz, donde las fuerzas …

DOSSIER| Hidroeléctrica de Itaipú, la negociación y el debate para 2023

Nodal-Jerovía| La hidroeléctrica de Itaipú, creada por el tratado de 1973 entre Paraguay …

México y su ciclo económico postneoliberal

  Lucía Converti-Celag| Después de 36 años de neoliberalismo que hundieron a la …

Bolivia con y sin bonos sociales: una comparación contrafáctica

Cristina Arancibia y Daniel Macas| Los Programas de Transferencias Monetarias Condicionadas (PTMC), comúnmente …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

El capitalismo está en un momento delicado

Michael Roberts|La reciente reunión del FMI y el Banco Mundial en Washington ha …

Boeing, las alas de la codicia

Alejandro Nadal|El vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló pocos minutos después de …

China y la gestión de sus inversiones en los países del Sur

  Daud Khan-IPS| Hace medio siglo, China era un país pobre con poca …

La riqueza obliga. La pobreza en Alemania

Ulrich Schneider|Según el último informe de la Federación Alemana de Sindicatos, más de …

Ecología

Volkswagen, el escándalo de las emisiones

Alejandro Nadal| En 2011 Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen (VW), dio a …

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

Producción de alimentos: disonancia terrible entre lo que es y lo que se pretende

 Beamspot y Rafael Romero| En esta serie de El Discurso del Sistema. Antítesis …

El mantenimiento del extractivismo y las desigualdades que trae la revolución digital

 Beamspot y Rafael Romero| En esta serie de El Discurso del Sistema. Antítesis …

Energía

Volkswagen, el escándalo de las emisiones

Alejandro Nadal| En 2011 Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen (VW), dio a …

DOSSIER| Hidroeléctrica de Itaipú, la negociación y el debate para 2023

Nodal-Jerovía| La hidroeléctrica de Itaipú, creada por el tratado de 1973 entre Paraguay …

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

El petróleo, Rusia y Venezuela

Hernando Kleimans| Un productor de petróleo como Rusia, involucrado en sostener el precio …

Documentos

Ecuador y el derecho a la ciudad

Jorge Jurado | El presente trabajo pretende un cuestionamiento a la adopción simple, …

Desenvolvimento e Democracia: um olhar sobre a semiperiferia brasileira na era neoliberal

Wolney de Carvalho y Jales Dantas da Costa| O artigo analisa a evolução …

Argentina: Bases para un programa económico de reconstrucción nacional

Una propuesta de medidas de corto, mediano y largo plazo para el próximo …

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una …

Biblioteca

Descolonizar la subjetividad: Hacia una nueva razón utópica indo-afro-latinoamericana

Descolonizar la subjetividad. Hacia una nueva razón utópica indo-afrolatinoamericana (Isabel Rauber en diálogo con Lidia Fagale) resume -en formato libro- una extensa, profunda y coloquial conversación con la filósofa e investigadora Isabel Rauber. En este tiempo es necesario hacer un recorrido por gran parte de su ideario, rescatando los esfuerzos …

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

Genaro Rodríguez Navarrete|Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que la deuda pública bruta de los gobiernos centrales de 18 países de América Latina aumentó, en promedio, del 39,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 al 42,3% en 2018. Esta diferencia de 2,9 puntos …

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío es el título del libro editado por FLACSO (sede argentina) compilado por Daniel García Delagado, Cristina Ruiz del Ferrier, y Beatriz de  Anchorena,. (2018).

Amazonía brasileña: La pobreza de un pueblo como resultado de la riqueza de la tierra

Como la zona tropical más extensa del mundo, la más rica en minerales y la mayor reserva biogenetica del planeta, la Amazonia es uno de los territorios más buscados por el capital global. A medida que la derecha avanza sobre Brasil, Jair Bolsonaro abrió al avance del capital sobre la …

La Internacional del Capital Financiero

La montaña de deudas privadas de las empresas estará en el corazón de la próxima crisis financiera

 Eric Toussaint| Ya se unieron todos los ingredientes de una nueva e importante …

Las Calificadoras, convertidas por el sistema en un instrumento de dominación

   Jorge Notaro| Las agencias calificadoras de riesgo, con sus recomendaciones y propuestas, …

La trampa de la regresividad fiscal: Ecuador y el FMI

Jonathan Báez| La anterior semana se develó la carta de intención con las …

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

Genaro Rodríguez Navarrete|Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe …

Ejes del acuerdo de Ecuador con el FMI

  Juan J. Paz-y-Miño Cepeda|Gracias a la presión ciudadana, por fin pudo conocerse …

¿Para qué necesitamos a los bancos centrales?

Adam Tooze| En Enero de 2013 la Reserva Federal de los EEUU hizo …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Finanzas y precios internacionales de las materias primas: un riesgo regional

Pablo Wahren| En recientes artículos publicados por CELAG analizamos cómo la política monetaria …

James Nayler (1656) y Lula (2018): El banco de los reos y la lucha de clases

  Felipe Martins Oliveira Santana| El día 7 de abril de 1918, el …

Inteligencia artificial: ¿una oportunidad o una amenaza?

Eduardo Camín| La hoja de ruta continua, los dados ya están echados. La …

UE: “reinventar” el modelo económico para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU para 2030

  Andrés Gil -Eldiario.es| Hace más de una década, Nicolas Sarkozy propuso “refundar” …

Venezuela

Impacto de la guerra económica contra el pueblo de Venezuela

Pasqualina Curcio| “Estados Unidos prepara nuevas y significativas sanciones contra Venezuela” [2]. Este …

Venezuela: Suspender el pago de la deuda y crear un fondo humanitario de urgencia

Eric Toussaint|No hay ninguna duda de que nos debemos oponer activamente a la …

El bloqueo contra Venezuela: entre las agresiones encubiertas y la legalización del saqueo

Pablo Giménez||La presente situación venezolana, creada a partir de la auto proclamación del …

Venezuela: Moratoria de la deuda y plan de apoyo solidario (Primero el pueblo. No al pago de la deuda externa)

  Simón Andrés Zúñiga| La semana pasada hicimos un planteamiento en el artículo …

Opinión

La teoría de la relatividad judicial

Miguel Rodríguez Villafañe| Albert Einstein uno de los mejores científicos del siglo XX, …

La crisis del sindicalismo contmporáneo y los impactos del derecho sindical y el del trabajo (español y portugués)

 Sávio Delano Vasconcelos Pereira| Este artículo se propone lanzar reflexiones críticas sobre las …

Adam Smith y los chalecos amarillos

Eric Toussaint|En realidad, a Adam Smith (1723-1790) se lo sigue conociendo muy mal. …

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

Entrevistas

El ascenso de China como potencia mundial. Entrevista a Au Loong-Yu

Ashley Smith entrevista a Au Loong-Yu| El rápido ascenso de China como un …

Francisco Louca: La única lección es que hay que huir lo más pronto del FMI y su política de austeridad

Pedro Brieger-Nodal|El gobierno argentino está aplicando las recetas dictadas por el Fondo Monetario …

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

El G20 y la gobernanza global: ¿cambiará algo después de Buenos Aires?

  L’Ombelico del Mondo|  José Antonio Sanahuja, Director de la Fundación Carolina y …

Temas

Boeing, las alas de la codicia

Alejandro Nadal|El vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló pocos minutos después de …

Argentina, más grave que Grecia y lejos de Portugal

Claudio Katz| La economía argentina afronta dos posibilidades: una gran crisis antes o …

Perguntas e respostas sobre a dívida pública brasileira que você precisa saber

  João Fragoso| Vamos supor que o governo tenha um programa de investimentos …

El círculo se va a cerrar: El FMI quiere que la próxima corrida del dólar le estalle al nuevo gobierno argentino

Horacio Rovelli |“La letra que faltaba, la perfecta forma que supo Dios desde …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Actualización o veneración de la teoría de la dependencia

Claudio Katz| Nuestra reformulación de la teoría de …

O sistema-mundo capitalista e os novos alinhamentos geopolíticos no século XXI: uma visão prospectiva

Carlos Eduardo Martins| Neste artigo, apontamos as principais características …

Pensamiento crítico

¿A los salvavidas? Dólar, causas y consecuencias de la variable que más psicosis colectiva produce

Martín Birman Kerzemblat| Ser de izquierda y hablar del dólar ¿Una contradicción? Escribir una nota fruto del brusco salto del dólar parece ser una contradicción si uno es de izquierda. Más aún son los sectores de centro y derecha los que están al acecho en estas situaciones a fin chicanear …

Las perspectivas demográficas del capitalismo

Michael Roberts|Hay una característica sobresaliente de la estadística del capitalismo del siglo XXI. El capitalismo es cada vez más incapaz de desarrollar lo que Marx llamó las “fuerzas productivas” (es decir, la tecnología y la fuerza de trabajo necesarias para expandir la producción de cosas y servicios que necesita o …