Home » Capital Financiero » Currently Reading:

Argentina: Capital predatorio y Estado Nacional, el camino a seguir

diciembre 16, 2018 Capital Financiero No Comments

 Horacio Rovelli| El 10 de diciembre de 1825, el Imperio del Brasil nos declaró la Guerra porque las Provincias Unidas del Río de la Plata alentaban a los orientales a liberarse de la ocupación brasileña. El 21 de diciembre de 1825, una poderosa escuadra imperial al mando del almirante brasileño Rodrigo Ferreira Lobo bloqueó el puerto de Buenos Aires. ​Entonces el gobernador Gregorio de Las Heras convocó al próspero comerciante y marino irlandés Guillermo Brown, quien, con lo que pudo, armó una flota.

El 10 de junio de 1826 la fuerza brasileña se presentó ante Buenos Aires, integrada por 31 barcos. El almirante Guillermo Brown sólo disponía de 4 buques y 7 cañoneras, pero dirigiéndose a sus tripulantes los arengó con estas palabras: “Marinos y soldados de la República: ¿veis esa gran montaña flotante? ¡Son los 31 buques enemigos! Pero no creáis que vuestro general abriga el menor recelo, pues no duda de vuestro valor y espera que imitaréis a la Veinticinco de Mayo, que será echada a pique antes que rendida. Camaradas: confianza en la victoria y que viva la Patria”.Imagen relacionada

Momentos después, la nave capitana de Brown dio la consigna: “Fuego rasante, que el pueblo nos contempla”. Poco antes de las dos de la tarde se empeñó la acción en toda la línea. Brown atacó con frágiles cañoneras a uno de los más poderosos buques brasileños, la fragata Nitcheroy, y al despejarse el humo del combate vio que la fuerza enemiga se retiraba.

Brown tenía 48 años y se dedicaba al comercio en las dos orillas, pero no dudó en defender al incipiente Estado contra el imperio de Pedro I de Brasil, porque sabía que de ese modo no solo garantizaba sus negocios, sino la naciente patria.

El mundo ha cambiado y ya no se utilizan, por lo menos en estos lares, cañoneras y bloqueos de los puertos. Ahora basta la lógica del capitalismo predatorio en que el más fuerte impone las condiciones y los Estados de los países no centrales se rinden sin atinar a la menor defensa. La mayoría de las veces son funcionales a esas prácticas depredadoras de nuestro trabajo y nuestra producción.

La lógica imperante es que el que tiene más capital domina e impone las condiciones y el que no se subordina es raleado y cercado hasta que firma la rendición incondicional.

El problema es el Estado

El Estado como organización civil de la Nación tiene responsabilidades insoslayables sobre sus habitantes. En nuestro país, por mandato de la Constitución Nacional. Pero el Estado es el fruto de las relaciones de fuerza de la sociedad, donde impera el peso del capital y en nuestro caso, también son un importante y decisivo factor de decisión los Estados Unidos y el capital financiero internacional.

Imagen relacionadaEn los países centrales impera un Estado tan fuerte como lo permiten sus burguesías (clases dirigentes), que trata de reproducir el capital con industrialización y tecnología, dejando al resto de las naciones los trabajos de mano de obra intensiva (por la baratura del salario medido en monedas duras), producciones contaminantes (extractivas e industriales) y alimentos y materias primas.

China y el resto de los países asiáticos (la India, Corea del Sur, Indonesia, Pakistán, etc.) iban a extender el mercado mundial y la reproducción del capital, pero emplearon en mayor o menor medida esa llegada de inversiones para desarrollar su propio capitalismo.

Para ello sus respectivos Estados jugaron y juegan un rol relevante en la planificación y orientación de la producción, de manera tal que surgen como potencias que discuten de igual a igual con los países otrora centrales, con la misma lógica que aplicó Steve Jobs ante el por entonces Presidente Obama, cuando pretendía que regresaran gran parte de Apple Inc. a los Estados Unidos: “Los ingenieros en informática de la India escriben y hablan inglés correctamente, mejor que en Estados Unidos y ganan tres veces menos, y, los obreros chinos no saben inglés, pero perciben por su labor la sexta parte de la remuneración media en Norte América”.

En este mundo, “los medios de comunicación masiva y las llamadas redes digitales imponen imaginarios colectivos en los que basan los golpes blandos, aliados a los corruptos sistemas judicial, parlamentario, policial, que los gobiernos progresistas no lograron cambiar” [1]. Y ese imaginario colectivo se basa en premisas simples y lineales, cuya justificación es en qué podemos ser más productivos, repitiendo hasta el cansancio la vieja división internacional del trabajo. Por contar con las tierras más fértiles del mundo y suficiente agua potable, esto nos confina a ser meros productores de alimentos, sin que sepamos cuanta mano de obra emplea, por ejemplo, una tonelada de soja.

En un mundo cuyos habitantes crecen año tras año, donde la tecnología reemplaza trabajo humano, donde se concentra la riqueza en una minoría cada vez más pequeña, en ese mundo que se viene pretenden que la Argentina se subordine a la lógica del interés compuesto y no genere trabajo en el país, cuando es el primer derecho constitucional.

Esta globalización impuesta que incluye la formación de cadenas de valor con asignación de funciones en el planeta, impone la desregulación de la economía internacional que obliga a los Estados nacionales a aceptar las reglas de juego, a perder el control de la política económica (soberanía cambiaria, monetaria, fiscal, etc.), e incluso a reestructurar las instituciones públicas para reducir y hasta eliminar los sistemas de bienestar y protección social (como es el caso de las jubilaciones y pensiones) en un marco de descenso sistemático de las horas-hombre trabajadas, con lo que condiciona la capacidad del Estado para dar respuesta a las demandas sociales con las consecuentes crisis de legitimidad democrática, ocasionando serios deterioros en el tejido social que impulsan la delincuencia, en una lucha de pobres contra pobres.

Las crisis de la gobernabilidad es el resultado de las debilidades del Estado, disfuncionalidades de las instituciones económicas, políticas y sociales que erosionan los sistemas democráticos y dan lugar a regímenes autoritarios.

Burguesía nacional

Si existió alguna vez una burguesía nacional en la Argentina, murió cuando la dictadura cívico-militar no solo destruyó eslabones de la cadena de valor sustituyéndola y haciéndola dependiente de las importaciones (sustitución inversa), generando serios problemas estructurales y una deuda externa condicionante de los gobiernos posteriores, sino que también concentró en pocas manos la producción de bienes y servicios, con mercados cautivos, que hicieron de la fuga de capitales su principal objetivo. También logró convencer a una gran parte de la población de que esa es una conducta racional y que la única salida es la individual, que no existe un interés social y que uno es fruto de su esfuerzo, sin interesarle lo que sucede en la sociedad.

Resultado de imagen para burguesia nacional argentinaPensamiento que se hace sentido común en los medios donde se propagan permanentemente esos valores, amén de considerar como ciertas, como verdad revelada, lo que dicen una y otra vez los grandes comunicadores, otorgándole esa potestad y sustituyendo el pensamiento propio, el razonamiento crítico que como seres pensantes deberíamos tener, a cambio de repetir lo que quieren que pensemos.

Para tener un Estado fuerte se necesita de empresas que aunadas a ese Estado (políticos y burocracia administrativa y técnica), interactúen y generen cadenas de valor fuertemente integradas bajo un plan integral que defina qué vamos a producir, para quién, de qué manera. Plan que permita elaborar metas, que son la esencia del diseño del proceso de planificación de un gobierno, ya que al orientar su gestión le permiten alcanzar sus objetivos. Son parte también de la compleja interrelación de las políticas públicas como instrumentos para alcanzar los fines.

Pero ni a los Rocca, ni a los Pagani, ni a los Bulgheroni, ni a los Grobocopatel, ni a los Pescarmona, ni a los Blaquier les interesaba otra cosa que generar ganancia y sacar partido del dominio de sus mercados y ser prebendarios del Estado, recibiendo todo tipo de subsidios a la energía que usan, desgravaciones impositivas, crédito de la banca oficial, etc, desentendiéndose del Estado. El drama es que creyendo que Mauricio Macri, después de todo el hijo de uno de ellos, iba a estar en el gobierno dos períodos y que iba a atrasar el tipo de cambio con el carry trade o bicicleta financiera, se endeudaron en dólares.

El fin de la alianza del gobierno con el capital financiero internacional que desde el 25 de abril de 2018 no para de sacar sus ganancias en divisas del país, hizo que el tipo de cambio se depreciara en un 100%. Si a eso le sumamos las altas tasas de interés en pesos, la reducción del mercado por caída del consumo, el aumento desproporcionado del combustible y de la energía en general y además la sequía, se generan condiciones difíciles de sobrellevar, máxime que todos ellos solo producen con mercados cautivos. Ese fue el caso del ex presidente de la Unión Industrial Argentina, Gilberto Montagna Terrabusi, nieto del inmigrante italiano que en 1911 junto a sus dos hermanos creó la fábrica de galletas y bizcochos, quién no dudo de vender la firma. La empresa Nabisco pagó por ella 500 millones de dólares, que pasaron a formar parte de las cuentas en el exterior de los descendientes de la familia.

Sin responsabilidad social, sin comprender que esa empresa se hizo fuerte por venderle al mercado interno y haber recibido todo tipo de ayuda del Estado argentino, transfirieron su propiedad y fugaron, con lo que se produce la extranjerización de la empresa (que pasa a administrarse en forma global y las decisiones son tomadas en su casa matriz en el exterior y en función de la rentabilidad esperada y en acuerdo a las otras empresas del grupo Kraft [2] en el mundo) y ellos, los Montagna Terrabusi, forman parte de esa elite de ricos sin empresas, como los define Alejandro Gaggero en su trabajo “La elite de la liquidez: crisis macroeconómicas, reconversión empresarial y el patrimonio externo de los ricos argentinos”[3], como muchos y conspicuos empresarios locales que tienen fortunas en el exterior pero perdieron sus empresas en el país.

En verdad, no le va mejor a los que se quedaron con sus empresas (por ahora). La deuda en dólares y la devaluación hacen que muchas empresas locales, que incluso operan con ganancia, tengan pérdidas financieras por el crecimiento exponencial de la deuda, como es el caso del Grupo Financiero Galicia, de las familias Ayerza, Braun y Escasany, cuya acción valía 7 dólares en enero y en diciembre de 2018 vale 2,50 dólares. Y peor el caso del Grupo Clarín, que en el Balance al 30 de septiembre de 2018 debe por un lado excluir a Cablevisión, empresa que por sí sola cerró con una pérdida de $ 19.242 millones, y el Resultado Financiero Neto de los nueves meses del año 2018 del Grupo fue negativo en $ 638,5 millones. Los resultados negativos se debieron al impacto de la depreciación del peso en la deuda denominada en dólares.

El fin del gobierno de Cambiemos es un Estado nacional endeudado (duplicó la deuda que recibieron el 10 de diciembre de 2015), pero también provincias endeudas en divisas (entre ellas y principalmente la Provincia de Buenos Aires) y empresas endeudadas, con la conducta vendedora de sus dueños que nos hacen presagiar mayor extranjerización de la economía argentina.

En estas condiciones, el camino a seguir hace que se agranden las palabras del Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera, quien vino al país y en distintos reportajes sostuvo: “Cuando fuimos elegidos, lo primero que hicimos desde el Estado fue tomar el control real de los principales mecanismos de generación de excedentes, como el gas, la electricidad y las telecomunicaciones.

Lo segundo, apostar por el mercado interno con una globalización selectiva en la que aceptábamos lo que nos convenía como país y manteníamos una actitud de proteccionismo interno en lo que nos convenía… Nosotros apostamos al otro motor de la economía que es el consumo interno, distribuir riqueza para promover el consumo. Distribuir riqueza es un hecho de justicia, pero también sirve como combustible de la dinámica interna. Y lo último fue vincular el capital bancario con el productivo. Señor banquero, no nacionalizamos los bancos, pero el 60% de los ahorros hay que inyectarlo en la producción a un tipo fijo del 5% anual. El resto del capital lo puede sacar, puede ponerlo al 10%, al 20%, o a lo que quiera, pero el 60% va a la producción. Así se dinamiza el aparato interno. Todo esto ha permitido que la economía funcione cuando el precio de los commodities era alto y que siguiera funcionando cuando caía”.

Porque alguna vez, en este país del fin del continente hubo gobernantes como Las Heras y prósperos comerciantes como Guillermo Brown.

(*) Licenciado en Economía, profesor de Política Económica y de Instituciones Monetarias e Integración Financiera Regional en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA Fue Director Nacional de Programación Macroeconómica en el Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación. Analista senior asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE).

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

El problema actual argentino sigue siendo quién conduce y para qué

  Horacio Rovelli| Napoleón Bonaparte preparó la Batalla de Austerlitz, donde las fuerzas …

DOSSIER| Hidroeléctrica de Itaipú, la negociación y el debate para 2023

Nodal-Jerovía| La hidroeléctrica de Itaipú, creada por el tratado de 1973 entre Paraguay …

México y su ciclo económico postneoliberal

  Lucía Converti-Celag| Después de 36 años de neoliberalismo que hundieron a la …

Bolivia con y sin bonos sociales: una comparación contrafáctica

Cristina Arancibia y Daniel Macas| Los Programas de Transferencias Monetarias Condicionadas (PTMC), comúnmente …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

El capitalismo está en un momento delicado

Michael Roberts|La reciente reunión del FMI y el Banco Mundial en Washington ha …

Boeing, las alas de la codicia

Alejandro Nadal|El vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló pocos minutos después de …

China y la gestión de sus inversiones en los países del Sur

  Daud Khan-IPS| Hace medio siglo, China era un país pobre con poca …

La riqueza obliga. La pobreza en Alemania

Ulrich Schneider|Según el último informe de la Federación Alemana de Sindicatos, más de …

Ecología

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

Producción de alimentos: disonancia terrible entre lo que es y lo que se pretende

 Beamspot y Rafael Romero| En esta serie de El Discurso del Sistema. Antítesis …

El mantenimiento del extractivismo y las desigualdades que trae la revolución digital

 Beamspot y Rafael Romero| En esta serie de El Discurso del Sistema. Antítesis …

México: El tren que no es maya

Silvia Ribeiro|Muchas son las interrogantes sobre los megaproyectos anunciados por el gobierno de …

Energía

DOSSIER| Hidroeléctrica de Itaipú, la negociación y el debate para 2023

Nodal-Jerovía| La hidroeléctrica de Itaipú, creada por el tratado de 1973 entre Paraguay …

El Discurso del Sistema. Antítesis V: La esclavitud de la deuda.

Beamspot y Rafael Romero-The Oil Crash| Hoy en día, lo más común a …

El petróleo, Rusia y Venezuela

Hernando Kleimans| Un productor de petróleo como Rusia, involucrado en sostener el precio …

Producción, abasto y distribución: Compañías españolas avanzan en el sector eléctrico mexicano

  Armando G. Tejeda-La Jornada| Poco a poco, de forma sostenida y silenciosa …

Documentos

Desenvolvimento e Democracia: um olhar sobre a semiperiferia brasileira na era neoliberal

Wolney de Carvalho y Jales Dantas da Costa| O artigo analisa a evolução …

Argentina: Bases para un programa económico de reconstrucción nacional

Una propuesta de medidas de corto, mediano y largo plazo para el próximo …

Dossier: A cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo

Varios Autores|Son muchos los símbolos que encierra la figura de Rosa Luxemburgo, una …

El modelo macrista (para no imitar)

  Horacio Rovelli|El diccionario castellano define como “modelo económico” al concepto proposicional o …

Biblioteca

Descolonizar la subjetividad: Hacia una nueva razón utópica indo-afro-latinoamericana

Descolonizar la subjetividad. Hacia una nueva razón utópica indo-afrolatinoamericana (Isabel Rauber en diálogo con Lidia Fagale) resume -en formato libro- una extensa, profunda y coloquial conversación con la filósofa e investigadora Isabel Rauber. En este tiempo es necesario hacer un recorrido por gran parte de su ideario, rescatando los esfuerzos …

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

Genaro Rodríguez Navarrete|Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que la deuda pública bruta de los gobiernos centrales de 18 países de América Latina aumentó, en promedio, del 39,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 al 42,3% en 2018. Esta diferencia de 2,9 puntos …

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío

Elites y captura del Estado: control y regulación en el neoliberalismo tardío es el título del libro editado por FLACSO (sede argentina) compilado por Daniel García Delagado, Cristina Ruiz del Ferrier, y Beatriz de  Anchorena,. (2018).

Amazonía brasileña: La pobreza de un pueblo como resultado de la riqueza de la tierra

Como la zona tropical más extensa del mundo, la más rica en minerales y la mayor reserva biogenetica del planeta, la Amazonia es uno de los territorios más buscados por el capital global. A medida que la derecha avanza sobre Brasil, Jair Bolsonaro abrió al avance del capital sobre la …

La Internacional del Capital Financiero

La montaña de deudas privadas de las empresas estará en el corazón de la próxima crisis financiera

 Eric Toussaint| Ya se unieron todos los ingredientes de una nueva e importante …

Las Calificadoras, convertidas por el sistema en un instrumento de dominación

   Jorge Notaro| Las agencias calificadoras de riesgo, con sus recomendaciones y propuestas, …

La trampa de la regresividad fiscal: Ecuador y el FMI

Jonathan Báez| La anterior semana se develó la carta de intención con las …

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

Genaro Rodríguez Navarrete|Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe …

Ejes del acuerdo de Ecuador con el FMI

  Juan J. Paz-y-Miño Cepeda|Gracias a la presión ciudadana, por fin pudo conocerse …

¿Para qué necesitamos a los bancos centrales?

Adam Tooze| En Enero de 2013 la Reserva Federal de los EEUU hizo …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Finanzas y precios internacionales de las materias primas: un riesgo regional

Pablo Wahren| En recientes artículos publicados por CELAG analizamos cómo la política monetaria …

James Nayler (1656) y Lula (2018): El banco de los reos y la lucha de clases

  Felipe Martins Oliveira Santana| El día 7 de abril de 1918, el …

Inteligencia artificial: ¿una oportunidad o una amenaza?

Eduardo Camín| La hoja de ruta continua, los dados ya están echados. La …

UE: “reinventar” el modelo económico para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU para 2030

  Andrés Gil -Eldiario.es| Hace más de una década, Nicolas Sarkozy propuso “refundar” …

Venezuela

Impacto de la guerra económica contra el pueblo de Venezuela

Pasqualina Curcio| “Estados Unidos prepara nuevas y significativas sanciones contra Venezuela” [2]. Este …

Venezuela: Suspender el pago de la deuda y crear un fondo humanitario de urgencia

Eric Toussaint|No hay ninguna duda de que nos debemos oponer activamente a la …

El bloqueo contra Venezuela: entre las agresiones encubiertas y la legalización del saqueo

Pablo Giménez||La presente situación venezolana, creada a partir de la auto proclamación del …

Venezuela: Moratoria de la deuda y plan de apoyo solidario (Primero el pueblo. No al pago de la deuda externa)

  Simón Andrés Zúñiga| La semana pasada hicimos un planteamiento en el artículo …

Opinión

La teoría de la relatividad judicial

Miguel Rodríguez Villafañe| Albert Einstein uno de los mejores científicos del siglo XX, …

La crisis del sindicalismo contmporáneo y los impactos del derecho sindical y el del trabajo (español y portugués)

 Sávio Delano Vasconcelos Pereira| Este artículo se propone lanzar reflexiones críticas sobre las …

Adam Smith y los chalecos amarillos

Eric Toussaint|En realidad, a Adam Smith (1723-1790) se lo sigue conociendo muy mal. …

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

Entrevistas

El ascenso de China como potencia mundial. Entrevista a Au Loong-Yu

Ashley Smith entrevista a Au Loong-Yu| El rápido ascenso de China como un …

Francisco Louca: La única lección es que hay que huir lo más pronto del FMI y su política de austeridad

Pedro Brieger-Nodal|El gobierno argentino está aplicando las recetas dictadas por el Fondo Monetario …

Pierre Salama: “Argentina está cerca del default”

  Julián Blejmar| “Surrealista”. Esa es la primer definición que se le ocurre …

El G20 y la gobernanza global: ¿cambiará algo después de Buenos Aires?

  L’Ombelico del Mondo|  José Antonio Sanahuja, Director de la Fundación Carolina y …

Temas

Boeing, las alas de la codicia

Alejandro Nadal|El vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló pocos minutos después de …

Argentina, más grave que Grecia y lejos de Portugal

Claudio Katz| La economía argentina afronta dos posibilidades: una gran crisis antes o …

Perguntas e respostas sobre a dívida pública brasileira que você precisa saber

  João Fragoso| Vamos supor que o governo tenha um programa de investimentos …

El círculo se va a cerrar: El FMI quiere que la próxima corrida del dólar le estalle al nuevo gobierno argentino

Horacio Rovelli |“La letra que faltaba, la perfecta forma que supo Dios desde …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Actualización o veneración de la teoría de la dependencia

Claudio Katz| Nuestra reformulación de la teoría de …

O sistema-mundo capitalista e os novos alinhamentos geopolíticos no século XXI: uma visão prospectiva

Carlos Eduardo Martins| Neste artigo, apontamos as principais características …

Pensamiento crítico

¿A los salvavidas? Dólar, causas y consecuencias de la variable que más psicosis colectiva produce

Martín Birman Kerzemblat| Ser de izquierda y hablar del dólar ¿Una contradicción? Escribir una nota fruto del brusco salto del dólar parece ser una contradicción si uno es de izquierda. Más aún son los sectores de centro y derecha los que están al acecho en estas situaciones a fin chicanear …

Las perspectivas demográficas del capitalismo

Michael Roberts|Hay una característica sobresaliente de la estadística del capitalismo del siglo XXI. El capitalismo es cada vez más incapaz de desarrollar lo que Marx llamó las “fuerzas productivas” (es decir, la tecnología y la fuerza de trabajo necesarias para expandir la producción de cosas y servicios que necesita o …