Home » Global »Trabajo » Currently Reading:

Capitalismo: discurso del miedo, salarios que bajan, y violencia que aumenta

febrero 5, 2019 Global, Trabajo No Comments

|
Eduardo Camín| En nuestros días, el ritmo vertiginoso de transformación, del mundo globalizado, de complicación técnica, de automatización laboral, de creación científica, de inteligencia artificial, de mentiras reales y verdades virtuales, nos impone una ráfaga de necesarias innovaciones en la convivencia social.

No obstante asistimos a una consecuente paradoja ya que en cada rincón del mundo globalizado el capital transnacionalizado reproduce el mismo discurso: una partitura coral cuya coherencia es impuesta, entre otras cosas, por la hegemonía del pensamiento único.

Frente a las tertulias económicas sin fin, frente a los sesudos analistas financieros que siguen interpretando la crisis con una actitud banal, entre los sacerdotes de las cifras macroeconómicas y los profesionales de la eternidad han discurrido la mayor parte de las explicaciones actuales, destilando su odio profundo contra el marxismo, pero a veces surgen algunos informes fomentados por la porfiada realidad que tiran por tierra todo esa verborragia y falacia capitalista.

En este idilio económico de futuro venturoso el Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019 constata que en términos reales (ajustados a la inflación) el crecimiento mundial del salario se desaceleró, y pasó de 2,4 por ciento en 2016 a 1,8 por ciento en 2017. Estas conclusiones se basan en datos de 136 países. En 2017, el crecimiento mundial de los salarios cayó a su nivel más bajo desde 2008, muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis financiera mundial, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Entonces debemos aceptar como valido toda una serie de ideas que nos imponen los apósteles del neoliberalismo: “todo aumento de salarios –dicen- toda disminución de las horas de trabajo, toda mejora de las condiciones laborales, disminuye la productividad y por ello la competitividad de la producción de “nuestra” empresa (o de “nuestra nación”).

Toda regulación estatal o sindical hace que las posibilidades de ventas de la empresa (o del país) se vean disminuidas en la “jungla” del mercado ultra competitivo; la consecuencia indeseable de su aplicación seria la disminución de “nuestra competitividad” y por ende, de “nuestra ocupación”, añaden.

En realidad, este discurso del miedo, es muchas veces planteado y sostenido por dirigentes del progresismo. No es la inconsciencia política sino -por el contrario- la plena conciencia de la realidad de estos planteos lo que arrastra a los trabajadores y ciudadanos a la inacción, al reflujo, a la no participación en actividades sindicales y políticas que, al ser planteadas y desarrolladas en un marco nacional, son ineficaces a priori.

Resultado de imagen para capitalismo discurso del miedoEn tal marco de fragmentación social, pasividad política y desocupación en aumento, los acuerdos sindical-patronales tienen características opuestas a los de antaño; que en lugar de significar un paso adelante en las condiciones de vida de los trabajadores, constituyen casi sin excepción, un retroceso.

Se trata de racionalizar, dicen los patrones (curioso verbo que ayer significaba riqueza y hoy miseria) de disminuir salarios, de aumentar ritmos de trabajo, de invertir menos en seguridad laboral, etc., con el objeto de ganar competitividad frente a las demás empresas (o naciones) con la dudosa promesa de que serán mantenidos los ya magros niveles ocupacionales existentes, muchas veces en condiciones de cuasi esclavitud.

Las inversiones extranjeras y la flexibilización laboral

La apuesta más corriente a la obtención de capitales ha sido (es) durante muchos años las inversiones extranjeras directas, como panacea para la creación de empleo y mejor estabilidad económica en la región.

¡Vaya ingenuos! ¿Es que acaso, antes de invertir un solo centavo en un emprendimiento, los capitales transnacionalizados, no chequean las prebendas que pueden obtener del sistema político nacional o regional, junto con las condiciones de explotación que está dispuesta a aceptar la mano de obra de los diferentes países y regiones?.

Ello implica que la radicación de una planta productiva se decidirá, muy probablemente, a favor del lugar que ofrezca las mayores condiciones de explotación de la mano de obra y las tasaciones fiscales más reducidas, evidentemente con la zona franca incorporada. Con esos métodos, la clase trabajadora es obligada a competir entre sí y la conciencia generalizada de tal situación se convierte en un ulterior impulso hacia la baja global de los salarios.

“Salarios fuertemente decrecientes o niveles de desempleo explosivos” clama globalmente la voz del sistema capitalista a través de sus representantes políticos nacionales y locales. Y esta estrategia mundial de los capitales transnacionalizados, esta “uberización” de las economías empuja a los trabajadores desocupados a aceptar condiciones aún inferiores a las vigentes en las empresas ya instaladas, con el objeto de lograr la radicación de dichos capitales y, por lo tanto, de conseguir un empleo.

Una flexibilización laboral recetada e impuesta globalmente por organizaciones mundiales (el Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, en particular). implica en muchos casos la caducidad de los acuerdos sindicales nacionales por rama de actividad, lo que fragmenta ulteriormente la unidad sindical e introduce el principio de competitividad al interno de las fronteras nacionales.

Este análisis de la ‘aldea global’ es algo más que una idea o una elaboración periodística: constituye la demostración de que un sistema económico librado a su propia suerte, e incapaz de redistribuir los incrementos productivos, marcha hacia el abismo de su propia implosión, arrastrando todo lo que se encuentre en su camino.

Si los efectos recesivos de la disminución del consumo popular no son tan evidentes como nos hace constar cada gobierno. ello se debe a que una redistribución orientada hacia los sectores de mayor capacidad adquisitiva (y a la creación de una serie de productos tecnológicamente inimaginables) ha ampliado fuertemente la demanda efectiva de los sectores de altos ingresos.

Como se sostiene corrientemente. estamos pasando de una economía ‘high volume’ masificada, a una economía ‘high value’ basada en ‘nichos’ estratificados, en segmentos de mercado que consumen ‘customized products’.

Exclusión social, violencia y retoricas discursivas

Por ende, no es de extrañarse, que la exclusión social sea el mal de la época, con las consecuentes reacciones y el aumento de la violencia en muchos sectores de la sociedad. Son inútiles pues, los discursos moralistas y los lamentos sobre los efectos sociales de tal situación. De lo que se trata es de salir de ella.

Los reclamos de sensibilidad social a los capitales inversores están muy bien en boca de la Iglesia, pero por si solos no pueden constituir la propuesta de los gobiernos.

Esperemos que el “impotente” discurso no se transforme, en definitiva, en una versión laica de las encíclicas papales. La caridad no es, precisamente, vocación de las empresas. Si, los dueños de empresa y los operadores financieros tienen todos los motivos para felicitarse por el estado de cosas y vivir la vida que se presenta como una situación y una época bendita, ya que ninguna teoría, ninguna manera de pensar; ninguna acción seria se opone a ellos.

¿Por qué continuar en la retórica discursiva de la “indignación” en los foros sociales (¿de catarsis colectiva?), en las cumbres mundiales y renunciar a una acción seria en su país que se oponga a este estado de las cosas? ¿No sería una estrategia más eficaz el intentar ver las carencias de nuestro pensamiento y de nuestra acción política que han otorgado tal ventaja al sistema económico capitalista (y a la ideología neoliberal que lo sostiene y legitima) que parece ya irreversible?

Hasta que no se elabore una propuesta real y valiente para intentar salir de la situación presente – y no simplemente para paliar sus efectos más atroces, con planes de emergencia, y ayudas sociales – su destino político seguirá preñado de melancolía.

¿Acaso no será cierto que un mundo de transformación seguirá reduciéndose en la nostálgica llorona de un universo perdido en décadas de miseria?.
¿Acaso el mundo de las modernidades nacionales, y la retórica del discurso del neoliberalismo conservador globalista, seguirá marcando el sentido de los tiempos?

 

*Periodista uruguayo, miembro de la Asociación de Corresponsales de prensa de la ONU. en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

Uruguay, déficit fiscal y deuda pública: ¿y la auditoria de la deuda para cuando?

Eduardo Camín| ¡Que difícil nos resulta entender algunas cosas cuando hablamos de economía! …

Recesión o decrecimiento: ¿cómo llamar a nuestro desbarranque económico?

Demián Morassi|El crecimiento no puede ser infinito en un planeta finito. Desde los …

Captura de las élites y desigualdad en Ecuador

Jonathan Báez| Un aumento de la desigualdad se observó en 2018 y una …

Golpe de Estado en Venezuela y capital financiero: Los buitres y el reparto del botín

 Simón Andrés Zúñiga|Apenas dos días después del golpe del 23 de Enero, una …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Capitalismo: discurso del miedo, salarios que bajan, y violencia que aumenta

| Eduardo Camín| En nuestros días, el ritmo vertiginoso de transformación, del mundo …

¿Estamos próximos a una recesión en Estados Unidos?

Oscar Ugarteche, Alfredo Ocampo|A lo largo de 2018 la economía mundial se ha …

Serpientes y escaleras en la historia del capitalismo

Alejandro Nadal| La relación entre las fuerzas de mercado y el poder del …

China en 2019: la desaceleración de la economía y la desigualdad imponen nuevas prioridades

Lily Kuo|Para llegar a fin de mes, Xu Yuan, de 33 años, tiene …

Ecología

México: El tren que no es maya

Silvia Ribeiro|Muchas son las interrogantes sobre los megaproyectos anunciados por el gobierno de …

El botín de las transnacionales está en Guatemala

Gorka Castro-CTXT| Empresas canadienses, italianas y, sobre todo, españolas explotan los inmensos recursos …

¿La producción ecológica es peor para el clima que la agricultura intensiva?

 Neus Palou| Cultivar alimentos orgánicos requiere más tierra lo que supone mayores emisiones …

Informe Planeta Vivo 2018: ¿Antropoceno con crecimiento sostenible?

Damián Morassi| Cada dos años podemos ver el avance de la degradación ambiental …

Energía

El petróleo, Rusia y Venezuela

Hernando Kleimans| Un productor de petróleo como Rusia, involucrado en sostener el precio …

Producción, abasto y distribución: Compañías españolas avanzan en el sector eléctrico mexicano

  Armando G. Tejeda-La Jornada| Poco a poco, de forma sostenida y silenciosa …

Recesión o decrecimiento: ¿cómo llamar a nuestro desbarranque económico?

Demián Morassi|El crecimiento no puede ser infinito en un planeta finito. Desde los …

México, débil ante una crisis energética

Ramsés Pech|Inicio aclarando que no pertenezco o tengo afiliación alguna a partidos políticos; …

Documentos

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una …

El modelo macrista (para no imitar)

  Horacio Rovelli|El diccionario castellano define como “modelo económico” al concepto proposicional o …

El impacto de la frontera colombo-venezolana en la crisis económica de Venezuela

  Jorge Forero| En el presente documento se exponen de manera concisa, a …

Los tratados regionales, subregionales y bilaterales de libre comercio y el CIADI

Alejandro Teirblaum|I. Existe una densa trama de convenios y tratados económicos y financieros …

Biblioteca

La cuestión agraria y los gobiernos de izquierda en América Latina

Kay and Vergara-Camus La_cuestion_agraria y los gobiernos de izquierda en AL

Reformas fiscales en América Latina y el Caribe

Últimamente varios países de la región han iniciado proyectos de reformas fiscales de carácter regresivo, que han recibido el rechazo mayoritario de la población. En esta edición, se plantea que las reformas deben apuntar a un mayor desarrollo social y económico de carácter inclusivo, vinculado con la progresividad de los …

Hacia una agenda estratégica entre México y China

Enrique Dussel Peters (París, 1965), director del Centro de Estudios China-México (Cechimenx), ha publicado, en coordinación con Simón Levy-Dabbah, el libro Hacia una agenda estratégica México-China (AgendaAsia, COMEXI y Cechimex, México, 2018). La nueva obra incluye notables aportes de Liljana Arsovska, sinóloga, y Luis Rubio, economista; así como de los …

Evolución de la inversión en América Latina y el Caribe: hechos estilizados, determinantes y desafíos de política

En su edición correspondiente a 2018, el Estudio Económico de América Latina y el Caribe presenta una síntesis del desempeño de la economía regional durante 2017 un análisis de la evolución durante los primeros meses de 2018, así como las perspectivas para el año en su conjunto. Se examinan los …

La Internacional del Capital Financiero

Europa, el crepúsculo de la supervisión bancaria

  Aristóbulo de Juan| La supervisión bancaria se ha debilitado fuertemente . Yo …

Hegemonía del dólar y el crepúsculo del imperio

Alejandro Nadal| Estados Unidos ha dejado de ser una república. Se convirtió en …

El control del sistema de pagos internacionales en manos de Trump: agravar el riesgo

  Francisco Louça-Viento Sur|Riesgos hay siempre y recesiones también, es algo tan seguro …

La nueva lógica de los bancos demasiado grandes para quebrar

Oscar Ugarteche, Larry Vargas|– La quiebra de Lehman Brothers, en 2008, puso de …

Venezuela: El bloqueo y pirateo de fondos obligan a una moratoria de la deuda

Simón Andrés Zúñiga|  Venezuela está en una situación de economía de guerra: las …

La Inversión Extranjera Directa y la pobreza en América Latina

Pablo Quiñonez Riofrío-Celag|En las últimas décadas los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

UE: “reinventar” el modelo económico para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU para 2030

  Andrés Gil -Eldiario.es| Hace más de una década, Nicolas Sarkozy propuso “refundar” …

Multipolarismo y pluriversalismo en la geopolítica de la crisis mundial

Wim Dierckxsens, Wallter Formento, Julián Bilmes (CIEPE)|La crisis mundial en que nos encontramos, …

Los militares brasileños, el expansionismo, las fronteras ideológicas y la alianza con EEUU

  Aram Aharonian| Las aspiraciones geopolíticas de Brasil desde su restricción regional, centrada …

Pinker y su optimismo ilustrado frente a Harari y su Sapiens

  Manuel de la Iglesia-Caruncho| Dos formidables obras sobre la civilización creada por …

Venezuela

Venezuela: El bloqueo y pirateo de fondos obligan a una moratoria de la deuda

Simón Andrés Zúñiga|  Venezuela está en una situación de economía de guerra: las …

Golpe de Estado en Venezuela y capital financiero: Los buitres y el reparto del botín

 Simón Andrés Zúñiga|Apenas dos días después del golpe del 23 de Enero, una …

Rusia le echa una mano a Venezuela y reestructura su deuda

Ma. Alejandra Alvarado-Supuesto Negado| El pasado 15 de enero el viceministro ruso de …

Venezuela: ¿Adiós al anclaje del bolívar a El petro?

15yUltimo| Según la formula del anclaje del bolívar al El Petro presentada en …

Opinión

La crisis del sindicalismo contmporáneo y los impactos del derecho sindical y el del trabajo (español y portugués)

 Sávio Delano Vasconcelos Pereira| Este artículo se propone lanzar reflexiones críticas sobre las …

Adam Smith y los chalecos amarillos

Eric Toussaint|En realidad, a Adam Smith (1723-1790) se lo sigue conociendo muy mal. …

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

El internacionalismo proletario del gran empresariado y la izquierda chilena

Maximiliano Rodríguez||Casi como si estuvieran enarbolando las mejores tradiciones del socialismo, el gran …

Entrevistas

Francisco Louca: La única lección es que hay que huir lo más pronto del FMI y su política de austeridad

Pedro Brieger-Nodal|El gobierno argentino está aplicando las recetas dictadas por el Fondo Monetario …

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

El G20 y la gobernanza global: ¿cambiará algo después de Buenos Aires?

  L’Ombelico del Mondo|  José Antonio Sanahuja, Director de la Fundación Carolina y …

Mario Valencia:“Colombia tiene una vena rota por fuga de capitales”

  SES| El tan mentado milagro económico colombiano tiene, según dice Mario Valencia …

Temas

Brexit y el futuro del capitalismo

Alejandro Nadal|En junio de 2016 el pueblo en Inglaterra escogió abandonar la Unión …

La economia real muestra un estrepitoso fracaso del gobierno argentino

Horacio Rovelli|Desde el punto de vista de la economía real es claro y …

Argentina: Megadevaluación e inflación del 47,6% en 2018: ¿el 2019 será peor?

  Claudio della Croce| El gobierno de Mauricio Macri batió un record en …

Argentina: Privatización y extranjerización de la Patagonia, en tierra, mar y aire

 Susana Lara-El Cohete a la Luna|Desde las dos primeras compras de campos en …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

O sistema-mundo capitalista e os novos alinhamentos geopolíticos no século XXI: uma visão prospectiva

Carlos Eduardo Martins| Neste artigo, apontamos as principais características …

A Teoria marxista da dependencia e os desafios do século XXI

Carlos Eduardo Martins-Luiz Filgueiras| Ainda que tenham suas raízes no …

Pensamiento crítico

Neoderechas: contra el laicismo y los derechos sociales

Juan J. Paz y Miño Cepeda| La conquista del laicismo fue uno de los objetivos de los radicales y liberales latinoamericanos que enfrentaron a los conservadores y a la iglesia católica durante el siglo XIX y buena parte del XX. Con la implantación del laicismo coincidían varios principios: separar al …

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una teórica marxista, que militó en el Partido Socialdemócrata de Alemania, hasta que en 1914 se opuso a la participación de los socialdemócratas en la Primera Guerra Mundial, por considerarla un enfrentamiento entre imperialistas.