Home » Documentos »Pensamiento Crítico » Currently Reading:

Democracia obrera

mayo 1, 2018 Documentos, Pensamiento Crítico No Comments

Antonio Gramsci y Palmiro Togliatti| Hoy se impone un problema acuciante a todo socialista que tenga un sentido vivo de la responsabilidad histórica que recae sobre la clase trabajadora y sobre el partido que representa la conciencia crítica y activa de esa clase [1]

¿Cómo dominar las inmensas fuerzas desencadenadas por la guerra? ¿Cómo disciplinarlas y darles una forma política que contenga en sí la virtud de desarrollarse normalmente, de integrarse continuamente hasta convertirse en armazón del Estado socialista en el cual se encarnará la dictadura del proletariado? ¿Cómo soldar el presente con el porvenir, satisfaciendo las necesidades urgentes del presente y trabajando útilmente para crear y «anticipar» el porvenir?

Este escrito pretende ser un estímulo para el pensamiento y para la acción; quiere ser una invitación a los obreros mejores y más conscientes para que reflexionen y colaboren, cada uno en la esfera de su competencia y de su acción, en la solución del problema, consiguiendo que sus compañeros y las asociaciones atiendan a sus términos. La acción concreta de construcción no nacerá sino de un trabajo común y solidario de clarificación, de persuasión y de educación recíproca.Imagen relacionada

El Estado socialista existe ya potencialmente en las instituciones de vida social características de la clase obrera explotada. Relacionar esos institutos entre ellos, coordinarlos y subordinarlos en una jerarquía de competencias y de poderes, concentrarlos intensamente, aun respetando las necesarias autonomías y articulaciones, significa crear ya desde ahora una verdadera y propia democracia obrera en contraposición eficiente y activa con el Estado burgués, preparada ya desde ahora para sustituir al Estado burgués en todas sus funciones esenciales de gestión y de dominio del patrimonio nacional [2]

El movimiento obrero está hoy dirigido por el Partido Socialista y por la Confederación del Trabajo; pero el ejercicio del poder social del Partido y de la Confederación se actúa para las grandes masas trabajadoras de un modo indirecto, por la fuerza del prestigio y del entusiasmo, por presión autoritaria y hasta por inercia. La esfera de prestigio del Partido se amplía diariamente, alcanza estratos populares hasta ahora inexplorados, suscita consentimiento y deseo de trabajar provechosamente para la llegada del comunismo en grupos e individuos hasta ahora ausentes de la lucha política. Es necesario dar forma y disciplina permanente a esas energías desordenadas y caóticas, absorberlas, componerlas y potenciarlas, hacer de la clase proletaria y semi-proletaria una sociedad organizada que se eduque, que consiga una experiencia, que adquiera conciencia responsable de los deberes que incumben a las clases llegadas al poder del Estado.

El Partido Socialista y los sindicatos profesionales no pueden absorber a toda la clase trabajadora más que a través de un esfuerzo de años y decenas de años. Tampoco se identificarían directamente con el Estado proletario: en efecto, en las Repúblicas comunistas subsisten independientemente del Estado, como instrumento de propulsión (el Partido) o de control y de realizaciones parciales (los sindicatos). El Partido tiene que seguir siendo el órgano de la educación comunista, el foco de la fe, el depositario de la doctrina, el poder supremo que armoniza y conduce a la meta las fuerzas organizadas y disciplinadas de la clase obrera y campesina. Precisamente para cumplir exigentemente esa función suya el Partido no puede abrir las puertas a la invasión de nuevos miembros no acostumbrados al ejercicio de la responsabilidad y de la disciplina.

Resultado de imagen para Antonio Gramsci y Palmiro TogliattiPero la vida social de la clase trabajadora es rica en instituciones, se articula en actividades múltiples. Esas instituciones y esas actividades son precisamente lo que hay que desarrollar, organizar en un conjunto, correlacionar en un sistema vasto y ágilmente articulado que absorba y discipline la entera clase trabajadora.

Los centros de vida proletaria en los cuales hay que trabajar directamente son el taller con sus comisiones internas, los círculos socialistas y las comunidades campesinas.

Las comisiones internas son órganos de democracia obrera que hay que liberar de las limitaciones impuestas por los empresarios y a los que hay que infundir vida nueva y energía. Hoy las comisiones internas limitan el poder del capitalista en la fábrica y cumplen funciones de arbitraje y disciplina. Desarrolladas y enriquecidas, tendrán que ser mañana los órganos del poder proletario que sustituirá al capitalista en todas sus funciones útiles de dirección y de administración.

Ya desde hoy los obreros deberían proceder a elegir amplias asambleas de delegados, seleccionados entre los compañeros mejores y más conscientes, en torno a la consigna: “Todo el poder de la fábrica a los comités de fábrica”, coordinada con esta otra: “Todo el poder del Estado a los consejos obreros y campesinos”.

Así se abriría un ancho campo de concreta propaganda revolucionaria para los comunistas organizados en el Partido y en los círculos de barrio. Los círculos, de acuerdo con las secciones urbanas, deberían hacer un censo de las fuerzas obreras de la zona y convertirse en sede del consejo de barrio, de los delegados de fábrica, en ganglio que anude y concentre todas las energías proletarias del barrio. Los sistemas electorales podrían variar según las dimensiones del taller; pero habría que procurar elegir un delegado por cada quince obreros, divididos por categorías (como se hace en las fábricas inglesas), llegando, por elecciones graduales, a un comité de delegados de fábrica que comprenda representantes de todo el complejo del trabajo “obreros, empleados, técnicos). Se debería tender a incorporar al comité del barrio representantes también de las demás, categorías de trabajadores que vivan en el barrio: camareros, cocheros, tranviarios, ferroviarios, barrenderos, empleados privados, dependientes, etc.

El comité de barrio debería ser emanación de toda la clase obrera que viva en el barrio, emanación legítima y con autoridad, capaz de hacer respetar una disciplina, investida con el poder, espontáneamente delegado, de ordenar el cese inmediato e integral de todo el trabajo en el barrio entero.

Los comités de barrio se ampliarían en comisariados urbanos, controlados y disciplinados por el Partido Socialista y por los sindicatos de oficio. Ese sistema de democracia obrera (completado por organizaciones equivalentes de campesinos) daría forma y disciplina permanentes a las masas, sería una magnífica escuela de experiencia política y administrativa, encuadraría las masas hasta el último hombre, acostumbrándolas a la tenacidad y a la perseverancia, acostumbrándolas a considerarse como un ejército en el campo de batalla, el cual necesita una cohesión firme si no quiere ser destruido y reducido a esclavitud.

Cada fábrica constituiría uno o más regimientos de ese ejército, con sus mandos, sus servicios de enlace, sus oficiales, su estado mayor, poderes todos delegados por libre elección, no impuestos autoritariamente. Por medio de asambleas celebradas dentro de la fábrica, por la constante obra de propaganda y persuasión desarrollada por los elementos más conscientes, se obtendría una transformación radical de la psicología obrera, se conseguiría que la masa estuviera mejor preparada y fuera capaz de ejercer el poder, se difundiría una conciencia de los deberes y los derechos del camarada y del trabajador, conciencia concreta y eficaz porque habría nacido espontáneamente de la experiencia viva e histórica.

Hemos dicho ya que estos apresurados apuntes no se proponen más que estimular el pensamiento y la acción. Cada aspecto del problema merecería un estudio amplio y profundo, dilucidaciones, complementos subsidiarios y coordinados. Pero la solución concreta e integral de los problemas de la vida socialista no puede proceder más que de la práctica comunista: la discusión en común, que modifica simpatéticamente las conciencias, unificándolas y llenándolas de activo entusiasmo. Decir la verdad, llegar juntos a la verdad, es realizar acción comunista y revolucionaria. La fórmula “dictadura del proletariado” tiene que dejar de ser una mera fórmula, una ocasión para desahogarse con fraseología revolucionaria. El que quiera el fin, tiene que querer también los medios. La dictadura del proletariado es la instauración de un nuevo Estado, típicamente proletario, en el cual confluyan las experiencias institucionales de la clase obrera, en el cual la vida social de la clase obrera y campesina se convierta en sistema general y fuertemente organizado. Ese Estado no se improvisa: los comunistas bolcheviques rusos trabajaron durante ocho meses para difundir y concretar la consigna “Todo el poder a los Sóviet”, y los Sóviet eran ya conocidos por los obreros rusos desde 1905. Los comunistas italianos tienen que convertir en tesoro la experiencia rusa, economizar tiempo y trabajo: la obra de reconstrucción exigirá ya de por sí tanto tiempo y tanto trabajo que se le puede dedicar cada día y cada acto.

Notas.

1) El partido comunista es para el Gramsci de 1919 un partido que “representa la conciencia crítica y activa de esa clase”. Una concepción del carácter de clase radicalmente diversa de la Amadeo Bordiga. No una vanguardia externa que introduce la conciencia de clase desde fuera, si no una parte de la clase, la que ha adquirido una conciencia crítica y activa. Esta concepción será constante en nuestro autor en todo el proceso que llevará a la creación del partido comunista en el congreso de Livorno de 21 enero de 1921 y durante la lucha contra el vanguardismo y el sustituismo propios del bordiguismo.(Joan Tafalla)

2) Constatemos aquí el núcleo de la idea gramsciana de que la hegemonía debe ser conquistada antes de la conquista del poder, que la democracia obrera está ya en germen en las instituciones de la clase obrera. Véase por ejemplo: C 1, 44 o C8, 52 (Joan Tafalla)

Texto publicado en el libro de A. Gramsci Allí donde la voluntad quiera y como la voluntad desee . Escritos sobre jacobinismo, bolchevismo, Lenin y la Revolución rusa. Edición de Joan Tafalla

*Artículo publicado en L’Ordine Nuovo, el 21 de junio de 1919. Traducción de http://www.gramsci.org.ar/

Fuente: http://www.elviejotopo.com/topoexpress/democracia-obrera/

Comment on this Article:







*

La renta petrolera a partir de Marx ( Alí Rodríguez Araque)

Latinoamérica

Desarrollo económico y/o buen vivir: dilema actual del latinoamericano

Wolney Roberto Carvalho y Félix Pablo Frigeri| Desarrollo y Buen Vivir aparecen en …

El gobierno presupuesta más sufrimiento para el 2019 y hasta Macri se quiere ir

  Rubén Armendáriz| El gobierno argentino anticipa ahora que la luz al final …

El presupuesto del 2019 en Colombia consolida la desigualdad y las múltiples violencias

  John Freddy Gómez , Camila Andrea Galindo|El más reciente anteproyecto de Presupuesto …

Uruguay: País serio, de frágil economía, arrastrado en el río de la globalización

  Eduardo Camín| Uruguay siempre ha aceptado de buen grado la inversión extranjera …

Cómo se reparte la torta del campo uruguayo

Global

Sudáfrica: del apartheid al neoliberalismo

Alejandro Nadal| La transición en Sudáfrica de un régimen de racismo institucionalizado a …

El hambre en el mundo, flagelo que condena a 821 millones de personas

Sergio Ferrari| Las personas subalimentadas o con falta crónica de alimentos, aumentaron estos …

Guerra comercial o la crisis del capitalismo mundial

Eduardo Camín| Los analistas advierten que el crecimiento económico mundial puede puede haber …

La formación del “capital nacional” en Bulgaria

Dr. Sc. Mincho Hristov| Las expectativas del público al comienzo de la transición …

Ecología

Urge control cambiario para poner coto a la fuga de capitales en Argentina

Jorge Marchini| Los análisis internacionales de la crisis de Argentina niegan cualquier paralelo …

La estrecha relación entre los paraísos fiscales y el cambio climático

Yago Álvarez-El Salto|La revista Nature Ecology & Evolution ha publicado un informe realizado …

La física del capitalismo

Erald Kolasi| La gente tiende a pensar en el capitalismo en términos económicos. …

Uruguay: ¿Quién cosecha los beneficios de regar?

Hemisferio Izquierdo| En octubre de 2017 se aprobó la “Ley de Riego con …

Energía

Trasnacionales canadienses, inglesas y chinas,van por el sector energético mexicano

Juan Carlos Miranda| La dinámica de la inversión extranjera directa (IED) que entró …

La corte de Arbitraje de La Haya anuló la condena por 9.500 millones de dólares contra la petrolera trasnacional Chevron en Ecuador

Una corte internacional de arbitraje anuló una condena por 9.500 millones de dólares …

Energía en Latinoamérica: cada vez menos para más personas

Demián Morassi, Erasmo Calzadilla y Aníbal Hernández| Por cuarto año presentamos nuestra revisión …

Crónica de una muerte anunciada: La desactivación del Plan Nuclear argentino

  Instituto de Energía Scalabrini Ortiz|En el día de la Energía Atómica y …

Documentos

Desarrollo económico y/o buen vivir: dilema actual del latinoamericano

Wolney Roberto Carvalho y Félix Pablo Frigeri| Desarrollo y Buen Vivir aparecen en …

Los 10 mitos y verdades sobre el G-20

La Asamblea No al G20, dio a conmocer un documentos sobre Los 10 …

El Vaticano, el desarrollo sostenible, el eje cooperativo y la revisión del sistema financiero

El siguiente documento forma parte de los debates de la quinta Cumbre Cooperativa …

Una revisión macroeconómica del acuerdo de Argentina con el FMI

Fundación Germán Abdala| Recientemente, el FMI publicó el Country Report 18/219 (CR) donde …

Biblioteca

Desde la Cuba revolucionaria: Feminismo y marxismo en la obra de Isabel Larguía y John Dumoulin

Mabel Bellucci y  Emmanuel Theumer son los autores de este libro de la Colección Grupos de Trabajo de CLACSO, editado en agosto de 2018. Los autores señalan que aunque de momento resulte tan poco conocido como enormemente olvidado fue desde la Cuba Revolucionaria que tuvo lugar el desarrollo prístino de …

Geoingeniería: El gran fraude climático

Grupo ETC-Biofuelwatch|Mientras el planeta se calienta rápidamente y esto se manifiesta en olas de calor, inundaciones, sequías y huracanes, la geoingeniería —la manipulación a gran escala de los sistemas naturales de la Tierra— se presenta cada vez más como una estrategia para contrarrestar, diluir o retrasar el cambio climático sin …

Atlas do agronegócio: fatos e números sobre as corporações que controlam o que comemos

Maureen Santos et al|A concentração do mercado de produção e distribuição de alimentos na mão de um número cada vez menor de conglomerados transnacionais não é uma realidade exclusiva do Brasil. Com dados, infográficos, cifras e mapas, o Atlas do Agronegócio demonstra que este é um fenômeno global. Ao apresentar …

Pensamiento social chino sobre América Latina

Pensamiento social chino sobre América Latina, de Yuan Dongzhen y otros autores, editadon por Wu Baiyi, y presentado por CLACSO, es el libro que ofrecemos aquí.

La Internacional del Capital Financiero

El dragón se abate sobre el dólar

Luis Esteban G. Martínez| El proteccionismo de Trump, la guerra comercial con China …

Rescates bancarios después de Lehman Brothers: Unión sagrada para una sagrada estafa

Eric Toussaint| En este texto escrito en 2008, Éric Toussaint denunciaba las respuestas …

Urge control cambiario para poner coto a la fuga de capitales en Argentina

Jorge Marchini| Los análisis internacionales de la crisis de Argentina niegan cualquier paralelo …

Argentina, crisis de la deuda y acuerdo con el FMI: Camino a un nuevo colapso del modelo

Carlos Carcione| El primer acuerdo del gobierno Macri con el FMI duró apenas …

La estrecha relación entre los paraísos fiscales y el cambio climático

Yago Álvarez-El Salto|La revista Nature Ecology & Evolution ha publicado un informe realizado …

Cómo ve el Wall Street Journal la crisis argentina en ocho gráficos contundentes

Raúl della Torre|Con una imagen de una pizarra de banco con la cotización …

MARX HA VUELTO: El mercado y las crisis

Vida y pensamiento de Rosa Luxemburgo (Vladimir Acosta)

<iframe width=”260″ height=”165″ src=”https://www.youtube.com/embed/jOGPaLm-fVs” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

LOS MITOS DEL LIBRE COMERCIO

CAPITALISMO: ¿Y si Marx tenía razón?

CAPITALISMO: Keynes vs. Hayek, ¿una pelea amañada?

Debate

Deuda y guerra comercial: Hacia un nuevo capítulo de la crisis económica mundial

Carlos Carcione|La crisis financiera argentina, que continúa a pesar del auxilio del FMI, …

El negocio del endeudamiento, riquezas para unos pocos y pobreza para el pueblo argentino

Horacio Rovelli| La deuda siempre fue el mecanismo preferido de dominación.  En nuestro …

Entre las tasas de crecimiento y el deterioro de la calidad de vida

Eduardo Camín| Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dado a conocer …

Desafíos estratégicos que impone la cuarta revolución industrial

Mario Ramón Duarte| Cuando queremos detenernos a pensar solo por un momento las …

Venezuela

Anclaje del salario al valor del Petro: ¿Puede funcionar?/ Algunas alertas/ La posición de Fedecámaras

José Gregorio Piña T.-15yultimo| Como siempre, hemos esperado percibir las reacciones de parte …

Los anuncios económicos de Maduro, versión 17 de agosto

El presidente de la República, Nicolás Maduro, ofreció la noche del viernes 17 …

CITGO: mentiras, verdades y posverdades

Luis Salas y Lenin Brea| Imagine que a usted, en una época de …

Venezuela: Control de cambios y saqueo del tesoro

  Luis Britto García|En Venezuela 97,5% de las divisas provienen de exportaciones del …

Opinión

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

El internacionalismo proletario del gran empresariado y la izquierda chilena

Maximiliano Rodríguez||Casi como si estuvieran enarbolando las mejores tradiciones del socialismo, el gran …

Argentina: Otro camino para enfrentar la crisis

  Claudio Katz|La reciente devaluación empuja al país a una dramática espiral de …

Economía Mundial: 50 años de crisis crónica y una década de depresión

Carlos Carcione| Los primeros episodios de la “guerra comercial” desatada por Donald Trump …

Entrevistas

Eric Toussaint: “Macri necesita de ese crédito del FMI para seguir pagando la deuda”

 Sergio Ferrari| Luego de más de una década de “distanciamiento” oficial, el gobierno …

David Graeber: La sociedad de los empleos de mierda

Eric Allen sido, el Vice | En 1930, el economista británico John Maynard …

Eleonora Forenza :El TLC Mercosur-UE atenta contra la equidad de género, en favor de las grandes corporaciones

Jorge Marchini| Eleonora Forenza, eurodiputada italiana del Grupo GUE/NGL, la izquierda en el …

Rosa Marques: “En Brasil recrudeció la represión y vulneración a los derechos”

Jorge Marchini| Rosa Maria Marques, es profesora titular del Departamento de Economía y …

Temas

Uruguay: El dique Maua en la ruta de la seda ¿Será posible?

 Garabed Arakelian| La enajenación propuesta para dos predios, linderos con el Dique Mauá, …

Las crisis (de deuda) que vienen

Iolanda Fresnillo-El Salto| Cuando se cumple una década desde la caída de Lehman …

Lehman Brothers, la caída hacia una de las peores crisis capitalistas que perdura

  Claudio della Croce-CLAE| El colapso financiero provocado por el estallido de la …

¿Trump dará el golpe de gracia a la economía de EEUU?

 Ulises Noyola Rodríguez|La economía estadounidense está, al expandirse 4.1% en el último trimestre, …

Blogs

El Banco Central de Venezuela y la Ley de Gresham

Luis Salas Rodríguez| El problema de las llamadas leyes de la economía es …

Sin mercado interno no hay paraíso

Luis Salas Rodríguez |A mediados del año pasado, concretamente el 24 de agosto, …

Pedagogía del especulado: Los ajuste de precio … ¿y la demanda?

Luis Salas| En días pasados en este mismo portal, en un excelente artículo …

Pedagogía del Especulado: Nicolás Copérnico, el bolívar y el principio de autoridad monetaria

Luis Salas| Nicolás Copérnico, como otros hombres y mujeres del Renacimiento, fue lo …

Noticias

Los BRICS valoran la idea de una criptomoneda alternativa al dólar

Grigory Sysoev-Sputnik| El grupo formado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica …

En el Banco Central argentino está prohibido discrepar

  Rubén Armendariz-CLAE|El Poder Ejecutivo dispuso remover al director del Banco Central de …

La mayoría de los adolescentes argentinos vive en la pobreza

 Rubén Armendáriz| Al menos uno de cada dos adolescentes es pobre: la incidencia …

Carlos Slim: Pérdida de empleos y hartazgo social, efectos de la revolución tecnológica

La rápida transformación que genera la revolución tecnológica ha provocado que empresas estén …

Enrique García: “Es momento de repensar la integración regional en Latinoamérica”

Veterano de muchas crisis, el boliviano Enrique García está a punto de terminar …

Ford anula inversión en nueva planta en México tras críticas de Trump

TdC|La automotora trasnacional Ford Motors anunció el 3 de enero que decidió cancelar …

ESPECIAL: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

América Latina desde la teoría de la dependencia

Claudio Katz|Desde hace cuatro décadas vivimos bajo la …

Dialéctica de la dependencia: lectura obligatoria para la izquierda latinoamericana

José Galindo| Al parecer, las formas de explotación …

Pensamiento crítico

América Latina desde la teoría de la dependencia

Claudio Katz|Desde hace cuatro décadas vivimos bajo la sombra del capitalismo neoliberal. Ese período comenzó con el thatcherismo, se reforzó con el desplome de la Unión Soviética y persiste en la actualidad. Modificó el funcionamiento de la economía con atropellos a las conquistas sociales, que facilitaron la gran ampliación de …

La física del capitalismo

Erald Kolasi| La gente tiende a pensar en el capitalismo en términos económicos. Karl Marx discutió que el capitalismo es un sistema político y económico que transforma la productividad del trabajo humano en grandes beneficios y rendimientos para aquellos quienes poseen los medios de producción[1].