Home » Latinoamerica » Currently Reading:

El Tratado de Libre Comercio Argentina-Chile: el camino a un retorno encubierto del ALCA

agosto 20, 2018 Latinoamerica No Comments

Luciana Ghiotto, Patricio López| Actualmente se encuentra en tratamiento parlamentario en los Congresos de Chile y de Argentina el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países. Este TLC fue firmado en enero de 2018, con el objetivo de extender el Acuerdo de Complementariedad Económica (ACE) N°35 vigente desde 1996.

Este Tratado se enmarca en el acercamiento de los bloques de la Alianza del Pacífico y del Mercosur. Este hecho es fundamental para entender la importancia política que reviste este Tratado. En la reciente Cumbre de la Alianza del Pacífico realizada en Puerto Vallarta, México, en julio, se anunció un plan de acción para avanzar en la convergencia entre ambos bloques, la cual viene en negociación desde hace al menos un año. En ese sentido, el presidente chileno Sebastián Piñera manifestó que se han propuesto generar una “gran zona de libre comercio en América Latina”1. Este tratado bilateral avanza entonces en ese objetivo, ya que para realizar la convergencia se necesita que los países miembros firmen entre ellos TLC bilaterales, de acuerdo a las disposiciones de la Alianza del Pacífico.

El nuevo ALCA regional: nuevos tratados, viejos temas

El TLC Chile-Argentina ha sido presentado como un nuevo “marco regulatorio” en la relación bilateral, inocuo y sin peligros, que simplemente “profundiza y extiende el marco jurídico bilateral del espacio económico” ya regulado por el ACE N°35. Efectivamente, se trata de un TLC que no modifica la sustancia del comercio entre Chile y Argentina. Entonces nace una primera pregunta: ¿cuál es el sentido de este Tratado de Libre Comercio si no modifica las condiciones del comercio entre ambos?

Ya lo sabemos: los TLC tratan sobre mucho más que aranceles y tarifas. Estamos en realidad hablando de tratados que avanzan en la desregulación y liberalización de amplias actividades económicas que en las últimas décadas han estado en mano de los Estados, especialmente los servicios públicos: provisión de servicios básicos, educación, salud, sistema de pensiones, correo, telecomunicaciones, transporte en general, etc. Esas actividades han pasado gradualmente a manos privadas sobre la base de que sólo “Estados modernos”, pequeños, ágiles y eficientes, atraerán las inversiones extranjeras hacia nuestros territorios.

Entonces, al igual que el ALCA hace más de 10 años, los nuevos TLC son la herramienta legal de las fuerzas privadas que empujan por una apertura económica indiscriminada en nuestros países. Esto se realiza a través de los llamados “temas regulatorios” o “temas asociados al comercio”, algunos de los cuales fueron incorporados en los años noventa como Servicios, Contratación Pública, Telecomunicaciones, Inversiones, Propiedad Intelectual y Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (y hoy se suma Comercio Electrónico). Varios de estos temas fueron incorporados en las agendas de negociación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 1994, a partir de la presión de las empresas transnacionales más poderosas de los EEUU (como la industria de Hollywood, las grandes farmacéuticas y las empresas de servicios). En ese mismo periodo estos temas fueron agregados a los Tratados de Libre Comercio negociados por EEUU como el NAFTA, y posteriormente a la propuesta del ALCA. Hoy aparecen nuevamente en Tratados como el TPP-11.

Este Tratado también posee nuevos temas que refieren a los procesos regulatorios internos de los países a partir del mecanismo de Coherencia Regulatoria y las “buenas prácticas regulatorias”, que se han insertado dentro de los capítulos de Facilitación del Comercio y Obstáculos Técnicos al Comercio. La Coherencia Regulatoria implica la tendencia a la compatibilización y homogeneización de las legislaciones internas de los países así como de sus procesos regulatorios internos2. A través del término “Transparencia” se delimita un nuevo mecanismo para la regulación estatal que implica el diálogo con los “sectores interesados” (stakeholders) frente a nuevas regulaciones que vayan a ser adoptadas dentro del orden legal.

Ese proceso de diálogo está enmarcado en la noción de “buenas prácticas regulatorias” que implica que los Estados faciliten al máximo la circulación de las empresas, liberando a los inversores extranjeros del “peso” (burden) de la burocracia y de los procesos administrativos. Este mecanismo es hoy impulsado por foros internacionales como la OCDE y el G20, y fue incorporado en el TPP-11 y en el frenado Tratado Transatlántico (TTIP). Estos mecanismos vienen directamente a intervenir en los mecanismos democráticos de toma de decisiones de los Estados3.

La inclusión de todos estos temas ha sido fuertemente criticada por la sociedad civil durante los últimos 25 años, justamente porque implica privilegios de propiedad para las empresas transnacionales y los inversores extranjeros, cuyos derechos se convierten de hecho en el nuevo estándar para la legislación, mientras se socava la posibilidad de aplicación de los derechos humanos, disposiciones que pasan a ser soft law, o ley blanda frente a los derechos privados. Mediante este tipo de tratados, las empresas pueden demandar a los Estados en los tribunales de arbitraje internacional (como el CIADI), mientras que los Estados sólo pueden llevar a una empresa por violación de derechos humanos o medioambientales a los propios tribunales nacionales, que luego son acusados de parciales y poco objetivos. Diversos casos de demandas de empresas contra Estados han generado grandes debates internacionales, ya que muestran justamente lo desigual entre los derechos de ambos4.

¿Temas “modernos” de los TLC o cáscaras vacías?

Además de los temas de los años noventa, en este tratado también se incorporaron algunos temas más novedosos, lo cual hace que los TLC más recientes sean presentados como “marcos regulatorios modernos”. Se trata de capítulos de Género y Comercio, Medioambiente y Desarrollo con énfasis en el rol de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyME).

Pero estos capítulos son solamente cáscaras vacías, es decir que no son operativos, no plantean objetivos específicos ni cronogramas de trabajo, así como tampoco estipulan obligación alguna para que los Estados realicen políticas específicas que vayan de acuerdo a estos capítulos. Además, se aclara en estos capítulos que los Estados no pueden hacer uso del mecanismo de Solución de Controversias del propio Tratado (Capítulo 18) para plantear que los objetivos de estos capítulos no están siendo observados o cumplidos, o que el otro Estado está violando el acceso a las disposiciones de alguno de estos capítulos. Esto muestra que se trata de capítulos que intentan rellenar temas vacantes en los TLC, pero que no tienen una operatividad real.

Por ejemplo, el Capítulo de MiPyME sólo establece una cantidad de enunciados que hace al reconocimiento de las Partes de que las MiPyMES se incorporen al comercio bilateral. Para hacer un seguimiento, establece un Comité MiPyME, que es el único objetivo específico planteado por el Capítulo. Sin embargo, frente a cualquier desavenencia entre las Partes, se hace hincapié en que ambos harán los esfuerzos mediante el diálogo, cooperación y consultas para resolver la situación problemática.

Lo mismo sucede con los capítulos Laboral, de Medio Ambiente y de Género: la modalidad en que se redactan las cláusulas es a partir del “reconocimiento” que hacen las Partes de la importancia de la defensa de los derechos laborales y medioambientales, pero no plantean la posibilidad de que un Estado actúe sobre el otro frente a la violación de tales derechos. En ese sentido, todo queda en el plano de la buena voluntad.

En el caso específico del capítulo sobre Género y Comercio (capítulo 15), este TLC plantea que el objetivo es lograr la “participación más equitativa de hombres y mujeres en los negocios, la industria y el mundo del trabajo”. El eje está puesto sobre el “empoderamiento económico de las mujeres”, pero no dice nada de los impactos que la liberalización comercial tiene en todos los ámbitos de la vida de las mujeres5.

Diferentes reportes e investigaciones6 ya han mostrado que en lugar de romper las desigualdades estructurales de género, la liberalización comercial reciente ha reforzado esas desigualdades al dar un poder creciente a las empresas multinacionales que son dirigidas por hombres7. Estos Tratados son generalmente firmados sin analizar cómo afectarán de forma diferenciada a mujeres y hombres.

Además, el TLC se propone el aumento de las tasas de participación de las mujeres en la economía ya que eso contribuiría a un desarrollo económico sostenible (Art 15.1.3). Ese punto de partida es discutible, ya que existe evidencia que demuestra que el comercio no siempre redunda en mejores condiciones de vida. El comercio -en algunas ocasiones- provoca el aumento de la tasa de actividad, pero los puestos de trabajo que se generan son de baja calidad, bajos salarios y en condiciones precarias. Un caso testigo de esto es la proliferación de maquilas en México a partir de la firma del NAFTA, en donde se emplea en su mayoría a mujeres pobres, migrantes, con muy bajos salarios y jornadas de trabajo que superan las 12 horas, dejándolas en un fuerte estado de vulnerabilidad laboral y social.

Otro TLC sin debate ni estudios de impacto

Por último, vemos que se sigue repitiendo el modus operandi de todos los TLC de la región: un nuevo proceso de ratificación a espaldas de la ciudadanía y sin estudios de impacto que acrediten la necesidad de este Tratado.

Dos hechos marcan el modo en que se está dando el tratamiento en ambos Congresos. Por un lado, el Senado argentino, donde recientemente ha entrado el TLC para su ratificación, sólo envió el tratado a una comisión, la de Relaciones Exteriores, en donde en representación de la “sociedad civil” sólo fueron invitados la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, la Cámara Argentina de Biocombustible, la Cámara de Exportadores y la Unión de Industriales de la Argentina (UIA). Quedaron afuera de este “debate” representantes de los sectores afectados por los capítulos regulatorios del Tratado, que como dijimos son su fuerte: representantes de organizaciones de la salud, de la educación, de mujeres; organizaciones sindicales; organizaciones de PyMEs, del campo; etc.

Por otra parte, en el Congreso chileno, la bancada de diputados de Revolución Democrática, parte del Frente Amplio, presentó un proyecto de Resolución que fue aprobado por amplia mayoría el día 2 de agosto, donde se “solicita al Ministerio de Relaciones Exteriores una evaluación de los tratados de libre comercio existentes y un mayor estándar de evaluación para los acuerdos de futuros tratados de este tipo y sus modificaciones”. Este pedido de los diputados, sin precedentes en Chile y podríamos aseverar en toda la región, se realiza en el país que ha firmado la mayor cantidad de tratados a nivel global, por lo cual señala la existencia de un malestar en ciertos sectores políticos y sociales sobre los efectos que estos TLC han tenido sobre el país desde su entrada en vigencia.

Estos hechos nos señalan dos elementos clave: 1) la falta de transparencia en la discusión de un TLC que, como señalamos, tiene impactos directos sobre la capacidad de regulación de los Estados en una gran cantidad de materias; 2) el reclamo creciente acerca de la necesidad de que no se adopten estos TLC sin los estudios de impacto previos pertinentes que muestren los efectos sobre un amplio abanico de sectores sociales y económicos10, así como sin consulta previa y de carácter vinculante a las comunidades afectadas.

En un contexto de fuerte incertidumbre global, la estrategia de firma de TLC debería al menos ser puesta en cuestión, y rediscutirse a la luz de evidencias empíricas tras 25 años de TLC a nivel global, y con claros impactos en los países latinoamericanos. En definitiva, no se puede seguir firmando tratados que privilegian los derechos de las corporaciones por sobre los derechos sociales.

*Ghiotto es investigadora de CONICET-Argentina con sede en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). Miembro de ATTAC Argentina y de la Asamblea “Argentina mejor sin TLC”. Colaboradora de Transnational Institute (TNI). López es periodista chileno, irector de Radio Universidad de Chile. Ha participado en la Plataforma Chile Mejor sin TLC.

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

No solo es el petróleo: austeridad y Presupuesto 2019 en Ecuador

Jonathan Báez| La proforma del Presupuesto General del Estado (PGE) del año 2019 …

Bolsonaro, una amenaza para el Amazonas

Ulises Noyola Rodríguez| La región del Amazonas está amenazada por las actividades de …

La corrupción y la excepcionalidad de México

Oscar Ugarteche| El caso de nueva corrupción más saltante del siglo XXI es …

Brasil: El abandono del Mercosur, el rentismo y el suicidio de la burguesía

  Jeferson Miola| Bastaron 48 horas para que las entidades y los liderazgos …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Nuevos desafíos al multilateralismo: Cumplir la agenda 2030

Fernando Ayala|«La Agenda 2030 es un plan de acción en favor de las …

OMC: La batalla final ¿por la deconstrucción del modelo de globalización?

  Eduardo Camín-CLAE|El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) Roberto …

La Alianza Transatlántica sobrevivirá a Trump

Mark Weisbrot| Cada semana y, con frecuencia, más de una vez por semana, …

OIT quiere “mejor futuro del trabajo”, en medio del desempleo

  Eduardo Camín| La 19ª Reunión Regional Americana  de la Organización Internacional del …

Ecología

Informe Planeta Vivo 2018: ¿Antropoceno con crecimiento sostenible?

Damián Morassi| Cada dos años podemos ver el avance de la degradación ambiental …

Caos climático, capitalismo y geoingeniería

Silvia Ribeiro| Se acaba de hacer público un nuevo informe del Panel Intergubernamental …

La encrucijada climática

   Julio César Centeno|La especie humana se ha convertido en una amenaza para …

Se prohibirá el uso del fracking en México, anunció López Obrador

Vicente Juárez-La Jornada| Andrés Manuel López Obrador afirmó en San Luis Potosí que …

Energía

Dependencia mexicana de EEUU: Sube 63% importación de gasolinas; baja 50% la producción

Juan Carlos Miranda-La Jornada| La producción de gasolinas en México disminuyó 50 por …

Esperando el golpe (la nueva recesión)

Antonio Turiel-TheOilCrash| Si siguen  la prensa económica convencional, habrán notado que en las …

Guerra comercial entre EEUU y China: Los nuevos escenarios petroleros

Ernesto J. Navarro-RT| Las sanciones unilaterales de EE.UU. contra países productores impactan en …

Se prohibirá el uso del fracking en México, anunció López Obrador

Vicente Juárez-La Jornada| Andrés Manuel López Obrador afirmó en San Luis Potosí que …

Documentos

La globalización y sus alternativas: una entrevista con Samir Amin

Instituto Tricontinental de Investigación Social| Justo antes de morir, Amin concedió una larga …

Las negociaciones entre la UE y Mercosur: entre asimetrías, concesiones y preservación del derecho al desarrollo

  Viviana Barreto y Natalia Carrau-Amigos de la Tierra| Las negociaciones entre la …

La alimentación mundial: entre inversiones oscuras y datos masivos

Grupo ETC| A todo lo largo de la cadena alimentaria hay furor por …

Desarrollo económico y/o buen vivir: dilema actual del latinoamericano

Wolney Roberto Carvalho y Félix Pablo Frigeri| Desarrollo y Buen Vivir aparecen en …

Biblioteca

Reformas fiscales en América Latina y el Caribe

Últimamente varios países de la región han iniciado proyectos de reformas fiscales de carácter regresivo, que han recibido el rechazo mayoritario de la población. En esta edición, se plantea que las reformas deben apuntar a un mayor desarrollo social y económico de carácter inclusivo, vinculado con la progresividad de los …

Hacia una agenda estratégica entre México y China

Enrique Dussel Peters (París, 1965), director del Centro de Estudios China-México (Cechimenx), ha publicado, en coordinación con Simón Levy-Dabbah, el libro Hacia una agenda estratégica México-China (AgendaAsia, COMEXI y Cechimex, México, 2018). La nueva obra incluye notables aportes de Liljana Arsovska, sinóloga, y Luis Rubio, economista; así como de los …

Evolución de la inversión en América Latina y el Caribe: hechos estilizados, determinantes y desafíos de política

En su edición correspondiente a 2018, el Estudio Económico de América Latina y el Caribe presenta una síntesis del desempeño de la economía regional durante 2017 un análisis de la evolución durante los primeros meses de 2018, así como las perspectivas para el año en su conjunto. Se examinan los …

Redes sociales: enredos y desenredos

Con los escándalos crecientes sobre la imbricación de las grandes plataformas de redes sociales digitales con el modelo de vigilancia imperante y la injerencia en procesos electorales, se fragiliza el mito de la neutralidad que estas empresas buscan fomentar.  ¿Qué implicaciones tiene para los derechos humanos y la democracia? ¿Se …

La Internacional del Capital Financiero

Detectan 600 mil empresas “fantasma” en México

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) de México identificó a 600 mil empresas …

El nerviosismo de las bolsas

  Francisco Louça| ¿Qué ha pasado este 10 de octubre? Las bolsas se …

¿Corrección bursátil?

 Michael Roberts|El mercado de valores de Estados Unidos se volvió volátil esta semana …

Las mafias y el FMI (video)

—   ¿Qué tienen en común Christine Lagarde, Rodrigo Rato y Dominique Strauss-Khan? …

Dinero endógeno: escondido a plena vista

Alejandro Nadal| Ya es lugar común criticar a los economistas convencionales por su …

Las mil y una noches: El macrismo hila una nueva ilusión cada día, esperando salvar su cabeza, como Scherezade

. Horacio Rovelli| El libro que conocemos como Las Mil y Una Noches …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Pinker y su optimismo ilustrado frente a Harari y su Sapiens

  Manuel de la Iglesia-Caruncho| Dos formidables obras sobre la civilización creada por …

Esperando el golpe (la nueva recesión)

Antonio Turiel-TheOilCrash| Si siguen  la prensa económica convencional, habrán notado que en las …

Deuda y guerra comercial: Hacia un nuevo capítulo de la crisis económica mundial

Carlos Carcione|La crisis financiera argentina, que continúa a pesar del auxilio del FMI, …

El negocio del endeudamiento, riquezas para unos pocos y pobreza para el pueblo argentino

Horacio Rovelli| La deuda siempre fue el mecanismo preferido de dominación.  En nuestro …

Venezuela

Venezuela-China: potencial y poder en desarrollo

  Ernesto Wong Maestre| La avalancha de acuerdos bilaterales firmados por el Gobierno …

Anclaje del salario al valor del Petro: ¿Puede funcionar?/ Algunas alertas/ La posición de Fedecámaras

José Gregorio Piña T.-15yultimo| Como siempre, hemos esperado percibir las reacciones de parte …

Los anuncios económicos de Maduro, versión 17 de agosto

El presidente de la República, Nicolás Maduro, ofreció la noche del viernes 17 …

CITGO: mentiras, verdades y posverdades

Luis Salas y Lenin Brea| Imagine que a usted, en una época de …

Opinión

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

El internacionalismo proletario del gran empresariado y la izquierda chilena

Maximiliano Rodríguez||Casi como si estuvieran enarbolando las mejores tradiciones del socialismo, el gran …

Argentina: Otro camino para enfrentar la crisis

  Claudio Katz|La reciente devaluación empuja al país a una dramática espiral de …

Economía Mundial: 50 años de crisis crónica y una década de depresión

Carlos Carcione| Los primeros episodios de la “guerra comercial” desatada por Donald Trump …

Entrevistas

Mario Valencia:“Colombia tiene una vena rota por fuga de capitales”

  SES| El tan mentado milagro económico colombiano tiene, según dice Mario Valencia …

El T-MEC, ¿primer acuerdo internacional contra China?

  Genaro Rodríguez Navarrete| Enrique Dussel Peters (París, 1965), director del Centro de …

Mendoza Potellá: Hay que buscar inversión extranjera para PDVSA y olvidarse de Faja del Orinoco

Vanessa Davies-Contrapunto| No le quita el sueño si entre los adalides de la …

Eric Toussaint: “Macri necesita de ese crédito del FMI para seguir pagando la deuda”

 Sergio Ferrari| Luego de más de una década de “distanciamiento” oficial, el gobierno …

Temas

Argentina: Las provocaciones del superministro Dujovne, el portavoz del FMI

  Juan Guahán-|“Nunca se hizo un ajuste de esta magnitud en la Argentina …

El “colapso inducido” de Argentina como meta geopolítica del Nuevo Orden Mundial

  Claudio Fabián Guevara-Motor Económico|Una de las debilidades estructurales de la resistencia autóctona …

Un desenlace inevitable: El mecanismo de la deuda como forma de subordinación y control

Horacio Rovelli| En toda la historia Argentina la deuda externa se utilizó para …

Detalles de la guerra comercial EEUU-China y las cadenas globales de valor

Oscar Ugarteche-Alfredo Ocanpo Blanco| En La guerra comercial Estados Unidos China: una visión …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

América Latina desde la teoría de la dependencia

Claudio Katz|Desde hace cuatro décadas vivimos bajo la …

Dialéctica de la dependencia: lectura obligatoria para la izquierda latinoamericana

José Galindo| Al parecer, las formas de explotación …

Pensamiento crítico

Generar alternativas de sociedad para contener las formas fascistas

Alfredo Falero | ¿Por qué vuelve el fascismo? Se pueden dar muchas respuestas. Las que menos aportan son aquellas que quedan girando en torno al “funcionamiento” de los partidos políticos y de la “democracia” entendido todo como un sombrero que se coloca sobre cualquier cabeza.

El capitalismo, sin soluciones, y la fatalidad de su poder

  Eduardo Camín-CLAE| Al calor de la creciente guerra comercial desatada por la política del presidente Donald Trump se avizoraron los primeros efectos destructivos, como el repunte del dólar en las economías emergentes. Desde la gran crisis, las economías emergentes han duplicado su deuda en dólares, hasta alcanzar cifras del …