Home » Global »Trabajo » Currently Reading:

Capitalismo: discurso del miedo, salarios que bajan, y violencia que aumenta

febrero 5, 2019 Global, Trabajo No Comments

|
Eduardo Camín| En nuestros días, el ritmo vertiginoso de transformación, del mundo globalizado, de complicación técnica, de automatización laboral, de creación científica, de inteligencia artificial, de mentiras reales y verdades virtuales, nos impone una ráfaga de necesarias innovaciones en la convivencia social.

No obstante asistimos a una consecuente paradoja ya que en cada rincón del mundo globalizado el capital transnacionalizado reproduce el mismo discurso: una partitura coral cuya coherencia es impuesta, entre otras cosas, por la hegemonía del pensamiento único.

Frente a las tertulias económicas sin fin, frente a los sesudos analistas financieros que siguen interpretando la crisis con una actitud banal, entre los sacerdotes de las cifras macroeconómicas y los profesionales de la eternidad han discurrido la mayor parte de las explicaciones actuales, destilando su odio profundo contra el marxismo, pero a veces surgen algunos informes fomentados por la porfiada realidad que tiran por tierra todo esa verborragia y falacia capitalista.

En este idilio económico de futuro venturoso el Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019 constata que en términos reales (ajustados a la inflación) el crecimiento mundial del salario se desaceleró, y pasó de 2,4 por ciento en 2016 a 1,8 por ciento en 2017. Estas conclusiones se basan en datos de 136 países. En 2017, el crecimiento mundial de los salarios cayó a su nivel más bajo desde 2008, muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis financiera mundial, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Entonces debemos aceptar como valido toda una serie de ideas que nos imponen los apósteles del neoliberalismo: “todo aumento de salarios –dicen- toda disminución de las horas de trabajo, toda mejora de las condiciones laborales, disminuye la productividad y por ello la competitividad de la producción de “nuestra” empresa (o de “nuestra nación”).

Toda regulación estatal o sindical hace que las posibilidades de ventas de la empresa (o del país) se vean disminuidas en la “jungla” del mercado ultra competitivo; la consecuencia indeseable de su aplicación seria la disminución de “nuestra competitividad” y por ende, de “nuestra ocupación”, añaden.

En realidad, este discurso del miedo, es muchas veces planteado y sostenido por dirigentes del progresismo. No es la inconsciencia política sino -por el contrario- la plena conciencia de la realidad de estos planteos lo que arrastra a los trabajadores y ciudadanos a la inacción, al reflujo, a la no participación en actividades sindicales y políticas que, al ser planteadas y desarrolladas en un marco nacional, son ineficaces a priori.

Resultado de imagen para capitalismo discurso del miedoEn tal marco de fragmentación social, pasividad política y desocupación en aumento, los acuerdos sindical-patronales tienen características opuestas a los de antaño; que en lugar de significar un paso adelante en las condiciones de vida de los trabajadores, constituyen casi sin excepción, un retroceso.

Se trata de racionalizar, dicen los patrones (curioso verbo que ayer significaba riqueza y hoy miseria) de disminuir salarios, de aumentar ritmos de trabajo, de invertir menos en seguridad laboral, etc., con el objeto de ganar competitividad frente a las demás empresas (o naciones) con la dudosa promesa de que serán mantenidos los ya magros niveles ocupacionales existentes, muchas veces en condiciones de cuasi esclavitud.

Las inversiones extranjeras y la flexibilización laboral

La apuesta más corriente a la obtención de capitales ha sido (es) durante muchos años las inversiones extranjeras directas, como panacea para la creación de empleo y mejor estabilidad económica en la región.

¡Vaya ingenuos! ¿Es que acaso, antes de invertir un solo centavo en un emprendimiento, los capitales transnacionalizados, no chequean las prebendas que pueden obtener del sistema político nacional o regional, junto con las condiciones de explotación que está dispuesta a aceptar la mano de obra de los diferentes países y regiones?.

Ello implica que la radicación de una planta productiva se decidirá, muy probablemente, a favor del lugar que ofrezca las mayores condiciones de explotación de la mano de obra y las tasaciones fiscales más reducidas, evidentemente con la zona franca incorporada. Con esos métodos, la clase trabajadora es obligada a competir entre sí y la conciencia generalizada de tal situación se convierte en un ulterior impulso hacia la baja global de los salarios.

“Salarios fuertemente decrecientes o niveles de desempleo explosivos” clama globalmente la voz del sistema capitalista a través de sus representantes políticos nacionales y locales. Y esta estrategia mundial de los capitales transnacionalizados, esta “uberización” de las economías empuja a los trabajadores desocupados a aceptar condiciones aún inferiores a las vigentes en las empresas ya instaladas, con el objeto de lograr la radicación de dichos capitales y, por lo tanto, de conseguir un empleo.

Una flexibilización laboral recetada e impuesta globalmente por organizaciones mundiales (el Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, en particular). implica en muchos casos la caducidad de los acuerdos sindicales nacionales por rama de actividad, lo que fragmenta ulteriormente la unidad sindical e introduce el principio de competitividad al interno de las fronteras nacionales.

Este análisis de la ‘aldea global’ es algo más que una idea o una elaboración periodística: constituye la demostración de que un sistema económico librado a su propia suerte, e incapaz de redistribuir los incrementos productivos, marcha hacia el abismo de su propia implosión, arrastrando todo lo que se encuentre en su camino.

Si los efectos recesivos de la disminución del consumo popular no son tan evidentes como nos hace constar cada gobierno. ello se debe a que una redistribución orientada hacia los sectores de mayor capacidad adquisitiva (y a la creación de una serie de productos tecnológicamente inimaginables) ha ampliado fuertemente la demanda efectiva de los sectores de altos ingresos.

Como se sostiene corrientemente. estamos pasando de una economía ‘high volume’ masificada, a una economía ‘high value’ basada en ‘nichos’ estratificados, en segmentos de mercado que consumen ‘customized products’.

Exclusión social, violencia y retoricas discursivas

Por ende, no es de extrañarse, que la exclusión social sea el mal de la época, con las consecuentes reacciones y el aumento de la violencia en muchos sectores de la sociedad. Son inútiles pues, los discursos moralistas y los lamentos sobre los efectos sociales de tal situación. De lo que se trata es de salir de ella.

Los reclamos de sensibilidad social a los capitales inversores están muy bien en boca de la Iglesia, pero por si solos no pueden constituir la propuesta de los gobiernos.

Esperemos que el “impotente” discurso no se transforme, en definitiva, en una versión laica de las encíclicas papales. La caridad no es, precisamente, vocación de las empresas. Si, los dueños de empresa y los operadores financieros tienen todos los motivos para felicitarse por el estado de cosas y vivir la vida que se presenta como una situación y una época bendita, ya que ninguna teoría, ninguna manera de pensar; ninguna acción seria se opone a ellos.

¿Por qué continuar en la retórica discursiva de la “indignación” en los foros sociales (¿de catarsis colectiva?), en las cumbres mundiales y renunciar a una acción seria en su país que se oponga a este estado de las cosas? ¿No sería una estrategia más eficaz el intentar ver las carencias de nuestro pensamiento y de nuestra acción política que han otorgado tal ventaja al sistema económico capitalista (y a la ideología neoliberal que lo sostiene y legitima) que parece ya irreversible?

Hasta que no se elabore una propuesta real y valiente para intentar salir de la situación presente – y no simplemente para paliar sus efectos más atroces, con planes de emergencia, y ayudas sociales – su destino político seguirá preñado de melancolía.

¿Acaso no será cierto que un mundo de transformación seguirá reduciéndose en la nostálgica llorona de un universo perdido en décadas de miseria?.
¿Acaso el mundo de las modernidades nacionales, y la retórica del discurso del neoliberalismo conservador globalista, seguirá marcando el sentido de los tiempos?

 

*Periodista uruguayo, miembro de la Asociación de Corresponsales de prensa de la ONU. en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

El problema actual argentino sigue siendo quién conduce y para qué

  Horacio Rovelli| Napoleón Bonaparte preparó la Batalla de Austerlitz, donde las fuerzas …

DOSSIER| Hidroeléctrica de Itaipú, la negociación y el debate para 2023

Nodal-Jerovía| La hidroeléctrica de Itaipú, creada por el tratado de 1973 entre Paraguay …

México y su ciclo económico postneoliberal

  Lucía Converti-Celag| Después de 36 años de neoliberalismo que hundieron a la …

Bolivia con y sin bonos sociales: una comparación contrafáctica

Cristina Arancibia y Daniel Macas| Los Programas de Transferencias Monetarias Condicionadas (PTMC), comúnmente …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

El capitalismo está en un momento delicado

Michael Roberts|La reciente reunión del FMI y el Banco Mundial en Washington ha …

Boeing, las alas de la codicia

Alejandro Nadal|El vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló pocos minutos después de …

China y la gestión de sus inversiones en los países del Sur

  Daud Khan-IPS| Hace medio siglo, China era un país pobre con poca …

La riqueza obliga. La pobreza en Alemania

Ulrich Schneider|Según el último informe de la Federación Alemana de Sindicatos, más de …

Ecología

Volkswagen, el escándalo de las emisiones

Alejandro Nadal| En 2011 Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen (VW), dio a …

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

Producción de alimentos: disonancia terrible entre lo que es y lo que se pretende

 Beamspot y Rafael Romero| En esta serie de El Discurso del Sistema. Antítesis …

El mantenimiento del extractivismo y las desigualdades que trae la revolución digital

 Beamspot y Rafael Romero| En esta serie de El Discurso del Sistema. Antítesis …

Energía

Volkswagen, el escándalo de las emisiones

Alejandro Nadal| En 2011 Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen (VW), dio a …

DOSSIER| Hidroeléctrica de Itaipú, la negociación y el debate para 2023

Nodal-Jerovía| La hidroeléctrica de Itaipú, creada por el tratado de 1973 entre Paraguay …

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

El petróleo, Rusia y Venezuela

Hernando Kleimans| Un productor de petróleo como Rusia, involucrado en sostener el precio …

Documentos

Ecuador y el derecho a la ciudad

Jorge Jurado | El presente trabajo pretende un cuestionamiento a la adopción simple, …

Desenvolvimento e Democracia: um olhar sobre a semiperiferia brasileira na era neoliberal

Wolney de Carvalho y Jales Dantas da Costa| O artigo analisa a evolução …

Argentina: Bases para un programa económico de reconstrucción nacional

Una propuesta de medidas de corto, mediano y largo plazo para el próximo …

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una …

Biblioteca

Descolonizar la subjetividad: Hacia una nueva razón utópica indo-afro-latinoamericana

Descolonizar la subjetividad. Hacia una nueva razón utópica indo-afrolatinoamericana (Isabel Rauber en diálogo con Lidia Fagale) resume -en formato libro- una extensa, profunda y coloquial conversación con la filósofa e investigadora Isabel Rauber. En este tiempo es necesario hacer un recorrido por gran parte de su ideario, rescatando los esfuerzos …

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

Genaro Rodríguez Navarrete|Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que la deuda pública bruta de los gobiernos centrales de 18 países de América Latina aumentó, en promedio, del 39,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 al 42,3% en 2018. Esta diferencia de 2,9 puntos …

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío es el título del libro editado por FLACSO (sede argentina) compilado por Daniel García Delagado, Cristina Ruiz del Ferrier, y Beatriz de  Anchorena,. (2018).

Amazonía brasileña: La pobreza de un pueblo como resultado de la riqueza de la tierra

Como la zona tropical más extensa del mundo, la más rica en minerales y la mayor reserva biogenetica del planeta, la Amazonia es uno de los territorios más buscados por el capital global. A medida que la derecha avanza sobre Brasil, Jair Bolsonaro abrió al avance del capital sobre la …

La Internacional del Capital Financiero

La montaña de deudas privadas de las empresas estará en el corazón de la próxima crisis financiera

 Eric Toussaint| Ya se unieron todos los ingredientes de una nueva e importante …

Las Calificadoras, convertidas por el sistema en un instrumento de dominación

   Jorge Notaro| Las agencias calificadoras de riesgo, con sus recomendaciones y propuestas, …

La trampa de la regresividad fiscal: Ecuador y el FMI

Jonathan Báez| La anterior semana se develó la carta de intención con las …

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

Genaro Rodríguez Navarrete|Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe …

Ejes del acuerdo de Ecuador con el FMI

  Juan J. Paz-y-Miño Cepeda|Gracias a la presión ciudadana, por fin pudo conocerse …

¿Para qué necesitamos a los bancos centrales?

Adam Tooze| En Enero de 2013 la Reserva Federal de los EEUU hizo …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Finanzas y precios internacionales de las materias primas: un riesgo regional

Pablo Wahren| En recientes artículos publicados por CELAG analizamos cómo la política monetaria …

James Nayler (1656) y Lula (2018): El banco de los reos y la lucha de clases

  Felipe Martins Oliveira Santana| El día 7 de abril de 1918, el …

Inteligencia artificial: ¿una oportunidad o una amenaza?

Eduardo Camín| La hoja de ruta continua, los dados ya están echados. La …

UE: “reinventar” el modelo económico para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU para 2030

  Andrés Gil -Eldiario.es| Hace más de una década, Nicolas Sarkozy propuso “refundar” …

Venezuela

Impacto de la guerra económica contra el pueblo de Venezuela

Pasqualina Curcio| “Estados Unidos prepara nuevas y significativas sanciones contra Venezuela” [2]. Este …

Venezuela: Suspender el pago de la deuda y crear un fondo humanitario de urgencia

Eric Toussaint|No hay ninguna duda de que nos debemos oponer activamente a la …

El bloqueo contra Venezuela: entre las agresiones encubiertas y la legalización del saqueo

Pablo Giménez||La presente situación venezolana, creada a partir de la auto proclamación del …

Venezuela: Moratoria de la deuda y plan de apoyo solidario (Primero el pueblo. No al pago de la deuda externa)

  Simón Andrés Zúñiga| La semana pasada hicimos un planteamiento en el artículo …

Opinión

La teoría de la relatividad judicial

Miguel Rodríguez Villafañe| Albert Einstein uno de los mejores científicos del siglo XX, …

La crisis del sindicalismo contmporáneo y los impactos del derecho sindical y el del trabajo (español y portugués)

 Sávio Delano Vasconcelos Pereira| Este artículo se propone lanzar reflexiones críticas sobre las …

Adam Smith y los chalecos amarillos

Eric Toussaint|En realidad, a Adam Smith (1723-1790) se lo sigue conociendo muy mal. …

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

Entrevistas

El ascenso de China como potencia mundial. Entrevista a Au Loong-Yu

Ashley Smith entrevista a Au Loong-Yu| El rápido ascenso de China como un …

Francisco Louca: La única lección es que hay que huir lo más pronto del FMI y su política de austeridad

Pedro Brieger-Nodal|El gobierno argentino está aplicando las recetas dictadas por el Fondo Monetario …

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

El G20 y la gobernanza global: ¿cambiará algo después de Buenos Aires?

  L’Ombelico del Mondo|  José Antonio Sanahuja, Director de la Fundación Carolina y …

Temas

Boeing, las alas de la codicia

Alejandro Nadal|El vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló pocos minutos después de …

Argentina, más grave que Grecia y lejos de Portugal

Claudio Katz| La economía argentina afronta dos posibilidades: una gran crisis antes o …

Perguntas e respostas sobre a dívida pública brasileira que você precisa saber

  João Fragoso| Vamos supor que o governo tenha um programa de investimentos …

El círculo se va a cerrar: El FMI quiere que la próxima corrida del dólar le estalle al nuevo gobierno argentino

Horacio Rovelli |“La letra que faltaba, la perfecta forma que supo Dios desde …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Actualización o veneración de la teoría de la dependencia

Claudio Katz| Nuestra reformulación de la teoría de …

O sistema-mundo capitalista e os novos alinhamentos geopolíticos no século XXI: uma visão prospectiva

Carlos Eduardo Martins| Neste artigo, apontamos as principais características …

Pensamiento crítico

¿A los salvavidas? Dólar, causas y consecuencias de la variable que más psicosis colectiva produce

Martín Birman Kerzemblat| Ser de izquierda y hablar del dólar ¿Una contradicción? Escribir una nota fruto del brusco salto del dólar parece ser una contradicción si uno es de izquierda. Más aún son los sectores de centro y derecha los que están al acecho en estas situaciones a fin chicanear …

Las perspectivas demográficas del capitalismo

Michael Roberts|Hay una característica sobresaliente de la estadística del capitalismo del siglo XXI. El capitalismo es cada vez más incapaz de desarrollar lo que Marx llamó las “fuerzas productivas” (es decir, la tecnología y la fuerza de trabajo necesarias para expandir la producción de cosas y servicios que necesita o …